/ domingo 12 de febrero de 2023

Combaten desaparición del monstruo acuático

Cierran sitios destinados a la conservación del ajolote en los municipios de Zacatelco y Tequexquitla

El ajolote, también conocido como “monstruo acuático” de agua dulce, una maravilla que regenera patas, aletas y la parte encefálica amputadas, en Tlaxcala está a punto de desaparecer. Las sequías prolongadas, la contaminación, depredación y la falta de apoyos institucionales son las causas que encaminan la extinción de la especie.

Este anfibio del género Ambystoma que desde la época prehispánica fue alimento y cura de enfermedades de nuestros descendientes, cada día se ve menos en los embalses.

Lee más:➡️Tlaxcala perdió hasta 80 % de los ajolotes

A propósito del Día Nacional del Ajolote, que se conmemora cada uno de febrero desde 2018, ante el cambio climático poco hay que celebrar. Y es que los proyectos de rescate de los gobiernos municipales de Zacatelco, Chiautempan, Atlangatepec, Tlaxco y Tequexquitla se han visto truncados.

Durante el periodo de Tomás Orea Albarrán, presidente municipal de Zacatelco, instalaron un criadero de la especie Mexicanus, proveniente de Xochimilco de la Ciudad de México.

De hecho, el proyecto fue denominado Santuario del Ajolote, toda vez que los reproducían con agua del manantial Los Ladrillos en el Parque Ecológico, situado en la Sección Cuarta de Zacatelco.

Más información:➡️Proyectan estudiantes criar ajolotes mexicanos, en Atlangatepec

Al ser aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, eclosionaron las primeras crías; había recursos municipales para cultivarlos y reproducirlos. Sin embargo, al concluir el periodo 2017-2021 los estanques quedaron en el abandono.

Emilio de la Peña, responsable del Santuario de Ajolotes, renunció a su cargo para postularse como candidato suplente de Movimiento Regeneración Nacional a la alcaldía de Zacatelco. Meses después, el lugar quedó en el abandono, mientras que los ajolotes fueron trasladados a la Galería de Arte Domingo Arenas, atrás de sede la Presidencia Municipal.

Actualmente, las condiciones de hábitat de esta especie acuática no son las adecuadas, solo subsisten tres ejemplares sin talla, mal alimentados y fuera de su ecosistema.

Te recomendamos:➡️Seis datos sobre el monstruo más tierno: el ajolote

En el municipio de Chiautempan hay un criadero denominado Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAs); la etapa de reproducción es en peceras, solo comercian un 20 % de los que sobreviven.

El agua que durante siglos alimentó a la laguna de Acuitlapilco, proveniente de la Malinche, se represa en terrenos aledaños al Libramiento de Tlaxcala. Ahí, a finales de 2021 se observaron algunos de la especie Mexicanus, meses después el lugar se secó.

En la represa Graciano Sánchez del municipio de Tlaxco hay otra población de este anfibio, la gente lo ve como una maravilla y ha permitido su crianza.

No dejes de leer:➡️Abandonado, observatorio de ajolotes en Zacatelco

En el municipio de El Carmen Tequexquitla, la sequía causó que el lago Totolcingo se secara desde hace cinco años, los ajolotes desaparecieron de las turbias aguas en unas 100 hectáreas.

En la presa Atlangatepec, donde su extracción está prohibida por los grupos de pescadores, cardúmenes de carpas y sardinas han acabado con los huevecillos de esta especie endémica.

EXPERIMENTAN CON SANTUARIO EN HUAMANTLA

Continúa leyendo:➡️Ajolote, atracción para los niños en internet

Con agua de lluvia y abono natural, Valente Macías ha criado en siete años, más de 300 ajolotes de 16 especies en la comunidad de Chapultepec, municipio de Huamantla. En breve, abrirá el primer Santuario en Huamantla.

El Sol de Tlaxcala constató que en cinco mil metros cuadrados, este joven de 27 años acondicionó lo que por ahora llama Granja Trigrinum (ajolotes, gallinas y conejos). Los anfibios tienen como hábitat una temperatura de entre seis y 15 grados Celsius, habitan en las faldas del Parque Nacional Malinche.

En 2022, el gobierno de Apizaco condecoró con el Premio Municipal de la Juventud a Valente de Jesús Macías, por su trabajo en la conservación, crianza y reproducción del ajolote.

Te puede interesar:➡️Adopta un ajolote y sé parte de este importante proyecto de conservación de la UNAM

Explica que los anfibios habitan en aguas turbias, frías y estancadas, pues los rayos solares los dañan en forma severa y “el alimento vivo es su preferido, como charales o lombrices que nacen de la descomposición de la mezcla de estiércol de gallinas y conejos en el agua”.


(En 2016) me regalaron diez ajolotes como remedio para la tos y la gripe que tenía, decidí llevarlos a un estanque en Huamantla pues las hembras comenzaron a desovar, pronto aumentó la población, leí que están en extinción y comenzó mi proyecto de salvamento, expresa.

Dice que en su experiencia con los ajolotes, ha detectado que se regeneran cada vez que pierde una de sus extremidades. Curiosamente alcanzan a vivir hasta 15 años, si es que antes no se convierten en salamandras terrestres o mueren por contaminación.

Lee también:➡️¿Por qué el 1 de febrero se celebra el Día Nacional del Ajolote?

Señala que el “monstruo acuático”, tiene apariencia de lagartija, vive como pescado de agua dulce, pero en su clasificación taxonómica aparece como anfibio.

Comenta que a diferencia del resto de las salamandras, el ajolote vive toda la vida entre aguas turbias, es de hábitat nocturno, caníbal cuando no tiene alimento y carnívoro que succiona las presas, porque no presenta branquiespinas.

Rememora que en 2019 obtuvo el registro ante la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) como el primer Predio de Manejo Intensivo de Animales en Vida Silvestre (Pimvs), dedicado exclusivamente a la mejora de sementales, crianza y conservación del ajolote.

Entérate:➡️En el Día Nacional del Ajolote buscan asegurar su supervivencia en el Lago de Pátzcuaro

Durante la administración de Tomás Orea el proyecto Santuario del Ajolote, ubicado en Zacatelco, contaba con recursos municipales para cultivarlos y . Sin embargo, al concluir el periodo 2017-2021 los estanques quedaron en el abandono, mientras que los ajolotes fueron trasladados a la Galería de Arte Domingo Arenas. Actualmente, solo subsisten tres ejemplares.

El ajolote, también conocido como “monstruo acuático” de agua dulce, una maravilla que regenera patas, aletas y la parte encefálica amputadas, en Tlaxcala está a punto de desaparecer. Las sequías prolongadas, la contaminación, depredación y la falta de apoyos institucionales son las causas que encaminan la extinción de la especie.

Este anfibio del género Ambystoma que desde la época prehispánica fue alimento y cura de enfermedades de nuestros descendientes, cada día se ve menos en los embalses.

Lee más:➡️Tlaxcala perdió hasta 80 % de los ajolotes

A propósito del Día Nacional del Ajolote, que se conmemora cada uno de febrero desde 2018, ante el cambio climático poco hay que celebrar. Y es que los proyectos de rescate de los gobiernos municipales de Zacatelco, Chiautempan, Atlangatepec, Tlaxco y Tequexquitla se han visto truncados.

Durante el periodo de Tomás Orea Albarrán, presidente municipal de Zacatelco, instalaron un criadero de la especie Mexicanus, proveniente de Xochimilco de la Ciudad de México.

De hecho, el proyecto fue denominado Santuario del Ajolote, toda vez que los reproducían con agua del manantial Los Ladrillos en el Parque Ecológico, situado en la Sección Cuarta de Zacatelco.

Más información:➡️Proyectan estudiantes criar ajolotes mexicanos, en Atlangatepec

Al ser aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, eclosionaron las primeras crías; había recursos municipales para cultivarlos y reproducirlos. Sin embargo, al concluir el periodo 2017-2021 los estanques quedaron en el abandono.

Emilio de la Peña, responsable del Santuario de Ajolotes, renunció a su cargo para postularse como candidato suplente de Movimiento Regeneración Nacional a la alcaldía de Zacatelco. Meses después, el lugar quedó en el abandono, mientras que los ajolotes fueron trasladados a la Galería de Arte Domingo Arenas, atrás de sede la Presidencia Municipal.

Actualmente, las condiciones de hábitat de esta especie acuática no son las adecuadas, solo subsisten tres ejemplares sin talla, mal alimentados y fuera de su ecosistema.

Te recomendamos:➡️Seis datos sobre el monstruo más tierno: el ajolote

En el municipio de Chiautempan hay un criadero denominado Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAs); la etapa de reproducción es en peceras, solo comercian un 20 % de los que sobreviven.

El agua que durante siglos alimentó a la laguna de Acuitlapilco, proveniente de la Malinche, se represa en terrenos aledaños al Libramiento de Tlaxcala. Ahí, a finales de 2021 se observaron algunos de la especie Mexicanus, meses después el lugar se secó.

En la represa Graciano Sánchez del municipio de Tlaxco hay otra población de este anfibio, la gente lo ve como una maravilla y ha permitido su crianza.

No dejes de leer:➡️Abandonado, observatorio de ajolotes en Zacatelco

En el municipio de El Carmen Tequexquitla, la sequía causó que el lago Totolcingo se secara desde hace cinco años, los ajolotes desaparecieron de las turbias aguas en unas 100 hectáreas.

En la presa Atlangatepec, donde su extracción está prohibida por los grupos de pescadores, cardúmenes de carpas y sardinas han acabado con los huevecillos de esta especie endémica.

EXPERIMENTAN CON SANTUARIO EN HUAMANTLA

Continúa leyendo:➡️Ajolote, atracción para los niños en internet

Con agua de lluvia y abono natural, Valente Macías ha criado en siete años, más de 300 ajolotes de 16 especies en la comunidad de Chapultepec, municipio de Huamantla. En breve, abrirá el primer Santuario en Huamantla.

El Sol de Tlaxcala constató que en cinco mil metros cuadrados, este joven de 27 años acondicionó lo que por ahora llama Granja Trigrinum (ajolotes, gallinas y conejos). Los anfibios tienen como hábitat una temperatura de entre seis y 15 grados Celsius, habitan en las faldas del Parque Nacional Malinche.

En 2022, el gobierno de Apizaco condecoró con el Premio Municipal de la Juventud a Valente de Jesús Macías, por su trabajo en la conservación, crianza y reproducción del ajolote.

Te puede interesar:➡️Adopta un ajolote y sé parte de este importante proyecto de conservación de la UNAM

Explica que los anfibios habitan en aguas turbias, frías y estancadas, pues los rayos solares los dañan en forma severa y “el alimento vivo es su preferido, como charales o lombrices que nacen de la descomposición de la mezcla de estiércol de gallinas y conejos en el agua”.


(En 2016) me regalaron diez ajolotes como remedio para la tos y la gripe que tenía, decidí llevarlos a un estanque en Huamantla pues las hembras comenzaron a desovar, pronto aumentó la población, leí que están en extinción y comenzó mi proyecto de salvamento, expresa.

Dice que en su experiencia con los ajolotes, ha detectado que se regeneran cada vez que pierde una de sus extremidades. Curiosamente alcanzan a vivir hasta 15 años, si es que antes no se convierten en salamandras terrestres o mueren por contaminación.

Lee también:➡️¿Por qué el 1 de febrero se celebra el Día Nacional del Ajolote?

Señala que el “monstruo acuático”, tiene apariencia de lagartija, vive como pescado de agua dulce, pero en su clasificación taxonómica aparece como anfibio.

Comenta que a diferencia del resto de las salamandras, el ajolote vive toda la vida entre aguas turbias, es de hábitat nocturno, caníbal cuando no tiene alimento y carnívoro que succiona las presas, porque no presenta branquiespinas.

Rememora que en 2019 obtuvo el registro ante la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) como el primer Predio de Manejo Intensivo de Animales en Vida Silvestre (Pimvs), dedicado exclusivamente a la mejora de sementales, crianza y conservación del ajolote.

Entérate:➡️En el Día Nacional del Ajolote buscan asegurar su supervivencia en el Lago de Pátzcuaro

Durante la administración de Tomás Orea el proyecto Santuario del Ajolote, ubicado en Zacatelco, contaba con recursos municipales para cultivarlos y . Sin embargo, al concluir el periodo 2017-2021 los estanques quedaron en el abandono, mientras que los ajolotes fueron trasladados a la Galería de Arte Domingo Arenas. Actualmente, solo subsisten tres ejemplares.

Doble Vía

¿Sabías que Tlaxcala tiene un Torneo Nacional de Robótica? Este año será el 16 y 17 de abril en la UPTx

El evento otorgará acreditaciones para participar en eventos nacionales e internacionales, como en Perú y Rumania

Círculos

Día del Beso: lugares emblemáticos en Tlaxcala para celebrarlo

En esta fecha no solo celebra el amor entre parejas, sino que también enfatiza la importancia de mostrar afecto hacia amigos, familiares e incluso nuestras queridas mascotas

Municipios

A Yeni Hernández la llaman la “loca de los perros” por bridarles protección y cobijo, en Amaxac

La falta de responsabilidad de algunas personas sobre la tenencia de animales ha obligado a Yeni Hernández a cuidar a decenas de canes

Local

Tianguis Turístico 2024: Galardonan a Tlaxcala por “Innovación del Producto Turístico”

La entidad también fue reconocida por la revista México Desconocido por la Feria de Tlaxcala

Municipios

Hoy, último día de campaña de recolección de aparatos electrónicos y llantas en desuso en Santa Cruz Tlaxcala

Dirección de Medio Ambiente de Santa Cruz Tlaxcala recolecta aparatos eléctricos y llantas en desuso para evitar contaminación y prevenir enfermedades

Local

[Actualización] Doctora Carmina Toriz entregó su servicio al sector salud por 33 años

Es recordada con cariño por quienes la conocieron en su vida laboral en el antiguo Hospital General de Tlaxcala