/ martes 25 de septiembre de 2018

No negocié en la alcoba mi candidatura: María del Carmen Ramírez

“Nunca quise el rol de primera dama”

PENSANDO EN VOZ ALTA CON...

Luchamos por los derechos políticos electorales de las mujeres y después, en un momento muy difícil, logré la candidatura al gobierno del estado. Fui muy criticada, pero, incluso, ya se legisló el tema

María del Carmen Ramírez García / Excandidata a gobernadora


  • “Perdí la gubernatura porque el PRD fue mi principal opositor. A Mariano González y al propio Gobernador les dije que no declinaría, sostiene María del Carmen Ramírez, candidata del “sol azteca” al gobierno estatal en la elección de 2004

En 1998, después de que su esposo Alfonso Sánchez Anaya ganó la gubernatura de Tlaxcala, María del Carmen Ramírez García rompió con uno de los principales tabúes de la política mexicana: rechazó la idea de ser la “primera dama” y se metió de lleno a la política, algo no visto en esos años en el ámbito nacional, mucho menos en lo local.

Contra “viento y marea”, fue senadora de la República por el principio de primera minoría y, después, aun con la oposición del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el que militaba, fue candidata al gobierno estatal.

Quiso, pero no pudo, suceder en el cargo a su esposo. Aun cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó, tras un litigio muy prolongado, que sí tenía derecho a ser abanderada a la primera magistratura de esta entidad, tuvo en contra a casi todos: a su partido, a los funcionarios del gobierno que presidía su cónyuge y a los hombres y mujeres de la política tlaxcalteca, las últimas fueron sus más férreas críticas.

En ese momento, en Estados Unidos de Norteamérica, periódicos influyentes como el New York Times destacaban el hecho de que la “primera dama”, Hillary Clinton, trabajaba a discreción para, con el apoyo del Partido Demócrata, ocupar el cargo que ostentaba su esposo Bill Clinton.

Por su condición de esposa, a Ramírez García la acusaron de que manipulaba a su pareja sentimental y que, su incursión en la política, era una obsesión como comprar ropa o zapatos en una tienda departamental de marca.

Mientras que, aprovechando la coyuntura gringa, Porfirio Muñoz Ledo, otrora dirigente del “sol azteca”, la llamó “La Hilaria tlaxcalteca” , mote que, incluso, usó como parte del proselitismo político.

Sobre ese episodio de su vida política, María del Carmen Ramírez acepta charlar con El Sol de Tlaxcala.

-¿De plano nunca quiso ser la primera dama?

-“Nunca quise, siempre me desarrollé con mis aptitudes y no a la sombra de mi esposo a quien, incluso, le coordiné su campaña para la gubernatura. Mi mentalidad era de mujer trabajadora y no de primera dama; ahora curiosamente Beatriz Gutiérrez Müller (esposa de Andrés Manuel López Obrador) también pide que la vean como mujer profesionista y trabajadora, si ustedes revisan los periódicos yo siempre dije lo mismo y me basaba en mis estudios y mi trabajo”.

-Pero el que se ríe se lleva y sabía que al meterse a la arena política le iban a llover críticas…

-“Se suponía que el partido, al ser de izquierda, sería incluyente y plural y nunca pensé que me fuera a cerrar las puertas como lo hizo, porque (los entonces líderes) decían que no había ética, ellos usaron siempre esa palabra”.

La ahora militante de Movimiento Regeneración Nacional, recuerda inclusive que las cosas estaban tan complicadas que decidió dejar la otrora Casa de Gobierno (hoy Casa Tlaxcala) e instalarse en otro lugar “para llevar mi campaña de manera independiente. Yo buscaba que no se pensara que se usaban recursos públicos y así fue. Ni un solo peso del erario fue a la campaña, siempre hemos sido gente recta”.

-Pero se le fueron encima las tribus…

-“Me criticaron lo que siempre hicieron. Te quiero decir que la esposa de Jesús Ortega siempre participaba en política”.

-O sea que protestaban con la izquierda, pero cobraban con la derecha…

-“A la fecha lo hemos visto, hoy se fueron a la derecha”.

-A ver, Maricarmen, vamos por partes, ¿cuándo decidió que quería ser senadora?

-“A mí me invitó el entonces secretario de Gobierno, Fabián Pérez, y su argumento era que yo podía concretar el continuismo del proyecto de Sánchez Anaya y del PRD. Recuerdo que fue en un viaje al entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México), justo cuando íbamos en un camión; antes se lo planteó a Alfonso y él le contestó que no podía responder por mí. En ese momento se pasó a la parte de atrás del autobús y me lo planteó de forma confusa, no le entendía, no me caía el veinte hasta que fue más claro y directo”.

-¿Y ahí mismo dijo que sí?

-“No, yo le comenté: sabes, déjame pensar y hablarlo con el Gobernador”.

-¿Pensar o consultar?

-“Pensar y hablarlo. Lo consulté con mi esposo en su calidad de jefe del Ejecutivo y primer perredista. Yo vengo de una trayectoria diferente, él tiene su propia trayectoria, yo nunca me voy a comparar con Alfonso porque somos dos personas con decisiones diferentes”.

-En qué momento le comentó al Gobernador: oye, tengo esta invitación…

-“Esa misma noche cuando llegamos a casa pues nos quedamos en México, le expresé: fíjate que me planteó esto Fabián y me respondió: Ya me lo comentó primero a mí, pero yo le dije que hablara contigo, tú eres la que debes responder sí o no”.

Eso sí, admite que ambos valoraron si su incursión en la política convenía para el proyecto político perredista, “pues nunca tomamos decisiones como el Borras”.

-¿Y convenía, Maricarmen?

-“La valoración fue que sí porque pretendíamos que el gobierno siguiera trabajando desde la izquierda y si no se ganó fue porque el PRD se constituyó como mi principal opositor y como una gran piedra”.

-Pero también se enfrentó al género. Muchas mujeres perredistas se opusieron a sus aspiraciones…

-“Sí, cuando mis compañeras se enteraron se opusieron y yo les pedí que actuaran con solidaridad, si me conocían en el trabajo nos teníamos que apoyar entre mujeres. En vez de criticarme les pedía que me apoyaran y no fue así”.

“FUI MUY CRITICADA, PERO ABRIMOS BRECHA”

Lo cierto es que María del Carmen Ramírez rompió tabúes políticos en este país cuando, en tiempos en los que dominaban los “machos políticos”, intentó convertirse en gobernadora a sabiendas de que su esposo fungía como titular del Ejecutivo estatal.

Se rompieron paradigmas, la pareja de un político no podía competir en la misma arena y creo que abrimos brecha. Luchamos por los derechos políticos electorales de las mujeres y después, en un momento muy difícil, logré la candidatura al gobierno del estado. Fui muy criticada, pero, incluso, ya se legisló el tema. Ahora vemos el caso de Martha Érika Alonso, esposa del exmandatario Rafael Moreno Valle. Se van sentando precedentes y se abren espacios para las mujeres

“ALFONSO ME DIJO: VAS A PERDER”

-¿En qué momento le expresó a Sánchez Anaya que quería ser gobernadora?

-“No, pues los senadores eran los candidatos naturales a la gubernatura”.

-No siempre, Maricarmen…

-“En efecto, pero había condiciones para participar y ganar”.


-¿La decisión de que fuera la abanderada se tomó en la alcoba? Es decir, en la intimidad de pareja soltó: soy tu esposa, quiero sucederte en el cargo y debes ayudarme, ¿fue más o menos así?

-“No, fíjate que Alfonso y yo nunca nos hemos hablado en esos términos, por eso llevamos 34 años de casados, siempre hemos sido respetuosos uno del otro. Quiero dejar constancia de que las decisiones han sido personales y muy tersas, nunca nos hemos obligado a nada, no nos hemos faltado al respeto y no ha habido malos tratos, cachetadas, gritos, sombrerazos y obligaciones”.

Insiste en que Sánchez Anaya nunca le prohibió candidatearse, “al contrario, me ofreció su apoyo porque me comentó: soy feminista y sé que eres una mujer trabajadora, además de que el proyecto ideológico seguiría”.

En toda esa excitación social, Ramírez García solo tuvo tres semanas para hacer campaña, pues el resto del tiempo lo ocupó defendiendo la candidatura en los tribunales electorales federales, mientras en Tlaxcala el líder nacional del “sol azteca”, Leonel Godoy, sin esperar el resultado de los magistrados, ungió a Gelacio Montiel Fuentes como el sustituto al grado de que lo registraron como tal ante el Consejo General del desaparecido Instituto Electoral de Tlaxcala.

“Cuando llegó el 15 de septiembre sabía que ya no iba a ganar porque no me daba tiempo. Sabíamos que no tendríamos tiempo para convencer a la gente y que ya no tuviera dudas de mi candidatura”, revela.

Continúa: “el propio Gobernador sabía que iba directo a la derrota, porque con su experiencia política y sensibilidad me comunicó que ya había hecho un análisis a fondo: vas a perder y le dije: ni modo, de aquí al final”.

“A GONZÁLEZ ZARUR Y A SÁNCHEZ ANAYA LES ACLARÉ QUE NO DECLINARÍA”

En la recta final de la campaña, el panista Héctor Ortiz Ortiz, acérrimo rival político del matrimonio Sánchez Anaya-Ramírez García, se perfilaba como el favorito para ganar la elección y, ante un incipiente uso de las redes sociales, las noticias circulaban en los corrillos políticos y mesas de café donde se hablaba, incluso, de acuerdos para en la recta final del proselitismo, Ramírez García declinara a favor del priista Mariano González Zarur.

-¿Hubo intentos para que declinara a favor del priista?

-“Mariano González Zarur y yo nos reunimos 15 días antes y le dije: discúlpame yo no voy a declinar a tu favor. Aunque no me lo pidió expresamente sí lo fue tácitamente ya que nos reunimos para hablar de eso. Le dejé en claro que yo no estaba jugando, que yo no había salido de mi casa con un mandil a participar, pues desde siempre he sido una profesional de la política y además me tengo respeto”.

-¿Lo pensó alguna vez?

-“Jamás lo hubiera aceptado porque uno queda fatal, ahí está lo que le pasó aquella vez (en la elección de 2010) a Minerva Hernández (entonces perredista) al declinar a favor de la panista Adriana Dávila Fernández”.

-¿En algún momento Sánchez Anaya le pidió que renunciara o declinara?

-“Sí, me lo pidió en algún momento, pero de una forma respetuosa, él es un hombre muy controlado en su carácter, pero sí me lo pidió al decirme que tuviera que pensar si seguía adelante o no y le respondí que seguía adelante”.

-¿Discutieron? ¿Tuvieron problemas?

-“Nunca discutimos. Sí tuvimos algunos problemas, pero superables. Siempre resolvemos las cosas dialogando. Hoy seguimos casados”.

-¿Dolió la derrota, Maricarmen?

-“El hecho de haber salido derrotada en las urnas me dejó una gran lección, me hizo madurar y aprendí una gran lección, pues el ser humano tiende a aprender más de sus derrotas, así que lo vi de forma positiva.

-¿Se arrepiente de ese episodio en su vida?

-“No, para nada. Si volviera a nacer lo volvería a hacer”.

Maricarmen en palabras

  • PRD: Decadencia
  • Morena: Esperanza
  • Andrés Manuel López Obrador: Líder
  • Feminismo: Justicia
  • Candidata al gobierno estatal: Futuro para las mujeres
  • María del Carmen Ramírez: Madre, mujer, luchadora incansable

PENSANDO EN VOZ ALTA CON...

Luchamos por los derechos políticos electorales de las mujeres y después, en un momento muy difícil, logré la candidatura al gobierno del estado. Fui muy criticada, pero, incluso, ya se legisló el tema

María del Carmen Ramírez García / Excandidata a gobernadora


  • “Perdí la gubernatura porque el PRD fue mi principal opositor. A Mariano González y al propio Gobernador les dije que no declinaría, sostiene María del Carmen Ramírez, candidata del “sol azteca” al gobierno estatal en la elección de 2004

En 1998, después de que su esposo Alfonso Sánchez Anaya ganó la gubernatura de Tlaxcala, María del Carmen Ramírez García rompió con uno de los principales tabúes de la política mexicana: rechazó la idea de ser la “primera dama” y se metió de lleno a la política, algo no visto en esos años en el ámbito nacional, mucho menos en lo local.

Contra “viento y marea”, fue senadora de la República por el principio de primera minoría y, después, aun con la oposición del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el que militaba, fue candidata al gobierno estatal.

Quiso, pero no pudo, suceder en el cargo a su esposo. Aun cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó, tras un litigio muy prolongado, que sí tenía derecho a ser abanderada a la primera magistratura de esta entidad, tuvo en contra a casi todos: a su partido, a los funcionarios del gobierno que presidía su cónyuge y a los hombres y mujeres de la política tlaxcalteca, las últimas fueron sus más férreas críticas.

En ese momento, en Estados Unidos de Norteamérica, periódicos influyentes como el New York Times destacaban el hecho de que la “primera dama”, Hillary Clinton, trabajaba a discreción para, con el apoyo del Partido Demócrata, ocupar el cargo que ostentaba su esposo Bill Clinton.

Por su condición de esposa, a Ramírez García la acusaron de que manipulaba a su pareja sentimental y que, su incursión en la política, era una obsesión como comprar ropa o zapatos en una tienda departamental de marca.

Mientras que, aprovechando la coyuntura gringa, Porfirio Muñoz Ledo, otrora dirigente del “sol azteca”, la llamó “La Hilaria tlaxcalteca” , mote que, incluso, usó como parte del proselitismo político.

Sobre ese episodio de su vida política, María del Carmen Ramírez acepta charlar con El Sol de Tlaxcala.

-¿De plano nunca quiso ser la primera dama?

-“Nunca quise, siempre me desarrollé con mis aptitudes y no a la sombra de mi esposo a quien, incluso, le coordiné su campaña para la gubernatura. Mi mentalidad era de mujer trabajadora y no de primera dama; ahora curiosamente Beatriz Gutiérrez Müller (esposa de Andrés Manuel López Obrador) también pide que la vean como mujer profesionista y trabajadora, si ustedes revisan los periódicos yo siempre dije lo mismo y me basaba en mis estudios y mi trabajo”.

-Pero el que se ríe se lleva y sabía que al meterse a la arena política le iban a llover críticas…

-“Se suponía que el partido, al ser de izquierda, sería incluyente y plural y nunca pensé que me fuera a cerrar las puertas como lo hizo, porque (los entonces líderes) decían que no había ética, ellos usaron siempre esa palabra”.

La ahora militante de Movimiento Regeneración Nacional, recuerda inclusive que las cosas estaban tan complicadas que decidió dejar la otrora Casa de Gobierno (hoy Casa Tlaxcala) e instalarse en otro lugar “para llevar mi campaña de manera independiente. Yo buscaba que no se pensara que se usaban recursos públicos y así fue. Ni un solo peso del erario fue a la campaña, siempre hemos sido gente recta”.

-Pero se le fueron encima las tribus…

-“Me criticaron lo que siempre hicieron. Te quiero decir que la esposa de Jesús Ortega siempre participaba en política”.

-O sea que protestaban con la izquierda, pero cobraban con la derecha…

-“A la fecha lo hemos visto, hoy se fueron a la derecha”.

-A ver, Maricarmen, vamos por partes, ¿cuándo decidió que quería ser senadora?

-“A mí me invitó el entonces secretario de Gobierno, Fabián Pérez, y su argumento era que yo podía concretar el continuismo del proyecto de Sánchez Anaya y del PRD. Recuerdo que fue en un viaje al entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México), justo cuando íbamos en un camión; antes se lo planteó a Alfonso y él le contestó que no podía responder por mí. En ese momento se pasó a la parte de atrás del autobús y me lo planteó de forma confusa, no le entendía, no me caía el veinte hasta que fue más claro y directo”.

-¿Y ahí mismo dijo que sí?

-“No, yo le comenté: sabes, déjame pensar y hablarlo con el Gobernador”.

-¿Pensar o consultar?

-“Pensar y hablarlo. Lo consulté con mi esposo en su calidad de jefe del Ejecutivo y primer perredista. Yo vengo de una trayectoria diferente, él tiene su propia trayectoria, yo nunca me voy a comparar con Alfonso porque somos dos personas con decisiones diferentes”.

-En qué momento le comentó al Gobernador: oye, tengo esta invitación…

-“Esa misma noche cuando llegamos a casa pues nos quedamos en México, le expresé: fíjate que me planteó esto Fabián y me respondió: Ya me lo comentó primero a mí, pero yo le dije que hablara contigo, tú eres la que debes responder sí o no”.

Eso sí, admite que ambos valoraron si su incursión en la política convenía para el proyecto político perredista, “pues nunca tomamos decisiones como el Borras”.

-¿Y convenía, Maricarmen?

-“La valoración fue que sí porque pretendíamos que el gobierno siguiera trabajando desde la izquierda y si no se ganó fue porque el PRD se constituyó como mi principal opositor y como una gran piedra”.

-Pero también se enfrentó al género. Muchas mujeres perredistas se opusieron a sus aspiraciones…

-“Sí, cuando mis compañeras se enteraron se opusieron y yo les pedí que actuaran con solidaridad, si me conocían en el trabajo nos teníamos que apoyar entre mujeres. En vez de criticarme les pedía que me apoyaran y no fue así”.

“FUI MUY CRITICADA, PERO ABRIMOS BRECHA”

Lo cierto es que María del Carmen Ramírez rompió tabúes políticos en este país cuando, en tiempos en los que dominaban los “machos políticos”, intentó convertirse en gobernadora a sabiendas de que su esposo fungía como titular del Ejecutivo estatal.

Se rompieron paradigmas, la pareja de un político no podía competir en la misma arena y creo que abrimos brecha. Luchamos por los derechos políticos electorales de las mujeres y después, en un momento muy difícil, logré la candidatura al gobierno del estado. Fui muy criticada, pero, incluso, ya se legisló el tema. Ahora vemos el caso de Martha Érika Alonso, esposa del exmandatario Rafael Moreno Valle. Se van sentando precedentes y se abren espacios para las mujeres

“ALFONSO ME DIJO: VAS A PERDER”

-¿En qué momento le expresó a Sánchez Anaya que quería ser gobernadora?

-“No, pues los senadores eran los candidatos naturales a la gubernatura”.

-No siempre, Maricarmen…

-“En efecto, pero había condiciones para participar y ganar”.


-¿La decisión de que fuera la abanderada se tomó en la alcoba? Es decir, en la intimidad de pareja soltó: soy tu esposa, quiero sucederte en el cargo y debes ayudarme, ¿fue más o menos así?

-“No, fíjate que Alfonso y yo nunca nos hemos hablado en esos términos, por eso llevamos 34 años de casados, siempre hemos sido respetuosos uno del otro. Quiero dejar constancia de que las decisiones han sido personales y muy tersas, nunca nos hemos obligado a nada, no nos hemos faltado al respeto y no ha habido malos tratos, cachetadas, gritos, sombrerazos y obligaciones”.

Insiste en que Sánchez Anaya nunca le prohibió candidatearse, “al contrario, me ofreció su apoyo porque me comentó: soy feminista y sé que eres una mujer trabajadora, además de que el proyecto ideológico seguiría”.

En toda esa excitación social, Ramírez García solo tuvo tres semanas para hacer campaña, pues el resto del tiempo lo ocupó defendiendo la candidatura en los tribunales electorales federales, mientras en Tlaxcala el líder nacional del “sol azteca”, Leonel Godoy, sin esperar el resultado de los magistrados, ungió a Gelacio Montiel Fuentes como el sustituto al grado de que lo registraron como tal ante el Consejo General del desaparecido Instituto Electoral de Tlaxcala.

“Cuando llegó el 15 de septiembre sabía que ya no iba a ganar porque no me daba tiempo. Sabíamos que no tendríamos tiempo para convencer a la gente y que ya no tuviera dudas de mi candidatura”, revela.

Continúa: “el propio Gobernador sabía que iba directo a la derrota, porque con su experiencia política y sensibilidad me comunicó que ya había hecho un análisis a fondo: vas a perder y le dije: ni modo, de aquí al final”.

“A GONZÁLEZ ZARUR Y A SÁNCHEZ ANAYA LES ACLARÉ QUE NO DECLINARÍA”

En la recta final de la campaña, el panista Héctor Ortiz Ortiz, acérrimo rival político del matrimonio Sánchez Anaya-Ramírez García, se perfilaba como el favorito para ganar la elección y, ante un incipiente uso de las redes sociales, las noticias circulaban en los corrillos políticos y mesas de café donde se hablaba, incluso, de acuerdos para en la recta final del proselitismo, Ramírez García declinara a favor del priista Mariano González Zarur.

-¿Hubo intentos para que declinara a favor del priista?

-“Mariano González Zarur y yo nos reunimos 15 días antes y le dije: discúlpame yo no voy a declinar a tu favor. Aunque no me lo pidió expresamente sí lo fue tácitamente ya que nos reunimos para hablar de eso. Le dejé en claro que yo no estaba jugando, que yo no había salido de mi casa con un mandil a participar, pues desde siempre he sido una profesional de la política y además me tengo respeto”.

-¿Lo pensó alguna vez?

-“Jamás lo hubiera aceptado porque uno queda fatal, ahí está lo que le pasó aquella vez (en la elección de 2010) a Minerva Hernández (entonces perredista) al declinar a favor de la panista Adriana Dávila Fernández”.

-¿En algún momento Sánchez Anaya le pidió que renunciara o declinara?

-“Sí, me lo pidió en algún momento, pero de una forma respetuosa, él es un hombre muy controlado en su carácter, pero sí me lo pidió al decirme que tuviera que pensar si seguía adelante o no y le respondí que seguía adelante”.

-¿Discutieron? ¿Tuvieron problemas?

-“Nunca discutimos. Sí tuvimos algunos problemas, pero superables. Siempre resolvemos las cosas dialogando. Hoy seguimos casados”.

-¿Dolió la derrota, Maricarmen?

-“El hecho de haber salido derrotada en las urnas me dejó una gran lección, me hizo madurar y aprendí una gran lección, pues el ser humano tiende a aprender más de sus derrotas, así que lo vi de forma positiva.

-¿Se arrepiente de ese episodio en su vida?

-“No, para nada. Si volviera a nacer lo volvería a hacer”.

Maricarmen en palabras

  • PRD: Decadencia
  • Morena: Esperanza
  • Andrés Manuel López Obrador: Líder
  • Feminismo: Justicia
  • Candidata al gobierno estatal: Futuro para las mujeres
  • María del Carmen Ramírez: Madre, mujer, luchadora incansable

Local

Fortalece Uset coordinación con supervisores de educación básica

El Secretario de Educación, Manuel Camacho Higareda, presidió la reunión de trabajo en la sede del complejo administrativo

Local

Trabaja UTT para obtener recertificación en procesos de calidad

En próximos días se conocerán los resultados de la auditoría que realizó el organismo certificador

Sociedad

Amagan productores agrícolas con bloqueos en 23 estados

Piden que se libere el presupuesto aprobado por el Congreso de la Unión para este sector

Justicia

Semarnat podría suspender a Grupo México por 20 años de daño ambiental

El titular de la secretaría, Víctor Toledo, afirmó que harán una “cuidadosa revisión” del desempeño de la empresa

Finanzas

Ganancia bruta de América Móvil crece 3.5% durante segundo trimestre

En el segundo trimestre, la firma perdió clientes en el servicio de prepago y de televisión restringida

Moda

María Félix cobra vida en feria de la moda en México

La altivez y rebeldía de "la Diva" de México, se refleja en piezas largas que evocan un estilo campirano acompañadas de botas y sombreros de piel

Policiaca

Desaparece joven empleada del gobierno de Chiautempan

Lo último que se sabe es que en la madrugada se fue con su jefe, el vocero del gobierno municipal