/ sábado 22 de febrero de 2020

Preserva la UATx la biodiversidad, mediante el CTBC

En zonas cercanas a los parques nacionales Malinche e Iztaccíhuatl-Popocatépetl, Identifica áreas para evitar su pérdida

Cuidar y conservar las áreas biodiversas cercanas a los parques nacionales la Malinche e Iztaccíhuatl-Popocatépetl es el objetivo del proyecto de Análisis de la Conectividad Funcional que implementó el Centro Tlaxcala de Biología de la Conducta (CTBC) de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx).

El programa inició en noviembre de 2019 y tendrá una duración de dos años con la finalidad de identificar y estudiar áreas cercanas a los parques nacionales, pues dichas zonas registran poco o nulo estudio y tienden a perderse por la falta de cuidado, refirió Itzel Arias del Razo, investigadora del CTBC.

Dijo que las áreas de estudio son desde la Malinche hasta la Sierra Nevada, en las faldas del monte Tláloc y del volcán Iztaccíhuatl, en las que comprenden 16 municipios de Tlaxcala, Puebla y México, los cuales son Chiautempan, Tetlanohcan, Teolocholco, Tlaxcala, Totolac, Xaltocan, Amaxac de Guerrero, Ixtacuixtla, Hueyotlipan, Españita y Nanacamilpa en el estado; así como Tlahuapan en Puebla e Ixtapaluca en México.

Recordó que la detección y toma de muestras las realiza un grupo de investigadores de la UATx, pero también colaboradores mexicanos que radican en el extranjero, así como de estudiantes de posgrado, maestría, doctorado y licenciatura.

La primera salida de campo fue del 14 de noviembre al 12 de diciembre de 2019 y las de este año serán en marzo, junio y agosto, con el objetivo de identificar áreas clave para mantener la conectividad entre las dos áreas naturales protegidas, que son la Malinche y el Iztaccíhuatl-Popocatépetl.

Refirió que en cada salida a campo emplean diversas técnicas de muestreo porque trabajan con especies de diferentes grupos taxonómicos, como plantas, hongos, aves, mamíferos, insectos, reptiles y anfibios, entre otros.

Aseveró que las excursiones son un reto porque participan unas 40 personas, ha sido una experiencia gratificante y bien aceptada por los pobladores de la región, quienes les han servido de guías e intercambian conocimientos de la flora y fauna.

“Tlaxcala tiene remanentes de vegetación natural conservados fuera del parque nacional la Malinche y deben mantenerse así porque ayudarían a mantener la conectividad entre estos fragmentos de vegetación y la salud de los ecosistemas, por eso queremos identificar estas regiones y que la información ayude a los pobladores a acceder a programas como el pago de servicios ambientales o de restauración que ayuden a mitigar el crecimiento de la megalópolis de la región centro de México”, puntualizó.

COLABORADORES

El grupo de trabajo es conformado por investigadores de tiempo completo de la UATx, pero también por catedráticos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Veracruzana, de Chapingo, de las Américas Puebla y de la Autónoma de Guadalajara campus México.

Entre los investigadores mexicanos que radican en el extranjero colaboran Rodolfo Dirzo, ecólogo en Stanford; Jorge Soberón, de la Universidad de Kansas y de la doctora Araxi Urrutia, investigadora de la Universidad de Bath, en el Reino Unido.

  • La meta es contar con financiamiento para realizar monitoreo idóneo y en etapas subsecuentes lograr un corredor bilógico que ayude a conservar los recursos y servicios ecosistémicos.

Continúa leyendo:

Cuidar y conservar las áreas biodiversas cercanas a los parques nacionales la Malinche e Iztaccíhuatl-Popocatépetl es el objetivo del proyecto de Análisis de la Conectividad Funcional que implementó el Centro Tlaxcala de Biología de la Conducta (CTBC) de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx).

El programa inició en noviembre de 2019 y tendrá una duración de dos años con la finalidad de identificar y estudiar áreas cercanas a los parques nacionales, pues dichas zonas registran poco o nulo estudio y tienden a perderse por la falta de cuidado, refirió Itzel Arias del Razo, investigadora del CTBC.

Dijo que las áreas de estudio son desde la Malinche hasta la Sierra Nevada, en las faldas del monte Tláloc y del volcán Iztaccíhuatl, en las que comprenden 16 municipios de Tlaxcala, Puebla y México, los cuales son Chiautempan, Tetlanohcan, Teolocholco, Tlaxcala, Totolac, Xaltocan, Amaxac de Guerrero, Ixtacuixtla, Hueyotlipan, Españita y Nanacamilpa en el estado; así como Tlahuapan en Puebla e Ixtapaluca en México.

Recordó que la detección y toma de muestras las realiza un grupo de investigadores de la UATx, pero también colaboradores mexicanos que radican en el extranjero, así como de estudiantes de posgrado, maestría, doctorado y licenciatura.

La primera salida de campo fue del 14 de noviembre al 12 de diciembre de 2019 y las de este año serán en marzo, junio y agosto, con el objetivo de identificar áreas clave para mantener la conectividad entre las dos áreas naturales protegidas, que son la Malinche y el Iztaccíhuatl-Popocatépetl.

Refirió que en cada salida a campo emplean diversas técnicas de muestreo porque trabajan con especies de diferentes grupos taxonómicos, como plantas, hongos, aves, mamíferos, insectos, reptiles y anfibios, entre otros.

Aseveró que las excursiones son un reto porque participan unas 40 personas, ha sido una experiencia gratificante y bien aceptada por los pobladores de la región, quienes les han servido de guías e intercambian conocimientos de la flora y fauna.

“Tlaxcala tiene remanentes de vegetación natural conservados fuera del parque nacional la Malinche y deben mantenerse así porque ayudarían a mantener la conectividad entre estos fragmentos de vegetación y la salud de los ecosistemas, por eso queremos identificar estas regiones y que la información ayude a los pobladores a acceder a programas como el pago de servicios ambientales o de restauración que ayuden a mitigar el crecimiento de la megalópolis de la región centro de México”, puntualizó.

COLABORADORES

El grupo de trabajo es conformado por investigadores de tiempo completo de la UATx, pero también por catedráticos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Veracruzana, de Chapingo, de las Américas Puebla y de la Autónoma de Guadalajara campus México.

Entre los investigadores mexicanos que radican en el extranjero colaboran Rodolfo Dirzo, ecólogo en Stanford; Jorge Soberón, de la Universidad de Kansas y de la doctora Araxi Urrutia, investigadora de la Universidad de Bath, en el Reino Unido.

  • La meta es contar con financiamiento para realizar monitoreo idóneo y en etapas subsecuentes lograr un corredor bilógico que ayude a conservar los recursos y servicios ecosistémicos.

Continúa leyendo:

Policiaca

Capturan en flagrancia a dos sujetos por robo a casa-habitación, en Xiloxoxtla

Se salvaron de ser linchados por ciudadanos del barrio Quiahuixtla

Local

Acuerdan Estado y Federación impulsar política ambiental conjunta

Sumarán esfuerzos para detener el impacto climático en el estado y atenderán temas prioritarios para proteger el medio ambiente y la salud de la población

Local

Ingreso a un hospital que atiende Covid-19

Después de 5 días de solicitar permiso de ingreso se obtuvo una respuesta positiva

Local

Día del Médico | Miedo no, respeto al coronavirus: médico

Exhortan a la población a tomar en serio la enfermedad y no esperar a que un familiar se contagie o muera

Local

Un paciente Covid-19 le cuesta al gobierno $30 mil al día

Solo un 20 % de los pacientes que es intubado libra el mal en San Pablo del Monte, Huamantla y Nativitas.

Local

Día del Médico | Viven con el riesgo de contagio

La enfermedad podría ir con destino a casa

Local

Día del Médico | Médicos, héroes en lucha contra Covid

Difícil para ellos ver decesos de personas que no pudieron despedirse de sus familiares

Local

En la UATx, actualizan a alumnos de Derecho

Llevaron a cabo una conferencia a los estudiantes de sexto semestre