/ miércoles 27 de marzo de 2019

[Video] Fallo no borra dolor de padres de Jazmín

Aseguran familiares que no les da “gusto que Oscar y Miguel estén en la cárcel 35 años, pero si eso sirve para que no le hagan daño a nadie más, estamos tranquilos”

La sentencia de 35 años de prisión para Oscar N. y Miguel N. no alivia el dolor de los padres de Jazmín Contreras López, pero sí los deja tranquilos porque “por fin se hizo justicia”.

A 18 meses del asesinato de la joven originaria de San Cosme Mazatecochco por sus dos compañeros de trabajo, a quienes les molestaba que una mujer cinco años menor que ellos fuera su jefa, Reyes Contreras y Felipa López ya podrán vivir su luto en paz.


Lo que mayor tranquilidad les da es que ambos homicidas no podrán hacerle daño a nadie más, al menos durante el tiempo que estén encarcelados.

Lo que le pasó a mi hija no quisiera que le suceda a otra persona, todo el dolor que nosotros sentimos, no quisiera que lo viva otra familia,

expresó Felipa López en entrevista exclusiva con El Sol de Tlaxcala.

-¿Quedan conformes con esta sentencia?

-Qué más quisiera uno, es lo que decidió la justicia, yo quisiera que todo fuera una pesadilla y al despertar ver a mi hija viva… el dolor que tenemos jamás nos lo van a borrar y no nos alegramos de que esas dos malas personas estén en la cárcel, pero si eso sirve para que no le hagan daño a nadie más, estamos tranquilos.

Al sufrimiento por la violenta muerte de su hija se sumaron intensas semanas de trámites burocráticos ante las instancias legales, audiencias de juicio oral y constante cambio de defensores jurídicos, lo que retrasó la sentencia condenatoria.

Eso le impedía a la familia Contreras estar tranquilos porque sabían que en cualquier momento todo el proceso legal podía venirse abajo y los asesinos de su hija podían quedar libres, cosa que finalmente no ocurrió.

El dolor que tenemos jamás nos los borrarán.

En el hogar de la familia Contreras López, ubicado en la Sección Segunda, el dolor aún es insuperable.

Doña Felipa le reza a su hija todos los días y llora al ver su imagen en el altar que le colocaron tras su deceso.

Cada semana le pone un arreglo floral color blanco, como símbolo de la ternura y buen corazón que como ser humano caracterizaba a la joven de 19 años de edad.

Jazmín era la tercera de cinco hijos del matrimonio de los señores Reyes Contreras (mariachi de oficio) y Felipa López (ama de casa).

A año y medio de distancia, doña Felipa comentó en medio del llanto que como madre tengo un gran vacío y mucho dolor

-¿Qué es lo que más recuerda de su hija?

-Mi hija era muy cariñosa conmigo, desde niña fue muy obediente y para todo me buscaba, platicábamos mucho cuando hacíamos cosas juntas en la casa, le gustaba estar en familia y que comiéramos juntos.

La familia Contreras comentó que a pesar que Oscar N. es su sobrino, en todo este tiempo sus padres no se han acercado con ellos ni siquiera para ofrecer una disculpa, aunque no la necesitan pues confían más en la justicia divina.

Nosotros creemos y tenemos fe en Dios de que la justicia divina será mayor, por lo menos mi hija ya estará tranquila de que se le hizo justicia… el día de su desaparición (16 de octubre de 2017) yo fui la última que la vi porque le fui a dejar la comida y en ese momento ella me abrazó y me dijo que no la esperara porque se iría de compras con Francisco, su pareja, porque iba a ser su cumpleaños.

Reyes Contreras y Felipa López pidieron a las personas que han pasado por un caso similar a presentar sus denuncias y dar un voto de confianza a las autoridades, pero también darle seguimiento porque esa es la diferencia entre que los culpables de un delito paguen con cárcel o queden libres, además valoraron que las autoridades no se dejaran corromper. Los padres de Jazmín agradecieron el apoyo de sus asesores jurídicos, Dulce María Sánchez Durán y Alfredo García García, al personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado y al Tribunal de Enjuiciamiento, conformado por los jueces Primero, Tercero y Quinto de Control, al ser objetivos y con argumentos jurídicos dictar su sentencia.

La sentencia

El pasado jueves, en audiencia de individualización de penas, el fiscal desahogó las pruebas presentadas ante el Juez de Juicio Oral, mismas que acreditaron que en octubre de 2017, los hoy sentenciados Oscar N. y Miguel N., privaron de la vida a Jazmín Contreras, quien se desempeñaba como su jefa en la empresa de telas “Hers”, donde laboraban y con quien mantenían problemas personales y económicos.

Con la información completamente comprobable, se logró que la autoridad jurisdiccional dictara sentencia condenatoria de 35 años de prisión, el pago de una multa de dos mil 500 días de salario mínimo y la reparación del daño correspondiente a cinco mil UMAs.

La pena mayor para este tipo de delitos es de 40 años y la mínima de 20 años, por lo que los asesores jurídicos consideraron la sentencia como objetiva, sobre todo por ser un homicidio calificado en el que se acreditó que hubo alevosía, ventaja, premeditación, entre otros.

Lo que le pasó a mi hija no quisiera que le suceda a otra persona, todo el dolor que nosotros sentimos, no quisiera que lo viva otra familia

Felipa López / Madre de Jazmín

Los hechos

Ser eficiente y noble de corazón le costó la vida a Jazmín Contreras López. A sus 19 años de edad, cinco meses de matrimonio y un futuro promisorio, sus compañeros de trabajo Oscar N. y Miguel N. dieron fin a sus sueños al asesinarla.

El argumento: no soportar que una mujer fuera su superior en la empresa de telas en la que los tres laboraban y por tener Oscar N. adeudos con su jefa por 21 mil pesos, al no entregarle completa una tanda de 30 mil, ni mucho menos pagarle otros 10 mil pesos que meses atrás le había prestado para que fuera padrino en una fiesta de 15 años.

Francisco Javier Romagnolli Luna, esposo de Jazmín, relató que antes del homicidio, ella le confesó que vivía una constante violencia de género por el machismo de sus compañeros.

Mi esposa me comentó que a Oscar y a Miguel no les gustaba que una mujer, siendo mucho menor que ellos, fuera su superior y que incluso en algunas ocasiones le expresaron molestos que no se dejarían mandar por ella.

Jazmín ingresó en 2016 a la empresa de telas y debido a su liderazgo y capacidad, al contar con la carrera técnica en Administración, fue elevada a subgerente.

Oscar N. ocupaba en ese entonces ese cargo, pero fue relegado, lo que también pudo haber motivado desde ese entonces su recelo.

Miguel N. era encargado de bodega y, en su caso, su principal molestia siempre fue que Jazmín le llamara constantemente la atención por no tener ordenada su área de trabajo.

“Me tenía hasta la madre”: Miguel N.

El 16 de octubre Jazmín no regresó a su casa y, al día siguiente, su esposo reportó a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) su desaparición.

Al revisar las cámaras de seguridad de su centro de trabajo, se supo que forcejeó con Oscar N. y Miguel N., por lo que la policía de la Unidad Especializada en Investigación y Combate al Delito de Secuestro de la PGJE fue tras ellos.

Así, el 18 de octubre Oscar N. fue detenido y al día siguiente Miguel N., quienes confesaron haberla asesinado por problemas personales y económicos, para después abandonar su cadáver en un paraje de la Malinche.

En su declaración, Miguel N. reveló que privó de la vida a Jazmín porque “me tenía hasta la madre”.

La aterradora audiencia de juicio oral

Ocho minutos antes de perder la vida, Jazmín N. se comunicó –vía inbox- con su esposo Francisco.

Le mandó un video para recordarle que, aun trabajando, pensaba en él.

Era su horario de comida y disfrutaba los alimentos que, momentos antes y como de costumbre, le llevó su madre, Felipa López.

De pronto, Jazmín N. escuchó desde la segunda planta de la empresa “Hers Textil” que su compañero Miguel N. le habló para que tomara un pedido de telas. En ese momento eran ya las 14:28 horas del lunes 16 de octubre.

Ella bajó de inmediato y justo al cruzar la zona de bodega fue atrapada por la espalda. Forcejeó, pero le fue imposible liberarse.

Miguel N., cansado de los regaños de su jefa le colocó al instante un retazo de tela negra en la boca, mojada con cloroformo, para desmayarla.

“¡Eres un pendejo!” expresó molesto al ver el forcejeo Oscar N., primo y también subordinado de Jazmín para luego ayudar a Miguel N. a someterla.

La jalaron a la zona de escaleras, junto al sanitario, le introdujeron la tela a la boca y le cubrieron los ojos con cinta.

Ella se desvaneció, momento que Oscar N. aprovechó para colocarle dos inyecciones con veneno: una en el cuello y otra en el brazo derecho para provocar su muerte.

Al sentir su pulso corroboraron que Jazmín ya estaba muerta, por lo que introdujeron su cuerpo a una bolsa de plástico color gris y, como si fuera uno más de los rollos de tela que distribuían, Miguel N. la sacó y subió en la batea de una camioneta estaquitas para luego dirigirse rumbo a la Malinche, donde en una zona boscosa, 200 metros hacia adentro del camino que conduce a la montaña, abandonó el cuerpo.

“Ya estuvo”, expresó Miguel N. a Oscar N. al regresar minutos después a su centro de trabajo, marcado con el número 13 de la Sección Primera de Mazatecochco, para fingir que nada había pasado.

Lo descrito es parte de la carpeta de investigación integrada por el homicidio de la joven de 19 años de edad, oriunda de esa demarcación ubicada al sur de la entidad tlaxcalteca, cuyo único “pecado” fue ser eficiente en su trabajo y tener actitudes nobles con quienes la rodeaban.

  • Tras la sentencia condenatoria de 35 años de prisión y el pago de dos mil 500 días de salario mínimo por concepto de multa y cinco mil Unidades de Medida y Actualización por reparación del daño, la defensa de Oscar N. y Miguel N. tendrán un término prudente para apelar la resolución de los jueces
  • Los abogados Dulce María Sánchez Durán y Alfredo García García, del corporativo de asesores jurídicos “García Durán”, anticiparon que estarán atentos a la expectativa de la apelación para presentar argumentos lógico-jurídicos para robustecer la sentencia dictada y no se pueda revocar o modificar
  • De acuerdo a la ley, el sistema penitenciario de Tlaxcala cuenta con la modalidad de tratamientos pre-liberacionales, donde algunos presos pueden recibir este beneficio, pero deben cumplir con muchos requisitos, entre ellos cumplir con las dos terceras partes de su sentencia

Continúa leyendo:

La sentencia de 35 años de prisión para Oscar N. y Miguel N. no alivia el dolor de los padres de Jazmín Contreras López, pero sí los deja tranquilos porque “por fin se hizo justicia”.

A 18 meses del asesinato de la joven originaria de San Cosme Mazatecochco por sus dos compañeros de trabajo, a quienes les molestaba que una mujer cinco años menor que ellos fuera su jefa, Reyes Contreras y Felipa López ya podrán vivir su luto en paz.


Lo que mayor tranquilidad les da es que ambos homicidas no podrán hacerle daño a nadie más, al menos durante el tiempo que estén encarcelados.

Lo que le pasó a mi hija no quisiera que le suceda a otra persona, todo el dolor que nosotros sentimos, no quisiera que lo viva otra familia,

expresó Felipa López en entrevista exclusiva con El Sol de Tlaxcala.

-¿Quedan conformes con esta sentencia?

-Qué más quisiera uno, es lo que decidió la justicia, yo quisiera que todo fuera una pesadilla y al despertar ver a mi hija viva… el dolor que tenemos jamás nos lo van a borrar y no nos alegramos de que esas dos malas personas estén en la cárcel, pero si eso sirve para que no le hagan daño a nadie más, estamos tranquilos.

Al sufrimiento por la violenta muerte de su hija se sumaron intensas semanas de trámites burocráticos ante las instancias legales, audiencias de juicio oral y constante cambio de defensores jurídicos, lo que retrasó la sentencia condenatoria.

Eso le impedía a la familia Contreras estar tranquilos porque sabían que en cualquier momento todo el proceso legal podía venirse abajo y los asesinos de su hija podían quedar libres, cosa que finalmente no ocurrió.

El dolor que tenemos jamás nos los borrarán.

En el hogar de la familia Contreras López, ubicado en la Sección Segunda, el dolor aún es insuperable.

Doña Felipa le reza a su hija todos los días y llora al ver su imagen en el altar que le colocaron tras su deceso.

Cada semana le pone un arreglo floral color blanco, como símbolo de la ternura y buen corazón que como ser humano caracterizaba a la joven de 19 años de edad.

Jazmín era la tercera de cinco hijos del matrimonio de los señores Reyes Contreras (mariachi de oficio) y Felipa López (ama de casa).

A año y medio de distancia, doña Felipa comentó en medio del llanto que como madre tengo un gran vacío y mucho dolor

-¿Qué es lo que más recuerda de su hija?

-Mi hija era muy cariñosa conmigo, desde niña fue muy obediente y para todo me buscaba, platicábamos mucho cuando hacíamos cosas juntas en la casa, le gustaba estar en familia y que comiéramos juntos.

La familia Contreras comentó que a pesar que Oscar N. es su sobrino, en todo este tiempo sus padres no se han acercado con ellos ni siquiera para ofrecer una disculpa, aunque no la necesitan pues confían más en la justicia divina.

Nosotros creemos y tenemos fe en Dios de que la justicia divina será mayor, por lo menos mi hija ya estará tranquila de que se le hizo justicia… el día de su desaparición (16 de octubre de 2017) yo fui la última que la vi porque le fui a dejar la comida y en ese momento ella me abrazó y me dijo que no la esperara porque se iría de compras con Francisco, su pareja, porque iba a ser su cumpleaños.

Reyes Contreras y Felipa López pidieron a las personas que han pasado por un caso similar a presentar sus denuncias y dar un voto de confianza a las autoridades, pero también darle seguimiento porque esa es la diferencia entre que los culpables de un delito paguen con cárcel o queden libres, además valoraron que las autoridades no se dejaran corromper. Los padres de Jazmín agradecieron el apoyo de sus asesores jurídicos, Dulce María Sánchez Durán y Alfredo García García, al personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado y al Tribunal de Enjuiciamiento, conformado por los jueces Primero, Tercero y Quinto de Control, al ser objetivos y con argumentos jurídicos dictar su sentencia.

La sentencia

El pasado jueves, en audiencia de individualización de penas, el fiscal desahogó las pruebas presentadas ante el Juez de Juicio Oral, mismas que acreditaron que en octubre de 2017, los hoy sentenciados Oscar N. y Miguel N., privaron de la vida a Jazmín Contreras, quien se desempeñaba como su jefa en la empresa de telas “Hers”, donde laboraban y con quien mantenían problemas personales y económicos.

Con la información completamente comprobable, se logró que la autoridad jurisdiccional dictara sentencia condenatoria de 35 años de prisión, el pago de una multa de dos mil 500 días de salario mínimo y la reparación del daño correspondiente a cinco mil UMAs.

La pena mayor para este tipo de delitos es de 40 años y la mínima de 20 años, por lo que los asesores jurídicos consideraron la sentencia como objetiva, sobre todo por ser un homicidio calificado en el que se acreditó que hubo alevosía, ventaja, premeditación, entre otros.

Lo que le pasó a mi hija no quisiera que le suceda a otra persona, todo el dolor que nosotros sentimos, no quisiera que lo viva otra familia

Felipa López / Madre de Jazmín

Los hechos

Ser eficiente y noble de corazón le costó la vida a Jazmín Contreras López. A sus 19 años de edad, cinco meses de matrimonio y un futuro promisorio, sus compañeros de trabajo Oscar N. y Miguel N. dieron fin a sus sueños al asesinarla.

El argumento: no soportar que una mujer fuera su superior en la empresa de telas en la que los tres laboraban y por tener Oscar N. adeudos con su jefa por 21 mil pesos, al no entregarle completa una tanda de 30 mil, ni mucho menos pagarle otros 10 mil pesos que meses atrás le había prestado para que fuera padrino en una fiesta de 15 años.

Francisco Javier Romagnolli Luna, esposo de Jazmín, relató que antes del homicidio, ella le confesó que vivía una constante violencia de género por el machismo de sus compañeros.

Mi esposa me comentó que a Oscar y a Miguel no les gustaba que una mujer, siendo mucho menor que ellos, fuera su superior y que incluso en algunas ocasiones le expresaron molestos que no se dejarían mandar por ella.

Jazmín ingresó en 2016 a la empresa de telas y debido a su liderazgo y capacidad, al contar con la carrera técnica en Administración, fue elevada a subgerente.

Oscar N. ocupaba en ese entonces ese cargo, pero fue relegado, lo que también pudo haber motivado desde ese entonces su recelo.

Miguel N. era encargado de bodega y, en su caso, su principal molestia siempre fue que Jazmín le llamara constantemente la atención por no tener ordenada su área de trabajo.

“Me tenía hasta la madre”: Miguel N.

El 16 de octubre Jazmín no regresó a su casa y, al día siguiente, su esposo reportó a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) su desaparición.

Al revisar las cámaras de seguridad de su centro de trabajo, se supo que forcejeó con Oscar N. y Miguel N., por lo que la policía de la Unidad Especializada en Investigación y Combate al Delito de Secuestro de la PGJE fue tras ellos.

Así, el 18 de octubre Oscar N. fue detenido y al día siguiente Miguel N., quienes confesaron haberla asesinado por problemas personales y económicos, para después abandonar su cadáver en un paraje de la Malinche.

En su declaración, Miguel N. reveló que privó de la vida a Jazmín porque “me tenía hasta la madre”.

La aterradora audiencia de juicio oral

Ocho minutos antes de perder la vida, Jazmín N. se comunicó –vía inbox- con su esposo Francisco.

Le mandó un video para recordarle que, aun trabajando, pensaba en él.

Era su horario de comida y disfrutaba los alimentos que, momentos antes y como de costumbre, le llevó su madre, Felipa López.

De pronto, Jazmín N. escuchó desde la segunda planta de la empresa “Hers Textil” que su compañero Miguel N. le habló para que tomara un pedido de telas. En ese momento eran ya las 14:28 horas del lunes 16 de octubre.

Ella bajó de inmediato y justo al cruzar la zona de bodega fue atrapada por la espalda. Forcejeó, pero le fue imposible liberarse.

Miguel N., cansado de los regaños de su jefa le colocó al instante un retazo de tela negra en la boca, mojada con cloroformo, para desmayarla.

“¡Eres un pendejo!” expresó molesto al ver el forcejeo Oscar N., primo y también subordinado de Jazmín para luego ayudar a Miguel N. a someterla.

La jalaron a la zona de escaleras, junto al sanitario, le introdujeron la tela a la boca y le cubrieron los ojos con cinta.

Ella se desvaneció, momento que Oscar N. aprovechó para colocarle dos inyecciones con veneno: una en el cuello y otra en el brazo derecho para provocar su muerte.

Al sentir su pulso corroboraron que Jazmín ya estaba muerta, por lo que introdujeron su cuerpo a una bolsa de plástico color gris y, como si fuera uno más de los rollos de tela que distribuían, Miguel N. la sacó y subió en la batea de una camioneta estaquitas para luego dirigirse rumbo a la Malinche, donde en una zona boscosa, 200 metros hacia adentro del camino que conduce a la montaña, abandonó el cuerpo.

“Ya estuvo”, expresó Miguel N. a Oscar N. al regresar minutos después a su centro de trabajo, marcado con el número 13 de la Sección Primera de Mazatecochco, para fingir que nada había pasado.

Lo descrito es parte de la carpeta de investigación integrada por el homicidio de la joven de 19 años de edad, oriunda de esa demarcación ubicada al sur de la entidad tlaxcalteca, cuyo único “pecado” fue ser eficiente en su trabajo y tener actitudes nobles con quienes la rodeaban.

  • Tras la sentencia condenatoria de 35 años de prisión y el pago de dos mil 500 días de salario mínimo por concepto de multa y cinco mil Unidades de Medida y Actualización por reparación del daño, la defensa de Oscar N. y Miguel N. tendrán un término prudente para apelar la resolución de los jueces
  • Los abogados Dulce María Sánchez Durán y Alfredo García García, del corporativo de asesores jurídicos “García Durán”, anticiparon que estarán atentos a la expectativa de la apelación para presentar argumentos lógico-jurídicos para robustecer la sentencia dictada y no se pueda revocar o modificar
  • De acuerdo a la ley, el sistema penitenciario de Tlaxcala cuenta con la modalidad de tratamientos pre-liberacionales, donde algunos presos pueden recibir este beneficio, pero deben cumplir con muchos requisitos, entre ellos cumplir con las dos terceras partes de su sentencia

Continúa leyendo:

Local

Analiza Marco Mena con gobierno federal regreso a la Nueva Normalidad

Participa en reunión virtual con los secretarios de Gobernación, Salud y Relaciones Exteriores

Local

Entrega Sedeco créditos a Mipymes de Apizaco por Covid-19

Con la finalidad de respaldar su actividad comercial y contribuir a mantener los empleos que generan en beneficio de familias

Local

Crematorio apizaquense tiene autorización estatal para operar

La facultad de cerrar el establecimiento “Ángel Guardián” es solo del Poder Ejecutivo

Cine

México, listo para el festival de cine We Are One

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara presentará una ficción y un documental, además de tres cortos en el We are one

New Articles

Estrellas abren sus redes sociales a expertos en salud

ONE, una organización no gubernamental internacional, transmitirá entrevistas con información sobre el virus en las cuentas de Julia Roberts, y Hugh Jackman, entre otros

Futbol

Chelsea va por Jesús Corona

El jugador mexicano apuntalaría la ofensiva del equipo inglés la próxima temporada

Americano

Imponente, la nueva casa de los Raiders

El Allegiant Stadium está listo para ser una de las grandes atracciones en las Vegas, Nevada