/ jueves 22 de abril de 2021

[Video] Por sequía se acaba la vida en represas de Tlaxcala

En norte y poniente del territorio tlaxcalteca aumenta la erosión de la tierra; desaparecen 450 hectáreas de agua

Para algunos seres vivos el ecosistema en que habitaban llegó a su fin. Para la presa El Muerto ubicada en Tlaxco, su nombre lo dice todo, ya no hay vida acuática y la terrestre tuvo que abandonar ese lugar.

Las parvadas de aves migratorias que arribaban a el invierno se ausentaron; empero, algunas nativas permanecen ahí, entre un canal de aguas contaminadas a la espera de la muerte.


El ambiente es desolador y duele a la vista. La tierra también llora, se está partiendo.

Durante el estiaje, no hay cura para este mal que cada día aumenta, porque no hay bosques y pocos siembran un árbol.

Desde el año pasado se respira aire caliente; las grietas son el dolor que esta tierra padece.

Hasta el pastor que al despuntar la mañana visitaba el lugar reciente el cambio climático, no hay agua para que beban sus ovejas.

¡Y qué ironía! En la presa El Muerto, construida hace 35 años, un pescador dejó abandonada una barca, muy similar a la Barca de la Fe, edificada en la misma década, en ese lugar llamado San Andrés Buenavista.

Y ninguna autoridad decide sobre los estragos que enfrenta la madre naturaleza.

La única cura a estas profundas heridas es la lluvia, la que esperan con anhelo los hombres del campo.

Pero, la panorámica se vive en la mayoría de los cuerpos receptores de agua pluvial en Tlaxcala, incluye a las presas Sol y Luna ubicadas en Panotla y Hueyotlipan.

76.8 por ciento de erosión hídrica del suelo registra Tlaxcala. César Rodríguez

Rezar, quizá sea la mejor alternativa para los hombres del campo, aunque al santo que le piden San Isidro Labrador se conmemora hasta el 15 de mayo.

Para otro sector de la población, hay indiferencia de lo que pasa en esta sequía atemporal, donde muchos no se pueden explicar por qué se registran heladas, sequías y granizadas en una variación de horas.

El Sol de Tlaxcala estuvo aquí, para constatar con imágenes de las áreas, el daño colateral que se presenta desde que ha dejado de llover.

VIVEN DE LA PRESA ATLANGA 750 FAMILIAS

De la presa Atlangatepec subsisten unas 750 familias de la zona rural, quienes se dedican a la pesca, ganadería y campo desde hace 40 años.

El alcalde José Macías González reveló que la pérdida de agua en la presa preocupa a la población que la visita.

A pesar de ello, expuso que durante esta administración, su Gobierno apoyó con la siembra de un millón de crías al año para que cuatro agrupaciones pesqueras subsistan.

-¿Cuál es la problemática que se vive en Atlangatepec?

- “Hay contaminación por aguas residuales y flora acuática, evaporación por aumento de la temperatura, lo que ahuyenta la migración de aves por la falta de lluvia”

Asimismo, mencionó que, por ello, realizan trabajos de limpieza a fin de mantener libre de basura las inmediaciones del cuerpo de agua y denuncian a quienes la contaminan.

10 Presas están secas y semi vacías. César Rodríguez

Afirmó que hacen falta trabajos de desazolve, pues lirio y tule han invadido parte de la infraestructura.

DÍA MUNDIAL DE LA TIERRA

A propósito del Día Mundial de la Tierra que se conmemora cada 22 de abril, el problema de la erosión de los suelos en la entidad aumenta.

El cambio climático forma parte de la nueva agenda del gobierno de la República, pero no se han tomado medidas urgentes para solucionar el problema.

Contrario a ello, la actual administración de Andrés Manuel López Obrador canceló más de 70 millones de pesos a Tlaxcala por año, que eran utilizados para la construcción de zanjas, saneamiento de bosques y campañas de reforestación.

Desde 2018, la Coordinación General de Ecología reforesta la Malinche con unas 500 mil plantas, cuando el programa anual era de 4.5 millones de pinos.

CON EROSIÓN EL 76 % DEL SUELO

La sequía, las plagas y los incendios forestales, han incrementado los daños a la tierra.

Un estudio del Colegio de Postgraduados realizado por Angélica Gutiérrez del Valle, para obtener el grado de maestra en Ciencias de Montecillo, revela que Tlaxcala es uno de los estados con mayores porcentajes de degradación.

Un 76.8 % de la erosión hídrica es el principal proceso en 58 sitios muestreados en Huamantla, Terrenate, Tlaxco, Españita, Calpulalpan e Ixtacuixtla, precisa la investigación realizada en 2014.

Don Francisco le preocupa que las lluvias no lleguen a tiempo. | César Rodríguez


Así, la erosión hídrica del suelo -concluye el documento-, es el resultado de un cambio de uso de suelo forestal a producción de maíz.

Alcalde de Atlangatepec, José Macías González

“Hay contaminación por aguas residuales y flora acuática, evaporación por aumento de la temperatura, lo que ahuyenta la migración de aves por la falta de lluvia”


  • 76.8 POR CIENTO de erosión hídrica del suelo registra Tlaxcala

A propósito del Día Mundial de la Tierra que se conmemora cada 22 de abril, el problema de la erosión de los suelos en la entidad aumenta.


Semivacía, cumple presa Cárdenas cincuenta años

En mayo de 1971, autoridades estatales inauguraron en presencia del entonces Presidente de la Nación, Luis Echeverría Álvarez, una de las obras más importantes del gobierno local: la Presa Cárdenas.

Construida por el extinto Recursos Hidráulicos prometía la irrigación de quinientas hectáreas con un beneficio directo para cien familias campesinas de la zona de Terrenate. La obra calificada como un modelo en su tipo y orgullo de la ingeniería mexicana fue hecha para almacenar tres millones de metros cúbicos de agua.

Aquella presa en miras de ser un importante suministro del vital líquido para los cultivos y un futuro turístico, hoy, a casi 50 años, se encuentra semivacía y abandonada. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la Presa Cárdenas se encuentra al 26 por ciento de su capacidad.

SIN MÍNIMO PORCENTAJE DE AGUA EN CUATRO PRESAS

Foto: César Rodríguez

La sequía, derivada del cambio climático, ha secado 10 de las 16 presas registradas en Tlaxcala, de las cuales, en cuatro no hay ni un porcentaje mínimo de agua que avive las esperanzas de renacer.

El retraso de lluvias se agudiza afectando a cerca del 84 por ciento del país, cuyo sector más golpeado es el campo que ya padece la falta de lluvias desde 2020. Campesinos de la entidad vaticinan una menor producción agrícola, lo que llevará a una subida en los precios.

Bajos, niveles de agua en zonas de riego

El director del Grupo Consultor de Mercados Agrícola (GCMA), Juan Carlos Anaya, dijo en una entrevista a Efe que la falta de agua en las zonas de riego es un tema muy preocupante, pues los niveles en muchas de las presas del territorio mexicano son muy bajos, debido a la sequía.

Por su parte, la directora de Conagua, Blanca Jiménez, añadió que una sequía en un desierto es normal, pero en zonas altamente pobladas o agrícolas es preocupante. Adelantó, también para Efe, que este año tampoco habrá suficientes lluvias, por lo que se registrarán los peores niveles de precipitaciones desde 1941.



26 por ciento de capacidad de agua registra la Presa Cárdenas, ubicada en el municipio de Terrenate

3 Mm3 (millones de metros cúbicos) de agua almacenaba.

La Presa Cárdenas fue inaugurada en mayo de 1971 en presencia del entonces Presidente de la república, Luis Echeverría Álvarez.

A propósito del Día Mundial de la Tierra, el problema de la erosión de los suelos en la entidad aumenta. | César Rodríguez

Se reducen espejos de agua

En Tlaxcala, en la última década han desaparecido alrededor de 450 hectáreas de espejo de agua, de éstas, 380 formaban parte de la presa Atlangatepec, la más grande del territorio estatal.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que de las mil 200 hectáreas que tenía en 2010, el espejo se redujo a mil 90.

PRESA DISMINUYÓ NUEVE HECTÁREAS DE TERRENO

Sin embargo, por la ausencia de lluvias el acuífero apenas dispone de 804 hectáreas, con un nivel del 59 %.

En el muestreo realizado hasta el siete de abril, Carlos Menéndez Montes, director de la Conagua en Tlaxcala, reveló que la presa Mariano Matamoros -la segunda más grande en Tlaxcala, ubicada en Ixtacuixtla- perdió un 48 %, al disminuir su infraestructura nueve hectáreas de terreno, de la 25 que tiene.

Mostró que la sequía que se vive es histórica pues nunca antes se habían secado los cuerpos de agua.

Y dijo que de las presas que fueron construidas al norte y poniente de Tlaxcala hace cinco décadas, 10 están secas y semi vacías.


10 Presas están secas y semi vacías.

804 hectáreas de espejo de agua cuenta actualmente la presa.

Sequía pega a campesinos; modifica el ciclo agrícola

La sequía, derivada del cambio climático, ha secado 10 de las 16 presas registradas en Tlaxcala. | César Rodríguez

La vida en el campo ya no es la misma de hace 10 años, las condiciones climáticas han venido a modificar el ciclo de siembra, principalmente del maíz, la semilla que ha dado sustento económico a familias en la entidad.

Don Francisco Aguilar, de la comunidad de Popocatla, en Ixtacuixtla, le preocupa que las lluvias no lleguen a tiempo, sobre todo porque sus cultivos no alcanzan el agua de riego proveniente de la Presa Mariano Matamoros, es tan poco el vital líquido que no logra abastecer sus terrenos.

En entrevista para este Diario, don Francisco relata que en los últimos años ha tenido pérdidas milenarias, debido al retraso de lluvias. Lo que logra cosechar, apenas le alcanza para consumo propio y vender unos cuantos “kilitos” de maíz.

“El tiempo de secas” (sequía), como lo llama el octogenario, ha venido a afectar la siembra y su bolsillo, pues de los 15 mil pesos que invierte anualmente, no logra salir “tablas” de las ganancias ni se diga.

A estas alturas de su vida, en la que desde los ocho años aprendió de esta noble labor, sigue trabajando la tierra que lo vio nacer y le ha dado de comer, así como el recurso para brindarles el estudio a sus hijos.

Sin embargo, aunque el campo ya no es redituable, don Paco asegura que seguirá sembrando sus terrenos, cuya labor confía que sus hijos y nietos continúen en años posteriores. “Cuando nos acabemos los ‘viejos’ yo no sé qué va a hacer del campo (…) hoy a la juventud ya no le interesa… ya no es muy socorrido”.

Don Francisco invierte anualmente 15 mil pesos en la siembra de maíz, cantidad que en alguna ocasiones no recupera, debido a las pérdidas que le genera el “mal tiempo”.

  • Con información de Tomás Baños



Escucha más del tema en nuestro podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music



TE RECOMENDAMOS

Para algunos seres vivos el ecosistema en que habitaban llegó a su fin. Para la presa El Muerto ubicada en Tlaxco, su nombre lo dice todo, ya no hay vida acuática y la terrestre tuvo que abandonar ese lugar.

Las parvadas de aves migratorias que arribaban a el invierno se ausentaron; empero, algunas nativas permanecen ahí, entre un canal de aguas contaminadas a la espera de la muerte.


El ambiente es desolador y duele a la vista. La tierra también llora, se está partiendo.

Durante el estiaje, no hay cura para este mal que cada día aumenta, porque no hay bosques y pocos siembran un árbol.

Desde el año pasado se respira aire caliente; las grietas son el dolor que esta tierra padece.

Hasta el pastor que al despuntar la mañana visitaba el lugar reciente el cambio climático, no hay agua para que beban sus ovejas.

¡Y qué ironía! En la presa El Muerto, construida hace 35 años, un pescador dejó abandonada una barca, muy similar a la Barca de la Fe, edificada en la misma década, en ese lugar llamado San Andrés Buenavista.

Y ninguna autoridad decide sobre los estragos que enfrenta la madre naturaleza.

La única cura a estas profundas heridas es la lluvia, la que esperan con anhelo los hombres del campo.

Pero, la panorámica se vive en la mayoría de los cuerpos receptores de agua pluvial en Tlaxcala, incluye a las presas Sol y Luna ubicadas en Panotla y Hueyotlipan.

76.8 por ciento de erosión hídrica del suelo registra Tlaxcala. César Rodríguez

Rezar, quizá sea la mejor alternativa para los hombres del campo, aunque al santo que le piden San Isidro Labrador se conmemora hasta el 15 de mayo.

Para otro sector de la población, hay indiferencia de lo que pasa en esta sequía atemporal, donde muchos no se pueden explicar por qué se registran heladas, sequías y granizadas en una variación de horas.

El Sol de Tlaxcala estuvo aquí, para constatar con imágenes de las áreas, el daño colateral que se presenta desde que ha dejado de llover.

VIVEN DE LA PRESA ATLANGA 750 FAMILIAS

De la presa Atlangatepec subsisten unas 750 familias de la zona rural, quienes se dedican a la pesca, ganadería y campo desde hace 40 años.

El alcalde José Macías González reveló que la pérdida de agua en la presa preocupa a la población que la visita.

A pesar de ello, expuso que durante esta administración, su Gobierno apoyó con la siembra de un millón de crías al año para que cuatro agrupaciones pesqueras subsistan.

-¿Cuál es la problemática que se vive en Atlangatepec?

- “Hay contaminación por aguas residuales y flora acuática, evaporación por aumento de la temperatura, lo que ahuyenta la migración de aves por la falta de lluvia”

Asimismo, mencionó que, por ello, realizan trabajos de limpieza a fin de mantener libre de basura las inmediaciones del cuerpo de agua y denuncian a quienes la contaminan.

10 Presas están secas y semi vacías. César Rodríguez

Afirmó que hacen falta trabajos de desazolve, pues lirio y tule han invadido parte de la infraestructura.

DÍA MUNDIAL DE LA TIERRA

A propósito del Día Mundial de la Tierra que se conmemora cada 22 de abril, el problema de la erosión de los suelos en la entidad aumenta.

El cambio climático forma parte de la nueva agenda del gobierno de la República, pero no se han tomado medidas urgentes para solucionar el problema.

Contrario a ello, la actual administración de Andrés Manuel López Obrador canceló más de 70 millones de pesos a Tlaxcala por año, que eran utilizados para la construcción de zanjas, saneamiento de bosques y campañas de reforestación.

Desde 2018, la Coordinación General de Ecología reforesta la Malinche con unas 500 mil plantas, cuando el programa anual era de 4.5 millones de pinos.

CON EROSIÓN EL 76 % DEL SUELO

La sequía, las plagas y los incendios forestales, han incrementado los daños a la tierra.

Un estudio del Colegio de Postgraduados realizado por Angélica Gutiérrez del Valle, para obtener el grado de maestra en Ciencias de Montecillo, revela que Tlaxcala es uno de los estados con mayores porcentajes de degradación.

Un 76.8 % de la erosión hídrica es el principal proceso en 58 sitios muestreados en Huamantla, Terrenate, Tlaxco, Españita, Calpulalpan e Ixtacuixtla, precisa la investigación realizada en 2014.

Don Francisco le preocupa que las lluvias no lleguen a tiempo. | César Rodríguez


Así, la erosión hídrica del suelo -concluye el documento-, es el resultado de un cambio de uso de suelo forestal a producción de maíz.

Alcalde de Atlangatepec, José Macías González

“Hay contaminación por aguas residuales y flora acuática, evaporación por aumento de la temperatura, lo que ahuyenta la migración de aves por la falta de lluvia”


  • 76.8 POR CIENTO de erosión hídrica del suelo registra Tlaxcala

A propósito del Día Mundial de la Tierra que se conmemora cada 22 de abril, el problema de la erosión de los suelos en la entidad aumenta.


Semivacía, cumple presa Cárdenas cincuenta años

En mayo de 1971, autoridades estatales inauguraron en presencia del entonces Presidente de la Nación, Luis Echeverría Álvarez, una de las obras más importantes del gobierno local: la Presa Cárdenas.

Construida por el extinto Recursos Hidráulicos prometía la irrigación de quinientas hectáreas con un beneficio directo para cien familias campesinas de la zona de Terrenate. La obra calificada como un modelo en su tipo y orgullo de la ingeniería mexicana fue hecha para almacenar tres millones de metros cúbicos de agua.

Aquella presa en miras de ser un importante suministro del vital líquido para los cultivos y un futuro turístico, hoy, a casi 50 años, se encuentra semivacía y abandonada. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la Presa Cárdenas se encuentra al 26 por ciento de su capacidad.

SIN MÍNIMO PORCENTAJE DE AGUA EN CUATRO PRESAS

Foto: César Rodríguez

La sequía, derivada del cambio climático, ha secado 10 de las 16 presas registradas en Tlaxcala, de las cuales, en cuatro no hay ni un porcentaje mínimo de agua que avive las esperanzas de renacer.

El retraso de lluvias se agudiza afectando a cerca del 84 por ciento del país, cuyo sector más golpeado es el campo que ya padece la falta de lluvias desde 2020. Campesinos de la entidad vaticinan una menor producción agrícola, lo que llevará a una subida en los precios.

Bajos, niveles de agua en zonas de riego

El director del Grupo Consultor de Mercados Agrícola (GCMA), Juan Carlos Anaya, dijo en una entrevista a Efe que la falta de agua en las zonas de riego es un tema muy preocupante, pues los niveles en muchas de las presas del territorio mexicano son muy bajos, debido a la sequía.

Por su parte, la directora de Conagua, Blanca Jiménez, añadió que una sequía en un desierto es normal, pero en zonas altamente pobladas o agrícolas es preocupante. Adelantó, también para Efe, que este año tampoco habrá suficientes lluvias, por lo que se registrarán los peores niveles de precipitaciones desde 1941.



26 por ciento de capacidad de agua registra la Presa Cárdenas, ubicada en el municipio de Terrenate

3 Mm3 (millones de metros cúbicos) de agua almacenaba.

La Presa Cárdenas fue inaugurada en mayo de 1971 en presencia del entonces Presidente de la república, Luis Echeverría Álvarez.

A propósito del Día Mundial de la Tierra, el problema de la erosión de los suelos en la entidad aumenta. | César Rodríguez

Se reducen espejos de agua

En Tlaxcala, en la última década han desaparecido alrededor de 450 hectáreas de espejo de agua, de éstas, 380 formaban parte de la presa Atlangatepec, la más grande del territorio estatal.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que de las mil 200 hectáreas que tenía en 2010, el espejo se redujo a mil 90.

PRESA DISMINUYÓ NUEVE HECTÁREAS DE TERRENO

Sin embargo, por la ausencia de lluvias el acuífero apenas dispone de 804 hectáreas, con un nivel del 59 %.

En el muestreo realizado hasta el siete de abril, Carlos Menéndez Montes, director de la Conagua en Tlaxcala, reveló que la presa Mariano Matamoros -la segunda más grande en Tlaxcala, ubicada en Ixtacuixtla- perdió un 48 %, al disminuir su infraestructura nueve hectáreas de terreno, de la 25 que tiene.

Mostró que la sequía que se vive es histórica pues nunca antes se habían secado los cuerpos de agua.

Y dijo que de las presas que fueron construidas al norte y poniente de Tlaxcala hace cinco décadas, 10 están secas y semi vacías.


10 Presas están secas y semi vacías.

804 hectáreas de espejo de agua cuenta actualmente la presa.

Sequía pega a campesinos; modifica el ciclo agrícola

La sequía, derivada del cambio climático, ha secado 10 de las 16 presas registradas en Tlaxcala. | César Rodríguez

La vida en el campo ya no es la misma de hace 10 años, las condiciones climáticas han venido a modificar el ciclo de siembra, principalmente del maíz, la semilla que ha dado sustento económico a familias en la entidad.

Don Francisco Aguilar, de la comunidad de Popocatla, en Ixtacuixtla, le preocupa que las lluvias no lleguen a tiempo, sobre todo porque sus cultivos no alcanzan el agua de riego proveniente de la Presa Mariano Matamoros, es tan poco el vital líquido que no logra abastecer sus terrenos.

En entrevista para este Diario, don Francisco relata que en los últimos años ha tenido pérdidas milenarias, debido al retraso de lluvias. Lo que logra cosechar, apenas le alcanza para consumo propio y vender unos cuantos “kilitos” de maíz.

“El tiempo de secas” (sequía), como lo llama el octogenario, ha venido a afectar la siembra y su bolsillo, pues de los 15 mil pesos que invierte anualmente, no logra salir “tablas” de las ganancias ni se diga.

A estas alturas de su vida, en la que desde los ocho años aprendió de esta noble labor, sigue trabajando la tierra que lo vio nacer y le ha dado de comer, así como el recurso para brindarles el estudio a sus hijos.

Sin embargo, aunque el campo ya no es redituable, don Paco asegura que seguirá sembrando sus terrenos, cuya labor confía que sus hijos y nietos continúen en años posteriores. “Cuando nos acabemos los ‘viejos’ yo no sé qué va a hacer del campo (…) hoy a la juventud ya no le interesa… ya no es muy socorrido”.

Don Francisco invierte anualmente 15 mil pesos en la siembra de maíz, cantidad que en alguna ocasiones no recupera, debido a las pérdidas que le genera el “mal tiempo”.

  • Con información de Tomás Baños



Escucha más del tema en nuestro podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music



TE RECOMENDAMOS

Círculos

Consiente a mamá con una amena comida en Restaurante El Convento de Atlihuetzia

Este 10 de mayo habrá música en vivo a cargo de Toño Islas y muchas sorpresas más

Local

Tecnológico superior de Tlaxco recibe distintivos por promover Derechos Humanos  

Por promover, difundir y salvaguardar estas garantías entre la comunidad escolar

Círculos

Consiente a mamá con una amena comida en Restaurante El Convento de Atlihuetzia

Este 10 de mayo habrá música en vivo a cargo de Toño Islas y muchas sorpresas más

Local

Tecnológico superior de Tlaxco recibe distintivos por promover Derechos Humanos  

Por promover, difundir y salvaguardar estas garantías entre la comunidad escolar

Futbol

Vuelven partidos de futbol a la CDMX con semáforo amarillo

En el interior del recinto deberá respetarse la sana distancia y estará prohibida la venta de alcohol

Local

Iniciará la transformación: Lorena Cuéllar

Justo en un mes comenzará la transformación de Tlaxcala, una vez que arrase en las urnas

Local

Destaca Cuéllar Cisneros el apoyo de dos exmandatarios

La candidata a la gubernatura asegura que la postura del diputado Víctor Báez “no es ninguna sorpresa”

Local

Plantean cambio de juez en caso Nancy

Se comprometió con pobladores de Calpulalpan a plantear ante el Consejo de la Judicatura del Estado