imagotipo

Hoy entra en vigor en la CDMX nueva norma para separar la basura

México.- Todos los días se producen grandes cantidades de desechos y se estima que en México al año se generan alrededor de 77 millones de toneladas.

grafico_basura

Esto equivale que en dicho periodo cada persona produce en promedio 300 kilos, de los cuales sólo 11 por ciento se recicla, lo que demuestra que aún hay mucho por hacer en esa materia.

Sin embargo de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se trabaja en coordinación con los gobiernos estatales y municipales para integrar el manejo adecuado de los desechos, ya que la meta del gobierno Federal es duplicar dicho porcentaje para 2018.

La basura tiene un valor si se separa, pero si se mezcla lo orgánico con lo inorgánico pierde su valor, porque se contamina y no queda otra alternativa que enterrarla en los rellenos sanitarios, comentó el titular de la Agencia de Gestión Urbana de la capital, Jaime Slomianski.

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México define a la basura como todo aquello que ya no usamos y consideramos como desecho, pero ésta no existe por naturaleza, sino que es el resultado de mezclar los residuos orgánicos e inorgánicos generados por las actividades diarias para satisfacer las necesidades de consumo.

Sin embargo, el desconocimiento sobre el manejo correcto de residuos, así como una falta de cultura de separación y reciclaje lleva a las personas a revolver los desechos, los cuales se convierten en basura que genera mal olor y contamina el ambiente, sin contar que pierde la posibilidad de ser reutilizados o reciclados, por lo que pierde su valor comercial.

De ahí que la nueva Norma Ambiental de Separación de Residuos, que entrará en vigor hoy 8 de julio, facilitará el aprovechamiento de los materiales reciclables, asegurando que los orgánicos se conviertan en composta y los reciclables se aprovechen como materia prima para la fabricación de nuevos productos. Con estas acciones, se reducirá el volumen de basura que se deposita en rellenos sanitarios y aumenta el reciclaje de los residuos sólidos.

La nueva Norma Ambiental NADF-024-AMBT 2013: Separación, Clasificación, Recolección Selectiva y Almacenamiento de los Residuos del Distrito Federal ordena separar en cuatro clasificaciones los desechos sólidos: orgánicos; inorgánicos reciclables y no reciclables; y manejo especial y voluminosos.

Cómo separar los desechos

La basura orgánica es aquella que proviene de organismos vivos que se pueden descomponer, por ejemplo lo que queda de la comida: huesos, cáscaras de frutas, semillas, todo lo que a los tres días empieza a oler, ésta es muy importante separarla porque cuando se empieza a descomponer despide un gas, un biogás que ese es el gas metano, uno de los de mayor contaminación.

Foto: Twitter @GobCDMX

Foto: Twitter @GobCDMX

En tanto, la basura inorgánica son los desechos que resultan de los productos y materiales que se usan en las actividades cotidianas, y ahora con la nueva norma ésta se clasificará en residuos reciclables y no reciclables: los reciclables son aquellos que la industria los puede volver a reutilizar como el plástico pet (botellas de agua), latas de aluminio, cartón, papel, metales y vidrio.

Foto: Twitter @GobCDMX

Foto: Twitter @GobCDMX

Mientras que en los no reciclables son: colillas de cigarro, plumas, botes de plásticos muy duros, como el shampoo, el del detergente, el del cloro, papel higiénico usado o no usado, toallas sanitarias usadas o no usadas, pañales desechables usados y no usados, zapato, telas, entre otros.

Foto: Twitter @GobCDMX

Foto: Twitter @GobCDMX

La cuarta categoría es el manejo especial y voluminosos, en este rubro están los colchones llantas, mesas, sofás, sillas, electrodomésticos, equipo de informática y de telecomunicaciones, aparato de alumbrado, herramientas eléctricas y electrónicas, pilas, baterías, radiografía, equipamiento sanitario ente otros.

Foto: Twitter @GobCDMX

Foto: Twitter @GobCDMX

Dicha clasificación no sólo hará más fácil la tarea de reciclaje sino que también disminuirá la cantidad y el volumen de basura que llega diariamente a los rellenos sanitarios y, por tanto, la contaminación que generan si no se les da un manejo correcto.

Beneficios de la separación

La Ciudad de México es una de las más pobladas del mundo, con cerca de nueve millones de habitantes (21 millones si se considera su área conurbada), lo que genera el aumento en la demanda de servicios, y por consiguiente un incremento progresivo en la generación de residuos sólidos.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente local todos los días se generan sólo en la capital alrededor de 12 mil 843 toneladas de residuos, lo cual equivale en promedio a 1.5 kilogramos per cápita por día, por lo que la Ciudad de México se ubica en el segundo lugar a nivel nacional en la generación de residuos sólidos, después del Estado de México.

Foto: Twitter @GobCDMX

Foto: Twitter @GobCDMX

No obstante, la mayor parte de esos desechos son reutilizables o reciclables y siguen teniendo un valor comercial como materia prima para elaborar nuevos productos, pero para sacarle provecho es necesario separarlos evitando que se mezclen y ensucien con otros convirtiéndose en basura.

“Si depositas tus desechos mezclados, se irán directo a un relleno sanitario para ser enterrados, nadie los podrá aprovechar y producirán un gran daño ambiental”, pero si separan los residuos, las materias primas que contienen se pueden recuperar, y con esa sencilla tarea de clasificarlos antes de tirarlos se pueden reciclar, lo cual a su vez ayuda a disminuir la contaminación del aire y del agua, precisa la autoridad ambiental a través de su portal de Internet.

Al reciclar se ayuda a conservar las área naturales protegidas; se minimiza los efectos negativos de la basura en los ecosistemas, se obtiene materia prima sin extraerla de la naturaleza; se reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, por ello es importante Reducir, Reusar y Reciclar, expone la Semarnat.

Qué se busca con la separación de la basura?

Lo que se está pidiendo a la ciudadanía es que todos los días se separe la basura en tres partes y el domingo pasará el carro a recolectar la cuarta categoría, es decir los desechos de manejo especial y voluminosos, en tanto que, martes, jueves y sábados, se recibirán los desechos orgánicos, recordó el titular de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México, Jaime Slomianski Aguilar.

El gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, busca traer tecnología para la instalación de dos plantas, una que procese basura orgánica a través de la biodigestión, a fin de obtener gas metano, el cual se busca convertir en energía; y otra para la inorgánica en donde se aplicará la termovalorización, también para obtener energía que irá al metro de la Ciudad de México.

Foto: Twitter @GobCDMX

Foto: Twitter @GobCDMX

Con ello, dijo el funcionario: “ya no vamos a comprar energía a la Comisión Federal de Energía (CFE), pues se pretende que con la energía obtenida de la basura inorgánica, a través de la termovalorización, movería el metro.

La basura es uno de los principales problemas ambientales del país, ya que genera gases tóxicos; fauna nociva; tapa los drenaje; contamina el agua y de suelo, entre otros, problemas y el problema crece todos los días, y la separación implica un trabajo de concientización, educación y cultura.

/afa