imagotipo

Negociaré frente a EU con soberanía, afirma Luis Videgaray

  • Patricia Torres
  • en México

Patricia Torres y Fernando Aguilar

Con Estados Unidos, México negociará con inteligencia, seguridad, sin miedo, ni sumisión, garantizó el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, al encabezar la inauguración de la XXVIII Reunión de Embajadores y Cónsules 2017.

Al señalar que habremos de enfrentar una nueva era en la relación entre México y Estados Unidos, el canciller aseguró que México va a negociar con el vecino país del norte con soberanía y sentido práctico, no con sumisión, garantizó.

Ante el cuerpo diplomático acreditado en nuestro país, Videgaray admitió que la incógnita para México por la llegada de Trump es mayor porque de la adecuada conducción y cauce de la relación bilateral depende la vida de millones de paisanos.

El canciller Videgaray fue puntual al señalar que habremos de enfrentar una nueva era en la relación con Estados Unidos, en la que “México actuará como lo ha hecho durante su historia diplomática, con dignidad e inteligencia, abriendo las puertas del diálogo y de la negociación para defender los intereses de México y los mexicanos”.

“México negociará como lo que siempre ha sido, como lo que es y va a seguir siendo, una nación plenamente soberana”. En ese sentido instruyó a los embajadores y cónsules a impulsar los distintos temas de la relación bilateral sin miedo, con seguridad y sabedores de la importancia que tiene México para nuestros vecinos del Norte.

A los nacionales que trabajan en Estados Unidos y a los mexicanos que aquí dependen del Tratado de Libre Comercio, el secretario Videgaray aseguró que “habremos de defenderlos y protegerlos con energía, valor y vigor”, ya que los millones de mexicanos que han emigrado a ese país para buscar trabajo “no son delincuentes, sino gente productiva que representa, en la mayoría de los casos, lo mejor de México”.

Dejó en claro que sí millones de mexicanos han salido de aquel país, no ha sido porque sean unos delincuentes como se ha señalado, sino que buscan una mejor calidad de vida y representan lo mejor de México.

Ante los retos por lo que se espera será una relación compleja entre ambas naciones, el canciller hizo un llamado a los representantes de México en el mundo a destacar los aportes de nuestros connacionales en las diversas economías.

Señaló que casi no hay aspecto de nuestra vida nacional que no esté de una u otra forma relacionado con Estados Unidos, los migrantes, el comercio, industria, agricultura, turismo, servicios, flujos financieros, energía, seguridad fronteriza, cooperación, combate a las drogas, crimen organizado y el terrorismo.

“Nuestra vecindad no es una simple colindancia, es una gigantesca dinámica y compleja convivencia y ante este formidable reto que nos presenta la dinámica política de Estados Unidos, nos pregunta mucha gente cómo va a reaccionar México.

“Hay voces que desde ahora se alzan promoviendo una estrategia de conflicto, confrontación e incluso de insulto, otras voces pronostican la sumisión vergonzosa, México no habrá de optar por ninguna de esas puertas falsas, México va a actuar como lo ha hecho a lo largo de su historia diplomática, con dignidad y con inteligencia, abriendo las puertas del diálogo y de la negociación para defender los intereses de México y los mexicanos”, afirmó Luis Videgaray Caso.

México va a negociar como lo que siempre ha sido, como lo que es y va a seguir siendo, una nación plenamente soberana, la soberanía no se negocia, la soberanía se ejerce dialogando con inteligencia y talento, es en la soberanía nacional donde está nuestra principal convicción y por lo tanto, es la soberanía nuestra principal fuente de congruencia y fuerza, aseveró.

México va a negociar con una gran seguridad, sin miedo, negociará los distintos temas de la relación bilateral con realismo y con ambición, promoviendo siempre el interés de México y los mexicanos.

Recordó que durante muchas décadas millones de mexicanos migraron a Estados Unidos en busca de una vida pacífica justa y próspera para sus familias, pero ese flujo migratorio ha disminuido notablemente.

Esos millones de mexicanos que han emigrado para buscar trabajo, no son como se les ha descrito, delincuentes, sino gente productiva que representa en la mayoría de los casos lo mejor de México, su contribución al tejido social estadunidense engrandece la historia de tradición de las generaciones de migrantes, una tras otra que han tenido para el bienestar de nuestra nación vecina, aclaró.

En su mensaje de inauguración de la XXVIII Reunión Anual de Embajadores y Cónsules “REC 2017”, el canciller presentó las prioridades de la política exterior de México para este año. Destacó que “éste es el momento más oportuno y necesario para que la SRE, bajo las instrucciones del Presidente de la República, impulse, conduzca y ponga en práctica una política exterior proactiva y creativa”.

La relación con América Latina y el Caribe es una prioridad estratégica de la política exterior mexicana y en ese sentido el canciller instruyó a utilizar todos los instrumentos disponibles para consolidar la relevancia de México en la región. En el ámbito político, subrayó, se impulsará un diálogo constructivo con los países miembros y se continuará con los esfuerzos en materia de cooperación e impulso al libre comercio, reconociendo a la Alianza del Pacífico como un espacio vanguardista y exitoso de integración regional.

En este mismo evento por la tarde, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, pidió a los embajadores y cónsules llevar el mensaje a otros países del mundo de que México no está en crisis como ocurrió en 1995, a pesar de que el nerviosismo y el desasosiego han afectado al tipo de cambio, la inflación y las tasas de interés.

“Ciertamente hay una incertidumbre real que se refleja en nuestras variables, pero que no se ve un cambio real y los fundamentales de la economía mexicana son los mismos que teníamos hace cuatro meses”, respondió durante una conferencia magistral a una de las funcionarias, quien se mostró preocupada por la situación del momento en que vive el país.

Además, el funcionario federal recordó que en 1995 había una madurez de deuda de siete meses, cuando en este momento la deuda externa tiene una madurez promedio de 21 años.

Puntualizó que la economía mexicana hila varios trimestres consecutivos de crecimiento sostenido, así como no existen desbalances en las cuentas bancarias, en las cuentas externas y tampoco hay desbalances en las cuentas fiscales, expresó el ex secretario de Relaciones Exteriores (SRE).