/ martes 7 de julio de 2020

"Desaparece" dinero de beneficiarios de Sembrando Vida

Coneval encontró que se descontaron mil 380 millones de pesos para crear un fondo del cual no tienen respaldo

En el primer año de operación del programa Sembrando Vida el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se descontó a 230 mil campesinos 500 pesos del apoyo que recibieron a fin de promover el ahorro familiar y crear entre todos un fondo de bienestar, sólo que en la evaluación que realizó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) encontró que hasta ahora los beneficiarios “no cuentan con un documento legal para comprobar dicho ahorro” y tampoco se especifica a qué institución deben acudir a solicitar esos recursos necesarios.

Significa que los 230 mil campesinos beneficiados en 2019 habrían ahorrado por mes 115 millones de pesos y al finalizar ese año se habrían sumado mil 380 millones de pesos. Mientras que en el primer semestre del año se agregaron 850 millones de pesos mensuales y al semestre representaban 510 millones de pesos que se debían sumar.

En el documento de Evaluación de Diseño con Trabajo de Campo del Programa Sembrando Vida 2019- 2020 Coneval afirma que “hasta el momento de la elaboración de este informe el equipo evaluador no cuenta con evidencia documental que permita identificar en qué institución financiera se resguardan estos recursos”.

Describe que durante las entrevistas con los operadores de las oficinas centrales, en la Secretaría de Bienestar, se comentó que “los recursos se encontraban en Bansefi, pero que se habían transferido a Intercam, sin quedar claro si el fideicomiso de capital se contrataría con esta misma institución. Al respecto, no se recibió documentación alguna que sustente cómo se llegó a esta decisión, cuáles son los factores que se consideraron y quiénes participaron en el proceso de decisión”.

El programa en su origen estableció, en 2019, en las reglas de operación que el apoyo que se entregó a los campesinos en cinco mil pesos mensuales que se distribuyen cuatro mil quinientos pesos que fueron depositados en tarjetas de débito a nombre del beneficiario y 450 pesos que se destinaron a una cuenta de ahorro del sujeto de derecho y 50 pesos más se destinaron al Fondo de Bienestar. Para la vigencia 2020 “500 pesos destinados a un ahorro programado que se retiene y transfiere automáticamente a una cuenta de inversión; ésta se divide en 250 pesos de ahorro familiar (personal) y 250 pesos destinados a la creación del ‘Fondo de Bienestar’ (de apoyo común). El Fondo es un ente independiente del Programa, bajo la figura jurídica de fideicomiso privado”.

Al presentar el informe, José Nabor Cruz, secretario ejecutivo de Coneval, aseguró que los cambios de normatividad que se encontraron en los 17 programas sociales prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluido Sembrando Vida, se hicieron para “adaptarse a las necesidades de los planes de gobierno o al contexto de implementación, se presentaron algunas veces más de una vez durante un ejercicio fiscal, lo que se considera un riesgo operativo al generar poca certeza en los operadores locales y beneficiarios”. De acuerdo con el PEF el presupuesto de Sembrando Vida en 2019 fue de 15 mil millones de pesos y para 2020 se le asignó 28 mil 504.9 millones de pesos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

En el primer año de operación del programa Sembrando Vida el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se descontó a 230 mil campesinos 500 pesos del apoyo que recibieron a fin de promover el ahorro familiar y crear entre todos un fondo de bienestar, sólo que en la evaluación que realizó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) encontró que hasta ahora los beneficiarios “no cuentan con un documento legal para comprobar dicho ahorro” y tampoco se especifica a qué institución deben acudir a solicitar esos recursos necesarios.

Significa que los 230 mil campesinos beneficiados en 2019 habrían ahorrado por mes 115 millones de pesos y al finalizar ese año se habrían sumado mil 380 millones de pesos. Mientras que en el primer semestre del año se agregaron 850 millones de pesos mensuales y al semestre representaban 510 millones de pesos que se debían sumar.

En el documento de Evaluación de Diseño con Trabajo de Campo del Programa Sembrando Vida 2019- 2020 Coneval afirma que “hasta el momento de la elaboración de este informe el equipo evaluador no cuenta con evidencia documental que permita identificar en qué institución financiera se resguardan estos recursos”.

Describe que durante las entrevistas con los operadores de las oficinas centrales, en la Secretaría de Bienestar, se comentó que “los recursos se encontraban en Bansefi, pero que se habían transferido a Intercam, sin quedar claro si el fideicomiso de capital se contrataría con esta misma institución. Al respecto, no se recibió documentación alguna que sustente cómo se llegó a esta decisión, cuáles son los factores que se consideraron y quiénes participaron en el proceso de decisión”.

El programa en su origen estableció, en 2019, en las reglas de operación que el apoyo que se entregó a los campesinos en cinco mil pesos mensuales que se distribuyen cuatro mil quinientos pesos que fueron depositados en tarjetas de débito a nombre del beneficiario y 450 pesos que se destinaron a una cuenta de ahorro del sujeto de derecho y 50 pesos más se destinaron al Fondo de Bienestar. Para la vigencia 2020 “500 pesos destinados a un ahorro programado que se retiene y transfiere automáticamente a una cuenta de inversión; ésta se divide en 250 pesos de ahorro familiar (personal) y 250 pesos destinados a la creación del ‘Fondo de Bienestar’ (de apoyo común). El Fondo es un ente independiente del Programa, bajo la figura jurídica de fideicomiso privado”.

Al presentar el informe, José Nabor Cruz, secretario ejecutivo de Coneval, aseguró que los cambios de normatividad que se encontraron en los 17 programas sociales prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluido Sembrando Vida, se hicieron para “adaptarse a las necesidades de los planes de gobierno o al contexto de implementación, se presentaron algunas veces más de una vez durante un ejercicio fiscal, lo que se considera un riesgo operativo al generar poca certeza en los operadores locales y beneficiarios”. De acuerdo con el PEF el presupuesto de Sembrando Vida en 2019 fue de 15 mil millones de pesos y para 2020 se le asignó 28 mil 504.9 millones de pesos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Policiaca

Internos provocan incendio en anexo y se escapan un total de 16, en Chiautempan

Por la mañana, la Coeprist suspendió el centro de rehabilitación “La Providencia” por detectar irregularidades

Local

Tlaxcaltecas respondieron positivamente a Campaña Canje de Armas 2022

Durante la primera etapa que abarcó del 6 de junio al 2 de julio, acopiaron 62 armas de fuego y mil 847 juguetes bélicos

Policiaca

Roban camioneta a repartidor de cemitas en Xiloxoxtla y lo abandonan en Puebla

En las últimas 24 horas suman cuatro robos de vehículos, revelan cifras oficiales

Sociedad

Deprimidos, ocho de cada 100 mexicanos

Es la primera causa de discapacidad entre las mujeres, mientras que en los hombres es la novena, asegura especialista

Finanzas

Salida de empresas de la BMV genera desconfianza

Analistas destacan el entorno económico, aun cuando estas decisiones son "algo natural"

Virales

¿Te imaginas una versión japonesa de ‘La Chona’? Banda lo hace posible

La Chona es una pieza clásica de las fiestas en México, y así es como suena en otro idioma

Política

Renueva México TLC con Corea del Sur

Ambos países acordaron realizar una cooperación triangular para financiar el progreso en Centroamérica

Política

Acusan fraude con dinero del avión presidencial

Constructora abandona la obra de remodelación de una escuela, pero ya había cobrado casi 8 millones

Sociedad

Escasez de agua: Sequía no distingue clases sociales en Nuevo León

La escasez de agua en Nuevo León afecta a colonias populares y a fraccionamientos exclusivos, no distingue de clases sociales