/ viernes 17 de abril de 2020

Pandemia calla trompetas y guitarras de mariachis

La Plaza de Santa Cecilia, en Garibaldi, está vacía. Hoy, encontrar un grupo en el corazón de la capital es casi imposible. No hay noches del Tenampa

Salir de noche del metro Garibaldi a la Plaza de Santa Cecilia, en el corazón de la Ciudad de México, es una experiencia sonora y de folclor que hoy no existe. La pandemia puso en cuarentena a las trompetas, los violines y las vihuelas.

Las noches en el famoso restaurante Tenampa hoy están a la espera de que la enfermedad ceda y entonces, puedan volver a cantarse serenatas con y sin luna.

Mientras, los mariachis sufren la ausencia de los enamorados y los dolidos.

“Hay poco trabajo para nosotros en cuanto a los eventos a comparación de antes que sí teníamos muchos, hasta entre semana y más en fin de semana, pero con esto de la contingencia que hay ya bajó mucho el trabajo, yo creo el 90 por ciento en comparación de antes, se podría decir”, comenta a El Sol de México Benjamín Sixto García, representante y violinista del Mariachi Cuajimalpa.

“Dicen que la distancia es el olvido, pero yo no concibo esa razón”, dice la letra de La Barca, una canción de Roberto Cantoral. El Mariachi Cuajimalpa sigue esta misma creencia.

Para ellos, la sana distancia no es pretexto para no llevar una serenata al amor de tu vida.

Tampoco los días se frenan y con ellos llegan los aniversarios, cumpleaños e incluso reconciliaciones entre parejas, aún en medio de una pandemia global.

De estos eventos, es testigo y cómplice la música, en particular cuando va acompañada de mariachis.

En este tenor, el grupo representado por Benjamín Sixto, está disponible a un WhatsApp de distancia, listo para llevar serenatas, ya sea presenciales o a través de cualquier aplicación que permita transmitir video en vivo.

La idea no es nueva, ya en 1952, Pedro Chávez y Luis Macías le cantaron Despierta por teléfono a Marianela, la novia de Luis, en la película ¿Qué te ha dado esa mujer?, protagonizada por Pedro Infante y Luis Aguilar.

Afuera del Museo del Tequila y el Mezcal, en Garibaldi, mariachis esperan clientes, pese a la contingencia / Foto: Laura Lovera

Pero Benjamín y el Mariachi Cuajimalpa ofrecen serenatas más allá de lo convencional, pues con una videollamada en WhatsApp llegan hasta los hogares de aquellos enamorados que buscan sorprender al novio, la esposa, e incluso de quienes buscan reducir la distancia entre familiares y amigos.

“¡Conoce nuestro nuevo servicio de serenata por WhatsApp (videoconferencia) sin importar en qué parte del mundo te encuentres tú o la persona a festejar! Que la contingencia por el coronavirus no te impida celebrar a tus seres queridos, regala una bella serenata”, anuncia su mensaje publicitario.

La caída en las serenatas presenciales ha implicado que Benjamín y los otros seis integrantes de esta agrupación adaptaran el servicio vía remota, turnándose incluso entre ellos para evitar un impacto a la economía de Iván Campos Mendoza, guitarrista, su tocayo Iván Campos Pliego, encargado de la vihuela, Gerardo Campos Quiroz y Gerardo Campos Valle, quienes tocan el guitarrón y la trompeta, como de Gregorio San Agustín, violinista y de Evodio Moisés, también trompetista.

Friedrich Nietzsche diría que “todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal” y esto lo sabe el Mariachi Cuajimalpa, quienes pese a la contingencia sanitaria que atraviesa el país por el Covid-19 salen a las calles con su mejor armamento, sus instrumentos, y con las medidas de higiene que pueden adoptar en su giro musical como el cubrebocas.

“Sí tomamos ciertas medidas con los compañeros y también al ir a los eventos cuando el cliente nos solicita a domicilio. Los clientes que ya conocen nuestro grupo nos han dicho que nos cuidemos, de hecho sí lo hacemos, y se nos ocurrió la idea de hacerlo tambien por WhatsApp tanto para seguridad del cliente como para nosotros y ya no salir”, comenta el director del mariachi.

Añade que no han dejado de realizar su labor en las calles, aunque los pedidos de serenatas y servicios de manera presencial han caído drásticamente, por lo que igualmente han ajustado sus precios.

Llevan gallo en la Ciudad de México y el área metropolitana y ofrecen paquetes más económicos, que van desde los dos mil 400 pesos con cinco integrantes o hasta los tres mil pesos con toda la agrupación presente; mientras que el servicio a distancia cuesta 700 pesos con cuatro integrantes.

Benjamín recuerda que los clientes que los han contratado no les han puesto peros, más allá de lavarse las manos cuando llegan al domicilio donde interpretan sus canciones.

Para el amor no hay pretextos, para los músicos tampoco, y el nuevo servicio del Mariachi Cuajimalpa lo demuestra.

El servicio del grupo se puede contratar a través del número 5518337209 y sus redes sociales que llevan el mismo nombre del mariachi.

ENSAYAN A DISTANCIA

La música sigue viva y otra alternativa a pesar de la sana distancia la aplicaron los estudiantes del programa de mariachis del Distrito Escolar Independiente de Roma, en el sur de Texas.

A pie de calle, en Eje Central Lázaro Cárdenas, los grupos ofrecen sus servicios a los pocos autos que circulan en la avenida / Foto: Laura Lovera

Este grupo de jóvenes músicos han cobrado notoriedad en medio de la cuarentena, después que se volviera viral un video de los ensayos en el que los estudiantes están tocando cada uno desde sus casas la misma canción.

Hasta finales de marzo, el video de uno de los ensayos tenía más 824 mil reproducciones en la cuenta de Facebook del programa.

El director del programa, Eloy Garza, dijo en un mensaje por las redes sociales que las sesiones grupales a través de video “ayudarán a los estudiantes a mantenerse al día con su rutina de práctica diaria y a ser productivos a pesar de que todos enfrentan una situación difícil que los obliga permanecer en casa”.

Desde el 23 de marzo el Distrito Escolar de Roma canceló temporalmente sus clases, dejando a los estudiantes sin la posibilidad de reunirse para continuar con programas musicales, y deportivos.

El programa de mariachi está compuesto por estudiantes de Roma Middle School y Ramiro Barrera Middle School, y comenzaron sus practicas desde el 24 de marzo.

El día siguiente, Garza publicó un primer video del ensayo donde se ven 15 estudiantes, tocando El Relampago al estilo de Son Jalisciense, mismo que alcanzó las 300 mil reproducciones.

GALLO A PACIENTES

Mariachis de Garibaldi se desplazaron el martes al hospital del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), al sur de la capital, para dar ánimo a los pacientes de enfermedades respiratorias y concientizar acerca del coronavirus, a pesar de sus dificultades económicas.

“Lo que buscamos es solidarizarnos con la situación de la contingencia. Y también a ellos, que como mariachis no tienen sueldo fijo, queremos apoyarlos. Es una serenata para concienciar”, dijo Karen Álvarez, trabajadora del Museo del Tequila y el Mezcal, organizador de esta salida.

Álvarez enfatizó que con la llegada del coronavirus a México el turismo, que es la base de la subsistencia de los músicos de esta plaza, se paró por completo.“Cuando acabe todo esto, regresaremos con todo”.

Con canciones de ánimo, alegría y amor, las decenas de mariachis que fueron se mostraron positivos al grito de “Garibaldi nunca muere”.

Con su actuación, los músicos enfatizaron el agradecimiento al personal sanitario y animaron a los enfermos.

Salir de noche del metro Garibaldi a la Plaza de Santa Cecilia, en el corazón de la Ciudad de México, es una experiencia sonora y de folclor que hoy no existe. La pandemia puso en cuarentena a las trompetas, los violines y las vihuelas.

Las noches en el famoso restaurante Tenampa hoy están a la espera de que la enfermedad ceda y entonces, puedan volver a cantarse serenatas con y sin luna.

Mientras, los mariachis sufren la ausencia de los enamorados y los dolidos.

“Hay poco trabajo para nosotros en cuanto a los eventos a comparación de antes que sí teníamos muchos, hasta entre semana y más en fin de semana, pero con esto de la contingencia que hay ya bajó mucho el trabajo, yo creo el 90 por ciento en comparación de antes, se podría decir”, comenta a El Sol de México Benjamín Sixto García, representante y violinista del Mariachi Cuajimalpa.

“Dicen que la distancia es el olvido, pero yo no concibo esa razón”, dice la letra de La Barca, una canción de Roberto Cantoral. El Mariachi Cuajimalpa sigue esta misma creencia.

Para ellos, la sana distancia no es pretexto para no llevar una serenata al amor de tu vida.

Tampoco los días se frenan y con ellos llegan los aniversarios, cumpleaños e incluso reconciliaciones entre parejas, aún en medio de una pandemia global.

De estos eventos, es testigo y cómplice la música, en particular cuando va acompañada de mariachis.

En este tenor, el grupo representado por Benjamín Sixto, está disponible a un WhatsApp de distancia, listo para llevar serenatas, ya sea presenciales o a través de cualquier aplicación que permita transmitir video en vivo.

La idea no es nueva, ya en 1952, Pedro Chávez y Luis Macías le cantaron Despierta por teléfono a Marianela, la novia de Luis, en la película ¿Qué te ha dado esa mujer?, protagonizada por Pedro Infante y Luis Aguilar.

Afuera del Museo del Tequila y el Mezcal, en Garibaldi, mariachis esperan clientes, pese a la contingencia / Foto: Laura Lovera

Pero Benjamín y el Mariachi Cuajimalpa ofrecen serenatas más allá de lo convencional, pues con una videollamada en WhatsApp llegan hasta los hogares de aquellos enamorados que buscan sorprender al novio, la esposa, e incluso de quienes buscan reducir la distancia entre familiares y amigos.

“¡Conoce nuestro nuevo servicio de serenata por WhatsApp (videoconferencia) sin importar en qué parte del mundo te encuentres tú o la persona a festejar! Que la contingencia por el coronavirus no te impida celebrar a tus seres queridos, regala una bella serenata”, anuncia su mensaje publicitario.

La caída en las serenatas presenciales ha implicado que Benjamín y los otros seis integrantes de esta agrupación adaptaran el servicio vía remota, turnándose incluso entre ellos para evitar un impacto a la economía de Iván Campos Mendoza, guitarrista, su tocayo Iván Campos Pliego, encargado de la vihuela, Gerardo Campos Quiroz y Gerardo Campos Valle, quienes tocan el guitarrón y la trompeta, como de Gregorio San Agustín, violinista y de Evodio Moisés, también trompetista.

Friedrich Nietzsche diría que “todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal” y esto lo sabe el Mariachi Cuajimalpa, quienes pese a la contingencia sanitaria que atraviesa el país por el Covid-19 salen a las calles con su mejor armamento, sus instrumentos, y con las medidas de higiene que pueden adoptar en su giro musical como el cubrebocas.

“Sí tomamos ciertas medidas con los compañeros y también al ir a los eventos cuando el cliente nos solicita a domicilio. Los clientes que ya conocen nuestro grupo nos han dicho que nos cuidemos, de hecho sí lo hacemos, y se nos ocurrió la idea de hacerlo tambien por WhatsApp tanto para seguridad del cliente como para nosotros y ya no salir”, comenta el director del mariachi.

Añade que no han dejado de realizar su labor en las calles, aunque los pedidos de serenatas y servicios de manera presencial han caído drásticamente, por lo que igualmente han ajustado sus precios.

Llevan gallo en la Ciudad de México y el área metropolitana y ofrecen paquetes más económicos, que van desde los dos mil 400 pesos con cinco integrantes o hasta los tres mil pesos con toda la agrupación presente; mientras que el servicio a distancia cuesta 700 pesos con cuatro integrantes.

Benjamín recuerda que los clientes que los han contratado no les han puesto peros, más allá de lavarse las manos cuando llegan al domicilio donde interpretan sus canciones.

Para el amor no hay pretextos, para los músicos tampoco, y el nuevo servicio del Mariachi Cuajimalpa lo demuestra.

El servicio del grupo se puede contratar a través del número 5518337209 y sus redes sociales que llevan el mismo nombre del mariachi.

ENSAYAN A DISTANCIA

La música sigue viva y otra alternativa a pesar de la sana distancia la aplicaron los estudiantes del programa de mariachis del Distrito Escolar Independiente de Roma, en el sur de Texas.

A pie de calle, en Eje Central Lázaro Cárdenas, los grupos ofrecen sus servicios a los pocos autos que circulan en la avenida / Foto: Laura Lovera

Este grupo de jóvenes músicos han cobrado notoriedad en medio de la cuarentena, después que se volviera viral un video de los ensayos en el que los estudiantes están tocando cada uno desde sus casas la misma canción.

Hasta finales de marzo, el video de uno de los ensayos tenía más 824 mil reproducciones en la cuenta de Facebook del programa.

El director del programa, Eloy Garza, dijo en un mensaje por las redes sociales que las sesiones grupales a través de video “ayudarán a los estudiantes a mantenerse al día con su rutina de práctica diaria y a ser productivos a pesar de que todos enfrentan una situación difícil que los obliga permanecer en casa”.

Desde el 23 de marzo el Distrito Escolar de Roma canceló temporalmente sus clases, dejando a los estudiantes sin la posibilidad de reunirse para continuar con programas musicales, y deportivos.

El programa de mariachi está compuesto por estudiantes de Roma Middle School y Ramiro Barrera Middle School, y comenzaron sus practicas desde el 24 de marzo.

El día siguiente, Garza publicó un primer video del ensayo donde se ven 15 estudiantes, tocando El Relampago al estilo de Son Jalisciense, mismo que alcanzó las 300 mil reproducciones.

GALLO A PACIENTES

Mariachis de Garibaldi se desplazaron el martes al hospital del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), al sur de la capital, para dar ánimo a los pacientes de enfermedades respiratorias y concientizar acerca del coronavirus, a pesar de sus dificultades económicas.

“Lo que buscamos es solidarizarnos con la situación de la contingencia. Y también a ellos, que como mariachis no tienen sueldo fijo, queremos apoyarlos. Es una serenata para concienciar”, dijo Karen Álvarez, trabajadora del Museo del Tequila y el Mezcal, organizador de esta salida.

Álvarez enfatizó que con la llegada del coronavirus a México el turismo, que es la base de la subsistencia de los músicos de esta plaza, se paró por completo.“Cuando acabe todo esto, regresaremos con todo”.

Con canciones de ánimo, alegría y amor, las decenas de mariachis que fueron se mostraron positivos al grito de “Garibaldi nunca muere”.

Con su actuación, los músicos enfatizaron el agradecimiento al personal sanitario y animaron a los enfermos.

Local

Define Claudia Pérez tres ejes fundamentales como plan de trabajo

También resalta diputada federal acciones para hacer frente a la pandemia

Local

Participa Sesa en Reunión Regional para reducción de riesgos asociados a la atención por Covid-19

El evento se desarrolló en Cuernavaca, Morelos y contó con la participación de los secretarios de Salud de diversos estados

Local

Define Claudia Pérez tres ejes fundamentales como plan de trabajo

También resalta diputada federal acciones para hacer frente a la pandemia

Local

Participa Sesa en Reunión Regional para reducción de riesgos asociados a la atención por Covid-19

El evento se desarrolló en Cuernavaca, Morelos y contó con la participación de los secretarios de Salud de diversos estados

Local

Atiende CEPC denuncia por una gasera irregular en Apizaquito

Era considerada por vecinos como una “bomba de tiempo”

Local

Pide Anabell Ávalos a mujeres no permitir ser violentadas

El Instituto Municipal de la Mujer de Tlaxcala efectuó una serie de talleres y conferencias

Local

Tlaxcala, estado con instituciones fuertes: Marco Mena

El Gobernador inauguró la nueva sede del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado