imagotipo

Acuden vecinos de Zacatelco a INAH

  • El Sol de Tlaxcala
  • en Municipios

Francisco H. REYES

Vecinos de Zacatelco acudieron al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para exigir sean retirados los comerciantes que se ubican frente a la fachada de la Parroquia de Santa Inés.

Reunidos en la cabecera municipal, los inconformes encabezados por Noé Hernández Hernández, mencionaron que “no queremos que se pierda belleza del patrimonio cultural; aquí hasta jóvenes ingieren bebidas alcohólicas sin que la policía municipal lo evite”.

Los quejosos dijeron que la fiscal, Sonia Serrano Coronel, lucra con los ingresos por el cobro de comerciantes semifijos, además del uso de sanitarios y a más de diez franeleros, a los que les cobra 200 pesos semanales.

“Vemos que hay un fin dudoso de dinero que llega a manos de la fiscal; venos un desorden completo que afecta la imagen de nuestra parroquia, monumento colonial, una iglesia con cantera rosa, que es invadida por puestos”.

Hernández Hernández dijo que la fiscal cobra 150 pesos por metro cuadrado de renta a comerciantes.

“En el INAH nos dijeron que esto era competencia del Ayuntamiento porque es vía pública, sin embargo, mencionaron que intervendrían si estaban dañando el barandal o la cantera rosa y los resultados serán dados a conocer en 15 días”.

Mencionó que están a la espera de que responda el delegado de la dependencia federal, pues “queremos que se respete la fachada del atrio, que no se establezcan ahí los puestos, porque le restan visibilidad, es una cosa que envilece la fachada del atrio de la parroquia; hay un pasaje de Biblia en donde Jesucristo corrió a comerciantes que estaban en el templo de Dios y dijo `ustedes han convertido la casa de mi padre en una cueva de rateros´, es lo que está pasando”.

Entre los inconformes están: Isidro Rodríguez Portillo; Efraín Hernández, Jorge Flores Flores y Alberto Vargas Moreno, quienes acusaron que “el párroco se hace de la vista gorda, mientras la fiscal tiene entrada económica por los baños, por los viene viene y de los puesteros”.

Agregaron que “vamos a pedirle su intervención al alcalde electo, Tomás Orea, esperemos que escuche nuestros reclamos”.

Los vecinos propusieron el traslado de la feria anual de Zacatelco, en enero 2017, al centro turístico ejidal “El Chatlal”, para evitar contaminación en el centro de la población y afectación a la imagen colonial de la comuna.