imagotipo

Se enojó porque le exigimos cuentas, responde munícipe de Calpulalpan

  • Manuel MORALES
  • en Municipios

Nunca hice negocios en la feria ni pedí el diezmo, asevera Neptalí Gutiérrez

El alcalde de Calpulalpan, Neptalí Gutiérrez Juárez, sostuvo que el presidente del comité de feria, Benja

El alcalde de Calpulalpan, Neptalí Gutiérrez Juárez, sostuvo que el presidente del comité de feria, Benjamín Carrasco Barrios, “afirma que incurrí en malos manejos financieros porque está enojado pues le pedimos cuentas… hay un déficit superior a los 400 mil pesos y lejos de cumplir con esa responsabilidad hace señalamientos a base de mentiras”

Dijo que se siente desilusionado porque en todo momento el equipo que está dentro de áreas específicas de la administración municipal trabajó como gente de respaldo “y el hecho de que los culpe se considera como un acto desleal, ya que en ningún momento recibí proyecto alguno sobre cómo sería la feria”.

No te pierdas: Acusan al alcalde de malos manejos de los recursos de feria anual de Calpulalpan

Negó que haya pedido diezmos, pues no se daría a conocer por una cantidad de dinero, además de que la feria dio mucho qué decir y no por caprichos que haya tenido.

“Lo que buscaba es comprar un audio propio y el año siguiente no tener que rentar un equipo de ese tipo con valor de más de 250 mil pesos”.

Aseguró que el presidente del comité de feria no ha mostrado las cuentas ni una explicación sobre el manejo de los recursos

Aceptó que fue un error nombrar a esta persona para organizar el festejo, pero “como ha trabajado en más de cinco ferias, nos dio el parámetro para pensar que haría una buena feria,”.

No dejes de leer: Exigen salida del director de Obras en Acuamanala

Explicó que no fue su capricho dar permisos para vender cerveza en la plancha del jardín central, ni cobrar estratosféricamente el derecho de piso a los vendedores o que no hubo audio en el interior de la iglesia y que el artista solo cantó dos canciones, pues lo único que hizo fue negociar los eventos artísticos para conseguir mejores precios, pero insistió en que Benjamín Carrasco no quiso trabajar con nadie.

Agregó que delegó la responsabilidad de la organización de la feria a Benjamín Carrasco, quien contrató por iniciativa propia a la tesorera (su prima) por lo que “reconozco que al mejor cazador se la va la liebre pero a él se le fueron muchas”.