imagotipo

Brindan seguridad a visitantes en senderos de la luciérnaga en Nanacamilpa

  • Manuel MORALES
  • en Municipios

Prohíben encender aparatos que emitan luz, capturar, matar luciérnagas y hacer fogatas

Con el fin de proteger el hábitat de la luciérnaga, así como brindar seguridad a miles de visitantes que arriban cada fin de semana a Nanacamilpa, elementos de la Dirección de Seguridad Pública realizan recorridos en los senderos antes y después del avistamiento de los insectos, pues esto les permite verificar el estado físico de los caminos, así como brindar ayuda a paseantes que presentan problemas con vehículos.

Para poder ingresar a cualquiera de los 26 senderos de la luciérnaga registrados en la comuna, fueron establecidos dos módulos de acceso en la comunidad de San Felipe Hidalgo y el paraje conocido como El Águila, donde personal certificado informa a las personas sobre el reglamento a respetar en la zona boscosa.

No te pierdas: Da Minerva Hernández Ramos banderazo a obra en Texoloc

Entre las recomendaciones que deben cumplir los visitantes se encuentra no encender ningún aparato que emita luz, capturar o matar luciérnagas, caminar solo por los senderos, no dejar basura en el bosque, no hacer fogatas en el santuario, no llevar mascotas y dejar el automóvil lo más lejos posible del hábitat de la luciérnaga.

El director de Seguridad Pública de Nanacamilpa, Ceferino Cortés Macías, comentó que en coordinación con corporaciones policiacas federales y estatales, brindan seguridad a los visitantes, ya que los sábados llegan al municipio entre tres mil y cuatro mil personas, además de que un considerable número de extranjeros, quienes se han retirado sin que surja ningún incidente.

No dejes de leer: Comunas de Tlaxcala y Xalapa establecen relaciones turísticas

Reconoció que en los últimos días ha batallado un poco por el clima y las lluvias, por lo que elementos a su cargo hacen un recorrido antes de las 19:00 horas para verificar que los caminos estén en buenas condiciones físicas para circular y después de las 22:00 horas supervisan los senderos para verificar que no haya problemas por descompostura de vehículos o personas perdidas.

Agregó que en caso de que las personas no respeten el reglamento establecido para la preservación del insecto, los propietarios de los senderos hacen el reporte correspondiente y los uniformados los retiran del lugar, aun cuando hayan pagado su entrada