/ miércoles 6 de mayo de 2020

Mala instalación causa flamazo en negocio, en Amaxac

Tres mujeres sufrieron una crisis nerviosa

Una mala instalación de gas ocasionó la tarde de ayer un flamazo en un puesto de comida, ubicado en la Sección Segunda del municipio de Amaxac de Guerrero.

Tres mujeres identificadas como Lizbeth N., de 32 años de edad; Merari H., de 25 años y Jaqueline C., de 20 años y con siete meses de gestación, sufrieron una crisis nerviosa y no ameritaron su traslado a un hospital.

Continúa leyendo:

Una mala instalación de gas ocasionó la tarde de ayer un flamazo en un puesto de comida, ubicado en la Sección Segunda del municipio de Amaxac de Guerrero.

Tres mujeres identificadas como Lizbeth N., de 32 años de edad; Merari H., de 25 años y Jaqueline C., de 20 años y con siete meses de gestación, sufrieron una crisis nerviosa y no ameritaron su traslado a un hospital.

Continúa leyendo:

Local

Realiza “Ruta por tu Salud” más de 32 mil acciones en el municipio de Tlaxcala

Se otorgaron servicios médicos gratuitos, como consulta médica, papanicolaou, química clínica, entre otros

Política

Acusan a Irma Eréndira Sandoval de proteger a hermano

Un morenista se unió a la oposición en los señalamientos a la titular de la SFP de encubrir la corrupción

Mundo

Furia en Italia por nuevas medidas anti-covid

Las acciones europeas cayeron ayer debido a que la aversión al riesgo lastró los mercados ante el agresivo rebrote de contagios en la UE

Mundo

Nadadores de Perú regresan al mar por el virus

El cierre de las albercas locales obliga a los deportistas a utilizar el mar abierto como lugar de entrenamiento

Sociedad

México supera 10 veces proyección de muertes por Covid

Las estadísticas se acercan peligrosamente a las 90 mil defunciones en poco más de siete meses

Finanzas

Elecciones EU: El peso resiste dura campaña

La moneda vive un efecto de "montaña rusa" desde las convenciones bipartidistas de EU

Finanzas

Banjercito invierte 27 mdp en biométricos

Con estos dispositivos, el banco capturará huellas digitales, el rostro y la voz de los cuentahabientes