imagotipo

Masacre en Huehuetán por ajuste de cuentas

Por Aldo Miguel

La masacre de Huehuetlán no se presentó por un cobro de derecho de piso, sino por un ajuste de cuentas relacionadas con el robo de hidrocarburo, sostuvo el alcalde Lázaro Luna Corona, quien reportó que en septiembre de 2016, a un mes de haber asumido el cargo tras el asesinato del edil José Santamaría Zavala, solicitó el apoyo en materia de seguridad de las autoridades estatales y militares, sin que tuviera una respuesta favorable.

Admitió que sí conoce a los integrantes de la banda Los Cuijes, que es la presunta responsable de ocho ejecuciones de pobladores de ese municipio al manifestar que Huehuetlán es un municipio pequeño en donde todos se conocen y conocen las actividades que realizan, no obstante, rechazó tajantemente que tenga nexos con estos criminales.

El edil, quien está a punto de cumplir apenas 29 años de edad, se dijo arrepentido de haber aceptado la presidencia municipal e incluso dijo que ha analizado la posibilidad de dejar el cargo debido a que tiene miedo por lo que le pueda pasar a él y su familia, sin embargo, dijo que no lo ha hecho porque esa no sería la solución al problema de inseguridad.

NO FUE POR DERECHO DE PISO

Entrevistado por El Sol de Puebla y ABC Radio, el alcalde reportó que a la presidencia nunca llegó el reporte de que los delincuentes estaban cobrando por derecho de piso a los habitantes de ese municipio, que es una de las hipótesis que está manejando las autoridades estatales.

“En presidencia nunca llegó ese reporte, no sé si al 911 haya llegado, pero a nosotros nunca nos llegó, yo no tenía conocimiento sobre el cobro de piso. No tengo ningún reporte, lo puedo decir ante quien sea, nadie me había reportado de este tema de cobro de piso”, añadió.

Puntualizó que, según las investigaciones que está realizando la Fiscalía General del Estado (FGE), las ejecuciones se registraron el domingo y lunes derivaron del fenómeno delictivo del huachicol.

Si bien dijo que por el municipio no circulan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), refirió que sí se traslada el hidrocarburo robado, delito que se incrementa cuando también aumenta la extracción ilegal en los municipios que integran el Triángulo Rojo.

“Cuando hay mucho flujo de este líquido (huachicol) pues es obvio que tiene que llegar a muchos lados, uno de ellos Huehuetlán, fue que se viene ligando alguien que intenta tomar el control de una plaza como se desataron estos problemas”, dijo.
YA HABÍA PEDIDO APOYO

Informó que el año pasado, en septiembre para ser específicos, el Ayuntamiento que encabeza hizo diversas solicitudes de armamento y de instalación de bases de operaciones estatales y militares.