imagotipo

Encapuchados causan destrozos y psicosis en Tapachula

POR RUBÉN ZÚÑIGA

Un grupo de presuntos jóvenes universitarios causó destrozos en la Unidad Administrativa, edificio que alberga diferentes dependencias del gobierno estatal.

Las acciones vandálicas iniciaron alrededor de las 11 de la mañana, cuando un grupo de aproximadamente 70 jóvenes con el rostro cubierto comenzó a lanzar piedras a los  cristales de las oficinas gubernamentales.

Algunos de los disidentes lanzaron los proyectiles desde afuera y otros dentro del recinto, mientras algunos ciudadanos realizaban trámites.

Incluso, dentro de la Unidad Administrativa los jóvenes utilizaron sillas para destruir todos los cristales de las oficinas de la subsecretaría de gobierno de la región 10 zona Costa, hasta las oficinas del Registro Civil, Hacienda, Obra Pública y Comunicaciones, entre otras.

Por ahora, la Unidad Administrativa se mantiene cerrada y es custodiada por policías estatales, para evitar que personas ingresen y se lastimen con los cristales rotos.
EXIGEN PAGO DE BECAS

Desde la semana pasada y el lunes, un grupo de universitarios realizó acciones de protesta por el nulo pago de becas de manutención y transporte.

El contingente bloqueó la carretera Costera, cerró la 4 sur y 30 calle oriente, y sitió en dos ocasiones la Unidad Administrativa.

Hasta ahora los dirigentes estudiantiles no han confirmado ni negado su participación en ese tipo de actos.

Las protestas de los universitarios de distintas escuelas de Tapachula se han intensificado ante la respuesta negativa de las autoridades por solventar el pago de tales beneficios académicos a esta comunidad estudiantil.
DESATAN PSICOSIS Y CIERRAN NEGOCIOS

La movilización de estudiantes propició también el cierre de varios comercios en el primer cuadro de Tapachula.

Además, la alcaldía es custodiada por policías municipales para evitar que sea vandalizada.

Al menos una decena de tiendas dedicadas a la venta de ropa, enseres o comestibles decidieron cerrar mientras la situación regresaba a control.

Fuerzas policíacas implementaron recorridos en las manzanas correspondientes al centro de la localidad, sin que se reportaran incidentes por parte de los encapuchados que huyeron tras notar la presencia de policías.

Hasta la tarde de este martes, la presidencia de Tapachula no presentaba daños y la calma comenzó a regresar de a poco.

La Fiscalía General de Estado inició las indagatorias para dar  con los responsables de los daños ocasionados a oficinas de gobierno.