/ martes 31 de mayo de 2022

Abandonado, observatorio de ajolotes en Zacatelco

Ahora es una bodega que se encharca cada vez que se presentan lluvias copiosas

La Unidad de Manejo Ambiental (UMA) denominada “Santuario del Ajolote Mexicano”, ubicado en Zacatelco, que estuvo dedicado a la reproducción y preservación de esa especie endémica, se encuentra en total abandono, por el periodo de pandemia y por la falta de inversión de la actual administración.

En un recorrido efectuado en el Parque Ecológico “Los Ladrillos”, EL Sol de Tlaxcala constató que se encuentra con el pasto crecido y el exobservatorio ahora es una bodega que se encharca cada vez que se presentan lluvias copiosas.

No te pierdas: ➡️ Tlaxcala perdió hasta 80 % de los ajolotes

De hecho, los estanques donde se reproducían los ajolotes, lucen cubiertos de lama y lirio, con un número reducido de anfibios, pues muchos se extraviaron en el proceso de entrega-recepción y otros fueron llevados en la casa del director de Ecología Municipal, Cristofer Romero Morales.

El pasto luce crecido en el Parque Ecológico “Los Ladrillos” / Jesús Zempoalteca | El Sol de Tlaxcala

Al respecto, el secretario de la Dirección de Ecología y Campo de ese municipio sureño, Daniel Tizat Pasten, señaló que por motivos de pandemia el observatorio permaneció cerrado una temporada bastante larga y no había personal a cargo, lo cual propicio la enfermedad y muerte de los ajolotes.

Lee más: ➡️ Logran crías de ajolote en Zacatelco

Cuando nos los entregaron nos dijeron que los tenían en cuidado personal, pues para mantenerlos con vida se necesita que el agua esté a temperatura adecuada, tiene que estar fría, no caliente ni tibia”, soltó.

Debido a que el espacio que operaba como observatorio se encuentra en bajío, dijo que se encharcó periódicamente y eso provocó que los anfibios enfermaran con algodoncillo o se estresaron y mutaron a salamandras. Los ajolotes deben estar en condiciones aptas, ya que su agua debe ser filtrada bajo un proceso natural, que no genere mucho movimiento o de lo contrario hace que se estresen”, aseguró.

Más notas: ➡️ Ajolote, atracción para los niños en internet

A la fecha, sostuvo que en los estanques solo ingresaron una docena de ajolotes y tres hueveras, “porque cuando los teníamos en las peceras, al parecer tuvieron sus huevecillos y decidimos meterlas en el estanque, para ver si nacen nuevos ajolotes bajo su proceso natural”.


Continúa leyendo ⬇️




La Unidad de Manejo Ambiental (UMA) denominada “Santuario del Ajolote Mexicano”, ubicado en Zacatelco, que estuvo dedicado a la reproducción y preservación de esa especie endémica, se encuentra en total abandono, por el periodo de pandemia y por la falta de inversión de la actual administración.

En un recorrido efectuado en el Parque Ecológico “Los Ladrillos”, EL Sol de Tlaxcala constató que se encuentra con el pasto crecido y el exobservatorio ahora es una bodega que se encharca cada vez que se presentan lluvias copiosas.

No te pierdas: ➡️ Tlaxcala perdió hasta 80 % de los ajolotes

De hecho, los estanques donde se reproducían los ajolotes, lucen cubiertos de lama y lirio, con un número reducido de anfibios, pues muchos se extraviaron en el proceso de entrega-recepción y otros fueron llevados en la casa del director de Ecología Municipal, Cristofer Romero Morales.

El pasto luce crecido en el Parque Ecológico “Los Ladrillos” / Jesús Zempoalteca | El Sol de Tlaxcala

Al respecto, el secretario de la Dirección de Ecología y Campo de ese municipio sureño, Daniel Tizat Pasten, señaló que por motivos de pandemia el observatorio permaneció cerrado una temporada bastante larga y no había personal a cargo, lo cual propicio la enfermedad y muerte de los ajolotes.

Lee más: ➡️ Logran crías de ajolote en Zacatelco

Cuando nos los entregaron nos dijeron que los tenían en cuidado personal, pues para mantenerlos con vida se necesita que el agua esté a temperatura adecuada, tiene que estar fría, no caliente ni tibia”, soltó.

Debido a que el espacio que operaba como observatorio se encuentra en bajío, dijo que se encharcó periódicamente y eso provocó que los anfibios enfermaran con algodoncillo o se estresaron y mutaron a salamandras. Los ajolotes deben estar en condiciones aptas, ya que su agua debe ser filtrada bajo un proceso natural, que no genere mucho movimiento o de lo contrario hace que se estresen”, aseguró.

Más notas: ➡️ Ajolote, atracción para los niños en internet

A la fecha, sostuvo que en los estanques solo ingresaron una docena de ajolotes y tres hueveras, “porque cuando los teníamos en las peceras, al parecer tuvieron sus huevecillos y decidimos meterlas en el estanque, para ver si nacen nuevos ajolotes bajo su proceso natural”.


Continúa leyendo ⬇️




Policiaca

Detienen a subdirector de la policía de Teolocholco por herir de bala a tres personas

El enfrentamiento se dio después de concluido el cierre de campaña del abanderado de Morena a la alcaldía, Antonio Águila Juárez.

Policiaca

Hildeberto N. es vinculado a proceso por uso ilícito de atribuciones y facultades como alcalde de Zacatelco

El Juez de la Causa decretó prisión preventiva justificada y estableció un plazo de dos meses para la investigación complementaria

Elecciones 2024

Convoca la candidata Madaí Pérez al voto masivo para Morena

La abanderada de “Sigamos Haciendo Historia por Tlaxcala” se comprometió a legislar por el bienestar del pueblo capitalino

Elecciones 2024

Construimos democracia, no una dictadura: Álvarez Lima rumbo a reelección al Senado de la República

“La moneda ya no está en el aire, va a caer del lado de Morena muy seguramente”, afirma el senador que busca reelegirse en el cargo

Local

Ciclistas exigen respeto con rodada en la ciudad capital

Los representantes de los clubes participantes hicieron un llamado para integrar un frente y un fin común, levantar la voz para que respeten sus derechos y castiguen a quienes atenten contra su integridad

Cultura

Es el mole prieto una expresión cultural de Contla y Chiautempan, afirma investigador del INAH

Mario Ahuactzi Romero asevera que la elaboración de este platillo es un patrimonio vivo