/ domingo 11 de diciembre de 2016

Maratón Guadalupano” con los mejores atletas

Por Daniel Rodríguez López

Realmente entre 1977 y 1978 fue cuando me inicié en elatletismo, empecé a participar en carreras en la calle, todoempezó cuando un muchacho que se llama Gerardo Rivera quientrabajaba de mecánico en la Singer, el corría, me invitó acorrer temprano por las mañanas. Afirmó Ricardo Ríos Villa.

En ese tiempo corría Efrén de la Cruz, tenía un grupo deatletas, me empecé a acercar con él, como que no me hizo muchocaso, y quien me vino viendo fue el profesor Alberto Durón Ortiz,de la UAA, quien me dijo que no era corredor de calle, que era depista, así empecé a correr en la pista de arcilla del EstadioMunicipal, donde ahora se ubica en Estadio Victoria. En ese tiempono sabía cuál era la diferencia entre los de calle y de pista, meentrenó un año, así empecé a correr en los 400 y 800 metrosplanos.

En relación a la pista del Estadio Municipal, construido por elBatallón de Zapadores del Ejército Mexicano por la década de1940, al mando del General Manuel Madrigal, que por varia décadascumplió con su función, fue derribado para construir el estadioVictoria, casa del Necaxa, agrega Ricardo: “Esa pista de arcilladel Estadio Municipal era una de las más rápidas de todo elpaís, igual que del estadio ‘Heriberto Jara’ de Xalapa,Veracruz. Una pista en la que se corría muy a gusto y no selesionaba uno, era una arcilla roja que traían de Guadalupe,Zacatecas”. Esa arcilla por muchos años se utilizaba en lascanchas de tenis.

“De lo primero que aprendí fue que había que tenerdisciplina, ser constante, puntual en cada entrenamiento, seguirlas indicaciones del entrenador. Entre las competencias a las quellegamos a participar fueron los Nacionales del Sector Obrero, enla ciudad de México o en Oaxtepec, era cuando Pedro Nájera,líder del sindicato ferrocarrilero, era el Secretario del DeporteObrero en Aguascalientes, fueron muchísimas veces en las queparticipé en los Juegos Obreros, de los que conserva como recuerdolas medallas obtenidas en las pruebas de 800 metros planos y losrelevos de 4x400 metros”. Medallas de las que en su casa le dicen“Las conservas como si fueran de oro, muy valiosas”. Añade“Las conservo no por el valor metálico, sino por el valorestimativo, al tomarla en las manos recuerdo aquellos momentos deemoción de la competencia”.

De sus inicios: “Cuando empezaba tenía que luchar muchísimopara ganar un lugar, porque había muchos corredores de pista,había un corredor que le decían La Catuta –Demetrio GuzmánVallín, años atrás su hermano mayor Antonio, fue corredor decalle-, muy buen corredor de 400 metros, el profesor José LuisÁngel Loranca, Martín Carranza, Martín Ortega, PetroniloRodríguez, un poco después llegó Beny Parra, quien sigueparticipando”.

Respecto a su inicio en el “Maratón Guadalupano”: “Paracorrer velocidad hay que hacer mucha distancia, la primera vez quecorrí fue el año de 1977 cuando Molina la organizó y la salidafue en la Pepsi, frente a lo que ahora es el Andrea Alameda, megustó mucho el ‘Maratón Guadalupano’, porque es una carreraque se ha convertido en entusiasmo y fiesta deportiva para todoslos aguascalentenses. Gran número aunque no se preparan mucho,dicen que les gusta participar. Está visto que tieneparticipación de más de 3 mil atletas”.

“Previo a la carrera, un domingo a temprana hora nosjuntábamos a hacer el recorrido, entre ellos el licenciado MoralesShaadi (Q.E.P.D) –Alfredo- Javier Reyes, Claudia Macías, nosllegamos a juntar unos 30 atletas, una vez tú –Daniel RodríguezLópez- también nos acompañaste. También es característico quela carrera pasa por los cuatro Barrios tradicionales deAguascalientes: San Marcos, El Encino, La Estación y termina en elBarrio de Guadalupe, por eso en aquellos años le nombraron‘Carrera de Los Barrios’, como una que había en León,Guanajuato”.

En su relación con la tradicional carrera de EL SOL DEL CENTRO,dice: “Me gusta más participar, aunque ahora corremos ya muyquedito, pero es un entusiasmo en el que los aplausos de toda lagente, en todo el recorrido hay muchisísima gente apoyando a loscompetidores. Todo eso le da un extra a la carrera, y aunque vayauno cansado si quisiera parar y abandonar, los aplausos y lasporras no nos dejan”.

Son varias facetas en las que Ricardo ha participado, comoatleta, como apoyo en la organización, también ha estado comoPresidente de la Asociación de Atletismo: “Sí me tocó estarcomo Presidente de la Asociación de Atletismo, tratando de quesalga lo mejor posible la organización”.

Como colaborador en la organización, dijo: “Me ha tocadoayudar varias veces a Humberto Rodríguez Martínez, por muchosaños organizador de la carrera, lo hago con mucho gusto porque megusta este deporte”.

Además se tiene un ambiente que difícilmente se podrá ver enotros lados, lo han dicho los kenianos, como también lo dijo eletíope Reta, así como los destacados corredores nacionales,varios de ellos que han representado a México en los JuegosOlímpicos, como Armando Quintanilla. Aquí la gente ve atletas demuy buen nivel, quienes corren el kilómetro a 3 minutos, muyrápido”.

“Es también muy usual que muchos participantes lo hacen pormanda, hay quienes lo hacen con atuendo de Juan Diego, conestampado de la Virgen de Guadalupe en la espalda o el pecho. Otroslo hacen portando imágenes de la Virgen, es parte de unatradición de una carrera que ya le conocen a nivel nacional einternacional”, añade.

Del primer keniano que compitió en el “MaratónGuadalupano”, dice: “Ha claro que sí, James Munyala, esemuchacho se casó con una dama de Zacatecas, ahí radican muchoskenianos, otra parte en Toluca”.

Recuerda a tantos atletas que se han desarrollado motivado porla tradicional carrera “La competencia más tradicional tambiénha sido una forma de impulsar tanto la formación de nuevosatletas, como el desarrollo de los mismos, es la motivación paramuchas generaciones, como en su momento fue para los hermanos OrtizCapuchino, Fernando, Rubén, Antonio y Cuco; los hermanos OrtizSilva, Toño y Pancho, José Naranjo, Alfredo Sánchez, entremuchos otros. De todos ellos quien continúa es Alfredo Sánchez yun poco Naranjo. De años atrás se tiene al Conejo Esparza, quientodavía de repente aparece en las competencias, de oficiopanadero, cuando salía de su trabajo muy temprano, en vez de ir adormir, se iba a entrenar y después a descansar, muy buencorredor, muy dedicado”.

El “Maratón Guadalupano” qué le ha dejado a Ricardo Ríos:“Me ha dejado muchas satisfacciones y el gusto de que enAguascalientes tengamos una carrera con participación decorredores nacionales de talla internacional así como extranjerosy es una carrera reconocida a nivel nacional”.

Retomando la carrera en honor al Señor del Encino, reconoce:“Es una carrera en la que en años recientes se ha metido más mifamilia en la organización, mis hijas, mis hijos, ahora yo lesayudo a ellos, contamos también con el apoyo de muchas gentes, demanera especial del señor Salvador Parada, de CremeríaAguascalientes. Este año nos salió muy bonito, con mucha másparticipación, lo que les agradezco a todos los atletas que hacenposible estas carreras, que además es un apoyo en la formación delas nuevas generaciones, que sepan de la importancia de practicarel deporte, de hacer de lado el sedentarismo”.

Tocando el tema de la carrera en honor al Señor del Encino,detalla: “Por idea de Rigoberto Pérez Molina, el año de 1978 sehace la primera carrera en honor al Señor del Encino, me dijo‘Por qué no haces una carrera con motivo de las festividades delSeñor del Encino’ Sí vamos a hacerla, dije, él me llevó conconocidos y me ayudó a conseguir trofeos y a organizarla, con purotrofeo se organizó ese año, ya este año llegamos a la edición37 de manera ininterrumpida, el pasado 13 de noviembre”. DiceRicardo Ríos quien es fundador y organizador de la carrera.

En aquellos años entre los donadores de trofeos teníamos aFarmacia Regina de Don Alfonso Sánchez, de calle Madero, despuésfue Farmacia Sánchez, de Frutería Yeyo, vecino del barrio de ElEncino, con mucho gusto nos apoyada con trofeos y fruta para loscorredores.

En cuanto a lo que se espera para el próximo lunes 12 dediciembre, dice: “Creo que con el premio  muy atractivo de 15mil pesos por correr 13 kilómetros, yo pienso que vienen lo mejorde los corredores. Y qué quisiéramos que ganara un mexicano. Yqué bueno que vengan más y más kenianos eso hace más grande lacompetencia y el mexicano se tiene que prepararse mejor”.

Por Daniel Rodríguez López

Realmente entre 1977 y 1978 fue cuando me inicié en elatletismo, empecé a participar en carreras en la calle, todoempezó cuando un muchacho que se llama Gerardo Rivera quientrabajaba de mecánico en la Singer, el corría, me invitó acorrer temprano por las mañanas. Afirmó Ricardo Ríos Villa.

En ese tiempo corría Efrén de la Cruz, tenía un grupo deatletas, me empecé a acercar con él, como que no me hizo muchocaso, y quien me vino viendo fue el profesor Alberto Durón Ortiz,de la UAA, quien me dijo que no era corredor de calle, que era depista, así empecé a correr en la pista de arcilla del EstadioMunicipal, donde ahora se ubica en Estadio Victoria. En ese tiempono sabía cuál era la diferencia entre los de calle y de pista, meentrenó un año, así empecé a correr en los 400 y 800 metrosplanos.

En relación a la pista del Estadio Municipal, construido por elBatallón de Zapadores del Ejército Mexicano por la década de1940, al mando del General Manuel Madrigal, que por varia décadascumplió con su función, fue derribado para construir el estadioVictoria, casa del Necaxa, agrega Ricardo: “Esa pista de arcilladel Estadio Municipal era una de las más rápidas de todo elpaís, igual que del estadio ‘Heriberto Jara’ de Xalapa,Veracruz. Una pista en la que se corría muy a gusto y no selesionaba uno, era una arcilla roja que traían de Guadalupe,Zacatecas”. Esa arcilla por muchos años se utilizaba en lascanchas de tenis.

“De lo primero que aprendí fue que había que tenerdisciplina, ser constante, puntual en cada entrenamiento, seguirlas indicaciones del entrenador. Entre las competencias a las quellegamos a participar fueron los Nacionales del Sector Obrero, enla ciudad de México o en Oaxtepec, era cuando Pedro Nájera,líder del sindicato ferrocarrilero, era el Secretario del DeporteObrero en Aguascalientes, fueron muchísimas veces en las queparticipé en los Juegos Obreros, de los que conserva como recuerdolas medallas obtenidas en las pruebas de 800 metros planos y losrelevos de 4x400 metros”. Medallas de las que en su casa le dicen“Las conservas como si fueran de oro, muy valiosas”. Añade“Las conservo no por el valor metálico, sino por el valorestimativo, al tomarla en las manos recuerdo aquellos momentos deemoción de la competencia”.

De sus inicios: “Cuando empezaba tenía que luchar muchísimopara ganar un lugar, porque había muchos corredores de pista,había un corredor que le decían La Catuta –Demetrio GuzmánVallín, años atrás su hermano mayor Antonio, fue corredor decalle-, muy buen corredor de 400 metros, el profesor José LuisÁngel Loranca, Martín Carranza, Martín Ortega, PetroniloRodríguez, un poco después llegó Beny Parra, quien sigueparticipando”.

Respecto a su inicio en el “Maratón Guadalupano”: “Paracorrer velocidad hay que hacer mucha distancia, la primera vez quecorrí fue el año de 1977 cuando Molina la organizó y la salidafue en la Pepsi, frente a lo que ahora es el Andrea Alameda, megustó mucho el ‘Maratón Guadalupano’, porque es una carreraque se ha convertido en entusiasmo y fiesta deportiva para todoslos aguascalentenses. Gran número aunque no se preparan mucho,dicen que les gusta participar. Está visto que tieneparticipación de más de 3 mil atletas”.

“Previo a la carrera, un domingo a temprana hora nosjuntábamos a hacer el recorrido, entre ellos el licenciado MoralesShaadi (Q.E.P.D) –Alfredo- Javier Reyes, Claudia Macías, nosllegamos a juntar unos 30 atletas, una vez tú –Daniel RodríguezLópez- también nos acompañaste. También es característico quela carrera pasa por los cuatro Barrios tradicionales deAguascalientes: San Marcos, El Encino, La Estación y termina en elBarrio de Guadalupe, por eso en aquellos años le nombraron‘Carrera de Los Barrios’, como una que había en León,Guanajuato”.

En su relación con la tradicional carrera de EL SOL DEL CENTRO,dice: “Me gusta más participar, aunque ahora corremos ya muyquedito, pero es un entusiasmo en el que los aplausos de toda lagente, en todo el recorrido hay muchisísima gente apoyando a loscompetidores. Todo eso le da un extra a la carrera, y aunque vayauno cansado si quisiera parar y abandonar, los aplausos y lasporras no nos dejan”.

Son varias facetas en las que Ricardo ha participado, comoatleta, como apoyo en la organización, también ha estado comoPresidente de la Asociación de Atletismo: “Sí me tocó estarcomo Presidente de la Asociación de Atletismo, tratando de quesalga lo mejor posible la organización”.

Como colaborador en la organización, dijo: “Me ha tocadoayudar varias veces a Humberto Rodríguez Martínez, por muchosaños organizador de la carrera, lo hago con mucho gusto porque megusta este deporte”.

Además se tiene un ambiente que difícilmente se podrá ver enotros lados, lo han dicho los kenianos, como también lo dijo eletíope Reta, así como los destacados corredores nacionales,varios de ellos que han representado a México en los JuegosOlímpicos, como Armando Quintanilla. Aquí la gente ve atletas demuy buen nivel, quienes corren el kilómetro a 3 minutos, muyrápido”.

“Es también muy usual que muchos participantes lo hacen pormanda, hay quienes lo hacen con atuendo de Juan Diego, conestampado de la Virgen de Guadalupe en la espalda o el pecho. Otroslo hacen portando imágenes de la Virgen, es parte de unatradición de una carrera que ya le conocen a nivel nacional einternacional”, añade.

Del primer keniano que compitió en el “MaratónGuadalupano”, dice: “Ha claro que sí, James Munyala, esemuchacho se casó con una dama de Zacatecas, ahí radican muchoskenianos, otra parte en Toluca”.

Recuerda a tantos atletas que se han desarrollado motivado porla tradicional carrera “La competencia más tradicional tambiénha sido una forma de impulsar tanto la formación de nuevosatletas, como el desarrollo de los mismos, es la motivación paramuchas generaciones, como en su momento fue para los hermanos OrtizCapuchino, Fernando, Rubén, Antonio y Cuco; los hermanos OrtizSilva, Toño y Pancho, José Naranjo, Alfredo Sánchez, entremuchos otros. De todos ellos quien continúa es Alfredo Sánchez yun poco Naranjo. De años atrás se tiene al Conejo Esparza, quientodavía de repente aparece en las competencias, de oficiopanadero, cuando salía de su trabajo muy temprano, en vez de ir adormir, se iba a entrenar y después a descansar, muy buencorredor, muy dedicado”.

El “Maratón Guadalupano” qué le ha dejado a Ricardo Ríos:“Me ha dejado muchas satisfacciones y el gusto de que enAguascalientes tengamos una carrera con participación decorredores nacionales de talla internacional así como extranjerosy es una carrera reconocida a nivel nacional”.

Retomando la carrera en honor al Señor del Encino, reconoce:“Es una carrera en la que en años recientes se ha metido más mifamilia en la organización, mis hijas, mis hijos, ahora yo lesayudo a ellos, contamos también con el apoyo de muchas gentes, demanera especial del señor Salvador Parada, de CremeríaAguascalientes. Este año nos salió muy bonito, con mucha másparticipación, lo que les agradezco a todos los atletas que hacenposible estas carreras, que además es un apoyo en la formación delas nuevas generaciones, que sepan de la importancia de practicarel deporte, de hacer de lado el sedentarismo”.

Tocando el tema de la carrera en honor al Señor del Encino,detalla: “Por idea de Rigoberto Pérez Molina, el año de 1978 sehace la primera carrera en honor al Señor del Encino, me dijo‘Por qué no haces una carrera con motivo de las festividades delSeñor del Encino’ Sí vamos a hacerla, dije, él me llevó conconocidos y me ayudó a conseguir trofeos y a organizarla, con purotrofeo se organizó ese año, ya este año llegamos a la edición37 de manera ininterrumpida, el pasado 13 de noviembre”. DiceRicardo Ríos quien es fundador y organizador de la carrera.

En aquellos años entre los donadores de trofeos teníamos aFarmacia Regina de Don Alfonso Sánchez, de calle Madero, despuésfue Farmacia Sánchez, de Frutería Yeyo, vecino del barrio de ElEncino, con mucho gusto nos apoyada con trofeos y fruta para loscorredores.

En cuanto a lo que se espera para el próximo lunes 12 dediciembre, dice: “Creo que con el premio  muy atractivo de 15mil pesos por correr 13 kilómetros, yo pienso que vienen lo mejorde los corredores. Y qué quisiéramos que ganara un mexicano. Yqué bueno que vengan más y más kenianos eso hace más grande lacompetencia y el mexicano se tiene que prepararse mejor”.

Local

Ofrece Tribunal Electoral de Tlaxcala parcialidad en sus decisiones

El organismo autónomo puso en duda la integridad de sus determinaciones a través de una publicación en sus redes sociales

Local

Invita SMA a participar en el proyecto “Conservación y Uso Sostenible en Montañas y Sierras”

Dicha convocatoria deriva del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza A.C. y está dirigida a Organizaciones Legalmente Constituidas

Local

Recibirá Tlaxcala expedientes de Puebla por cierre de Junta Especial 33

Tras la desaparición de las oficinas en el vecino estado, según acuerdo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social

Deportes

Proyectó a Tlaxcala voli de playa: Gobernadora

Destacó el crecimiento del turismo y la derrama económica de mil millones de pesos durante el Campeonato Mundial celebrado en octubre pasado

Policiaca

Difunden video de asalto a una familia, en límites entre Tlaxcala y Edomex

Hombres hacen descender a las personas de su camioneta, cuando circulaban sobre la carretera México-Veracruz

Local

Preolímpico de Voleibol de Playa benefició a comercios y restaurantes este fin de semana

Los negocios de comida artesanos y tranvías se vieron favorecidos este fin de semana en sus ventas