/ martes 2 de abril de 2024

Pensar, decir y hacer: Tarea de la 4T / Nuestros enemigos

En la antigua Grecia se le llamó Fobos al dios del miedo. De ahí deriva la palabra Fobia y hasta nuestros días esta palabra sigue utilizándose para referirnos a todo aquello que justifica o injustificadamente nos causa temor.

Muchos psicólogos señalan que sentir miedo no es malo. Lo dicen porque el temor y el instinto de supervivencia actúan juntos para tratar de proteger lo bienes más preciados que tenemos los seres humanos como la salud y la vida.

Junto a Fobos existió otro dios llamado Coalemo y era la deidad de la insensatez, la imprudencia, la necedad y la ignorancia. En la actualidad podemos hablar sobre el concepto de indisciplina y entender que Coalemo es resultado de la pereza, la procrastinación y la impuntualidad. El caos reina en donde la indisciplina es tarea de todos los días.

Hibris era la diosa de la soberbia, la ceguera de la egolatría y el egocentrismo. Es una forma de mantenernos cerrados al crecimiento personal, creyendo equivocadamente que somos los mejores y que ya no tenemos nada por aprender o desarrollar.

Finalmente quiero citar a Ares, el dios de la guerra, el cual se expresa en la agresión (fuerza física) y la violencia (poder simbólico de dominación) la cual somete la voluntad de las personas y atropella su dignidad. Ares destruye la fuerza interior que debe existir en cada ser humano y obstruye sus expectativas de crecimiento.

Amables lectores, he querido dedicar esta columna a estos cuatro personajes; Fobos, Coalemo, Ibris y Ares porque cada uno de ellos existe de forma silenciosa en el subconsciente de cada uno de nosotros y son los causantes de muchos de los errores, oportunidades perdidas, ideas fallidas, sueños frustrados o el autosabotaje a nuestro proyecto de vida.

Resuenan de fuertemente y hacen que nuestras vidas sean limitadas. Alcanzar nuestro máximo desarrollo exige de una fuerza de voluntad muy fuerte para enfrentar a estos cuatro seres mitológicos. He querido nombrarles con estos personajes de la mitología griega, porque creo que es una forma accesible de poder comprender su naturaleza y alcances en nuestras vidas.

Creo que, en la política, en la academia, en la ciencia, en la vida misma se requiere una lucha cotidiana contra estos personajes que muchas veces nos hacen dudar de nuestra capacidad de alcanzar nuestros sueños.

Facebook: VicenteMoralesPOficial

Instagram: moralesperezvicente

El caos reina en donde la indisciplina es tarea de todos los días.

En la antigua Grecia se le llamó Fobos al dios del miedo. De ahí deriva la palabra Fobia y hasta nuestros días esta palabra sigue utilizándose para referirnos a todo aquello que justifica o injustificadamente nos causa temor.

Muchos psicólogos señalan que sentir miedo no es malo. Lo dicen porque el temor y el instinto de supervivencia actúan juntos para tratar de proteger lo bienes más preciados que tenemos los seres humanos como la salud y la vida.

Junto a Fobos existió otro dios llamado Coalemo y era la deidad de la insensatez, la imprudencia, la necedad y la ignorancia. En la actualidad podemos hablar sobre el concepto de indisciplina y entender que Coalemo es resultado de la pereza, la procrastinación y la impuntualidad. El caos reina en donde la indisciplina es tarea de todos los días.

Hibris era la diosa de la soberbia, la ceguera de la egolatría y el egocentrismo. Es una forma de mantenernos cerrados al crecimiento personal, creyendo equivocadamente que somos los mejores y que ya no tenemos nada por aprender o desarrollar.

Finalmente quiero citar a Ares, el dios de la guerra, el cual se expresa en la agresión (fuerza física) y la violencia (poder simbólico de dominación) la cual somete la voluntad de las personas y atropella su dignidad. Ares destruye la fuerza interior que debe existir en cada ser humano y obstruye sus expectativas de crecimiento.

Amables lectores, he querido dedicar esta columna a estos cuatro personajes; Fobos, Coalemo, Ibris y Ares porque cada uno de ellos existe de forma silenciosa en el subconsciente de cada uno de nosotros y son los causantes de muchos de los errores, oportunidades perdidas, ideas fallidas, sueños frustrados o el autosabotaje a nuestro proyecto de vida.

Resuenan de fuertemente y hacen que nuestras vidas sean limitadas. Alcanzar nuestro máximo desarrollo exige de una fuerza de voluntad muy fuerte para enfrentar a estos cuatro seres mitológicos. He querido nombrarles con estos personajes de la mitología griega, porque creo que es una forma accesible de poder comprender su naturaleza y alcances en nuestras vidas.

Creo que, en la política, en la academia, en la ciencia, en la vida misma se requiere una lucha cotidiana contra estos personajes que muchas veces nos hacen dudar de nuestra capacidad de alcanzar nuestros sueños.

Facebook: VicenteMoralesPOficial

Instagram: moralesperezvicente

El caos reina en donde la indisciplina es tarea de todos los días.