/ domingo 24 de marzo de 2024

¡Otro fracaso más! México pierde ante Estados Unidos la final de la Concacaf Nations League

Estados Unidos extendió su dominio sobre la Selección Mexicana y se coronó en la Nations League

La tercera no fue la vencida, como dijo Jaime Lozano. México se volvió a ver temeroso, sin ideas y con poco ritmo ante su máximo rival. Estados Unidos, con la fórmula de casi siempre, el dous a cerou, es tricampeón de la Liga de Naciones de Concacaf.

El deseo del Jimmy se quedó en un sueño. La realidad despertó al entrenador nacional, que, ante la máxima pesadilla azteca, se comienza a tambalear de la silla más caliente del futbol mexicano.

El planteamiento del Actor tuvo una idea distinta a la que se vio ante Panamá. La inesperada baja de Julián Quiñones mermó al equipo de todos que, con el Chucky Lozano, quiso espantar a un equipo norteamericano que lució potente desde el inicio.

Las barras y las estrellas comenzaron con fortaleza. Pulisic sacó la magia en el área mexicana. El Capitán América hizo un sombrerito, frente a Ochoa, se la estrelló al arquero.

Lozano planteó un sacrificio intenso en las bandas. Antuna estaba más preocupado porque Robinson no subiera. Chucky tuvo problemas con su compañero Sergiño Dest.

México no supo atacar, pese a que Henry peleó ante las dos torres centrales de Berhalter.

El primer lapso se terminaba. McKinnie observó que Adams estaba solito. Tyler controló y levantó el rostro. El 4 sacó un potente disparo que Ochoa quiso sacar, pero su colocación no fue la correcta y tuvo que recoger la pelota del fondo de la red.

El Tricolor se fue al descanso cabizbajo. La gente se emocionó cuando Giménez, Orbelín y Alvarado se quedaron a calentar. Eso poco le importó al equipo estadounidense, que regresó al terreno de juego con la misma intensidad que cuando el juego iba 0-0.

El agobio fue total. El segundo golpe al orgullo azteca llegó después de un despeje de Johan. Reyna, sin pensarlo, le pegó al poste de Ochoa. Paco Memo reaccionó tarde para el segundo.

El mazazo dejó en nocaut a México. Jimmy intentó levantar a su escuadra con Santi, Pineda y Romo, pero nada funcionó. El grito homofóbico detuvo, en par de ocasiones, el choque en los minutos finales que de poco sirvieron.

No hubo más en la casa de los Vaqueros de Dallas, volvió el dous a cerou y la paternidad gringa continúa esté quien esté en el banquillo nacional.

Publicado originalmente en ESTO

La tercera no fue la vencida, como dijo Jaime Lozano. México se volvió a ver temeroso, sin ideas y con poco ritmo ante su máximo rival. Estados Unidos, con la fórmula de casi siempre, el dous a cerou, es tricampeón de la Liga de Naciones de Concacaf.

El deseo del Jimmy se quedó en un sueño. La realidad despertó al entrenador nacional, que, ante la máxima pesadilla azteca, se comienza a tambalear de la silla más caliente del futbol mexicano.

El planteamiento del Actor tuvo una idea distinta a la que se vio ante Panamá. La inesperada baja de Julián Quiñones mermó al equipo de todos que, con el Chucky Lozano, quiso espantar a un equipo norteamericano que lució potente desde el inicio.

Las barras y las estrellas comenzaron con fortaleza. Pulisic sacó la magia en el área mexicana. El Capitán América hizo un sombrerito, frente a Ochoa, se la estrelló al arquero.

Lozano planteó un sacrificio intenso en las bandas. Antuna estaba más preocupado porque Robinson no subiera. Chucky tuvo problemas con su compañero Sergiño Dest.

México no supo atacar, pese a que Henry peleó ante las dos torres centrales de Berhalter.

El primer lapso se terminaba. McKinnie observó que Adams estaba solito. Tyler controló y levantó el rostro. El 4 sacó un potente disparo que Ochoa quiso sacar, pero su colocación no fue la correcta y tuvo que recoger la pelota del fondo de la red.

El Tricolor se fue al descanso cabizbajo. La gente se emocionó cuando Giménez, Orbelín y Alvarado se quedaron a calentar. Eso poco le importó al equipo estadounidense, que regresó al terreno de juego con la misma intensidad que cuando el juego iba 0-0.

El agobio fue total. El segundo golpe al orgullo azteca llegó después de un despeje de Johan. Reyna, sin pensarlo, le pegó al poste de Ochoa. Paco Memo reaccionó tarde para el segundo.

El mazazo dejó en nocaut a México. Jimmy intentó levantar a su escuadra con Santi, Pineda y Romo, pero nada funcionó. El grito homofóbico detuvo, en par de ocasiones, el choque en los minutos finales que de poco sirvieron.

No hubo más en la casa de los Vaqueros de Dallas, volvió el dous a cerou y la paternidad gringa continúa esté quien esté en el banquillo nacional.

Publicado originalmente en ESTO

Local

Defienden pollerías su producto y piden comprarlo con seguridad

Los comerciantes garantizan el consumo de pollo en buen estado

Doble Vía

Cold brew, la refrescante bebida de café que te volverá loco en esta temporada

Este método de extracción en frío es una de las opciones más concentradas de café que puedes encontrar

Local

Inauguran en la Ciudad de México la exposición turística “Ven a conocer Tlaxcala y hazlo real”

Estará abierta al público hasta el 28 de abril, en un horario de 9:00 a 18:00 horas, en la Ciudad de México

Local

No bajó la trata, creció el miedo de las personas por denunciar: Fray Julián Garcés

El Centro rindió cuentas sobre la labor hecha para detener violaciones a los derechos humanos

Cultura

Recibe Carmina Toriz homenaje póstumo en el teatro Xicohténcatl

Autoridades de cultura reconocieron su aporte para la entidad en este sector

Elecciones 2024

De última hora logran registros a diputaciones

El TET deberá resolver si el PRI recobra sus postulaciones en cinco distritos por mayoría relativa y su listado “pluri”