/ martes 14 de agosto de 2018

Preservar la tauromaquia

Pide Mary Carmen Chávez

Muchas veces se ha hablado de la importancia de ilustrar a las nuevas generaciones acerca de nuestras costumbres y tradiciones que nos distingue, pero pocos son quienes lo predican con el ejemplo.

Infortunadamente las nuevas generaciones desconocen de ello y adoptan costumbres de otros sitios, dando pie a la pérdida de identidad. Al igual que ocurre con otras actividades, en la tauromaquia también se vive este tema.

La poca o nula información que se difunde de la fiesta brava en la juventud, ha hecho que en los últimos años, las plazas de toros noten poca o nula asistencia de niños y jóvenes que sigan nutriendo esta bella afición.

Lo mismo ocurre con becerristas y novilleros que, ante esa falta de ilustración, mal viven de este mundo.

María del Carmen Chávez Rivadeneyra dictó una magistral conferencia titulada “Las plazas de toros, un recinto espiritual” donde habló acerca de la espiritualidad que viven en los recintos taurinos tarde a tarde y el arraigo que existe en el país por la fiesta brava, asimismo compartió un ilusionante proyecto que en próximos días verá la luz.

-Maestra, un gusto saludarla y contar con su presencia en Huamantla.

“Muchas gracias a todos por su asistencia al museo taurino de Huamantla. Es un honor para mí haber impartido la plática llamada Las plazas de toros, un recinto espiritual”.

-Las plazas de toros, más que un recinto donde se desarrolla este espectáculo, es un lugar donde se encuentra tanta espiritualidad.

“Exactamente, por eso traté de definir un poco la parte espiritual, a la par de la afición y de todos los que estamos inmersos en los cosos taurinos, en la importancia de lo que son las plazas, su historia, su procedencia, la importancia de cuidarlas, sobretodo de vivir en ellas el ritual de la muerte del toro, el sacrificio que nos hace llenar las plazas de emociones y de entender que el rito sigue vivo actualmente”.

-¿Qué consejo daría usted a toda la gente que critica la tauromaquia?

“Mira, les trataría de decir que investigaran y leyeran porque la fiesta de los toros es un rito milenario, porque ha subsistido a todos sus ataques a todos los taurófobos, que es una diferencia abismal y les diría que por favor tuvieran una apertura, así como la han tenido al cambio de vida cibernética, moderna y posmoderna, que se filtraran en el pasado de la fiesta brava, para que entiendan porque se sustenta hasta la posmodernidad. Tener mayor apertura”.

Ese ritual religioso se impregna tanto en la tauromaquia, que se desarrollan en eventos como la Corrida de las Luces, dedicada con fe y devoción a la virgen de la asunción.

Yo creo que es uno de los elementos más representativos de Huamantla. Ese sincretismo que mezcla la tradición española con las tradiciones 100 por ciento arraigadas a México y que hacen precisamente esa fusión cultural.

Me atrevo a decir transcultural, que llegó como un fenómeno paralelo a los pueblos de México y lo más importante, que se arraigó tanto que, tenemos una fiesta mexicanizada”.

-La fiesta de los toros fue traída por los españoles, ¿los mexicanos le hemos dado un toque tan especial?

“Exactamente, creo que son los 500 años que estamos a punto de celebrar, de tradición y de cultura taurina en México. Precisamente lo comentaba en la conferencia, fue un acto de sincretismo que trajo y arraigo la tradición, pero que nosotros la hicimos propia a través de nuestra cultura, por el culto a la muerte. Ya había rituales de sacrificio en nuestros antepasados. Todo ello hizo que no costara trabajo entender, asimilar y preservarla casi 500 años.

-¿Cómo es que se debe resaltar la importancia de enseñar la tauromaquia a las nuevas generaciones?

“Es un resumen de muchos años de estar en la fiesta. De criar a mis hijos en una cuna taurina. Es una experiencia haberlos formado como aficionados y también es una responsabilidad pensar en el hecho de heredar la tauromaquia a las nuevas generaciones”. “Este libro nace a raíz de la deformación y no de la información que se está haciendo de la tauromaquia en las nuevas generaciones. Ese libro no tiene nada que sea mentira, contiene un lenguaje que habla de valores y tradición del toreo, de una manera amena y sencilla, para que se integren a la tauromaquia, desde una perspectiva de la infancia y en la adolescencia”.

-¿Cómo se llama el libro y que otros contenidos podremos apreciar en él?

Se llama Mi capote de paseo y la portada la hizo mi hijo cuando era pequeño en el colegio. Los dibujos que contiene en su interior los hizo mi hermano y el prólogo lo realizó el maestro José Antonio Luna Alarcón. La casa editorial es la Universidad Popular autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) a la cual estoy agradecida por haber publicado este libro.

-¿Cómo considera usted a la tauromaquia, deporte o cultura?

“Yo creo que es un arte y no un deporte, por todo lo que gravita alrededor de ella. La diferencia está en su arraigo cultural, el sentimiento y la espiritualidad que transforma las cosas en arte”.

Maestra, muchas gracias por compartirnos estas palabras, enhorabuena por su conferencia tan amena y que tenga mucho éxito en ese ilusionante proyecto del libro.

“Muchas gracias. Es un honor poder compartir con ustedes el apoyo a la fiesta de los toros y poder devolverle algo de lo mucho que nos ha dado”.

El libro

Mi Capote de paseo se presentará el próximo jueves 23 de agosto a las 18:00 horas en el Culturarium Upaep.

María del Carmen Chávez dice que la tauromaquia es un arte y no un deporte, por todo lo que gravita alrededor de ella.

Muchas veces se ha hablado de la importancia de ilustrar a las nuevas generaciones acerca de nuestras costumbres y tradiciones que nos distingue, pero pocos son quienes lo predican con el ejemplo.

Infortunadamente las nuevas generaciones desconocen de ello y adoptan costumbres de otros sitios, dando pie a la pérdida de identidad. Al igual que ocurre con otras actividades, en la tauromaquia también se vive este tema.

La poca o nula información que se difunde de la fiesta brava en la juventud, ha hecho que en los últimos años, las plazas de toros noten poca o nula asistencia de niños y jóvenes que sigan nutriendo esta bella afición.

Lo mismo ocurre con becerristas y novilleros que, ante esa falta de ilustración, mal viven de este mundo.

María del Carmen Chávez Rivadeneyra dictó una magistral conferencia titulada “Las plazas de toros, un recinto espiritual” donde habló acerca de la espiritualidad que viven en los recintos taurinos tarde a tarde y el arraigo que existe en el país por la fiesta brava, asimismo compartió un ilusionante proyecto que en próximos días verá la luz.

-Maestra, un gusto saludarla y contar con su presencia en Huamantla.

“Muchas gracias a todos por su asistencia al museo taurino de Huamantla. Es un honor para mí haber impartido la plática llamada Las plazas de toros, un recinto espiritual”.

-Las plazas de toros, más que un recinto donde se desarrolla este espectáculo, es un lugar donde se encuentra tanta espiritualidad.

“Exactamente, por eso traté de definir un poco la parte espiritual, a la par de la afición y de todos los que estamos inmersos en los cosos taurinos, en la importancia de lo que son las plazas, su historia, su procedencia, la importancia de cuidarlas, sobretodo de vivir en ellas el ritual de la muerte del toro, el sacrificio que nos hace llenar las plazas de emociones y de entender que el rito sigue vivo actualmente”.

-¿Qué consejo daría usted a toda la gente que critica la tauromaquia?

“Mira, les trataría de decir que investigaran y leyeran porque la fiesta de los toros es un rito milenario, porque ha subsistido a todos sus ataques a todos los taurófobos, que es una diferencia abismal y les diría que por favor tuvieran una apertura, así como la han tenido al cambio de vida cibernética, moderna y posmoderna, que se filtraran en el pasado de la fiesta brava, para que entiendan porque se sustenta hasta la posmodernidad. Tener mayor apertura”.

Ese ritual religioso se impregna tanto en la tauromaquia, que se desarrollan en eventos como la Corrida de las Luces, dedicada con fe y devoción a la virgen de la asunción.

Yo creo que es uno de los elementos más representativos de Huamantla. Ese sincretismo que mezcla la tradición española con las tradiciones 100 por ciento arraigadas a México y que hacen precisamente esa fusión cultural.

Me atrevo a decir transcultural, que llegó como un fenómeno paralelo a los pueblos de México y lo más importante, que se arraigó tanto que, tenemos una fiesta mexicanizada”.

-La fiesta de los toros fue traída por los españoles, ¿los mexicanos le hemos dado un toque tan especial?

“Exactamente, creo que son los 500 años que estamos a punto de celebrar, de tradición y de cultura taurina en México. Precisamente lo comentaba en la conferencia, fue un acto de sincretismo que trajo y arraigo la tradición, pero que nosotros la hicimos propia a través de nuestra cultura, por el culto a la muerte. Ya había rituales de sacrificio en nuestros antepasados. Todo ello hizo que no costara trabajo entender, asimilar y preservarla casi 500 años.

-¿Cómo es que se debe resaltar la importancia de enseñar la tauromaquia a las nuevas generaciones?

“Es un resumen de muchos años de estar en la fiesta. De criar a mis hijos en una cuna taurina. Es una experiencia haberlos formado como aficionados y también es una responsabilidad pensar en el hecho de heredar la tauromaquia a las nuevas generaciones”. “Este libro nace a raíz de la deformación y no de la información que se está haciendo de la tauromaquia en las nuevas generaciones. Ese libro no tiene nada que sea mentira, contiene un lenguaje que habla de valores y tradición del toreo, de una manera amena y sencilla, para que se integren a la tauromaquia, desde una perspectiva de la infancia y en la adolescencia”.

-¿Cómo se llama el libro y que otros contenidos podremos apreciar en él?

Se llama Mi capote de paseo y la portada la hizo mi hijo cuando era pequeño en el colegio. Los dibujos que contiene en su interior los hizo mi hermano y el prólogo lo realizó el maestro José Antonio Luna Alarcón. La casa editorial es la Universidad Popular autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) a la cual estoy agradecida por haber publicado este libro.

-¿Cómo considera usted a la tauromaquia, deporte o cultura?

“Yo creo que es un arte y no un deporte, por todo lo que gravita alrededor de ella. La diferencia está en su arraigo cultural, el sentimiento y la espiritualidad que transforma las cosas en arte”.

Maestra, muchas gracias por compartirnos estas palabras, enhorabuena por su conferencia tan amena y que tenga mucho éxito en ese ilusionante proyecto del libro.

“Muchas gracias. Es un honor poder compartir con ustedes el apoyo a la fiesta de los toros y poder devolverle algo de lo mucho que nos ha dado”.

El libro

Mi Capote de paseo se presentará el próximo jueves 23 de agosto a las 18:00 horas en el Culturarium Upaep.

María del Carmen Chávez dice que la tauromaquia es un arte y no un deporte, por todo lo que gravita alrededor de ella.

Local

En Tlaxcala, es bajo el índice de mortalidad por VIH

En el 42% de las nuevas infecciones son persona de entre los 15 y 29 años, debido a que inician una vida sexual activa en edades tempranas

Local

Reciben recursos los sectores vulnerables del estado

Distribuyen una inversión cercana a los seis millones de pesos entre más de mil 400 beneficiarios de tres programas

Policiaca

Pasajeros salen ilesos al chocar contra tráiler

Ambos carriles de la carretera México-Veracruz permanecieron cerrados por varios minutos

Policiaca

Abandonan automóvil, tras sufrir volcadura

Los tripulantes de la unidad huyeron con rumbo desconocido

Policiaca

Caballo suelto, ocasiona un accidente vial

Una camioneta de tres y media toneladas choca contra el muro de concreto, tras perder el control

Policiaca

Arrollan a repartidor de pizzas

El usar casco evitó que sufriera lesiones de gravedad

Cultura

No toda la lucha de mujeres por sus derechos caen en el feminismo radical

Se llevó a cabo la mesa de diálogo llamada “Contra el patriarcado” en el marco de la FIL Guadalajara 2021

Exposiciones

Exponen artistas ganadores en el Centro de Artes

Piezas de grabado, pintura, fotografía, arte digital y cineminuto conforman esta exposición