/ miércoles 6 de marzo de 2024

¿Felicidad o desdicha? Esto es lo que dice la superstición sobre los zanates

Tanto en sueños como en la realidad, estas aves negras se asocian con la suerte de las personas

Por la intensidad de color en sus plumas negras y el peculiar sonido que emiten, los zanates, conocidos popularmente como urracas o cuervos, son aves asociadas con la mala suerte, ¿sabes cuál es el origen de esta creencia?


En primer lugar, es necesario aclarar que no se trata de la misma ave. Los cuervos son animales más grandes y habitan en la profundidad de los bosques, mientras que las urracas se caracterizan por el blanco de su pecho. Los zanates, en cambio, son las aves negras que surcan los cielos urbanos a todas horas del día.


Al tratarse de una especie notoria en el paisaje típico mexicano, la imagen de los zanates ha sido utilizada en pasajes mitológicos tanto positivos como terroríficos.


El más popular de ellos es la Biblia, donde el ave iridiscente de pico largo y negro representa al diablo, en contraposición a la paloma blanca que simboliza a Dios.


La Iglesia también inició el famoso mito de que la lengua de una urraca contenía una gota de sangre del demonio, por lo que se difundió la idea de que al cortarle la lengua a estos animales era posible también quitarles la maldad.


Otra de las asociaciones es el de los castillos embrujados de los cuentos de hadas. De hecho, son los cuervos los que se consideran señal de mal augurio y aliados de las brujas en la Literatura.


Quienes interpretan los sueños, por su parte, consideran que las urracas en el inconsciente hablan de algo malo que se avecina, que puede ir desde una pérdida material hasta la muerte.


A los zanates, mal llamados urracas, también se les adjudica una larga lista de pecados como robar comida a otros animales, dañar cultivos, invadir constantemente las tierras y desplazar a otras aves. No obstante, lo anterior se debe a características biológicas, principalmente de alimentación.


Al ser aves grandes y habitar una gran variedad de regiones, han tenido que luchar por su nutrición. Muy similares a los seres humanos, también son adaptables a todo tipo de cambios.


Si bien su alimentación natural es de granos e insectos, hoy día comen todo lo que encuentran en las calles: conos de nieve, hamburguesas y papas fritas (aun si eso se considera robo).


CURIOSIDADES DE LOS ZANATES


El zanate es un pájaro originario del Valle de México, el cuál fue introducido bajo la orden de Ahuizotl, el huey tlatoani que llevó a los mexicas a dominar prácticamente todo el centro y sur de los actuales territorios de México.


Se trata de un animal muy inteligente, el cual vive en colonias que se apoyan entre sí. De esta característica sobresale su memoria. Los zanates suelen recordar con facilidad lugares, personas y maniobras complejas, como abrir empaques para buscar comida.


Para sacar de una vez por todas a los zanates de la lista negra, basta con revisar su importancia ecosistémica, pues se ha demostrado que en algunos casos su presencia ayuda a mantener en equilibrio el número de aves de otras especies. Por otro lado, son dispersores naturales de semillas y su vuelo propicia la biodiversidad.


En conclusión, se trata de una especie más en el catálogo de voladores locales. Su presencia no indica nada más que un eslabón en la cadena alimenticia, por lo que sus mitos contiguos bien pueden evadirse.


Por la intensidad de color en sus plumas negras y el peculiar sonido que emiten, los zanates, conocidos popularmente como urracas o cuervos, son aves asociadas con la mala suerte, ¿sabes cuál es el origen de esta creencia?


En primer lugar, es necesario aclarar que no se trata de la misma ave. Los cuervos son animales más grandes y habitan en la profundidad de los bosques, mientras que las urracas se caracterizan por el blanco de su pecho. Los zanates, en cambio, son las aves negras que surcan los cielos urbanos a todas horas del día.


Al tratarse de una especie notoria en el paisaje típico mexicano, la imagen de los zanates ha sido utilizada en pasajes mitológicos tanto positivos como terroríficos.


El más popular de ellos es la Biblia, donde el ave iridiscente de pico largo y negro representa al diablo, en contraposición a la paloma blanca que simboliza a Dios.


La Iglesia también inició el famoso mito de que la lengua de una urraca contenía una gota de sangre del demonio, por lo que se difundió la idea de que al cortarle la lengua a estos animales era posible también quitarles la maldad.


Otra de las asociaciones es el de los castillos embrujados de los cuentos de hadas. De hecho, son los cuervos los que se consideran señal de mal augurio y aliados de las brujas en la Literatura.


Quienes interpretan los sueños, por su parte, consideran que las urracas en el inconsciente hablan de algo malo que se avecina, que puede ir desde una pérdida material hasta la muerte.


A los zanates, mal llamados urracas, también se les adjudica una larga lista de pecados como robar comida a otros animales, dañar cultivos, invadir constantemente las tierras y desplazar a otras aves. No obstante, lo anterior se debe a características biológicas, principalmente de alimentación.


Al ser aves grandes y habitar una gran variedad de regiones, han tenido que luchar por su nutrición. Muy similares a los seres humanos, también son adaptables a todo tipo de cambios.


Si bien su alimentación natural es de granos e insectos, hoy día comen todo lo que encuentran en las calles: conos de nieve, hamburguesas y papas fritas (aun si eso se considera robo).


CURIOSIDADES DE LOS ZANATES


El zanate es un pájaro originario del Valle de México, el cuál fue introducido bajo la orden de Ahuizotl, el huey tlatoani que llevó a los mexicas a dominar prácticamente todo el centro y sur de los actuales territorios de México.


Se trata de un animal muy inteligente, el cual vive en colonias que se apoyan entre sí. De esta característica sobresale su memoria. Los zanates suelen recordar con facilidad lugares, personas y maniobras complejas, como abrir empaques para buscar comida.


Para sacar de una vez por todas a los zanates de la lista negra, basta con revisar su importancia ecosistémica, pues se ha demostrado que en algunos casos su presencia ayuda a mantener en equilibrio el número de aves de otras especies. Por otro lado, son dispersores naturales de semillas y su vuelo propicia la biodiversidad.


En conclusión, se trata de una especie más en el catálogo de voladores locales. Su presencia no indica nada más que un eslabón en la cadena alimenticia, por lo que sus mitos contiguos bien pueden evadirse.


Local

Disfrutan en familia la celebración del Día del Padre

Algunas familias decidieron salir a pasear, otras efectuaron convivencias en sus hogares

Local

Crisanto Cuéllar usó la poesía como resistencia

Sus poemas de protesta se inscriben en el fulgor de la posrevolución

Deportes

Celebran Carrera del Día del Padre de la Sesa en un ambiente familiar

 550 participantes dieron vida al evento en el  Centro Histórico de Tlaxcala

Local

Con gran éxito la Dirección de Atención a Migrantes realiza tercer reencuentro familiar "Uniendo Historias" con visa de primera vez

Se reunieron con sus hijos en Nueva York, 19 adultos mayores, luego de más de 20 años de no verlos