/ lunes 7 de marzo de 2022

“Un tamalito pa´mi animalito”, pedían hace años los huehues de Tlaxcala

Aquí te contamos ésta y otras curiosidades del Carnaval

El Carnaval de Tlaxcala comenzó a celebrarse en 1699. Durante tres siglos, la forma de vivir esta fiesta ha registrado algunas variantes, desde el número de danzantes y la forma de los trajes, hasta la adición de mujeres a las camadas.

Uno de los más notorios cambios es la cantidad de lentejuelas usadas en las capas de los charros. En un principio, estas prendas eran decoradas con bordados alusivos a la naturaleza y a los símbolos patrios. En los años 40 y 50, también se añadían algunas lentejuelas, tal como se describe en el libro “una que otra lentejuela”, de Víctor Montero Morales.

Lee también:➡️Carnaval de Tlaxcala, tres siglos de tradición; comienza la fiesta del disfraz

Estos coloridos adornos tienen dos posibles significados: pueden simbolizar la lluvia; y evocar los manantiales que existieron en la región sur del estado hasta antes de 1960.

Capa de Papalotla entre 1940 y 1950. Publicada en “Una que otra lentejuela”, del autor Víctor Montero Morales.


Fotografías de la época dan cuenta de este sobrio adorno en las capas, no obstante, en los últimos años lo que más destaca en el traje de los charros son las lentejuelas, además, la decoración actual abarca personajes tan variados como la Santa Muerte, Mickey Mouse y Pocoyo.

No dejes de leer:➡️Crece demanda de artesanías para carnaval

EL ANIMAL DISECADO

Un elemento que se ha ido perdiendo en este festejo son los animales disecados que cargaban algunos huehues. Generalmente eran ardillas, cacomixtles o tlacuaches y los danzantes los usaban para espantar a las mujeres y niños.

Además, tocaban las puertas de las casas y decían estos versos, con la finalidad de obtener algo para comer

-“Un tamalito pa’ mi animalito”

-“Un tamalito pa’ mis hermanitos”

Cuando eran obsequiados con comida, la envolvían en su capa.

El águila devorando una serpiente, característica del escudo mexicano, era un elemento común en las capas de 1940. Publicada en “Una que otra lentejuela”, del autor Víctor Montero Morales.

Lee también:➡️Inicia la Muestra Estatal de Carnaval Tlaxcala 2022

Actualmente, es poco común ver estos animales disecados, en todo caso, algunos danzantes portan animales de juguete, hechos de plástico o peluche y también son usados para asustar a los asistentes.

LAS CAMADAS

En San Cosme Mazatecochco, San Francisco Papalotla y San Miguel Tenancingo participan en el Carnaval con cuadrillas o camadas conformadas por charros, vasarios y doncellas; la cantidad de integrantes varía de acuerdo al tamaño o la antigüedad que tenga el barrio: puede tener desde 30 hasta más de 300 integrantes.


Continúa leyendo:➡️Carnaval, el precio de la tradición

Al son de la música de viento y engalanados con sus coloridos trajes, los danzantes en estos municipios interpretan: La marcha, La primera, La segunda (Danza de las Rosas), La tercera (Danza de la estrella), El jarabe inglés, La muñeca, La culebra, La lancera y La 5 de mayo.

LOS CHARROS

Estos personajes son de los más vistosos en las fiestas carnestolendas; con su penacho de plumas de avestruz, máscara de madera, capa bordada con lentejuelas, chivarras (cueros para protegerse de los cuartazos), botas, pantalón y chaleco, destacan entre los danzantes. Algunos de estos trajes pueden llegar a costar más de cien mil pesos mexicanos.

Lee también:➡️Se suman en Totolac a suspensión de carnaval

Personajes de la cultura norteamericana se integran a las capas del Carnaval de Tlaxcala. Publicada en “Una que otra lentejuela”, del autor Víctor Montero Morales.

VASARIOS

La vestimenta de estas figuras del Carnaval varía en cada camada: Panzacola, Tenancingo y Mazatecochco utilizan colores llamativos; la máscara no es requisito para ellos.

LA NANA

Este personaje es entrañable para quienes acuden a ver el Carnaval. Se trata de un hombre disfrazado de mujer, con un vestido en corte sastre, sombrero de charro de Jalisco y una máscara con rasgos femeninos. Es más común verlo en Papalotla, ya que en Mazatecochco y Tenancingo dejó de ser un personaje usual desde 1980, por la incorporación de mujeres en las cuadrillas, quienes asumen ese papel.

Te recomendamos:➡️El carnaval no volverá a ser igual

DONCELLAS

Son mujeres (generalmente jóvenes), ataviadas con colores muy atractivos, a juego con los trajes de vasario de su respectiva cuadrilla.

OTROS PERSONAJES

Los toreros de Tenancingo, los payasos de Mazatecochco, los casamenteros y las locas (varones disfrazados de mujer con vestimenta provocativa), se han ido sumando en las últimas décadas a la fiesta más grande de Tlaxcala.

Lee también:➡️Será en el recinto ferial el carnaval de Tlaxcala

LA ELABORACIÓN DE LOS TRAJES

Hombres y mujeres, danzantes o no, trabajan a la par en la confección de los vestuarios para el Carnaval. Las familias aprovechan esos momentos para fomentar la convivencia entre generaciones, donde los más jóvenes van aprendiendo las habilidades para el bordado, que ha perdurado pese a la manufactura industrial. La hechura de una capa demora entre tres y ocho meses, dependiendo del tamaño de la misma. Los materiales usados en las capas son: tela granite, hilo de algodón, aros, agujas, lentejuela, chaquira, hilaza para las puntas y terciopelo u organza para el forro.

Viñeta de Desiderio Hernández Xochitiotzin. Fuente: Isaura Ramos de Temoltzin. Danzas de Carnaval en Tlaxcala, 1992.

Entérate:➡️Muere artesano de Amaxac Víctor Hugo Pérez Castillo

En la actualidad, la tecnología permite realizar este trabajo en menos tiempo, con maquinaria especializada y por un menor costo, sin embargo, estos trajes no se consideran artesanales. Por ello, muchos danzantes prefieren bordar sus propias capas o encargarlas con artesanos, ya que así cada pieza es única y especial.

DATO: El personaje de la Nana (hombre disfrazado de mujer) dejó de ser usual desde 1980, por la incorporación de mujeres en las cuadrillas, quienes asumen ese papel.

LEE MÁS:⬇️

El Carnaval de Tlaxcala comenzó a celebrarse en 1699. Durante tres siglos, la forma de vivir esta fiesta ha registrado algunas variantes, desde el número de danzantes y la forma de los trajes, hasta la adición de mujeres a las camadas.

Uno de los más notorios cambios es la cantidad de lentejuelas usadas en las capas de los charros. En un principio, estas prendas eran decoradas con bordados alusivos a la naturaleza y a los símbolos patrios. En los años 40 y 50, también se añadían algunas lentejuelas, tal como se describe en el libro “una que otra lentejuela”, de Víctor Montero Morales.

Lee también:➡️Carnaval de Tlaxcala, tres siglos de tradición; comienza la fiesta del disfraz

Estos coloridos adornos tienen dos posibles significados: pueden simbolizar la lluvia; y evocar los manantiales que existieron en la región sur del estado hasta antes de 1960.

Capa de Papalotla entre 1940 y 1950. Publicada en “Una que otra lentejuela”, del autor Víctor Montero Morales.


Fotografías de la época dan cuenta de este sobrio adorno en las capas, no obstante, en los últimos años lo que más destaca en el traje de los charros son las lentejuelas, además, la decoración actual abarca personajes tan variados como la Santa Muerte, Mickey Mouse y Pocoyo.

No dejes de leer:➡️Crece demanda de artesanías para carnaval

EL ANIMAL DISECADO

Un elemento que se ha ido perdiendo en este festejo son los animales disecados que cargaban algunos huehues. Generalmente eran ardillas, cacomixtles o tlacuaches y los danzantes los usaban para espantar a las mujeres y niños.

Además, tocaban las puertas de las casas y decían estos versos, con la finalidad de obtener algo para comer

-“Un tamalito pa’ mi animalito”

-“Un tamalito pa’ mis hermanitos”

Cuando eran obsequiados con comida, la envolvían en su capa.

El águila devorando una serpiente, característica del escudo mexicano, era un elemento común en las capas de 1940. Publicada en “Una que otra lentejuela”, del autor Víctor Montero Morales.

Lee también:➡️Inicia la Muestra Estatal de Carnaval Tlaxcala 2022

Actualmente, es poco común ver estos animales disecados, en todo caso, algunos danzantes portan animales de juguete, hechos de plástico o peluche y también son usados para asustar a los asistentes.

LAS CAMADAS

En San Cosme Mazatecochco, San Francisco Papalotla y San Miguel Tenancingo participan en el Carnaval con cuadrillas o camadas conformadas por charros, vasarios y doncellas; la cantidad de integrantes varía de acuerdo al tamaño o la antigüedad que tenga el barrio: puede tener desde 30 hasta más de 300 integrantes.


Continúa leyendo:➡️Carnaval, el precio de la tradición

Al son de la música de viento y engalanados con sus coloridos trajes, los danzantes en estos municipios interpretan: La marcha, La primera, La segunda (Danza de las Rosas), La tercera (Danza de la estrella), El jarabe inglés, La muñeca, La culebra, La lancera y La 5 de mayo.

LOS CHARROS

Estos personajes son de los más vistosos en las fiestas carnestolendas; con su penacho de plumas de avestruz, máscara de madera, capa bordada con lentejuelas, chivarras (cueros para protegerse de los cuartazos), botas, pantalón y chaleco, destacan entre los danzantes. Algunos de estos trajes pueden llegar a costar más de cien mil pesos mexicanos.

Lee también:➡️Se suman en Totolac a suspensión de carnaval

Personajes de la cultura norteamericana se integran a las capas del Carnaval de Tlaxcala. Publicada en “Una que otra lentejuela”, del autor Víctor Montero Morales.

VASARIOS

La vestimenta de estas figuras del Carnaval varía en cada camada: Panzacola, Tenancingo y Mazatecochco utilizan colores llamativos; la máscara no es requisito para ellos.

LA NANA

Este personaje es entrañable para quienes acuden a ver el Carnaval. Se trata de un hombre disfrazado de mujer, con un vestido en corte sastre, sombrero de charro de Jalisco y una máscara con rasgos femeninos. Es más común verlo en Papalotla, ya que en Mazatecochco y Tenancingo dejó de ser un personaje usual desde 1980, por la incorporación de mujeres en las cuadrillas, quienes asumen ese papel.

Te recomendamos:➡️El carnaval no volverá a ser igual

DONCELLAS

Son mujeres (generalmente jóvenes), ataviadas con colores muy atractivos, a juego con los trajes de vasario de su respectiva cuadrilla.

OTROS PERSONAJES

Los toreros de Tenancingo, los payasos de Mazatecochco, los casamenteros y las locas (varones disfrazados de mujer con vestimenta provocativa), se han ido sumando en las últimas décadas a la fiesta más grande de Tlaxcala.

Lee también:➡️Será en el recinto ferial el carnaval de Tlaxcala

LA ELABORACIÓN DE LOS TRAJES

Hombres y mujeres, danzantes o no, trabajan a la par en la confección de los vestuarios para el Carnaval. Las familias aprovechan esos momentos para fomentar la convivencia entre generaciones, donde los más jóvenes van aprendiendo las habilidades para el bordado, que ha perdurado pese a la manufactura industrial. La hechura de una capa demora entre tres y ocho meses, dependiendo del tamaño de la misma. Los materiales usados en las capas son: tela granite, hilo de algodón, aros, agujas, lentejuela, chaquira, hilaza para las puntas y terciopelo u organza para el forro.

Viñeta de Desiderio Hernández Xochitiotzin. Fuente: Isaura Ramos de Temoltzin. Danzas de Carnaval en Tlaxcala, 1992.

Entérate:➡️Muere artesano de Amaxac Víctor Hugo Pérez Castillo

En la actualidad, la tecnología permite realizar este trabajo en menos tiempo, con maquinaria especializada y por un menor costo, sin embargo, estos trajes no se consideran artesanales. Por ello, muchos danzantes prefieren bordar sus propias capas o encargarlas con artesanos, ya que así cada pieza es única y especial.

DATO: El personaje de la Nana (hombre disfrazado de mujer) dejó de ser usual desde 1980, por la incorporación de mujeres en las cuadrillas, quienes asumen ese papel.

LEE MÁS:⬇️

Local

Otorga Gobierno Estatal facilidades para regularizar motocicletas

Se otorgarán facilidades administrativas para que las personas propietarias puedan realizar su alta en el Padrón Estatal Vehicular

Doble Vía

¿Cuándo WhatsApp puede suspender una cuenta por enviar imágenes íntimas?

Todas las redes sociales cuentan con normas de privacidad para proteger a sus usuarios

Doble Vía

¿Una emergencia? No todos los sucesos se deben reportar al 911, conoce cuáles pueden recibir atención

El servicio gratuito debe ser usado de manera responsable; en Tlaxcala las llamadas falsas son sancionadas

Policiaca

Liberan en Tenancingo a 155 migrantes centro y sudamericanos

Thelma N. y Víctor N. originarios de ese municipio, así como Ashlin N. y Francisco N., de Chiapas, fueron detenidos por su presunta responsabilidad en el tráfico de personas

Local

Mejora en Tlaxcala el nivel de competitividad, reporta índice del IMCO

Respecto a 2023, en este año la entidad pasó del sitio 29 al 23 en el Índice de Competitividad Estatal

Local

Pensamiento liberal, legado de Sánchez Piedras: Segob

El presidente municipal de Apizaco, Pablo Badillo Sánchez, resaltó que el exgobernador dejó una huella indeleble en Tlaxcala