/ miércoles 6 de septiembre de 2023

¿Y tú, cómo te apellidas? Tlaxcala es el estado que conserva más apellidos prehispánicos del país

Cerca del 10 % de los pobladores mantienen un apellido prehispánico

Con la llegada del bautismo católico, los pobladores del territorio que comprende México fueron cambiando sus apellidos indígenas por españoles, sin embargo, muchos tlaxcaltecas se resistieron a hacerlo; por esa razón, nuestro estado conserva en uso cerca de 300 apellidos nahuas, más que cualquier otra entidad del país, de acuerdo con el historiador e investigador Hugo Zacapantzi.

Te recomendamos:➡️Lo sabías? San Andrés Ahuashuatepec conserva un reloj de sol del siglo XVI

En su libro “Apellidos nahuas de Tlaxcala”, Hugo Zacapantzi describió que, en los municipios de San Pablo del Monte, Contla de Juan Cuamatzi, Chiautempan, Zacatelco y Tetlanohcan es donde más abundan los apellidos prehispánicos, que acompañan el nombre de cerca del 10 % de la población, es decir, de más de 100 mil tlaxcaltecas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los apelativos más populares son: Texis, Xicohtencatl, Cuamatzi, Zempoalteca, Cuapio, Acoltzi, Cuautle, Cahuantzi, Cocoletzi, Coyotl, Tecuantzi, Teyeco, Huexoyucan, Malacatzi, Achac, Chimecatl, Tochtle, Cuentenco, Tlachimatin y Cimatl, los cuales fueron conservados, en un principio, por la clase baja y media de la población.

Los anteriores tienen significados de flores, rasgos físicos e incluso provienen del carácter de la primera persona que lo portó. Desafortunadamente, muchos de ellos se castellanizaron y ya no es posible incluirlos como autóctonos.

Zacapantzi refirió que no es común encontrar documentación del periodo colonial donde figuran los apellidos autóctonos de los pobladores, por esa razón su trabajo implicó una exhaustiva búsqueda y devino en asombrosos resultados que actualmente se han convertido en un tema de interés nacional.


No dejes de leer:➡️¿Cactus que camina? Así es la planta mexicana que se mueve de lugar

Mientras los apellidos de origen indígena son escasos en el directorio tlaxcalteca, los de origen europeo se extienden cada vez más. De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), los tres apellidos más comunes en nuestro estado son Hernández, López y Pérez.

Así que ya lo sabes, si te encuentras a algún Popoca, Nophal, Ek, Hau, Apanco, Ocelotl, Macuil o Huexotl, regístralo en tu memoria porque son tlaxcaltecas escasos.

DÓNDE ADQUIRIR EL LIBRO

La Libre Librería, en Tlaxcala.

Libros y Arte Conaculta, en Tlaxcala.

Educal, en Apizaco.

Educal, en Huamantla.

Con la llegada del bautismo católico, los pobladores del territorio que comprende México fueron cambiando sus apellidos indígenas por españoles, sin embargo, muchos tlaxcaltecas se resistieron a hacerlo; por esa razón, nuestro estado conserva en uso cerca de 300 apellidos nahuas, más que cualquier otra entidad del país, de acuerdo con el historiador e investigador Hugo Zacapantzi.

Te recomendamos:➡️Lo sabías? San Andrés Ahuashuatepec conserva un reloj de sol del siglo XVI

En su libro “Apellidos nahuas de Tlaxcala”, Hugo Zacapantzi describió que, en los municipios de San Pablo del Monte, Contla de Juan Cuamatzi, Chiautempan, Zacatelco y Tetlanohcan es donde más abundan los apellidos prehispánicos, que acompañan el nombre de cerca del 10 % de la población, es decir, de más de 100 mil tlaxcaltecas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los apelativos más populares son: Texis, Xicohtencatl, Cuamatzi, Zempoalteca, Cuapio, Acoltzi, Cuautle, Cahuantzi, Cocoletzi, Coyotl, Tecuantzi, Teyeco, Huexoyucan, Malacatzi, Achac, Chimecatl, Tochtle, Cuentenco, Tlachimatin y Cimatl, los cuales fueron conservados, en un principio, por la clase baja y media de la población.

Los anteriores tienen significados de flores, rasgos físicos e incluso provienen del carácter de la primera persona que lo portó. Desafortunadamente, muchos de ellos se castellanizaron y ya no es posible incluirlos como autóctonos.

Zacapantzi refirió que no es común encontrar documentación del periodo colonial donde figuran los apellidos autóctonos de los pobladores, por esa razón su trabajo implicó una exhaustiva búsqueda y devino en asombrosos resultados que actualmente se han convertido en un tema de interés nacional.


No dejes de leer:➡️¿Cactus que camina? Así es la planta mexicana que se mueve de lugar

Mientras los apellidos de origen indígena son escasos en el directorio tlaxcalteca, los de origen europeo se extienden cada vez más. De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), los tres apellidos más comunes en nuestro estado son Hernández, López y Pérez.

Así que ya lo sabes, si te encuentras a algún Popoca, Nophal, Ek, Hau, Apanco, Ocelotl, Macuil o Huexotl, regístralo en tu memoria porque son tlaxcaltecas escasos.

DÓNDE ADQUIRIR EL LIBRO

La Libre Librería, en Tlaxcala.

Libros y Arte Conaculta, en Tlaxcala.

Educal, en Apizaco.

Educal, en Huamantla.

Local

Marx Arriaga, director de nuevos libros de texto, arribó a Tlaxcala para hablar sobre secundarias

Huamantla es sede del Encuentro de Supervisores “Resignificar la función supervisora ante la NEM: retos y compromisos” programado para el 23 y 24 de mayo

Doble Vía

Frutas de temporada: ¿Qué comer durante mayo y junio?

Te decimos qué frutas son favorecidas con el calor y lluvia de estos meses

Elecciones 2024

Arrecian quejas de candidatos sobre supuestos señalamientos y sabotajes

Abanderaros de Totolac, Zacatelco y Xaltocan denunciaron los hechos a través de sus redes sociales

Elecciones 2024

Habitantes de Tlaltelulco no permitirán instalación de dos casillas en Santa Cruz Tetela

Manifestantes exigen al Congreso del Estado poner fin al conflicto de límites territoriales con Chiautempan

Cultura

Con éxito, se presentan tlaxcaltecas en la Feria del Libro de Tijuana

La última participación de la entidad será este viernes 24 de mayo

Local

Protección a empresas y dependencias, función de la Policía Industrial y Bancaria

La tarea principal es proteger y resguardar los bienes propiedad de las empresas y dependencias que contratan sus servicios