/ viernes 22 de marzo de 2024

Susana Zabaleta revalora los abrazos en performance de 8 horas en el Soumaya

Rodeada de pétalos de flores y a los pies de la réplica exacta del “David” de Miguel Ángel presentan performance “Los abrazos”

Rodeada de pétalos de flores y a los pies de la réplica exacta del “David” de Miguel Ángel que se encuentra en el Museo Soumaya, Susana Zabaleta realizó una vez más su performance “Los abrazos”, que no había podido presentar desde 2019. Fue un acto lleno de música meditativa y oriental en el que la cantante y actriz regaló abrazos a los asistentes, como un acto de reflexión sobre el devenir de la humanidad y el recibimiento de la primavera.

“Creo que nos urgen los abrazos para que nos demos cuenta de que no somos tan distintos. Tal vez tengamos cosas diferentes, pero en el fondo somos los mismos seres humanos. Así que si no nos ayudamos entre nosotros, esto va a ser un caos. No hay que caer en las tentaciones locas del dinero, la soberbia, el ego y tantas cosas que nos hacen sentirnos fuera de este mundo”, dijo la cantante, previo al performance que se extendió durante ocho horas.

Puede interesarte: Rock en español sigue vigente: Zabaleta estrena nuevo show

Luego de exhortar a todos a un mayor cuidado y conciencia por la naturaleza, Zabaleta dijo que el performance sería dedicado a la memoria de la activista por los derechos de los animales Elena Larrea, fundadora de Cuacolandia, fallecida el pasado miércoles, a los 31 años de edad.

“Este día va con toda la intención hacia Elena, una persona maravillosa que ayudó muchísimo. Una escuincla de 31 años que hizo tantísimo por la naturaleza y los animales. Y que dejó esta tierra, quien sabe porqué tan rápido. Ojalá existan muchas Elenas de Coacolandia que nos ayuden a que los animales no sufran”, expresó la artista.

Zabaleta también recordó que, luego de haber hecho este performance desde 2013, el sentimiento que le dejó esa experiencia la impulsó escribir “El otro libro de los abrazos” (2020), en el que habla de su propia relación con los abrazos y el poder que se esconde tras un gesto tan sencillo.

“Creo que siempre voy a hablar de ello y su energía. Siempre intentamos no tocarnos, pero en el momento en que lo hacemos y nos abrazamos, sin esperar que haya nada a cambio de inmediato, es muy fuerte, el amor te cambia”, señaló la actriz, quien relató que, durante su infancia, en su familia, los abrazos eran considerados como un signo de debilidad, cosa que considera completamente absurda, pues piensa que no hay nada más increíble que saberse amado.

Susana Zabaleta realizó una vez más su performance “Los abrazos” FOTO: Omar Flores / El Sol de México

Así, tras una breve introducción de danza contemporánea hecha por la bailarina Coral Zayas y la interpretación musical de Francisco Bringas, Zabaleta comenzó a recibir a cada una de las personas que asistieron, entregando sus brazos con gran cariño y parsimonia, cerrando los ojos, dejando que el aura del museo y la música abrieran un remanso de armonía y paz.

Algunos de los presentes lloraron, Susana también lo hizo, alguien le preguntó a quién, que ya no estuviera en este plano terrenal, le habría gustado dar más abrazos. A lo que la cantante, con los ojos vidriosos contestó que al compositor Armando Manzanero.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Él siempre se cuidó de que no fueran a pensar que tuviéramos una relación amorosa. Siempre tuvo pareja mientras estuve con él y siempre cuidó que sus parejas, porque tuvo varias, no pensaran que yo anduviera con él. Así que nos faltaron muchos abrazos”, finalizó Zabaleta.

Rodeada de pétalos de flores y a los pies de la réplica exacta del “David” de Miguel Ángel que se encuentra en el Museo Soumaya, Susana Zabaleta realizó una vez más su performance “Los abrazos”, que no había podido presentar desde 2019. Fue un acto lleno de música meditativa y oriental en el que la cantante y actriz regaló abrazos a los asistentes, como un acto de reflexión sobre el devenir de la humanidad y el recibimiento de la primavera.

“Creo que nos urgen los abrazos para que nos demos cuenta de que no somos tan distintos. Tal vez tengamos cosas diferentes, pero en el fondo somos los mismos seres humanos. Así que si no nos ayudamos entre nosotros, esto va a ser un caos. No hay que caer en las tentaciones locas del dinero, la soberbia, el ego y tantas cosas que nos hacen sentirnos fuera de este mundo”, dijo la cantante, previo al performance que se extendió durante ocho horas.

Puede interesarte: Rock en español sigue vigente: Zabaleta estrena nuevo show

Luego de exhortar a todos a un mayor cuidado y conciencia por la naturaleza, Zabaleta dijo que el performance sería dedicado a la memoria de la activista por los derechos de los animales Elena Larrea, fundadora de Cuacolandia, fallecida el pasado miércoles, a los 31 años de edad.

“Este día va con toda la intención hacia Elena, una persona maravillosa que ayudó muchísimo. Una escuincla de 31 años que hizo tantísimo por la naturaleza y los animales. Y que dejó esta tierra, quien sabe porqué tan rápido. Ojalá existan muchas Elenas de Coacolandia que nos ayuden a que los animales no sufran”, expresó la artista.

Zabaleta también recordó que, luego de haber hecho este performance desde 2013, el sentimiento que le dejó esa experiencia la impulsó escribir “El otro libro de los abrazos” (2020), en el que habla de su propia relación con los abrazos y el poder que se esconde tras un gesto tan sencillo.

“Creo que siempre voy a hablar de ello y su energía. Siempre intentamos no tocarnos, pero en el momento en que lo hacemos y nos abrazamos, sin esperar que haya nada a cambio de inmediato, es muy fuerte, el amor te cambia”, señaló la actriz, quien relató que, durante su infancia, en su familia, los abrazos eran considerados como un signo de debilidad, cosa que considera completamente absurda, pues piensa que no hay nada más increíble que saberse amado.

Susana Zabaleta realizó una vez más su performance “Los abrazos” FOTO: Omar Flores / El Sol de México

Así, tras una breve introducción de danza contemporánea hecha por la bailarina Coral Zayas y la interpretación musical de Francisco Bringas, Zabaleta comenzó a recibir a cada una de las personas que asistieron, entregando sus brazos con gran cariño y parsimonia, cerrando los ojos, dejando que el aura del museo y la música abrieran un remanso de armonía y paz.

Algunos de los presentes lloraron, Susana también lo hizo, alguien le preguntó a quién, que ya no estuviera en este plano terrenal, le habría gustado dar más abrazos. A lo que la cantante, con los ojos vidriosos contestó que al compositor Armando Manzanero.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Él siempre se cuidó de que no fueran a pensar que tuviéramos una relación amorosa. Siempre tuvo pareja mientras estuve con él y siempre cuidó que sus parejas, porque tuvo varias, no pensaran que yo anduviera con él. Así que nos faltaron muchos abrazos”, finalizó Zabaleta.

Local

Pese a orden de Consejo Estatal de Seguridad, alcaldes evalúan sustituir a sus mandos policiacos

El municipio de Chiautempan señaló no contar con una notificación oficial para sustituir a su mando policiaco, Jesús Herrera Moreno, a pesar de ser una determinación oficial

Elecciones 2024

[Video] Congreso se mantendrá como un recinto de “puertas abiertas”, afirma Vicente Morales, candidato de Morena

“He tenido observaciones y algunos reclamos, pero no tienen que ver con mi actividad legislativa”, sostuvo

Cultura

Club de coleccionistas comparte piezas de nostalgia en la capital tlaxcalteca

Cada domingo, en el parque de Artesanías, expositores ofertan juguetes antiguos y de colección

Cultura

“Huehuepedia”, proyecto web que reúne la historia del carnaval de Tlaxcala

Con entrevistas y documentos presentan detalles de la festividad con más arraigo en el estado

Elecciones 2024

Intercederá diputada para que INE no coloque dos casillas en sección de Santa Cruz Tetela

En 2021, pobladores de Santa Cruz Tetela quemaron las casillas y las boletas electorales que el INE instaló en ese lugar, como protesta por no haber resuelto el tema de límites territoriales