/ jueves 31 de agosto de 2023

Anuncios con perifoneo, tradición viva en Tlaxcala

En San Rafael Tepatlaxco, municipio de Chiautempan, tres personas conservan el equipo en sus hogares

En el paisaje sonoro de algunos pueblos de Tlaxcala aún resuena el eco de las bocinas instaladas en lo alto de casas, edificios y postes, aparatos que anuncian toda clase de novedades: cumpleaños, fallecimientos, fiestas religiosas, productos en venta y avisos del gobierno.

En la localidad de San Rafael Tepatlaxco, municipio de Chiautempan, es común escuchar este tipo de anuncios a lo largo y ancho del territorio. En ese lugar no es el gallo quien despierta a los vecinos; la bienvenida diaria al sol la dan los llamados “tocadiscos”, hombres que anuncian el “¡buenos días!” desde los micrófonos y altavoces instalados en sus casas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Una de esas voces es la de Samuel Xahuantitla Pérez, quien pertenece a la segunda generación de tocadiscos de su familia.

En entrevista con este Diario, Samuel contó que su oficio comenzó con la dedicatoria de canciones reproducidas en antiguas consolas para vinilos conectadas a un micrófono y las cinco trompetas que funcionan como altavoz desde la azotea de su hogar. Más adelante, empezó a hacerse de casetes y después de discos compactos.

Aún con el paso de los años, Samuel se mantiene activo en su oficio y refiere que nunca le falta trabajo gracias al empeño que ha dedicado a las mejoras de su actividad. “Me he ido modernizando. Hoy, ocupo mi celular para reproducir canciones desde internet y para las dedicatorias y también Whatsapp: las personas me mandan el texto por mensaje y yo lo dedico en el micrófono”, señaló.

Los detalles: ➡️ Artesano de Ixtenco transforma las semillas en arte

Medio de inclusión

Además de ser una tradición, el perifoneo cumple con una función ejercida como oficio desde la edad media: la de los juglares. Estos músicos callejeros, además de entretener a la población en las plazas públicas con canciones o actos cómicos, difundían las noticias en los lugares más alejados de la metrópoli.

Debido a la claridad con la que resuenan las “dedicatorias” de los anunciantes en los pueblos de Tlaxcala, los mensajes de los tocadiscos llegan de manera oportuna a toda la población, incluso a los oídos de aquellos que no saben leer, quienes no cuentan con dispositivos móviles o en zonas donde no existe la señal de internet.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los anuncios del señor Samuel, por ejemplo, alcanzan hasta un kilómetro a la redonda de sonido: “esa es una ventaja, que no sólo se escucha en la comunidad, sino también en las localidades cercanas, es decir, una buena cantidad de población se entera de lo que ocurre a su alrededor”, reconoció.

Por esa razón, Samuel es portavoz de comunicados oficiales del gobierno, de las autoridades eclesiásticas y del pueblo en general.

Aliados de los comerciantes

Te puede interesar: ➡️ Necesario, fomento a tradiciones: ofrendista

Los anunciadores con perifoneo ocupan un rol fundamental en la comunicación de los pueblos, ya que no solo se convirtieron en presentadores de noticias, sino también en los publicistas por excelencia.

Aún con las opciones tecnológicas que los productores locales tienen a su alcance para dar a conocer sus productos y servicios, los anuncios en bocinas prevalecen como la mejor opción para hacer llegar la información a sus clientes potenciales.

Por otro lado, el costo de anunciarse en el perifoneo es menor que en cualquier otro medio. Media hora de anuncios en el micrófono con intervalos musicales cuesta alrededor de cuarenta pesos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los fines de semana son los más abundantes en anuncios, sobre todo lo que corresponde a productos frescos para la hora de la comida. Cuando una persona mata a una res o un cerdo, anuncia a los vecinos la venta de carne a buen precio, por ejemplo. “Muchas veces las personas esperan el anuncio antes de comprar la carne en la carnicería, sobre todo porque es más barata con los vecinos”, narró Samuel.

Un compromiso con la población

Trabajar con la voz es pesado, reconoció Samuel. Sin embargo, se siente orgulloso de su vocación para hablar en los micrófonos.

Lee más: ➡️ Un orgullo, representar a Tlaxcala en Xcaret: Expositores

A veces me pasan solo la información, pero no los textos completos. Muchas veces yo tengo que ocupar mi creatividad para que la dedicatoria suene mejor, para que rime, para decir lo más importante y hacerlo llamativo, comentó.

La modulación de la voz, el característico tono “cantadito” de los anuncios y el equipo de sonido moderno son apenas la mitad de la labor. Para que el trabajo dé frutos, se requiere de un elemento esencial: el silencio. En ese sentido, las horas propicias para el viaje a larga distancia del sonido son las noches y madrugadas, horarios en los que disminuye el tránsito de pobladores y vehículos ruidosos.

A las seis de la mañana empiezo con las dedicatorias. Y luego en la noche, a partir de las ocho es cuando se hace la segunda dedicatoria para que se escuche bien”, dio a conocer el oriundo de Chiautempan. Lo cierto es que los tocadiscos suenan cada vez menos en Tlaxcala; no obstante, en las confesiones del sonido aún quedan algunos de sus ecos, sólo hay que permanecer atentos, pues “no es lo mismo oír que escuchar, reflexionó finalmente Samuel.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Debido a la claridad con la que resuenan las “dedicatorias” de los anunciantes en los pueblos de Tlaxcala, los mensajes de los tocadiscos llegan de manera oportuna a toda la población.


En el paisaje sonoro de algunos pueblos de Tlaxcala aún resuena el eco de las bocinas instaladas en lo alto de casas, edificios y postes, aparatos que anuncian toda clase de novedades: cumpleaños, fallecimientos, fiestas religiosas, productos en venta y avisos del gobierno.

En la localidad de San Rafael Tepatlaxco, municipio de Chiautempan, es común escuchar este tipo de anuncios a lo largo y ancho del territorio. En ese lugar no es el gallo quien despierta a los vecinos; la bienvenida diaria al sol la dan los llamados “tocadiscos”, hombres que anuncian el “¡buenos días!” desde los micrófonos y altavoces instalados en sus casas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Una de esas voces es la de Samuel Xahuantitla Pérez, quien pertenece a la segunda generación de tocadiscos de su familia.

En entrevista con este Diario, Samuel contó que su oficio comenzó con la dedicatoria de canciones reproducidas en antiguas consolas para vinilos conectadas a un micrófono y las cinco trompetas que funcionan como altavoz desde la azotea de su hogar. Más adelante, empezó a hacerse de casetes y después de discos compactos.

Aún con el paso de los años, Samuel se mantiene activo en su oficio y refiere que nunca le falta trabajo gracias al empeño que ha dedicado a las mejoras de su actividad. “Me he ido modernizando. Hoy, ocupo mi celular para reproducir canciones desde internet y para las dedicatorias y también Whatsapp: las personas me mandan el texto por mensaje y yo lo dedico en el micrófono”, señaló.

Los detalles: ➡️ Artesano de Ixtenco transforma las semillas en arte

Medio de inclusión

Además de ser una tradición, el perifoneo cumple con una función ejercida como oficio desde la edad media: la de los juglares. Estos músicos callejeros, además de entretener a la población en las plazas públicas con canciones o actos cómicos, difundían las noticias en los lugares más alejados de la metrópoli.

Debido a la claridad con la que resuenan las “dedicatorias” de los anunciantes en los pueblos de Tlaxcala, los mensajes de los tocadiscos llegan de manera oportuna a toda la población, incluso a los oídos de aquellos que no saben leer, quienes no cuentan con dispositivos móviles o en zonas donde no existe la señal de internet.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los anuncios del señor Samuel, por ejemplo, alcanzan hasta un kilómetro a la redonda de sonido: “esa es una ventaja, que no sólo se escucha en la comunidad, sino también en las localidades cercanas, es decir, una buena cantidad de población se entera de lo que ocurre a su alrededor”, reconoció.

Por esa razón, Samuel es portavoz de comunicados oficiales del gobierno, de las autoridades eclesiásticas y del pueblo en general.

Aliados de los comerciantes

Te puede interesar: ➡️ Necesario, fomento a tradiciones: ofrendista

Los anunciadores con perifoneo ocupan un rol fundamental en la comunicación de los pueblos, ya que no solo se convirtieron en presentadores de noticias, sino también en los publicistas por excelencia.

Aún con las opciones tecnológicas que los productores locales tienen a su alcance para dar a conocer sus productos y servicios, los anuncios en bocinas prevalecen como la mejor opción para hacer llegar la información a sus clientes potenciales.

Por otro lado, el costo de anunciarse en el perifoneo es menor que en cualquier otro medio. Media hora de anuncios en el micrófono con intervalos musicales cuesta alrededor de cuarenta pesos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los fines de semana son los más abundantes en anuncios, sobre todo lo que corresponde a productos frescos para la hora de la comida. Cuando una persona mata a una res o un cerdo, anuncia a los vecinos la venta de carne a buen precio, por ejemplo. “Muchas veces las personas esperan el anuncio antes de comprar la carne en la carnicería, sobre todo porque es más barata con los vecinos”, narró Samuel.

Un compromiso con la población

Trabajar con la voz es pesado, reconoció Samuel. Sin embargo, se siente orgulloso de su vocación para hablar en los micrófonos.

Lee más: ➡️ Un orgullo, representar a Tlaxcala en Xcaret: Expositores

A veces me pasan solo la información, pero no los textos completos. Muchas veces yo tengo que ocupar mi creatividad para que la dedicatoria suene mejor, para que rime, para decir lo más importante y hacerlo llamativo, comentó.

La modulación de la voz, el característico tono “cantadito” de los anuncios y el equipo de sonido moderno son apenas la mitad de la labor. Para que el trabajo dé frutos, se requiere de un elemento esencial: el silencio. En ese sentido, las horas propicias para el viaje a larga distancia del sonido son las noches y madrugadas, horarios en los que disminuye el tránsito de pobladores y vehículos ruidosos.

A las seis de la mañana empiezo con las dedicatorias. Y luego en la noche, a partir de las ocho es cuando se hace la segunda dedicatoria para que se escuche bien”, dio a conocer el oriundo de Chiautempan. Lo cierto es que los tocadiscos suenan cada vez menos en Tlaxcala; no obstante, en las confesiones del sonido aún quedan algunos de sus ecos, sólo hay que permanecer atentos, pues “no es lo mismo oír que escuchar, reflexionó finalmente Samuel.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Debido a la claridad con la que resuenan las “dedicatorias” de los anunciantes en los pueblos de Tlaxcala, los mensajes de los tocadiscos llegan de manera oportuna a toda la población.


Elecciones 2024

No habrá impunidad en la Capital, afirma el candidato morenista Alfonso Sánchez García

El abanderado de Morena implementará un plan de atención en cuatro ejes, de resultar favorecido con el voto ciudadano

Elecciones 2024

Manuel Velasco da espaldarazo a candidatos del PVEM en Tlaxcala

Manuel Velasco Coello es el coordinador de alianzas de la campaña de Claudia Sheinbaum Pardo, como parte de la coalición “Sigamos haciendo historia”

Municipios

Escasez de agua sufren en Tlaxco

El preciado líquido vital, superficial y subterráneo se agota de forma alarmante

Local

Formalizan diputados inscripción en letras doradas de la UATx

El rector de la UATx Serafín Ortiz Ortiz se reunió con los legisladores en las instalaciones de la Infoteca Central

Local

Incrementa la venta de hielo en la entidad, coinciden comerciantes

Una bolsa de hielo de dos kilos tiene un precio promedio de 25 pesos, y de cinco kilos entre 32 y 35 pesos, mientras una plancha de hielo vale 150 pesos

Local

Persiste el mal uso de cascos en motoristas de Tlaxcala; existen sanciones

Omitir el uso de esta herramienta de seguridad, llevarlo mal puesto en la cabeza, colgado en el brazo o el manubrio son algunos hábitos de los conductores