/ viernes 3 de febrero de 2023

Bendicen semillas en pueblo otomí de San Juan Ixtenco

En el temporal anterior, la cosecha de granos se redujo al 30 por ciento; la ausencia de lluvias causó estragos en la tierra

Al arrodillarse frente al altar, don Manuel Angoa Aguilar pidió al Todopoderoso que sea un buen temporal para el campo.

El campesino de origen otomí llevó una variedad de semillas de maíz del temporal pasado que cosechó, para su bendición. “Nosotros tuvimos cosecha, pero en Huamantla las milpas se secaron, tendremos para comer los primeros meses y luego a comprar” afirmó.

Lee más: ➡️ Campesinos desgranan y seleccionan su semilla

La bendición de las semillas en Ixtenco. | Tomás Baños


La bendición de semillas de maíz, haba, chilacayote, frijol, amaranto y calabaza, comienza en la víspera, con un llamado armónico de campanas en San Juan Ixtenco.

Justo al mediodía del primero de febrero el sonoro instrumento de 3.5 toneladas, recuerda al pueblo otomí que habrá un encuentro religioso.

Continúa leyendo: ➡️ Abre sus puertas el restaurante Semilla de Dioses

Desde esa hora, algunos comerciantes venden canastas tejidas de raíz de árbol con romero (un pequeño arbusto domesticado), su inconfundible aroma, impregna toda la parroquia.

La tradición ancestral de llevar las semillas al templo católico, se arraigó por su Santo Patrón Juan El Bautista. “Dios aprieta, pero no ahorca, pidamos para que este año sea de bonanzas, cuidemos la atmósfera y evitemos los incendios”, expresó Mateo Domínguez Márquez, nuevo párroco de ese lugar.

Un Niño Dios vestido de otomí. | Tomás Baños


Más información: ➡️ Bendicen semillas en barrios de Ixtenco

En las canastas de diferentes tamaños, llevan semillas multicolores de maíz y la imagen del Niño Dios. Uno de ellos, llama la atención por su atuendo de indígena, con ropa bordada en pepenado.

La población está preocupada porque en el temporal anterior, la cosecha de granos se redujo al 30 %, de acuerdo con la Secretaría de Impulso Agropecuario.

No dejes de leer: ➡️ Día de la Candelaria, tradición que persiste

Los ejidatarios enfrentan cuantiosas pérdidas económicas; la ausencia de lluvias causó estragos en la tierra.

Y por si fuera poco, los subsidios y apoyos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no son distribuidos de forma equitativa.

Decenas de hogares se quedaron sin el jefe de familia a causa de la enfermedad viral, las tierras ejidales están intestadas y no hay forma en que las instituciones apoyen. A esto se adhiere que el gobierno de Renato Sánchez Rojas, no ha implementado subsidios reales para atender esta problemática, cuando se cumple la mitad de su administración.

Lee más: ➡️ El folclor de Corpus Christi se desvanece; no hay desfile de mulas cargadas con semillas

Así como el 19 de enero, la feligresía de San Pedro Tlalcuapan, honró a San Sebastián Abad al llevar a sus animales al templo católico para que no enfermen de virus, así es como la población de San Juan lleva las semillas de colores de maíz a la parroquia.

En el templo se siente el temor a Dios, aunque los campesinos tienen fe y esperanza porque este año de nones, sea de dones. Un 90% de la población que supera los siete mil habitantes se dedica a actividades agrícolas y pecuarias.

Los detalles: ➡️ Conmemoran autoridades federales y estatales Día Nacional del Maíz

Para seleccionar la semilla, los hombres del campo han dedicado varios días del mes de enero.

Ya que la producción de granos del ciclo pasado fue de pésima calidad, algunos productores -para sembrar-, echarán mano de semillas almacenadas con más tiempo.

Quince minutos antes de las ocho de la mañana de este jueves, los productores (mujeres y hombres) hicieron doble fila para las semilas recibieran la bendición del sacerdote. Y mientras el religioso celebra la misa en un templo repleto de feligreses, en la casa del mayordomo preparan atole agrio de maíz morado, tamales y el tradicional mole de matumba.

Más información: ➡️ El Arca de Noé de las semillas

Antes del mediodía, los campesinos regresan a sus casas a la espera de que las lluvias marquen el camino del ciclo de temporal. El primer paso -pedir a Dios los alimentos- está cumplido.


Mateo Domínguez Márquez párroco de Ixtenco

Dios aprieta, pero no ahorca, pidamos para que este año sea de bonanzas”


En el pueblo de Ixtenco, el día de la Candelaria se organiza con devoción, amor y fe

Al arrodillarse frente al altar, don Manuel Angoa Aguilar pidió al Todopoderoso que sea un buen temporal para el campo.

El campesino de origen otomí llevó una variedad de semillas de maíz del temporal pasado que cosechó, para su bendición. “Nosotros tuvimos cosecha, pero en Huamantla las milpas se secaron, tendremos para comer los primeros meses y luego a comprar” afirmó.

Lee más: ➡️ Campesinos desgranan y seleccionan su semilla

La bendición de las semillas en Ixtenco. | Tomás Baños


La bendición de semillas de maíz, haba, chilacayote, frijol, amaranto y calabaza, comienza en la víspera, con un llamado armónico de campanas en San Juan Ixtenco.

Justo al mediodía del primero de febrero el sonoro instrumento de 3.5 toneladas, recuerda al pueblo otomí que habrá un encuentro religioso.

Continúa leyendo: ➡️ Abre sus puertas el restaurante Semilla de Dioses

Desde esa hora, algunos comerciantes venden canastas tejidas de raíz de árbol con romero (un pequeño arbusto domesticado), su inconfundible aroma, impregna toda la parroquia.

La tradición ancestral de llevar las semillas al templo católico, se arraigó por su Santo Patrón Juan El Bautista. “Dios aprieta, pero no ahorca, pidamos para que este año sea de bonanzas, cuidemos la atmósfera y evitemos los incendios”, expresó Mateo Domínguez Márquez, nuevo párroco de ese lugar.

Un Niño Dios vestido de otomí. | Tomás Baños


Más información: ➡️ Bendicen semillas en barrios de Ixtenco

En las canastas de diferentes tamaños, llevan semillas multicolores de maíz y la imagen del Niño Dios. Uno de ellos, llama la atención por su atuendo de indígena, con ropa bordada en pepenado.

La población está preocupada porque en el temporal anterior, la cosecha de granos se redujo al 30 %, de acuerdo con la Secretaría de Impulso Agropecuario.

No dejes de leer: ➡️ Día de la Candelaria, tradición que persiste

Los ejidatarios enfrentan cuantiosas pérdidas económicas; la ausencia de lluvias causó estragos en la tierra.

Y por si fuera poco, los subsidios y apoyos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no son distribuidos de forma equitativa.

Decenas de hogares se quedaron sin el jefe de familia a causa de la enfermedad viral, las tierras ejidales están intestadas y no hay forma en que las instituciones apoyen. A esto se adhiere que el gobierno de Renato Sánchez Rojas, no ha implementado subsidios reales para atender esta problemática, cuando se cumple la mitad de su administración.

Lee más: ➡️ El folclor de Corpus Christi se desvanece; no hay desfile de mulas cargadas con semillas

Así como el 19 de enero, la feligresía de San Pedro Tlalcuapan, honró a San Sebastián Abad al llevar a sus animales al templo católico para que no enfermen de virus, así es como la población de San Juan lleva las semillas de colores de maíz a la parroquia.

En el templo se siente el temor a Dios, aunque los campesinos tienen fe y esperanza porque este año de nones, sea de dones. Un 90% de la población que supera los siete mil habitantes se dedica a actividades agrícolas y pecuarias.

Los detalles: ➡️ Conmemoran autoridades federales y estatales Día Nacional del Maíz

Para seleccionar la semilla, los hombres del campo han dedicado varios días del mes de enero.

Ya que la producción de granos del ciclo pasado fue de pésima calidad, algunos productores -para sembrar-, echarán mano de semillas almacenadas con más tiempo.

Quince minutos antes de las ocho de la mañana de este jueves, los productores (mujeres y hombres) hicieron doble fila para las semilas recibieran la bendición del sacerdote. Y mientras el religioso celebra la misa en un templo repleto de feligreses, en la casa del mayordomo preparan atole agrio de maíz morado, tamales y el tradicional mole de matumba.

Más información: ➡️ El Arca de Noé de las semillas

Antes del mediodía, los campesinos regresan a sus casas a la espera de que las lluvias marquen el camino del ciclo de temporal. El primer paso -pedir a Dios los alimentos- está cumplido.


Mateo Domínguez Márquez párroco de Ixtenco

Dios aprieta, pero no ahorca, pidamos para que este año sea de bonanzas”


En el pueblo de Ixtenco, el día de la Candelaria se organiza con devoción, amor y fe

Círculos

Las muñecas de trapo, una alternativa nostálgica y tangible a los juguetes digitales

Estas piezas artesanales son mucho más que un juguete: son evocadoras de la infancia

Cultura

La artista tlaxcalteca Alina Sánchez expondrá obra en la Bienal de Venecia

Creadores mexicanos viajarán a Italia para una exposición disidente de la Bienal de Arte Venecia

Doble Vía

¡Ojo con las estafas! Considera las siguientes recomendaciones al solicitar un crédito financiero en las aplicaciones

El Sipres es un aliado para corroborar la autenticidad de los portales digitales que ofrecen préstamos, revelaron indicaciones de la Guardia Nacional

Doble Vía

¿No sabes dónde denunciar el maltrato animal? Tlaxcala cuenta con 11 Agencias de Atención Inmediata

Los espacios adheridos a la PGJE atienden los casos por mala atención y violencia que sufren los animales de compañía

Elecciones 2024

Más becas a estudiantes ofrece Rodrigo Cuahutle en Zacatelco

Para el candidato del pueblo, invertir en la educación es invertir en el futuro de México

Doble Vía

Alimentos vemos, sodio no sabemos; ¿cuánta sal se debería consumir diariamente?

Cuando se consume en exceso, la sal puede ser perjudicial para la salud