/ domingo 2 de septiembre de 2018

Está en crisis industria de la pirotecnia, en Tlaxcala

Por los terremotos del año pasado ya no les dejan quemar pólvora cerca de las iglesias

En la industria de la pirotecnia, el otro arte efímero tlaxcalteca, hombres y mujeres se juegan la vida todos los días entre los polvorines.

Aquí, un descuido sobre el manejo de artefactos a base de pólvora, podría provocar un desastre.

Así que bajo extremada seguridad, don Miguel Magdaleno carga el clorato de potasio a los cohetones de arranque en el polvorín 1087.

Sin embargo, la pirotecnia en Tlaxcala enfrenta una de las crisis económicas más severas que se tiene uso de razón en la historia, pues las ventas se desplomaron en 60 %.

Y es que los movimientos telúricos de septiembre pasado, que dañaron a un centenar de templos religiosos, fueron una de las causas de que algunos artesanos hayan abandonado el oficio ya que no les permiten quemar pólvora cerca de las iglesias.

Los coheteros expresaron que a esta atenuante se suma la entrada de productos apócrifos procedentes de China y la venta clandestina de los artefactos en México.

Durante un recorrido por los municipios de Sanctórum de Lázaro Cárdenas y Xaloztoc, este Diario constató que a partir de septiembre aumentan las horas de trabajo de estas familias.

Ahí, en los talleres, desde la última semana de agosto y seis de enero es cuando hay mayor registro en la quema de la pólvora.

El uso de artefactos va desde cohetes de arranque de trueno y luces, bombas, toritos hasta castillos con imágenes religiosas y de héroes de la Independencia.

Sin embargo, el mal manejo del clorato de potasio ha dejado unas 30 personas fallecidas del año dos mil a la fecha.

Los casos más recientes fueron las más de 20 personas fallecidas el 15 de marzo de 2013 en una procesión del Señor de los Tres Caminos en Nativitas.

Además, cuatro personas más quedaron calcinadas en la colonia Chapultepec, municipio de Ixtacuixtla a inicios de 2017.

HAY 72 POLVORINES CON PERMISO EN COMUNAS

Con el 70 % de la producción total de pirotecnia en la entidad, el municipio de Sanctórum de Lázaro Cárdenas encabeza a los artesanos.

Estos hombres y mujeres, que representan el 50 % de la población, elaboran cohetes de arranque y castillos, pero su especialidad es la juguetería como ratones, palomas, chifladores, R-15 y toritos.

De hecho, se tiene conocimiento de que surten pedidos hacia el norte del país como en Nuevo León, Monterrey y hacia el sur hasta Guatemala.

Además, se suman a estas acciones Xaloztoc, Ixtenco, Tepetitla, Texoloc, Tlaltelulco y Zitlaltepec.

Esta actividad da empleo a unas 800 personas pues en cada uno de los 72 talleres laboran entre 10 y 50.

MI PADRE AQUÍ FALLECIÓ: COHETERO

Se cumplen 20 años de que don Adán Fernández Vázquez pereció en una explosión de un polvorín, pero en la mente de la familia Fernández Guarneros está presente.

En el rancho Los Gemelos, ubicado en el municipio de Xaloztoc, se encuentra el polvorín 1087 ‘Pirotecnia Fernández’ con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En las inmediaciones de aproximadamente una hectárea -a un kilómetro de la carretera Huamantla-Apizaco-, están construidos en forma separada los polvorines con paredes de block, techumbre de lámina y pisos de tierra, al centro está ubicada una capilla.

A pesar de que no es permitido al acceso a esos centros de trabajo, los dueños accedieron a la presencia de El Sol de Tlaxcala.

De esta manera, Ivan Fernández Guarneros, uno de los representantes del taller, comentó que heredó este oficio de su abuelo Marcos Fernández Pérez, quien nació en 1920.

Rememoró que hace 20 años “mi padre Adán Fernández falleció en una explosión de un polvorín, ahora lo recordamos en la capilla que tenemos en el rancho, pero seguimos trabajando con mucho cuidado”.

MANEJAMOS PIROTECNIA DE CALIDAD: ARTESANO

El cohetero Miguel Magdaleno explicó que en el taller de sus compadres, el trabajo es en forma artesanal y se preocupan de que los artículos tengan calidad.

“Invitamos a la población tlaxcalteca a que compre nuestra pirotecnia, pues está hecha con pólvora seca, cada cohetón es elaborado en forma individual”, manifestó.

Explicó que el cohete de arranque contiene en su elaboración barro, pólvora seca, clorato de potasio y aserrín de tal forma de que no existan explosiones.

En otro polvorín se arman los castillos e imágenes con otate, varas y aluminio.

CIFRAS:

900 PESOS cuesta una gruesa de cohetes de arranque (144 piezas) en el mercado local, es decir seis pesos cada uno.

1,000 PESOS es lo que percibe un cohetero a la semana.

LEE MÁS


En la industria de la pirotecnia, el otro arte efímero tlaxcalteca, hombres y mujeres se juegan la vida todos los días entre los polvorines.

Aquí, un descuido sobre el manejo de artefactos a base de pólvora, podría provocar un desastre.

Así que bajo extremada seguridad, don Miguel Magdaleno carga el clorato de potasio a los cohetones de arranque en el polvorín 1087.

Sin embargo, la pirotecnia en Tlaxcala enfrenta una de las crisis económicas más severas que se tiene uso de razón en la historia, pues las ventas se desplomaron en 60 %.

Y es que los movimientos telúricos de septiembre pasado, que dañaron a un centenar de templos religiosos, fueron una de las causas de que algunos artesanos hayan abandonado el oficio ya que no les permiten quemar pólvora cerca de las iglesias.

Los coheteros expresaron que a esta atenuante se suma la entrada de productos apócrifos procedentes de China y la venta clandestina de los artefactos en México.

Durante un recorrido por los municipios de Sanctórum de Lázaro Cárdenas y Xaloztoc, este Diario constató que a partir de septiembre aumentan las horas de trabajo de estas familias.

Ahí, en los talleres, desde la última semana de agosto y seis de enero es cuando hay mayor registro en la quema de la pólvora.

El uso de artefactos va desde cohetes de arranque de trueno y luces, bombas, toritos hasta castillos con imágenes religiosas y de héroes de la Independencia.

Sin embargo, el mal manejo del clorato de potasio ha dejado unas 30 personas fallecidas del año dos mil a la fecha.

Los casos más recientes fueron las más de 20 personas fallecidas el 15 de marzo de 2013 en una procesión del Señor de los Tres Caminos en Nativitas.

Además, cuatro personas más quedaron calcinadas en la colonia Chapultepec, municipio de Ixtacuixtla a inicios de 2017.

HAY 72 POLVORINES CON PERMISO EN COMUNAS

Con el 70 % de la producción total de pirotecnia en la entidad, el municipio de Sanctórum de Lázaro Cárdenas encabeza a los artesanos.

Estos hombres y mujeres, que representan el 50 % de la población, elaboran cohetes de arranque y castillos, pero su especialidad es la juguetería como ratones, palomas, chifladores, R-15 y toritos.

De hecho, se tiene conocimiento de que surten pedidos hacia el norte del país como en Nuevo León, Monterrey y hacia el sur hasta Guatemala.

Además, se suman a estas acciones Xaloztoc, Ixtenco, Tepetitla, Texoloc, Tlaltelulco y Zitlaltepec.

Esta actividad da empleo a unas 800 personas pues en cada uno de los 72 talleres laboran entre 10 y 50.

MI PADRE AQUÍ FALLECIÓ: COHETERO

Se cumplen 20 años de que don Adán Fernández Vázquez pereció en una explosión de un polvorín, pero en la mente de la familia Fernández Guarneros está presente.

En el rancho Los Gemelos, ubicado en el municipio de Xaloztoc, se encuentra el polvorín 1087 ‘Pirotecnia Fernández’ con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En las inmediaciones de aproximadamente una hectárea -a un kilómetro de la carretera Huamantla-Apizaco-, están construidos en forma separada los polvorines con paredes de block, techumbre de lámina y pisos de tierra, al centro está ubicada una capilla.

A pesar de que no es permitido al acceso a esos centros de trabajo, los dueños accedieron a la presencia de El Sol de Tlaxcala.

De esta manera, Ivan Fernández Guarneros, uno de los representantes del taller, comentó que heredó este oficio de su abuelo Marcos Fernández Pérez, quien nació en 1920.

Rememoró que hace 20 años “mi padre Adán Fernández falleció en una explosión de un polvorín, ahora lo recordamos en la capilla que tenemos en el rancho, pero seguimos trabajando con mucho cuidado”.

MANEJAMOS PIROTECNIA DE CALIDAD: ARTESANO

El cohetero Miguel Magdaleno explicó que en el taller de sus compadres, el trabajo es en forma artesanal y se preocupan de que los artículos tengan calidad.

“Invitamos a la población tlaxcalteca a que compre nuestra pirotecnia, pues está hecha con pólvora seca, cada cohetón es elaborado en forma individual”, manifestó.

Explicó que el cohete de arranque contiene en su elaboración barro, pólvora seca, clorato de potasio y aserrín de tal forma de que no existan explosiones.

En otro polvorín se arman los castillos e imágenes con otate, varas y aluminio.

CIFRAS:

900 PESOS cuesta una gruesa de cohetes de arranque (144 piezas) en el mercado local, es decir seis pesos cada uno.

1,000 PESOS es lo que percibe un cohetero a la semana.

LEE MÁS


Local

Parte del hueso de San Judas Tadeo arribará a Tlaxcala

Los fieles de la entidad podrán venerar la reliquia de uno de los apóstoles de Jesús el 23 y 24 de agosto en la parroquia de san José, en la Capital

Local

Refuerza la iniciativa privada las medidas para prevenir contagios por Covid-19 en los centros laborales

Tanto los trabajadores como los empresarios colaboran en las disposiciones básicas emitidas por el sector salud

Municipios

Con manifestación frente al TET, pobladores de Cuauhtenco exigen respeto a sus usos y costumbres

Al menos 100 pobladores se manifestaron en contra la resolución del TET que validó una asamblea de pueblo “ilegal”, según ellos

Municipios

Calles dañadas y baches tras lluvias en la Capital; señala Protección Civil siete focos rojos en el municipio

Complicado el paso de la calle Zitlalpopócatl; deficiente la obra pluvial en calle 20 de Noviembre

Local

Fija el Congreso local las bases para elegir al titular de la nueva Fiscalía General de Justicia de Tlaxcala

La próxima semana comenzará evaluación de perfiles de la terna remitida por la mandataria Lorena Cuéllar Cisneros

Local

Incendios forestales dejaron daños en más de dos mil hectáreas del territorio tlaxcalteca

La participación de brigadistas incrementó a lo largo de los días de sequía, destacó la dependencia estatal