/ lunes 11 de mayo de 2020

Hasta contagiarse, creyó en Covid-19; aseguraba que era un invento

Contrajo la enfermedad en la Ciudad de México, estuvo 15 días hospitalizada en el Issste Tlaxcala y se recupera en su hogar

No creer en el Covid-19 casi le cuesta la vida a María. Cuando en México fue decretada la emergencia sanitaria por la pandemia, ella y su famililla se mostraron escépticos; incluso pasaron por alto el aislamiento domiciliario y el uso de cubrebocas y de gel antibacterial.

María, nombre ficticio que dimos para proteger su identidad, estuvo hospitalizada por 15 días y aunque actualmente se recupera en su domicilio, por su cabeza pasó la muerte. Su hija pensó que “no la volvería a ver con vida”.

En Tlaxcala, según una encuesta de la Universidad Politécnica de Tlaxcala hecha entre el 3 y el 7 de abril, el 4 % de la población no cree que el brote de infección pueda crecer y el 6 % asegura que no tiene miedo de que su familia pueda contagiarse.

En algún momento, María y su familia pertenecieron a ese sector de la población, ahora piden a la ciudadanía atender cada recomendación de las autoridades estatales y federales para evitar contagios.

DIO POSITIVO A COVID-19

El Sol de Tlaxcala entrevistó a María, una de las 80 personas contagiadas de Coronavirus ya recuperadas, según la Secretaria de Salud del estado.

Hasta marzo pasado trabajaba como laboratorista clínica en el Hospital General “Dr. Fernando Quiroz” del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), en la Ciudad de México, donde probablemente se infectó.

Tras la suspensión de varias actividades por la contingencia sanitaria, junto con su marido regresó a su casa de Tlaxcala; la idea era esperar el fin de la pandemia para reincorporarse a sus empleos.

Empero, su vida cambió completamente una noche de abril, cuando sus malestares de gripe se agravaron y además de sentirse cansada, sentía que el aire era insuficiente.

“Mi hija que es enfermera me recomendó acudir al médico pues mis síntomas ya parecían de pulmonía o neumonía”, relató.

De manera urgente acudió al Hospital General del ISSSTE de Tlaxcala de donde ya no la dejaron salir tras practicarle la prueba que dio positivo a Covid-19.

PENSÓ EN LA MUERTE

“Llegué a pensar que me iba a morir”, contó –con dificultad- a El Sol de Tlaxcala, pues aunque ya está en la etapa de recuperación, las secuelas le impiden moverse por sí sola.

La muerte pasó por la cabeza de María, como seguramente sucede con quienes se contagian de Coronavirus, sobre todo si forman parte de los sectores vulnerables.

Al momento, en Tlaxcala hay 58 fallecimientos por Covid-19 y en la mayoría de los casos están asociados a algún tipo de comorbilidad como diabetes, hipertensión, obesidad o alguna Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc).

María, además de ser adulto mayor (50 años) padece diabetes, eso limitaba las esperanzas de salir avante de la enfermedad.

Sentada en un sillón de su sala, donde nos recibió, acompañada de sus tres hijos, su esposo y su nieta, relató que estando enferma no hay momento para pensar.

Contó que recuerda poco de lo ocurrido en los 15 días que permaneció hospitalizada, deduce que para calmar sus malestares la mantuvieron sedada varios días y que al tener lucidez se dio cuenta que estaba entubada, pues sus pulmones -según una radiografía- estaban completamente congestionados.

Cuando despertó pensó en dos cosas: la primera que iba a morir y la segunda que debía salir del hospital recuperada porque necesitaba ver a su familia.

“En el momento en que decidí vivir le eché más ganas a lo que me decían los enfermeros y el doctor, pero sí llegó un momento en el que me desesperé”, expresó.

SALIÓ HACE ALGUNAS SEMANAS

Del hospital salió hace poco más de 15 días. La buena nueva fue motivo de aplausos y porras por parte del personal médico y de enfermería a quienes agradece “infinitamente” cada cuidado que le dieron.

Actualmente se recupera en casa, su familia cuida de ella para evitar alguna recaída, pues según le comentaron pasarán hasta seis meses para que le den el alta médica.

Hace unos días culminó un tratamiento de antibióticos, pero los médicos la siguen monitoreando cada 72 horas y le han recomendado tomar terapia para recuperar la movilidad de su cuerpo al 100 %.

Sin embargo, el virus dejó secuelas irreversibles en María, le desencadenó hipertensión y ya padece Epoc, además de una ulcera en la espalda por estar mucho tiempo en cama.

SU ESPOSO TAMBIÉN SE CONTAGIÓ

La facilidad con la que el Covid-19 se propaga, pronto ocasionó que el esposo de María se contagiara.

Ambos trabajaban en la misma área del hospital de la CDMX, donde probablemente contrajo el virus, pero también pudo haber sido en su hogar, cuando cuidaba de María.

Y aunque sus malestares se complicaron 15 días no necesitó ser internado en el hospital, se quedó en casa para ser cuidado por sus hijos.

Posiblemente ellos sean portadores asintomáticos del virus, no han tenido indicios de la enfermedad, pero tampoco les hicieron las pruebas para confirmarlo o descartarlo.

Ya con su mamá en casa han tenido que adaptar su rutina diaria.

Primero, se vieron obligados a cerrar de forma temporal su negocio familiar, y después, establecieron que una de las reglas básicas es que solo una persona sale para hacer compras indispensables, como alimentos.

Desde que el virus llegó a su hogar, en la entrada principal fue colocada una mesa con gel antibacterial y otra con un líquido sanitizante, y no usar cubrebocas es impensable.

EL MENSAJE

La familia aprendió mucho de la situación, contó una de sus hijas de María.

Reconoció que al principio fueron incrédulos de la existencia del virus y aseguraban que se trataba de un invento.

Creyeron en la existencia de Coronavirus hasta que en su familia hubo infectados, solo entonces siguieron las recomendaciones de los Gobiernos Federal y Estatal para evitar propagarlo.

Deben creer porque cuando uno no cree es cuando existe… deben cuidarse y protegerse por si sí o por si no, porque yo era de las que no creía, expresó María.

Finalmente, sostuvo que, contrario a comentarios que han sido difundidos, su familia no recibió dinero para decir que fue contagiada de Covid-19.

  • 15 días estuvo hospitalizada María, actualmente se recupera en su domicilio.

En Tlaxcala

  • De acuerdo con una encuesta de la UPTx hecha entre el 3 y el 7 de abril, el 4 % de la población no cree que el brote de infección pueda crecer.

Deben creer porque cuando uno no cree es cuando existe… deben cuidarse y protegerse por si sí o por si no, porque yo era de las que no creía

María / Recuperada de Covid-19

  • Con información de Eduardo Tlachi | El Sol de Tlaxcala

No dejes de leer:

No creer en el Covid-19 casi le cuesta la vida a María. Cuando en México fue decretada la emergencia sanitaria por la pandemia, ella y su famililla se mostraron escépticos; incluso pasaron por alto el aislamiento domiciliario y el uso de cubrebocas y de gel antibacterial.

María, nombre ficticio que dimos para proteger su identidad, estuvo hospitalizada por 15 días y aunque actualmente se recupera en su domicilio, por su cabeza pasó la muerte. Su hija pensó que “no la volvería a ver con vida”.

En Tlaxcala, según una encuesta de la Universidad Politécnica de Tlaxcala hecha entre el 3 y el 7 de abril, el 4 % de la población no cree que el brote de infección pueda crecer y el 6 % asegura que no tiene miedo de que su familia pueda contagiarse.

En algún momento, María y su familia pertenecieron a ese sector de la población, ahora piden a la ciudadanía atender cada recomendación de las autoridades estatales y federales para evitar contagios.

DIO POSITIVO A COVID-19

El Sol de Tlaxcala entrevistó a María, una de las 80 personas contagiadas de Coronavirus ya recuperadas, según la Secretaria de Salud del estado.

Hasta marzo pasado trabajaba como laboratorista clínica en el Hospital General “Dr. Fernando Quiroz” del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), en la Ciudad de México, donde probablemente se infectó.

Tras la suspensión de varias actividades por la contingencia sanitaria, junto con su marido regresó a su casa de Tlaxcala; la idea era esperar el fin de la pandemia para reincorporarse a sus empleos.

Empero, su vida cambió completamente una noche de abril, cuando sus malestares de gripe se agravaron y además de sentirse cansada, sentía que el aire era insuficiente.

“Mi hija que es enfermera me recomendó acudir al médico pues mis síntomas ya parecían de pulmonía o neumonía”, relató.

De manera urgente acudió al Hospital General del ISSSTE de Tlaxcala de donde ya no la dejaron salir tras practicarle la prueba que dio positivo a Covid-19.

PENSÓ EN LA MUERTE

“Llegué a pensar que me iba a morir”, contó –con dificultad- a El Sol de Tlaxcala, pues aunque ya está en la etapa de recuperación, las secuelas le impiden moverse por sí sola.

La muerte pasó por la cabeza de María, como seguramente sucede con quienes se contagian de Coronavirus, sobre todo si forman parte de los sectores vulnerables.

Al momento, en Tlaxcala hay 58 fallecimientos por Covid-19 y en la mayoría de los casos están asociados a algún tipo de comorbilidad como diabetes, hipertensión, obesidad o alguna Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc).

María, además de ser adulto mayor (50 años) padece diabetes, eso limitaba las esperanzas de salir avante de la enfermedad.

Sentada en un sillón de su sala, donde nos recibió, acompañada de sus tres hijos, su esposo y su nieta, relató que estando enferma no hay momento para pensar.

Contó que recuerda poco de lo ocurrido en los 15 días que permaneció hospitalizada, deduce que para calmar sus malestares la mantuvieron sedada varios días y que al tener lucidez se dio cuenta que estaba entubada, pues sus pulmones -según una radiografía- estaban completamente congestionados.

Cuando despertó pensó en dos cosas: la primera que iba a morir y la segunda que debía salir del hospital recuperada porque necesitaba ver a su familia.

“En el momento en que decidí vivir le eché más ganas a lo que me decían los enfermeros y el doctor, pero sí llegó un momento en el que me desesperé”, expresó.

SALIÓ HACE ALGUNAS SEMANAS

Del hospital salió hace poco más de 15 días. La buena nueva fue motivo de aplausos y porras por parte del personal médico y de enfermería a quienes agradece “infinitamente” cada cuidado que le dieron.

Actualmente se recupera en casa, su familia cuida de ella para evitar alguna recaída, pues según le comentaron pasarán hasta seis meses para que le den el alta médica.

Hace unos días culminó un tratamiento de antibióticos, pero los médicos la siguen monitoreando cada 72 horas y le han recomendado tomar terapia para recuperar la movilidad de su cuerpo al 100 %.

Sin embargo, el virus dejó secuelas irreversibles en María, le desencadenó hipertensión y ya padece Epoc, además de una ulcera en la espalda por estar mucho tiempo en cama.

SU ESPOSO TAMBIÉN SE CONTAGIÓ

La facilidad con la que el Covid-19 se propaga, pronto ocasionó que el esposo de María se contagiara.

Ambos trabajaban en la misma área del hospital de la CDMX, donde probablemente contrajo el virus, pero también pudo haber sido en su hogar, cuando cuidaba de María.

Y aunque sus malestares se complicaron 15 días no necesitó ser internado en el hospital, se quedó en casa para ser cuidado por sus hijos.

Posiblemente ellos sean portadores asintomáticos del virus, no han tenido indicios de la enfermedad, pero tampoco les hicieron las pruebas para confirmarlo o descartarlo.

Ya con su mamá en casa han tenido que adaptar su rutina diaria.

Primero, se vieron obligados a cerrar de forma temporal su negocio familiar, y después, establecieron que una de las reglas básicas es que solo una persona sale para hacer compras indispensables, como alimentos.

Desde que el virus llegó a su hogar, en la entrada principal fue colocada una mesa con gel antibacterial y otra con un líquido sanitizante, y no usar cubrebocas es impensable.

EL MENSAJE

La familia aprendió mucho de la situación, contó una de sus hijas de María.

Reconoció que al principio fueron incrédulos de la existencia del virus y aseguraban que se trataba de un invento.

Creyeron en la existencia de Coronavirus hasta que en su familia hubo infectados, solo entonces siguieron las recomendaciones de los Gobiernos Federal y Estatal para evitar propagarlo.

Deben creer porque cuando uno no cree es cuando existe… deben cuidarse y protegerse por si sí o por si no, porque yo era de las que no creía, expresó María.

Finalmente, sostuvo que, contrario a comentarios que han sido difundidos, su familia no recibió dinero para decir que fue contagiada de Covid-19.

  • 15 días estuvo hospitalizada María, actualmente se recupera en su domicilio.

En Tlaxcala

  • De acuerdo con una encuesta de la UPTx hecha entre el 3 y el 7 de abril, el 4 % de la población no cree que el brote de infección pueda crecer.

Deben creer porque cuando uno no cree es cuando existe… deben cuidarse y protegerse por si sí o por si no, porque yo era de las que no creía

María / Recuperada de Covid-19

  • Con información de Eduardo Tlachi | El Sol de Tlaxcala

No dejes de leer:

Municipios

Di mi palabra y haremos de la capital una ciudad de grandeza: Jorge Corichi

Agradece alcalde electo el voto ciudadano y promete un proyecto incluyente y de visión a 30 años

Local

Entrega Uptrep constancias a brigadistas en precención de incendios y primeros auxilios

Con el propósito de fortalecer los programas preventivos que garanticen la seguridad de la comunidad estudiantil

Finanzas

Presupuesto de 2022 será el de la recuperación: Arturo Herrera

El funcionario dijo que dejará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público alrededor del 15 de julio

Mundo

Eficacia de vacuna china contra Covid-19, en entredicho

Varios países ven aumento de contagios pese a altas tasas de vacunación con Sinopharm y Sinovac

Sociedad

Checos buscan cultivar marihuana en México

Hemp Solution inició un plan con la Universidad de Chapingo para desmitificar el consumo de la planta

Finanzas

Warren Buffet sale de Fundación Gates

Buffet se comprometió a donar 99 por ciento de su riqueza total hace 15 años

Gossip

Emilio Osorio, en busca de un estilo musical

Emilio Osorio dejará México para preparar el lanzamiento de su tercera producción discogáfica

Gossip

Rápidos y Furiosos: 20 años de acelerar la taquilla

El estreno de Rápidos y Furiosos 9, protagonizada por Vin Diesel, coincide con las dos décadas de un clásico que dice el actor, está hecho para verse en las salas de cine