/ viernes 21 de octubre de 2022

“Me aferré a vivir y a mis hijos”, dice sobreviviente al cáncer de mama

Solo cuando sentimos dolor asistimos al médico y entonces viene un diagnóstico como en mi caso, de un cáncer ya avanzado, lamentó quien es policía estatal

Sus dos hijos fueron el motivo principal de Yesenia Xelhuantzi Hernández para no dejarse vencer por el cáncer de mama que le fue diagnosticado por mera coincidencia, durante una campaña de salud realizada en el Centro de Reinserción Social donde trabajaba con mujeres en internamiento.

Ayer, durante la conmemoración estatal del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, la psicóloga de profesión y policía estatal con 13 años de servicio al cuidado de la ciudadanía compartió su testimonio de supervivencia y de cómo se aferró a la vida y a sus hijos para vencer la enfermedad.

Entérate:➡️De mama, cáncer que más muertes ocasiona en Tlaxcala

Con la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros como testigo de su relato, Yesenia compartió que cuando le dieron la mala noticia de que padecía cáncer tenía 37 años de edad, era mamá soltera de un niño de siete años y otro de dos años.

Relató que después del primer diagnóstico fue canalizada a la Uneme-dedicam (Centro de Detección de Cáncer para la Mujer) en donde le practicaron un ultrasonido, una mastografía y por último la biopsia, que como resultado dieron que tenía un carcinoma ductal infiltrante o invasivo nivel 3.

Lo primero que pensé fue voy a morir, pero la doctora (quien le dio el diagnóstico) me dijo aférrate a la vida y a tus hijos, porque viene un proceso muy fuerte, comentó.

No te pierdas:➡️De viva voz, lo que es para una mujer vivir bajo la sombra del cáncer

Agregó que en el Instituto Nacional de Cancerología, en la Ciudad de México, inició su tratamiento con quimioterapias agresivas porque el cáncer era hormonal, silencioso de avance muy rápido y por lo tanto tenían que actuar de forma inmediata.

Yo no tenía el hábito de autoexplorarme porque cuando no sentimos dolor no acudimos al doctor y creo que eso es algo que tenemos culturalmente; solo cuando sentimos el dolor asistimos y entonces viene un diagnóstico, en este caso como en mí, un cáncer de tercer grado ya avanzado, lamentó.

Agregó que empezó con la quimioterapia, que pronto empezó a perder el cabello causándole una afectación emocional, y que de forma general el cáncer también causaba crisis e impactos negativos en su familia.

Te puede interesar:➡️Detección temprana del cáncer de mama salva vidas

Cómo le explico a mi niño de siete años que, en algún momento, a lo mejor mamá se va y ya no va a estar con él; entonces también empecé a trabajar ese proceso con mi hijo, a hacerlo un poco más autosuficiente a su corta edad para hacer las cosas adecuadas y que no dependiera tanto de mamá, contó.

Narró que durante el proceso se fue mentalizando sobre la despedida que tendría con su familia, con apoyo psicológico que prepara a las personas para poder enfrentar esas situaciones.

Confesó que fue en ese momento, al momento de saber que tenía cáncer de seno, cuando se acordó de Dios y le pidió que le diera otra oportunidad de vivir.

Continúa leyendo:➡️Entre 10 y 15 por ciento de casos de cáncer de mama en México son por herencia

Creo que es muy importante hacer concientización de autoexplorarnos y no esperar un dolor para acudir al doctor, para que cuando acudas no te digan que ya es un cáncer avanzado, sugirió.

MOMENTOS DIFÍCILES AL PERDER SU SENO

Ya en el proceso para vencer el cáncer Yesenia enfrentó las complicaciones propias de la enfermedad y del tratamiento, con quimios agresivas, dolor de huesos, de todo el cuerpo, constantes infecciones y, por último, la mastectomía (cirugía que extirpa el seno por completo).

Más información:➡️¿Mito o realidad? 10 de las cosas que se dicen sobre el cáncer

Como mujer creo que es algo que nos da identidad, nuestros senos, pero al final no me iban a quitar los brazos o los pies, solo me iban a quitar un seno y eso no me hacía menos mujer”, describió.

Contó que el proceso fue más difícil al ocurrir en pandemia cuando existía una limitación en la atención médica y de los servicios de salud, tiempo en el que sufrió frecuentes recaídas porque sus defensas estaban bajas que la sometieron a un continuo monitoreo de su padecimiento.

Al compartir su historia de vida, en el parque Juárez de la capital del estado, aconsejó a las mujeres a aprender a manejar sus emociones, pues cuando cargan vivencias negativas y no las canalizan de manera adecuada tienen una afectación, comienzan a somatizar y luego enferman.

No te pierdas:➡️Cáncer no es sinónimo de muerte, afirma Paty

Ahorita aquí estoy compartiéndoles mi experiencia. Desde luego la familia es muy importante en este proceso, mis papás, mis hermanos, mis tíos, pues cuando hay acompañamiento el recorrer es menos difícil y soy muy feliz actualmente con mis hijos, me estoy recuperando y aquí estamos, finalizó.

Yesenia Xelhuantzi señaló que es muy importante “hacer concientización de autoexplorarnos y no esperar un dolor para acudir al doctor, para que cuando acudas no te digan que ya es un cáncer avanzado”.

LEE MÁS: ⬇️

Sus dos hijos fueron el motivo principal de Yesenia Xelhuantzi Hernández para no dejarse vencer por el cáncer de mama que le fue diagnosticado por mera coincidencia, durante una campaña de salud realizada en el Centro de Reinserción Social donde trabajaba con mujeres en internamiento.

Ayer, durante la conmemoración estatal del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, la psicóloga de profesión y policía estatal con 13 años de servicio al cuidado de la ciudadanía compartió su testimonio de supervivencia y de cómo se aferró a la vida y a sus hijos para vencer la enfermedad.

Entérate:➡️De mama, cáncer que más muertes ocasiona en Tlaxcala

Con la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros como testigo de su relato, Yesenia compartió que cuando le dieron la mala noticia de que padecía cáncer tenía 37 años de edad, era mamá soltera de un niño de siete años y otro de dos años.

Relató que después del primer diagnóstico fue canalizada a la Uneme-dedicam (Centro de Detección de Cáncer para la Mujer) en donde le practicaron un ultrasonido, una mastografía y por último la biopsia, que como resultado dieron que tenía un carcinoma ductal infiltrante o invasivo nivel 3.

Lo primero que pensé fue voy a morir, pero la doctora (quien le dio el diagnóstico) me dijo aférrate a la vida y a tus hijos, porque viene un proceso muy fuerte, comentó.

No te pierdas:➡️De viva voz, lo que es para una mujer vivir bajo la sombra del cáncer

Agregó que en el Instituto Nacional de Cancerología, en la Ciudad de México, inició su tratamiento con quimioterapias agresivas porque el cáncer era hormonal, silencioso de avance muy rápido y por lo tanto tenían que actuar de forma inmediata.

Yo no tenía el hábito de autoexplorarme porque cuando no sentimos dolor no acudimos al doctor y creo que eso es algo que tenemos culturalmente; solo cuando sentimos el dolor asistimos y entonces viene un diagnóstico, en este caso como en mí, un cáncer de tercer grado ya avanzado, lamentó.

Agregó que empezó con la quimioterapia, que pronto empezó a perder el cabello causándole una afectación emocional, y que de forma general el cáncer también causaba crisis e impactos negativos en su familia.

Te puede interesar:➡️Detección temprana del cáncer de mama salva vidas

Cómo le explico a mi niño de siete años que, en algún momento, a lo mejor mamá se va y ya no va a estar con él; entonces también empecé a trabajar ese proceso con mi hijo, a hacerlo un poco más autosuficiente a su corta edad para hacer las cosas adecuadas y que no dependiera tanto de mamá, contó.

Narró que durante el proceso se fue mentalizando sobre la despedida que tendría con su familia, con apoyo psicológico que prepara a las personas para poder enfrentar esas situaciones.

Confesó que fue en ese momento, al momento de saber que tenía cáncer de seno, cuando se acordó de Dios y le pidió que le diera otra oportunidad de vivir.

Continúa leyendo:➡️Entre 10 y 15 por ciento de casos de cáncer de mama en México son por herencia

Creo que es muy importante hacer concientización de autoexplorarnos y no esperar un dolor para acudir al doctor, para que cuando acudas no te digan que ya es un cáncer avanzado, sugirió.

MOMENTOS DIFÍCILES AL PERDER SU SENO

Ya en el proceso para vencer el cáncer Yesenia enfrentó las complicaciones propias de la enfermedad y del tratamiento, con quimios agresivas, dolor de huesos, de todo el cuerpo, constantes infecciones y, por último, la mastectomía (cirugía que extirpa el seno por completo).

Más información:➡️¿Mito o realidad? 10 de las cosas que se dicen sobre el cáncer

Como mujer creo que es algo que nos da identidad, nuestros senos, pero al final no me iban a quitar los brazos o los pies, solo me iban a quitar un seno y eso no me hacía menos mujer”, describió.

Contó que el proceso fue más difícil al ocurrir en pandemia cuando existía una limitación en la atención médica y de los servicios de salud, tiempo en el que sufrió frecuentes recaídas porque sus defensas estaban bajas que la sometieron a un continuo monitoreo de su padecimiento.

Al compartir su historia de vida, en el parque Juárez de la capital del estado, aconsejó a las mujeres a aprender a manejar sus emociones, pues cuando cargan vivencias negativas y no las canalizan de manera adecuada tienen una afectación, comienzan a somatizar y luego enferman.

No te pierdas:➡️Cáncer no es sinónimo de muerte, afirma Paty

Ahorita aquí estoy compartiéndoles mi experiencia. Desde luego la familia es muy importante en este proceso, mis papás, mis hermanos, mis tíos, pues cuando hay acompañamiento el recorrer es menos difícil y soy muy feliz actualmente con mis hijos, me estoy recuperando y aquí estamos, finalizó.

Yesenia Xelhuantzi señaló que es muy importante “hacer concientización de autoexplorarnos y no esperar un dolor para acudir al doctor, para que cuando acudas no te digan que ya es un cáncer avanzado”.

LEE MÁS: ⬇️

Local

[Video] Rincones Sagrados | La Misericordia, reflejo de una ciudad moderna

La población de Apizaco atestiguó la construcción de la basílica hace poco menos de un siglo

Local

¡Que no se te pase! Restan cinco días para realizar tu Declaración Anual de Impuestos ante el SAT

El martes 30 de abril es la fecha límite para que las personas físicas presenten su Declaración Anual del ejercicio 2023

Municipios

Primeras lluvias arrastran basura y maleza al drenaje en municipios de Tlaxcala

También iniciaron desplazamientos y deslaves de tierra que influyen en el taponamiento de los desagües

Local

Conocen jóvenes opciones para estudiar una licenciatura en la UATx; acuden nueve mil a la feria profesiográfica

La Autónoma de Tlaxcala espera captar al menos un 30 % de los nueve mil asistentes a la tercera edición de este evento celebrado en el CCU

Local

Ocupa Tlaxcala cuarto lugar nacional en transparencia del gasto en salud, de acuerdo con estudio de ARegional

También es una de las seis entidades federativas que posee condiciones de transparencia en el presupuesto estatal para servicios de salud

Doble Vía

El truco para conservar la manzanilla y aprovechar sus propiedades durante todo el año

La manzanilla es una de las tantas plantas medicinales que conforman la herbolaria mexicana