/ martes 30 de mayo de 2023

Memoria de papel | Añeja, la lucha de las normalistas en Tlaxcala

Desde el traslado de la escuela Rural a Panotla, el primer motín estudiantil ocurrió en 1960, así lo plasmó en sus páginas El Sol de Tlaxcala

La lucha de alumnas de la Escuela Normal Rural de Panotla para exigir mejores condiciones educativas, ha perdurado desde hace más de seis décadas. En 1960, dos años después del traslado de la institución a este municipio, fue registrado el primer motín estudiantil, así lo plasmó en sus páginas El Sol de Tlaxcala.

En ese primer conflicto masivo, golpes y baños de agua entre las alumnas avivaron la inconformidad que se prolongó por casi 15 días, conflicto que puso en riesgo a la escuela, pues existió la posibilidad de clausurarla.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

De generación en generación ha perdurado la lucha de las jóvenes, pero la protesta más reciente fue una de las más violentas, ocurrió en octubre de 2022 y cobró la vida de una estudiante, quien fue recordada en abril de este año, justo seis meses después de la tragedia. Esos y otros conflictos han marcado la historia del internado para mujeres, momentos que forman parte de la Memoria de Papel de este Diario.

TRASLADO DE HUAMANTLA A NUEVO EDIFICIO EN PANOTLA

Durante 20 años, las instalaciones que hoy alberga la hacienda Soltepec, en Huamantla, fueron ocupadas por la Escuela Normal Rural, instalada en 1938 como la primera institución mixta del país en brindar educación a hijos de obreros y campesinos. Con el paso de los años, las necesidades para los estudiantes fueron mayores y solicitaron la construcción de un edificio adecuado para la enseñanza, esto llevó a la creación de un moderno y amplio plantel en Panotla.

No te pierdas: ➡️ [Actualización] Tras constantes protestas, sustituyen directivos en normal de Panotla

El 10 de febrero de 1958, las páginas de El Sol de Tlaxcala anunciaron que la escuela estaría lista en marzo de ese año, con la capacidad para alojar a 500 estudiantes, la inversión fue de 1.5 millones de pesos, según una declaración que dio el entonces gobernador Joaquín Cisneros.

Seis meses después, el 23 de agosto del mismo año, fue anunciado que estaba listo el nuevo plantel que se convirtió en el más moderno e importante de esa época, su construcción llevó seis años y la inversión fue administrada por el comité administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas.

Las nuevas instalaciones contaban con 10 aulas con capacidad para 50 alumnas, un edificio para talleres, otro para laboratorios, biblioteca, seis unidades de dormitorios con 12 cuartos y servicio sanitario, comedor y cocina con molino para nixtamal, máquina tortilladora, estufas de gas y horno de pan. Además, contaban con lavandería, tanque de agua potable, campo para entrenamiento deportivo, servicio de luz, camión de transporte y camino pavimentado desde la escuela hasta el entronque con la carretera Tlaxcala-San Martín Texmelucan.

Más información: ➡️ En Tlaxcala, afirman normalistas no serán doblegadas, mantendrán movilizaciones

De acuerdo con la publicación, la Normal fue llevada a Panotla porque los vecinos donaron un predio de siete hectáreas, brindaron recurso y material para construcción, esto para evitar que Tlaxcala se quedara sin escuela, pues la Secretaría de Educación Pública (SEP) amagó con trasladar la institución a otro estado.

Por otro lado, en Huamantla un grupo de pobladores estaba en contra del traslado, pese a que nunca hubo mejoras en el edificio, solicitaron que la escuela de Panotla alojara a varones y se quedaran las mujeres en esa ciudad, pues consideraban inapropiado cerrar las instalaciones que sumaban una trayectoria de 20 años, esto fue publicado el dos de septiembre de 1958.

El 26 de septiembre, Adolfo Ruiz Cortines, entonces presidente de la república, acordó la construcción de una Escuela Normal para varones en la ciudad de Huamantla que sustituiría a la Normal femenil. Entonces, por acuerdo presidencial, Tlaxcala contaría con una Escuela Normal para varones y otra para mujeres.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Tres días después, pese al mandato presidencial, en Huamantla hubo una manifestación para impedir el traslado a Panotla y montaron guardia permanente en la entrada del edificio para evitar que sacaran el mobiliario.

Para el uno de octubre de ese año, la incertidumbre continuaba en Huamantla y hubo división entre las normalistas, unas por estar a favor del cambio y otras que pretendían quedarse en el inmueble, lo que generó choques entre las jóvenes.

Pese a las protestas, el cuatro de octubre fue publicado el traslado de la Normal y todas las alumnas abandonaron el antiguo edificio para ocupar las modernas instalaciones. Así, las 300 estudiantes reanudaron actividades educativas. La entrega oficial ocurrió el seis de noviembre durante la visita del expresidente Ruiz Cortines a la entidad tlaxcalteca.

Te puede interesar: ➡️ [Actualización] Surge violencia por conflicto educativo; normalistas y policías ‘chocan’ en El Trébol

RIESGO DE CLAUSURA DE LA NORMAL

Al concretar el traslado, pasaron solo dos años para registrar el “motín de estudiantes en la Normal de Panotla”, como publicó El Sol de Tlaxcala el 14 de octubre de 1960.


Desde meses anteriores existía descontento estudiantil, pero se salió de control cuando un grupo mayoritario de alumnas irrumpió en el dormitorio de sus compañeras de tercer año para golpearlas y darles baños de agua, esto como represalia por obedecer a Manuel Enríquez Bazán, director en ese momento de la institución, quien pidió a la matrícula acudir a un abanderamiento en la secundaria vespertina de Panotla.

Lee más: ➡️ [Actualización] Declaran con muerte cerebral a alumna normalista

El conflicto dejó a una lesionada que fue internada en el hospital del municipio, el resto de agredidas optó por abandonar la escuela a bordo del transporte asignado, así que 28 jóvenes fueron resguardadas en el internado General de División José Amarillas.

Ante ello, el director acusó a las estudiantes de ser enemigas del orden, pues las integrantes del Comité Ejecutivo de la Sociedad de Alumnas provocaron agitación para solicitar su cambio, pero al no concretar el objetivo se revelaron en obedecer a la máxima autoridad en la escuela.

En respuesta, las 260 estudiantes del comité amedrentaron con mantener el movimiento de descontento hasta concretar el cambio de director.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Para el 15 de octubre, fue documentado que el problema estudiantil continuó en la Normal y las alumnas colocaron barreras para evitar que fuera visualizado el daño estructural que ocasionaron en los dormitorios. Además, con el arribo del director a las instalaciones para dar indicaciones a los docentes, las jóvenes se amotinaron para evitar las fotografías de la prensa local.

El Sol de Tlaxcala publicó el 18 de octubre de 1960 “Peligro de clausura en la Normal de Panotla”, hasta ese momento no existía pronunciamiento de la SEP para resolver el problema, pero existía el riesgo de cerrar la escuela por lo que restaba del año para evitar conflictos, solo que las alumnas perderían el ciclo escolar.

El 27 de octubre del mismo año fue resuelto el incidente con la expulsión de tres dirigentes del Comité Ejecutivo de la Sociedad de Alumnas de la escuela normal de Panotla, señaladas de ser culpables del incidente originado desde el 12 de ese mismo mes. Respecto al director, continuó en su cargo; mientras que las alumnas refugiadas presentaron sus exámenes finales en la escuela que permanecían y lograr el egreso de la institución.

Continúa leyendo: ➡️ Gobierno y normalistas llegan a acuerdo de paz; la prioridad es salvar el ciclo escolar

HISTÓRICOS MOVIMIENTOS

Algunos movimientos memorables de las normalistas en Tlaxcala se remontan al 11 de septiembre de 1980, cuando fue registrado un paro de 12 horas en la Rural de Panotla, debido al rechazo de 150 aspirantes que no cumplieron con los requisitos para admisión, principalmente por no tener el promedio de 8.0. Una de sus acciones fue interrumpir el tráfico del crucero del barrio de Zaragoza, en Totolac, durante más de cinco horas.

El ocho de septiembre de 2001 fue publicado “Sitian normalistas la ciudad capital”, la información detalla que estudiantes de diversas entidades arribaron a Tlaxcala para apoyar el movimiento de las jóvenes de la escuela de Panotla, quienes exigían incremento de la matrícula. Para ser escuchadas, durante tres horas bloquearon los accesos a Tlaxcala. Además, los manifestantes irrumpieron en un acto del gobernador Alfonso Sánchez Anaya y lo retuvieron por algunos minutos para exigir una solución. Minutos después intervinieron granaderos para replegar a los estudiantes y rescatar al primer mandatario. El movimiento iniciado desde el 21 de agosto incluyó plantones frente a instalaciones de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala y Palacio de Gobierno, así como bloqueos intermitentes en la zona del Trébol.

Entérate: ➡️ Un golpe tras sufrir caída causó la muerte a normalista, revela necropsia

Desde 2001, la movilización de normalistas se convirtió en tradición en Tlaxcala y cada año, el 11 de septiembre, salen a marchar de Panotla a la capital. Esto surgió por la agresión que sufrieron ese año por exigir becas y aumento de matrícula, pero también para recordar a una compañera que perdió la vida en un accidente automovilístico mientras pedía dinero a los conductores. A partir de esa fecha, los movimientos, que son respaldados por estudiantes de otros estados, ocurren año con año para la entrega del pliego petitorio al secretario de Educación Pública del estado.

Según la publicación del 12 de septiembre de 2006, por quinto año consecutivo las normalistas marcharon para exigir el cumplimiento de su pliego petitorio que integró 40 puntos, el cual fue entregado días previos. En septiembre de 2010, las normalistas desquiciaron la capital de Tlaxcala con una marcha de siete horas que inició en Panotla y concluyó en la Sepe-Uset, situación que causó caos vial. Acompañadas de estudiantes del norte, centro y sur del país, pidieron respeto al sistema de internado, matrícula de 342 alumnas y mantenimiento a las instalaciones.

FALLECE NORMALISTA

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El movimiento de septiembre de 2022 se tiñó de rojo y quedó como uno de los más violentos en la historia de la Normal Rural de Panotla, pero también entre la memoria de los tlaxcaltecas, debido al fallecimiento de Beatriz N., alumna de 21 años de edad que sufrió una caída en el enfrentamiento con granaderos.

Como cada año, el 11 de septiembre las estudiantes se movilizaron para entregar un pliego petitorio a las autoridades educativas del estado, entre sus principales demandas estaba el cambio del cuadro directivo y el incremento a la matrícula. La protesta se prolongó hasta la madrugada, pues los jóvenes permanecieron afuera de las instalaciones educativas del estado.

Al no tener respuesta favorable, las estudiantes realizaron marchas constantes en la capital tlaxcalteca para presionar a las autoridades de la Sepe-Uset en atender sus peticiones, al mismo tiempo generaron caos vial.

Lee también: ➡️ Piden normalistas aclarar muerte de una de sus compañeras

Además, un grupo minoritario de estudiantes de nuevo ingreso denunció abusos dentro de la Normal Rural a cargo de sus compañeras que conforman el comité estudiantil “Che Guevara”, quienes presuntamente ejercían maltrato físico y psicológico. El hecho llegó a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y las jóvenes tuvieron que salir de la escuela para evitar agresiones. De 70 alumnas de primer semestre, 20 solicitaron su baja y 10 permanecieron de manera externa.

Ese año, las movilizaciones fueron constantes para ejercer presión a las autoridades educativas en atender sus peticiones, incluso hubo acusaciones contra Homero Meneses Hernández, secretario de Educación Pública del estado, de ejercer represalias y hostigamiento, de ahí que pidieron su destitución.

Las normalistas prolongaron sus protestas hasta mediados de octubre y se hicieron presentes en la celebración del evento mundial de Tiro con Arco, que tuvo sede en la entidad del 13 al 16 de ese mes.

No te pierdas: ➡️ #AlMomento: Marchan normalistas de Panotla rumbo al Palacio de Gobierno

El 14 de octubre las estudiantes arreciaron sus protestas, ese día se apoderaron de una camioneta propiedad de una empresa de muebles, como medida de presión a su solicitud, más tarde el vehículo fue recuperado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), hecho que negaron las jóvenes en una improvisada rueda de prensa. Para el 16 y 17 de octubre, las jóvenes bloquearon la autopista San Martín-Tlaxcala y extrajeron combustible de un camión de pasajeros, respaldadas por alumnos de otras entidades.

El fatídico día fue el 20 de octubre del año pasado, cuando protagonizaron un enfrentamiento con elementos de la SSC en la zona del Trébol, donde hubo gas pimienta, piedras, palos y bombas molotov. La protesta dejó a policías lesionados y patrullas dañadas, pero también el deceso de Beatriz N., al ser declarada con muerte cerebral derivado de una caída en el conflicto.

Pese a la pérdida, las protestas no pararon, y el 23 de octubre nuevamente salieron a las calles para exigir que fuera esclarecida la muerte de su compañera, así como insistir en la destitución del cuadro directivo y aumento de matrícula.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Fue el 26 de ese mes, tras 44 días de conflicto, cuando las estudiantes y el gobierno del estado llegaron a un acuerdo de paz, lo que permitió que las normalistas regresaran a las aulas para evitar perder el semestre. El pliego petitorio fue atendido y la directora Nadia Minor fue separada de su cargo por vencimiento.

Finalmente, el 31 de octubre, las autoridades de la Sepe-Uset presentaron al nuevo cuadro directivo de la Normal Rural de Panotla, fue Iker Palacio Rodríguez, quien asumió las riendas de la institución y sigue vigente en el cargo.

  • El 14 de noviembre de 1958, El Sol de Tlaxcala publicó la nota “Inauguración de la Normal de Panotla”, en la que plasmó que la directora del plantel recibió los títulos de siete hectáreas que fueron propiedad de vecinos.

Te recomendamos: ➡️ Normalistas saquearon tienda para “presionar”

  • 20 años un edificio rentado en Huamantla albergó la Normal Rural.
  • Junto al monumento a la “Piedra de Maíz” en la zona conocida como El Trébol, las normalistas colocaron una cruz de manera para recordar a Beatriz N., estudiante fallecida en octubre de 2022.
  • 11 de septiembre de 2001, normalistas implementan la tradición de marchar de Panotla a la ciudad de Tlaxcala para entregar un pliego petitorio a las autoridades educativas del estado.

Foto: Cortesía | Facebook Alfredo Olivas



La lucha de alumnas de la Escuela Normal Rural de Panotla para exigir mejores condiciones educativas, ha perdurado desde hace más de seis décadas. En 1960, dos años después del traslado de la institución a este municipio, fue registrado el primer motín estudiantil, así lo plasmó en sus páginas El Sol de Tlaxcala.

En ese primer conflicto masivo, golpes y baños de agua entre las alumnas avivaron la inconformidad que se prolongó por casi 15 días, conflicto que puso en riesgo a la escuela, pues existió la posibilidad de clausurarla.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

De generación en generación ha perdurado la lucha de las jóvenes, pero la protesta más reciente fue una de las más violentas, ocurrió en octubre de 2022 y cobró la vida de una estudiante, quien fue recordada en abril de este año, justo seis meses después de la tragedia. Esos y otros conflictos han marcado la historia del internado para mujeres, momentos que forman parte de la Memoria de Papel de este Diario.

TRASLADO DE HUAMANTLA A NUEVO EDIFICIO EN PANOTLA

Durante 20 años, las instalaciones que hoy alberga la hacienda Soltepec, en Huamantla, fueron ocupadas por la Escuela Normal Rural, instalada en 1938 como la primera institución mixta del país en brindar educación a hijos de obreros y campesinos. Con el paso de los años, las necesidades para los estudiantes fueron mayores y solicitaron la construcción de un edificio adecuado para la enseñanza, esto llevó a la creación de un moderno y amplio plantel en Panotla.

No te pierdas: ➡️ [Actualización] Tras constantes protestas, sustituyen directivos en normal de Panotla

El 10 de febrero de 1958, las páginas de El Sol de Tlaxcala anunciaron que la escuela estaría lista en marzo de ese año, con la capacidad para alojar a 500 estudiantes, la inversión fue de 1.5 millones de pesos, según una declaración que dio el entonces gobernador Joaquín Cisneros.

Seis meses después, el 23 de agosto del mismo año, fue anunciado que estaba listo el nuevo plantel que se convirtió en el más moderno e importante de esa época, su construcción llevó seis años y la inversión fue administrada por el comité administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas.

Las nuevas instalaciones contaban con 10 aulas con capacidad para 50 alumnas, un edificio para talleres, otro para laboratorios, biblioteca, seis unidades de dormitorios con 12 cuartos y servicio sanitario, comedor y cocina con molino para nixtamal, máquina tortilladora, estufas de gas y horno de pan. Además, contaban con lavandería, tanque de agua potable, campo para entrenamiento deportivo, servicio de luz, camión de transporte y camino pavimentado desde la escuela hasta el entronque con la carretera Tlaxcala-San Martín Texmelucan.

Más información: ➡️ En Tlaxcala, afirman normalistas no serán doblegadas, mantendrán movilizaciones

De acuerdo con la publicación, la Normal fue llevada a Panotla porque los vecinos donaron un predio de siete hectáreas, brindaron recurso y material para construcción, esto para evitar que Tlaxcala se quedara sin escuela, pues la Secretaría de Educación Pública (SEP) amagó con trasladar la institución a otro estado.

Por otro lado, en Huamantla un grupo de pobladores estaba en contra del traslado, pese a que nunca hubo mejoras en el edificio, solicitaron que la escuela de Panotla alojara a varones y se quedaran las mujeres en esa ciudad, pues consideraban inapropiado cerrar las instalaciones que sumaban una trayectoria de 20 años, esto fue publicado el dos de septiembre de 1958.

El 26 de septiembre, Adolfo Ruiz Cortines, entonces presidente de la república, acordó la construcción de una Escuela Normal para varones en la ciudad de Huamantla que sustituiría a la Normal femenil. Entonces, por acuerdo presidencial, Tlaxcala contaría con una Escuela Normal para varones y otra para mujeres.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Tres días después, pese al mandato presidencial, en Huamantla hubo una manifestación para impedir el traslado a Panotla y montaron guardia permanente en la entrada del edificio para evitar que sacaran el mobiliario.

Para el uno de octubre de ese año, la incertidumbre continuaba en Huamantla y hubo división entre las normalistas, unas por estar a favor del cambio y otras que pretendían quedarse en el inmueble, lo que generó choques entre las jóvenes.

Pese a las protestas, el cuatro de octubre fue publicado el traslado de la Normal y todas las alumnas abandonaron el antiguo edificio para ocupar las modernas instalaciones. Así, las 300 estudiantes reanudaron actividades educativas. La entrega oficial ocurrió el seis de noviembre durante la visita del expresidente Ruiz Cortines a la entidad tlaxcalteca.

Te puede interesar: ➡️ [Actualización] Surge violencia por conflicto educativo; normalistas y policías ‘chocan’ en El Trébol

RIESGO DE CLAUSURA DE LA NORMAL

Al concretar el traslado, pasaron solo dos años para registrar el “motín de estudiantes en la Normal de Panotla”, como publicó El Sol de Tlaxcala el 14 de octubre de 1960.


Desde meses anteriores existía descontento estudiantil, pero se salió de control cuando un grupo mayoritario de alumnas irrumpió en el dormitorio de sus compañeras de tercer año para golpearlas y darles baños de agua, esto como represalia por obedecer a Manuel Enríquez Bazán, director en ese momento de la institución, quien pidió a la matrícula acudir a un abanderamiento en la secundaria vespertina de Panotla.

Lee más: ➡️ [Actualización] Declaran con muerte cerebral a alumna normalista

El conflicto dejó a una lesionada que fue internada en el hospital del municipio, el resto de agredidas optó por abandonar la escuela a bordo del transporte asignado, así que 28 jóvenes fueron resguardadas en el internado General de División José Amarillas.

Ante ello, el director acusó a las estudiantes de ser enemigas del orden, pues las integrantes del Comité Ejecutivo de la Sociedad de Alumnas provocaron agitación para solicitar su cambio, pero al no concretar el objetivo se revelaron en obedecer a la máxima autoridad en la escuela.

En respuesta, las 260 estudiantes del comité amedrentaron con mantener el movimiento de descontento hasta concretar el cambio de director.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Para el 15 de octubre, fue documentado que el problema estudiantil continuó en la Normal y las alumnas colocaron barreras para evitar que fuera visualizado el daño estructural que ocasionaron en los dormitorios. Además, con el arribo del director a las instalaciones para dar indicaciones a los docentes, las jóvenes se amotinaron para evitar las fotografías de la prensa local.

El Sol de Tlaxcala publicó el 18 de octubre de 1960 “Peligro de clausura en la Normal de Panotla”, hasta ese momento no existía pronunciamiento de la SEP para resolver el problema, pero existía el riesgo de cerrar la escuela por lo que restaba del año para evitar conflictos, solo que las alumnas perderían el ciclo escolar.

El 27 de octubre del mismo año fue resuelto el incidente con la expulsión de tres dirigentes del Comité Ejecutivo de la Sociedad de Alumnas de la escuela normal de Panotla, señaladas de ser culpables del incidente originado desde el 12 de ese mismo mes. Respecto al director, continuó en su cargo; mientras que las alumnas refugiadas presentaron sus exámenes finales en la escuela que permanecían y lograr el egreso de la institución.

Continúa leyendo: ➡️ Gobierno y normalistas llegan a acuerdo de paz; la prioridad es salvar el ciclo escolar

HISTÓRICOS MOVIMIENTOS

Algunos movimientos memorables de las normalistas en Tlaxcala se remontan al 11 de septiembre de 1980, cuando fue registrado un paro de 12 horas en la Rural de Panotla, debido al rechazo de 150 aspirantes que no cumplieron con los requisitos para admisión, principalmente por no tener el promedio de 8.0. Una de sus acciones fue interrumpir el tráfico del crucero del barrio de Zaragoza, en Totolac, durante más de cinco horas.

El ocho de septiembre de 2001 fue publicado “Sitian normalistas la ciudad capital”, la información detalla que estudiantes de diversas entidades arribaron a Tlaxcala para apoyar el movimiento de las jóvenes de la escuela de Panotla, quienes exigían incremento de la matrícula. Para ser escuchadas, durante tres horas bloquearon los accesos a Tlaxcala. Además, los manifestantes irrumpieron en un acto del gobernador Alfonso Sánchez Anaya y lo retuvieron por algunos minutos para exigir una solución. Minutos después intervinieron granaderos para replegar a los estudiantes y rescatar al primer mandatario. El movimiento iniciado desde el 21 de agosto incluyó plantones frente a instalaciones de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala y Palacio de Gobierno, así como bloqueos intermitentes en la zona del Trébol.

Entérate: ➡️ Un golpe tras sufrir caída causó la muerte a normalista, revela necropsia

Desde 2001, la movilización de normalistas se convirtió en tradición en Tlaxcala y cada año, el 11 de septiembre, salen a marchar de Panotla a la capital. Esto surgió por la agresión que sufrieron ese año por exigir becas y aumento de matrícula, pero también para recordar a una compañera que perdió la vida en un accidente automovilístico mientras pedía dinero a los conductores. A partir de esa fecha, los movimientos, que son respaldados por estudiantes de otros estados, ocurren año con año para la entrega del pliego petitorio al secretario de Educación Pública del estado.

Según la publicación del 12 de septiembre de 2006, por quinto año consecutivo las normalistas marcharon para exigir el cumplimiento de su pliego petitorio que integró 40 puntos, el cual fue entregado días previos. En septiembre de 2010, las normalistas desquiciaron la capital de Tlaxcala con una marcha de siete horas que inició en Panotla y concluyó en la Sepe-Uset, situación que causó caos vial. Acompañadas de estudiantes del norte, centro y sur del país, pidieron respeto al sistema de internado, matrícula de 342 alumnas y mantenimiento a las instalaciones.

FALLECE NORMALISTA

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El movimiento de septiembre de 2022 se tiñó de rojo y quedó como uno de los más violentos en la historia de la Normal Rural de Panotla, pero también entre la memoria de los tlaxcaltecas, debido al fallecimiento de Beatriz N., alumna de 21 años de edad que sufrió una caída en el enfrentamiento con granaderos.

Como cada año, el 11 de septiembre las estudiantes se movilizaron para entregar un pliego petitorio a las autoridades educativas del estado, entre sus principales demandas estaba el cambio del cuadro directivo y el incremento a la matrícula. La protesta se prolongó hasta la madrugada, pues los jóvenes permanecieron afuera de las instalaciones educativas del estado.

Al no tener respuesta favorable, las estudiantes realizaron marchas constantes en la capital tlaxcalteca para presionar a las autoridades de la Sepe-Uset en atender sus peticiones, al mismo tiempo generaron caos vial.

Lee también: ➡️ Piden normalistas aclarar muerte de una de sus compañeras

Además, un grupo minoritario de estudiantes de nuevo ingreso denunció abusos dentro de la Normal Rural a cargo de sus compañeras que conforman el comité estudiantil “Che Guevara”, quienes presuntamente ejercían maltrato físico y psicológico. El hecho llegó a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y las jóvenes tuvieron que salir de la escuela para evitar agresiones. De 70 alumnas de primer semestre, 20 solicitaron su baja y 10 permanecieron de manera externa.

Ese año, las movilizaciones fueron constantes para ejercer presión a las autoridades educativas en atender sus peticiones, incluso hubo acusaciones contra Homero Meneses Hernández, secretario de Educación Pública del estado, de ejercer represalias y hostigamiento, de ahí que pidieron su destitución.

Las normalistas prolongaron sus protestas hasta mediados de octubre y se hicieron presentes en la celebración del evento mundial de Tiro con Arco, que tuvo sede en la entidad del 13 al 16 de ese mes.

No te pierdas: ➡️ #AlMomento: Marchan normalistas de Panotla rumbo al Palacio de Gobierno

El 14 de octubre las estudiantes arreciaron sus protestas, ese día se apoderaron de una camioneta propiedad de una empresa de muebles, como medida de presión a su solicitud, más tarde el vehículo fue recuperado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), hecho que negaron las jóvenes en una improvisada rueda de prensa. Para el 16 y 17 de octubre, las jóvenes bloquearon la autopista San Martín-Tlaxcala y extrajeron combustible de un camión de pasajeros, respaldadas por alumnos de otras entidades.

El fatídico día fue el 20 de octubre del año pasado, cuando protagonizaron un enfrentamiento con elementos de la SSC en la zona del Trébol, donde hubo gas pimienta, piedras, palos y bombas molotov. La protesta dejó a policías lesionados y patrullas dañadas, pero también el deceso de Beatriz N., al ser declarada con muerte cerebral derivado de una caída en el conflicto.

Pese a la pérdida, las protestas no pararon, y el 23 de octubre nuevamente salieron a las calles para exigir que fuera esclarecida la muerte de su compañera, así como insistir en la destitución del cuadro directivo y aumento de matrícula.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Fue el 26 de ese mes, tras 44 días de conflicto, cuando las estudiantes y el gobierno del estado llegaron a un acuerdo de paz, lo que permitió que las normalistas regresaran a las aulas para evitar perder el semestre. El pliego petitorio fue atendido y la directora Nadia Minor fue separada de su cargo por vencimiento.

Finalmente, el 31 de octubre, las autoridades de la Sepe-Uset presentaron al nuevo cuadro directivo de la Normal Rural de Panotla, fue Iker Palacio Rodríguez, quien asumió las riendas de la institución y sigue vigente en el cargo.

  • El 14 de noviembre de 1958, El Sol de Tlaxcala publicó la nota “Inauguración de la Normal de Panotla”, en la que plasmó que la directora del plantel recibió los títulos de siete hectáreas que fueron propiedad de vecinos.

Te recomendamos: ➡️ Normalistas saquearon tienda para “presionar”

  • 20 años un edificio rentado en Huamantla albergó la Normal Rural.
  • Junto al monumento a la “Piedra de Maíz” en la zona conocida como El Trébol, las normalistas colocaron una cruz de manera para recordar a Beatriz N., estudiante fallecida en octubre de 2022.
  • 11 de septiembre de 2001, normalistas implementan la tradición de marchar de Panotla a la ciudad de Tlaxcala para entregar un pliego petitorio a las autoridades educativas del estado.

Foto: Cortesía | Facebook Alfredo Olivas



Doble Vía

Bandera del orgullo LGBT+, un símbolo que ha resistido más de 40 años

Su evolución se debe a los cambios sociales que han transcurrido desde su creación

Doble Vía

¡Cuidado! El uso inadecuado de audífonos inalámbricos podría provocar que exploten

Las altas temperaturas provocan el sobrecalentamiento de todo tipo de dispositivos eléctricos

Local

¡Prepárate! Esta semana será el examen de admisión de la UATx para el ciclo Otoño 2024

El próximo 20 de junio alrededor de siete mil aspirantes que obtuvieron la ficha del Ceneval tendrán derecho a contestar la evaluación

Doble Vía

Piden ayuda para operar glaucoma congénito a niña de 1.5 años, es de Huamantla

La menor será sometida a cirugía el próximo miércoles 19 de junio y el costo de la intervención es de más de 42 mil pesos

Local

Campesinos tlaxcaltecas participan en nuevo bloqueo en el Arco Norte

Por el momento, por esa vialidad no pueden transitar quienes van de Querétaro con rumbo a Calpulalpan

Doble Vía

¿La propina es obligatoria en restaurantes y qué hacer si la incluyen en la cuenta? Esto dice Profeco

Si no sabes cuánto dinero dejar por el servicio recibido en un establecimiento, la Procuraduría Federal del consumidor te orienta