/ martes 30 de julio de 2019

Luciérnagas, magia de luz en el bosque

Este insecto se aparea entre coníferas de Españita, Nanacamilpa y Calpulalpan

En el último rincón del bosque en Tlaxcala, hay centellas de luz entre la oscuridad, el avistamiento de las luciérnagas tiene lugar en apenas 90 minutos, el tiempo que tarda un partido de futbol. Y por increíble que parezca, es el instinto de conservación de estos insectos de luz, luego, se esconden para atrapar a sus presas a través de hilos de seda.

En esas noches mágicas, llenas de luces centellantes, la endémica especie de la familia de los escarabajos, se aparea entre coníferas de Nanacamilpa, Calpulalpan y Españita. Entre la biodiversidad, apenas y se oculta el Astro Rey y el bosque comienza a brillar. Sin embargo, aunque ya fueron declaradas Áreas Naturales Protegidas, esta maravilla de la naturaleza, tiene como potencial depredador al hombre.

Los cultivos de maíz, papa y cebada en tierras forestales, con el uso de agroquímicos y fungicidas son la amenaza latente para la extinción de estos lampíridos.

En el santuario de Piedra Canteada, (una propiedad de 607 hectáreas) y otros 25 puntos de avistamiento, miles de visitantes del interior de México y otros países, arriban al lugar para presenciar el titilar de las copechi. Y bajo los oyameles de unos 20 metros de altitud las leyes de la naturaleza imponen siempre la victoria del más fuerte sobre el más débil, para conformar la cadena alimenticia.

SEÑUELOS DE MUERTE

Los hilos de seda de las larvas de luciérnagas, parecen collares colgantes entre los troncos de los árboles. Cada hilo, de unos cinco centímetros contiene gotas de pegamento que sirven para inmovilizar a sus presas.

Es el mundo de los insectos donde no todo es lo que parece, las luces centellantes atraen a insectos a una muerte pegajosa.

Entre las hojarascas, estos omnívoros (se alimentan de insectos, babosos y polen de flores) ofrecen un espectáculo único que hace la deferencia.

EL AVISTAMIENTO

El avistamiento de estas centellas de luz, tiene lugar entre julio y agosto a casi tres mil metros sobre nivel del mar. Su hábitat se extiende en menor cantidad hasta las faldas del volcán Iztaccíhuatl en los estados de México y Puebla.

La bioluminiscencia se presenta en estos bichos de luz, porque tienen la capacidad de brillar a través de un órgano con espectral centello verde.

Los días lluviosos con temperaturas de unos 18 grados Celsius, son ideales para la reproducción de las únicas dos especies en Tlaxcala. Las luciérnagas viven unos 60 días, mientras que sus descendientes eclosionan hasta que llega el nuevo temporal de lluvias.

Es entonces cuando en el poniente del Estado incrementa el turismo y la actividad comercial, más de cien mil por año. En las noches mágicas del verano, las luciérnagas copulan entre las 20:30 y 22:00 horas. Las hembras esperan sobre hojarascas, pastos y arbustos, los machos zigsaguean en pleno vuelo. Cuando una hembra emite un sonido (imperceptible al oído del hombre), llama al macho para aparearse, después lo devora y deposita los huevecillos.

800 MIL TURISTAS EN 10 AÑOS

La Secretaría de Turismo del Estado (Secture) estimó que de 2010 a 2019 han ingresado al bosque unas 800 mil personas.

Juan José Morales Pérez, presidente de la Sociedad de la Solidaridad Social, Piedra Canteada en Nanacamilpa, señaló que cada año recibe a unos 15 mil turistas. Expuso que Piedra Canteada abrió hace 17 años, pero desde 2010 comenzaron a recibir visitas.

TESTIMONIO

  • Benigna Marges, visitante de 74 años "Cuando era niña observaba a las luciérnagas en prados de Culiacán, Sinaloa, pero esto que acabo de ver en el bosque es perfecto no hay contaminación en este mundo magico"

800 Mil personas han ingresado al bosque entre 2010 y 2019, informó la Secture

Te puede interesar:

En el último rincón del bosque en Tlaxcala, hay centellas de luz entre la oscuridad, el avistamiento de las luciérnagas tiene lugar en apenas 90 minutos, el tiempo que tarda un partido de futbol. Y por increíble que parezca, es el instinto de conservación de estos insectos de luz, luego, se esconden para atrapar a sus presas a través de hilos de seda.

En esas noches mágicas, llenas de luces centellantes, la endémica especie de la familia de los escarabajos, se aparea entre coníferas de Nanacamilpa, Calpulalpan y Españita. Entre la biodiversidad, apenas y se oculta el Astro Rey y el bosque comienza a brillar. Sin embargo, aunque ya fueron declaradas Áreas Naturales Protegidas, esta maravilla de la naturaleza, tiene como potencial depredador al hombre.

Los cultivos de maíz, papa y cebada en tierras forestales, con el uso de agroquímicos y fungicidas son la amenaza latente para la extinción de estos lampíridos.

En el santuario de Piedra Canteada, (una propiedad de 607 hectáreas) y otros 25 puntos de avistamiento, miles de visitantes del interior de México y otros países, arriban al lugar para presenciar el titilar de las copechi. Y bajo los oyameles de unos 20 metros de altitud las leyes de la naturaleza imponen siempre la victoria del más fuerte sobre el más débil, para conformar la cadena alimenticia.

SEÑUELOS DE MUERTE

Los hilos de seda de las larvas de luciérnagas, parecen collares colgantes entre los troncos de los árboles. Cada hilo, de unos cinco centímetros contiene gotas de pegamento que sirven para inmovilizar a sus presas.

Es el mundo de los insectos donde no todo es lo que parece, las luces centellantes atraen a insectos a una muerte pegajosa.

Entre las hojarascas, estos omnívoros (se alimentan de insectos, babosos y polen de flores) ofrecen un espectáculo único que hace la deferencia.

EL AVISTAMIENTO

El avistamiento de estas centellas de luz, tiene lugar entre julio y agosto a casi tres mil metros sobre nivel del mar. Su hábitat se extiende en menor cantidad hasta las faldas del volcán Iztaccíhuatl en los estados de México y Puebla.

La bioluminiscencia se presenta en estos bichos de luz, porque tienen la capacidad de brillar a través de un órgano con espectral centello verde.

Los días lluviosos con temperaturas de unos 18 grados Celsius, son ideales para la reproducción de las únicas dos especies en Tlaxcala. Las luciérnagas viven unos 60 días, mientras que sus descendientes eclosionan hasta que llega el nuevo temporal de lluvias.

Es entonces cuando en el poniente del Estado incrementa el turismo y la actividad comercial, más de cien mil por año. En las noches mágicas del verano, las luciérnagas copulan entre las 20:30 y 22:00 horas. Las hembras esperan sobre hojarascas, pastos y arbustos, los machos zigsaguean en pleno vuelo. Cuando una hembra emite un sonido (imperceptible al oído del hombre), llama al macho para aparearse, después lo devora y deposita los huevecillos.

800 MIL TURISTAS EN 10 AÑOS

La Secretaría de Turismo del Estado (Secture) estimó que de 2010 a 2019 han ingresado al bosque unas 800 mil personas.

Juan José Morales Pérez, presidente de la Sociedad de la Solidaridad Social, Piedra Canteada en Nanacamilpa, señaló que cada año recibe a unos 15 mil turistas. Expuso que Piedra Canteada abrió hace 17 años, pero desde 2010 comenzaron a recibir visitas.

TESTIMONIO

  • Benigna Marges, visitante de 74 años "Cuando era niña observaba a las luciérnagas en prados de Culiacán, Sinaloa, pero esto que acabo de ver en el bosque es perfecto no hay contaminación en este mundo magico"

800 Mil personas han ingresado al bosque entre 2010 y 2019, informó la Secture

Te puede interesar:

Elecciones 2024

No habrá impunidad en la Capital, afirma el candidato morenista Alfonso Sánchez García

El abanderado de Morena implementará un plan de atención en cuatro ejes, de resultar favorecido con el voto ciudadano

Elecciones 2024

Manuel Velasco da espaldarazo a candidatos del PVEM en Tlaxcala

Manuel Velasco Coello es el coordinador de alianzas de la campaña de Claudia Sheinbaum Pardo, como parte de la coalición “Sigamos haciendo historia”

Municipios

Escasez de agua sufren en Tlaxco

El preciado líquido vital, superficial y subterráneo se agota de forma alarmante

Local

Formalizan diputados inscripción en letras doradas de la UATx

El rector de la UATx Serafín Ortiz Ortiz se reunió con los legisladores en las instalaciones de la Infoteca Central

Local

Incrementa la venta de hielo en la entidad, coinciden comerciantes

Una bolsa de hielo de dos kilos tiene un precio promedio de 25 pesos, y de cinco kilos entre 32 y 35 pesos, mientras una plancha de hielo vale 150 pesos

Local

Persiste el mal uso de cascos en motoristas de Tlaxcala; existen sanciones

Omitir el uso de esta herramienta de seguridad, llevarlo mal puesto en la cabeza, colgado en el brazo o el manubrio son algunos hábitos de los conductores