/ jueves 16 de abril de 2020

Persiste interés por los hueseros en Ixtulco, Tlaxcala

En la familia de Leonardo Tlapapatl, ese don de acomodar los huesos con las manos ha prevalecido cinco generaciones

Acudir con un quiropráctico para curarse, sobarse o acomodarse un hueso sigue tan vigente como hace cien años.

Para Leonardo Tlapapatl Flores, sobador de Ixtulco, la quiropráctica es un conjunto de métodos que pueden aprenderse, pero desarrollarla de manera correcta para no lastimar a las personas depende de un don que –sin duda- es heredado.

Ese es su caso, pues forma parte de la cuarta generación de sobadores de Santa María Ixtulco, Tlaxcala, y sus conocimientos los trasmite ya a sus dos hijos, quienes serán la quinta generación.

En entrevista con El Sol de Tlaxcala contó que en su familia son hueseros desde hace 108 años. Empezó su bisabuelo, don Librado Jiménez; después su abuela, su papá (Eliseo Tlapapatl) y actualmente son él y su hermano quienes siguen con la tradición familiar.

Su familia es muy buscada no solo por personas de Tlaxcala, sino también de otras entidades.

Cura desde bebés (el más pequeño que atendió tenía ocho meses de edad) hasta personas mayores, con diabetes o problemas de osteoporosis a quienes, por obvias razones, las soba con un cuidado mayor.

Sus conocimientos son empíricos, aprendió mientras observaba a su papá, después tuvo la oportunidad de palpar y practicar, pero antes conoció la anatomía del cuerpo humano al leer algunos libros al respecto.

“Creemos que tenemos un don, pero no puedo jactarme de decir que es algo mágico, solo hacemos algo lógico”, expresó.

Acudir con un huesero sigue tan vigente como hace cien años /KARLA MUÑETÓN

CURAN EL SISTEMA MÚSCULO ESQUELÉTICO

Su bisabuelo –don Librado- fue quien enseñó a las generaciones posteriores las técnicas de terapia, movimiento y acomodamiento de las lesiones.

Con el paso de los años ha sido la experiencia un factor clave para curar de forma acertada luxaciones, fracturas simples, desgarres, lumbalgias, torticolis, dolores de cabeza, zafaduras de huesos, es decir, todo lo relacionado con el sistema músculo esquelético.

Si bien son sus manos la herramienta principal, él se ayuda del hidromasaje, de la luz infrarroja y de algunas terapias con electroestimulación.

Eso sí, antes de sobar o curar a alguna persona obtiene un diagnóstico, pues en caso de que no pueda curar la paciente no lo toca y lo deja a los profesionales, porque en la mayoría de esos casos la persona necesita cirugía.

VENTOSAS Y TABLILLAS

Don Leonardo Tlapapatl Flores compartió que la ventosa es la técnica más usada para curar las lesiones del sistema músculo esquelético.

Junto con las tablillas, son atendidos fracturas de falange, de dedos, de brazos, de piernas y hasta de cadera, para lo cual –primero- inmoviliza el cuerpo, aunque en ocasiones usan férulas de yeso.

En el caso de las ventosas, una técnica de succión con calor que estimulan y relajan el cuerpo, se usa para quitar las contracturas musculares y acomodar las vértebras.

El público interesado lo puede contactar al télefono 246 48 09620 en calle Ferrocarril Mexicano, número 4, Santa María Ixtulco, Tlaxcala. Avenida 5 de Mayo 81-79, Santa María Ixtulco, Tlaxcala.

  • 29 Años como huesero tiene Leonardo Tlapapatl
  • 108 años en el negocio tiene la familia de Leonardo Tlapapatl.

Una ventosa

  • Se hace con muchos artículos como pocillos de peltre, vasos de vidrio, una campanita de cristal y hasta con el cuero de toro

Continúa leyendo:

Acudir con un quiropráctico para curarse, sobarse o acomodarse un hueso sigue tan vigente como hace cien años.

Para Leonardo Tlapapatl Flores, sobador de Ixtulco, la quiropráctica es un conjunto de métodos que pueden aprenderse, pero desarrollarla de manera correcta para no lastimar a las personas depende de un don que –sin duda- es heredado.

Ese es su caso, pues forma parte de la cuarta generación de sobadores de Santa María Ixtulco, Tlaxcala, y sus conocimientos los trasmite ya a sus dos hijos, quienes serán la quinta generación.

En entrevista con El Sol de Tlaxcala contó que en su familia son hueseros desde hace 108 años. Empezó su bisabuelo, don Librado Jiménez; después su abuela, su papá (Eliseo Tlapapatl) y actualmente son él y su hermano quienes siguen con la tradición familiar.

Su familia es muy buscada no solo por personas de Tlaxcala, sino también de otras entidades.

Cura desde bebés (el más pequeño que atendió tenía ocho meses de edad) hasta personas mayores, con diabetes o problemas de osteoporosis a quienes, por obvias razones, las soba con un cuidado mayor.

Sus conocimientos son empíricos, aprendió mientras observaba a su papá, después tuvo la oportunidad de palpar y practicar, pero antes conoció la anatomía del cuerpo humano al leer algunos libros al respecto.

“Creemos que tenemos un don, pero no puedo jactarme de decir que es algo mágico, solo hacemos algo lógico”, expresó.

Acudir con un huesero sigue tan vigente como hace cien años /KARLA MUÑETÓN

CURAN EL SISTEMA MÚSCULO ESQUELÉTICO

Su bisabuelo –don Librado- fue quien enseñó a las generaciones posteriores las técnicas de terapia, movimiento y acomodamiento de las lesiones.

Con el paso de los años ha sido la experiencia un factor clave para curar de forma acertada luxaciones, fracturas simples, desgarres, lumbalgias, torticolis, dolores de cabeza, zafaduras de huesos, es decir, todo lo relacionado con el sistema músculo esquelético.

Si bien son sus manos la herramienta principal, él se ayuda del hidromasaje, de la luz infrarroja y de algunas terapias con electroestimulación.

Eso sí, antes de sobar o curar a alguna persona obtiene un diagnóstico, pues en caso de que no pueda curar la paciente no lo toca y lo deja a los profesionales, porque en la mayoría de esos casos la persona necesita cirugía.

VENTOSAS Y TABLILLAS

Don Leonardo Tlapapatl Flores compartió que la ventosa es la técnica más usada para curar las lesiones del sistema músculo esquelético.

Junto con las tablillas, son atendidos fracturas de falange, de dedos, de brazos, de piernas y hasta de cadera, para lo cual –primero- inmoviliza el cuerpo, aunque en ocasiones usan férulas de yeso.

En el caso de las ventosas, una técnica de succión con calor que estimulan y relajan el cuerpo, se usa para quitar las contracturas musculares y acomodar las vértebras.

El público interesado lo puede contactar al télefono 246 48 09620 en calle Ferrocarril Mexicano, número 4, Santa María Ixtulco, Tlaxcala. Avenida 5 de Mayo 81-79, Santa María Ixtulco, Tlaxcala.

  • 29 Años como huesero tiene Leonardo Tlapapatl
  • 108 años en el negocio tiene la familia de Leonardo Tlapapatl.

Una ventosa

  • Se hace con muchos artículos como pocillos de peltre, vasos de vidrio, una campanita de cristal y hasta con el cuero de toro

Continúa leyendo:

Local

Liliana Becerril todavía es candidata del PES a la gubernatura de Tlaxcala

No ha presentado renuncia formal ante el ITE, en caso de hacerlo el partido podría postular a otra mujer

Local

Aluciones en mi contra son "patadas de ahogado": Anabell Ávalos

En conferencia de prensa tras concluir el debate la abanderada de "Unidos por Tlaxcala" reviró los señalamientos

Local

Declinación de Liliana Becerril era de esperarse pues “no tiene nada”: Lorena Cuéllar

Al declararse ganadora consecutiva del segundo debate, afirma que la candidata del PES solo trata de sacar un provecho personal

Local

Liliana Becerril todavía es candidata del PES a la gubernatura de Tlaxcala

No ha presentado renuncia formal ante el ITE, en caso de hacerlo el partido podría postular a otra mujer

Local

Reabre sus puertas Zultepec-Tecoaque

Ajustándose a los lineamientos sanitarios

Local

Vacunarán a los docentes en UATx

El horario de vacunación será de las 9:00 a las 15:00 horas en el CCU de la UATx.

Local

Pide Obispo a clérigos acercar el Evangelio

Ofició misa desde la basílica de Ocotlán, con motivo de un aniversario más de la celebración religiosa

Local

Vacunarán al magisterio a partir de este martes

Con miras a que el próximo ciclo escolar las clases inicien de manera presencial

Local

Requiere albergue de migrantes $250 mil para operar de forma mensual

Los gastos mayores los han solventado con los proyectos que ingresan a través de agencias internacionales