/ domingo 3 de marzo de 2019

Son chivarrudos un distintivo de Zacatelco

Su origen se remonta a después de la Independencia de México y floreció durante la Revolución Mexicana

Los chivarrudos son la principal representación de Zacatelco en el carnaval, pues sus características los identifican en sus presentaciones en diferentes comunas de la entidad y fuera de Tlaxcala.

El historiador Elpidio Morales, entre sus indagatorias del pasado del corazón del sur, refirió que personas de la tercera edad, siendo niños “ya veían la representación de varias cuadrillas de chivarrudos en los diferentes barrios. La escenificación traduce el arreo cotidiano de los toros o reses bravas a través de los campos”.

Sostuvo que su atuendo es una imitación de los caporales de las haciendas. “Sí observamos con atención, es un sombrero de ala ancha, paliacate al cuello, máscara con rasgos de hombre mestizo con bigote y ceja poblada, saco o chamarra de cuero, una mascada o pañoleta atada al brazo y el caballo de madera que puede ser negro, blanco, bayo o alazán”.

Añadió que las chivarras cumplen la función de chaparreras y un fuete para azuzar al caballo. “Desde luego no podía faltar un lenguaje florido propio de los arrieros, con versos que van desde los piropos dignos del halago a una bella dama, hasta las irreverentes coplas, poniendo énfasis en dedicatorias a los personajes de la comunidad, llámense políticos, funcionarios, servidores o ciudadanos comunes”.

Morales señaló que después del arreo y toreo en medio de versos y brincos característicos, se procede a la quema del torito, donde el torero fastidia a los chivarrudos y concurrentes con el estruendo de los cohetes y las chispas de los buscapiés, sin olvidar a los cohetes chifladores que salen del armazón del torito, todo esto en medio de la algarabía, emoción, temor y diversión de los asistentes.

Recordó que ha quedado casi en el olvido la escenificación del casamiento, la cual realizaban con la presencia de los casamenteros, “no podían faltar los novios y sus respectivos padres, el sacerdote y desde luego el juez”.

Subrayó que el ritual era el siguiente: “El padre pedía a la novia -en idioma náhuatl- y los padres de la novia se chiqueaban y hasta se ofendían, posteriormente accedían y se armaba entonces tremendo borlote y comenzaba el jolgorio, todo esto parodiando a algún personaje del lugar o simplemente representándolo como si fuera una despedida de soltero, donde tanto el novio y la novia, así como los padres eran objeto de burla”.

Añadió que en Zacatelco existen personajes representativos del carnaval, “por ejemplo, Merced Ramírez, Raúl Muñoz, del barrio de Exquitla; Eugenio Morales, de la Sección Cuarta; Miguel Hernández, Pancho Moro, Cruz Rodríguez “El Payasito”; el MVZ Victorio Xochipiltécatl, Eduardo Álvarez Camarón y Eduardo Álvarez Sánchez de la Sección Cuarta”.

El historiador comentó que Zacatelco tiene un peculiar traje de carnaval conocido como los chivarrudos, cuyo origen se remonta después de la Independencia de México y floreció durante la Revolución Mexicana, para rememorar a los arrieros que transportan ganado y otros utensilios al puerto de Veracruz.

“El arriero, siendo humilde, tenía prestigio de audacia y valor. Un tanto fanfarrón y un ente completamente social a diferencia del parco, aunque también machista y vaquero estadounidense”, sostuvo Morales.

PARA SABER

La representación de los chivarrudos rememora a los tlaxcaltecas que trasladaban el ganado de Tepeaca, a las poblaciones de Tlaxcala por las vías de los caminos reales.



NO DEJES DE LEER

Los chivarrudos son la principal representación de Zacatelco en el carnaval, pues sus características los identifican en sus presentaciones en diferentes comunas de la entidad y fuera de Tlaxcala.

El historiador Elpidio Morales, entre sus indagatorias del pasado del corazón del sur, refirió que personas de la tercera edad, siendo niños “ya veían la representación de varias cuadrillas de chivarrudos en los diferentes barrios. La escenificación traduce el arreo cotidiano de los toros o reses bravas a través de los campos”.

Sostuvo que su atuendo es una imitación de los caporales de las haciendas. “Sí observamos con atención, es un sombrero de ala ancha, paliacate al cuello, máscara con rasgos de hombre mestizo con bigote y ceja poblada, saco o chamarra de cuero, una mascada o pañoleta atada al brazo y el caballo de madera que puede ser negro, blanco, bayo o alazán”.

Añadió que las chivarras cumplen la función de chaparreras y un fuete para azuzar al caballo. “Desde luego no podía faltar un lenguaje florido propio de los arrieros, con versos que van desde los piropos dignos del halago a una bella dama, hasta las irreverentes coplas, poniendo énfasis en dedicatorias a los personajes de la comunidad, llámense políticos, funcionarios, servidores o ciudadanos comunes”.

Morales señaló que después del arreo y toreo en medio de versos y brincos característicos, se procede a la quema del torito, donde el torero fastidia a los chivarrudos y concurrentes con el estruendo de los cohetes y las chispas de los buscapiés, sin olvidar a los cohetes chifladores que salen del armazón del torito, todo esto en medio de la algarabía, emoción, temor y diversión de los asistentes.

Recordó que ha quedado casi en el olvido la escenificación del casamiento, la cual realizaban con la presencia de los casamenteros, “no podían faltar los novios y sus respectivos padres, el sacerdote y desde luego el juez”.

Subrayó que el ritual era el siguiente: “El padre pedía a la novia -en idioma náhuatl- y los padres de la novia se chiqueaban y hasta se ofendían, posteriormente accedían y se armaba entonces tremendo borlote y comenzaba el jolgorio, todo esto parodiando a algún personaje del lugar o simplemente representándolo como si fuera una despedida de soltero, donde tanto el novio y la novia, así como los padres eran objeto de burla”.

Añadió que en Zacatelco existen personajes representativos del carnaval, “por ejemplo, Merced Ramírez, Raúl Muñoz, del barrio de Exquitla; Eugenio Morales, de la Sección Cuarta; Miguel Hernández, Pancho Moro, Cruz Rodríguez “El Payasito”; el MVZ Victorio Xochipiltécatl, Eduardo Álvarez Camarón y Eduardo Álvarez Sánchez de la Sección Cuarta”.

El historiador comentó que Zacatelco tiene un peculiar traje de carnaval conocido como los chivarrudos, cuyo origen se remonta después de la Independencia de México y floreció durante la Revolución Mexicana, para rememorar a los arrieros que transportan ganado y otros utensilios al puerto de Veracruz.

“El arriero, siendo humilde, tenía prestigio de audacia y valor. Un tanto fanfarrón y un ente completamente social a diferencia del parco, aunque también machista y vaquero estadounidense”, sostuvo Morales.

PARA SABER

La representación de los chivarrudos rememora a los tlaxcaltecas que trasladaban el ganado de Tepeaca, a las poblaciones de Tlaxcala por las vías de los caminos reales.



NO DEJES DE LEER

Doble Vía

Bandera del orgullo LGBT+, un símbolo que ha resistido más de 40 años

Su evolución se debe a los cambios sociales que han transcurrido desde su creación

Doble Vía

¡Cuidado! El uso inadecuado de audífonos inalámbricos podría provocar que exploten

Las altas temperaturas provocan el sobrecalentamiento de todo tipo de dispositivos eléctricos

Local

¡Prepárate! Esta semana será el examen de admisión de la UATx para el ciclo Otoño 2024

El próximo 20 de junio alrededor de siete mil aspirantes que obtuvieron la ficha del Ceneval tendrán derecho a contestar la evaluación

Doble Vía

Piden ayuda para operar glaucoma congénito a niña de 1.5 años, es de Huamantla

La menor será sometida a cirugía el próximo miércoles 19 de junio y el costo de la intervención es de más de 42 mil pesos

Local

Campesinos tlaxcaltecas participan en nuevo bloqueo en el Arco Norte

Por el momento, por esa vialidad no pueden transitar quienes van de Querétaro con rumbo a Calpulalpan

Doble Vía

¿La propina es obligatoria en restaurantes y qué hacer si la incluyen en la cuenta? Esto dice Profeco

Si no sabes cuánto dinero dejar por el servicio recibido en un establecimiento, la Procuraduría Federal del consumidor te orienta