/ domingo 17 de diciembre de 2023

Inicia conteo de votos en Chile sobre la nueva Constitución

Datos oficiales apuntan a que la participación en el plebicito para establecer o desechar una nueva Constitución en Chile tendrá menor participación que el anterior

Chile comenzó este domingo el conteo de votos sobre una propuesta de nueva Constitución, tras una jornada marcada por la fatiga electoral y la apatía ciudadana que despierta este segundo proceso constituyente.

Más de 15.4 millones de ciudadanos fueron llamados a votar desde las 08:00 hasta las 18:00 horas para aprobar o rechazar un texto elaborado por un órgano elegido en las urnas, que no logró consensos y donde la derecha y la ultraderecha tuvieron mayoría.

Este segundo intento por tener una carta magna que sustituya a la que instauró en 1980 la dictadura Augusto Pinochet (1973-1990) arrancó en septiembre de 2022, cuando una contundente mayoría rechazó en otro plebiscito un proyecto escrito por una convención de mayoría izquierdista que proponía un profundo cambio en el modelo de país.

Las últimas encuestas publicadas hace más de dos semanas, antes de la veda electoral, anticipaban que la ciudadanía votaría de nuevo en contra del texto, pero los expertos aseguran que los indecisos podrían jugar un rol determinante.

Mientras que las derechas defienden que la propuesta afronta el problema de la inseguridad y pone fin a la incertidumbre institucional que generaron las masivas protestas de 2019, la izquierda cree que el texto es dogmático y profundiza en el modelo neoliberal implantado durante el régimen militar.

El ultraderechista Partido Republicano, que paradójicamente siempre ha sido contrario al cambio constitucional pero logró el mayor número de escaños en el órgano redactor de la nueva propuesta, se juega mucho en esta elección y, según analistas, un posible triunfo le podría dar la hegemonía dentro del espectro conservador.

La jornada de votación transcurrió con normalidad y, aunque el sufragio es obligatorio, se cree que la participación será menor al 85 por ciento registrado en el plebiscito del año pasado.

Según datos oficiales, más de 242 mil personas presentaron sus excusas para no ir a votar y evitar ser multados, el doble que el año pasado.

Alejandro, un ciudadano venezolano de 32 años que acude a las urnas acompañado de su familia, dice que participa "por responsabilidad ciudadana", porque en su país "atravesaron procesos como éste en distintas ocasiones", al tiempo que comenta que los cambios que se proponen "no le motivan" y prefiere "que las cosas se mantengan como están".

Alejandro puede votar porque los extranjeros con residencia permanente de más de cinco años están habilitados para sufragar en Chile.

Precisamente, uno de los temas más controvertidos del proyecto que se somete a plebiscito este domingo se refiere a la migración, toda vez que propone expulsiones en el menor tiempo posible y una policía fronteriza que patrulle y ejerza el control territorial.

"Hay mucho cansancio y aburrimiento de este tema y es entendible, porque esta consulta ya se hizo y ya tuvo una respuesta negativa", añade en referencia al plebiscito de septiembre de 2022, cuando un 60 por ciento de los electores rechazaron un proyecto redactado por una mayoría progresista y considerada "refundacional" porque introducía cambios radicales en el entramado institucional.

Laura Díaz, enfermera jubilada que vota en el Estadio Nacional, uno de los mayores centros electorales del país, dice que lo hará en contra del texto: "Es peor que el que dejó el dictador (en referencia al ya fallecido Augusto Pinochet) y favorece a los que tienen mucho dinero".

"A las mujeres nos eliminan una serie de derechos, a los jóvenes les quita la gratuidad para estudiar, y en salud también es peor", añade.

Proceso largo y confuso

El texto que hoy se plebiscita incluye artículos que han generado gran polémica como la consagración del "derecho a la vida de quien está por nacer" –una norma que el oficialismo teme que colisione con la aplicación de la ley que permite el aborto en tres circunstancias–, la expulsión inmediata de los migrantes irregulares o la exención tributaria de la primera vivienda, que beneficia a las personas de mayores ingresos.

Javiera, de 25 años, participa de la elección "con ganas" y para "poder cerrar este proceso y no quedarse callada". En cambio, Alejandro, de 35, confiesa a EFE que sólo sufraga "porque le obliga la ley", y reconoce que "no conoce bien el texto, porque es muy extenso" y no ha tenido tiempo de leerlo.

"Esta es la segunda vez que hacen lo mismo. Ha sido un proceso largo y un tanto confuso, tanto de un lado como del otro", agrega.

Si finalmente se rechaza el texto, seguirá vigente la actual Constitución y se cerrará –al menos durante el mandato presidencial de Gabriel Boric, que concluye en marzo de 2026– el debate constitucional iniciado tras el estallido social de 2019, la mayor ola de protestas desde el retorno a la democracia, en 1990.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

"Independiente del resultado vamos a seguir trabajando por las prioridades de la gente", dijo hoy presidente Boric.

El gobernante, que no se ha involucrado en esta elección, a diferencia de lo que hizo en el plebiscito del año pasado, votó en su natal Punta Arenas, en el extremo sur, y retornó horas después a Santiago para seguir el escrutinio.

Chile comenzó este domingo el conteo de votos sobre una propuesta de nueva Constitución, tras una jornada marcada por la fatiga electoral y la apatía ciudadana que despierta este segundo proceso constituyente.

Más de 15.4 millones de ciudadanos fueron llamados a votar desde las 08:00 hasta las 18:00 horas para aprobar o rechazar un texto elaborado por un órgano elegido en las urnas, que no logró consensos y donde la derecha y la ultraderecha tuvieron mayoría.

Este segundo intento por tener una carta magna que sustituya a la que instauró en 1980 la dictadura Augusto Pinochet (1973-1990) arrancó en septiembre de 2022, cuando una contundente mayoría rechazó en otro plebiscito un proyecto escrito por una convención de mayoría izquierdista que proponía un profundo cambio en el modelo de país.

Las últimas encuestas publicadas hace más de dos semanas, antes de la veda electoral, anticipaban que la ciudadanía votaría de nuevo en contra del texto, pero los expertos aseguran que los indecisos podrían jugar un rol determinante.

Mientras que las derechas defienden que la propuesta afronta el problema de la inseguridad y pone fin a la incertidumbre institucional que generaron las masivas protestas de 2019, la izquierda cree que el texto es dogmático y profundiza en el modelo neoliberal implantado durante el régimen militar.

El ultraderechista Partido Republicano, que paradójicamente siempre ha sido contrario al cambio constitucional pero logró el mayor número de escaños en el órgano redactor de la nueva propuesta, se juega mucho en esta elección y, según analistas, un posible triunfo le podría dar la hegemonía dentro del espectro conservador.

La jornada de votación transcurrió con normalidad y, aunque el sufragio es obligatorio, se cree que la participación será menor al 85 por ciento registrado en el plebiscito del año pasado.

Según datos oficiales, más de 242 mil personas presentaron sus excusas para no ir a votar y evitar ser multados, el doble que el año pasado.

Alejandro, un ciudadano venezolano de 32 años que acude a las urnas acompañado de su familia, dice que participa "por responsabilidad ciudadana", porque en su país "atravesaron procesos como éste en distintas ocasiones", al tiempo que comenta que los cambios que se proponen "no le motivan" y prefiere "que las cosas se mantengan como están".

Alejandro puede votar porque los extranjeros con residencia permanente de más de cinco años están habilitados para sufragar en Chile.

Precisamente, uno de los temas más controvertidos del proyecto que se somete a plebiscito este domingo se refiere a la migración, toda vez que propone expulsiones en el menor tiempo posible y una policía fronteriza que patrulle y ejerza el control territorial.

"Hay mucho cansancio y aburrimiento de este tema y es entendible, porque esta consulta ya se hizo y ya tuvo una respuesta negativa", añade en referencia al plebiscito de septiembre de 2022, cuando un 60 por ciento de los electores rechazaron un proyecto redactado por una mayoría progresista y considerada "refundacional" porque introducía cambios radicales en el entramado institucional.

Laura Díaz, enfermera jubilada que vota en el Estadio Nacional, uno de los mayores centros electorales del país, dice que lo hará en contra del texto: "Es peor que el que dejó el dictador (en referencia al ya fallecido Augusto Pinochet) y favorece a los que tienen mucho dinero".

"A las mujeres nos eliminan una serie de derechos, a los jóvenes les quita la gratuidad para estudiar, y en salud también es peor", añade.

Proceso largo y confuso

El texto que hoy se plebiscita incluye artículos que han generado gran polémica como la consagración del "derecho a la vida de quien está por nacer" –una norma que el oficialismo teme que colisione con la aplicación de la ley que permite el aborto en tres circunstancias–, la expulsión inmediata de los migrantes irregulares o la exención tributaria de la primera vivienda, que beneficia a las personas de mayores ingresos.

Javiera, de 25 años, participa de la elección "con ganas" y para "poder cerrar este proceso y no quedarse callada". En cambio, Alejandro, de 35, confiesa a EFE que sólo sufraga "porque le obliga la ley", y reconoce que "no conoce bien el texto, porque es muy extenso" y no ha tenido tiempo de leerlo.

"Esta es la segunda vez que hacen lo mismo. Ha sido un proceso largo y un tanto confuso, tanto de un lado como del otro", agrega.

Si finalmente se rechaza el texto, seguirá vigente la actual Constitución y se cerrará –al menos durante el mandato presidencial de Gabriel Boric, que concluye en marzo de 2026– el debate constitucional iniciado tras el estallido social de 2019, la mayor ola de protestas desde el retorno a la democracia, en 1990.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

"Independiente del resultado vamos a seguir trabajando por las prioridades de la gente", dijo hoy presidente Boric.

El gobernante, que no se ha involucrado en esta elección, a diferencia de lo que hizo en el plebiscito del año pasado, votó en su natal Punta Arenas, en el extremo sur, y retornó horas después a Santiago para seguir el escrutinio.

Elecciones 2024

Invita Salvador Santos Cedillo hacer valer su voto el 2 de junio

El Candidato del Partido Verde Ecologista de México a la Presidencia Municipal de Huamantla, comunicó su plan de gobierno

Elecciones 2024

Plantea Alejandro Aguilar plan sobre manejo del agua

Se reúne con José Antonio Álvarez Lima, candidato al Senado de la República

Cultura

Sanación de útero, una terapia alternativa en Tlaxcala

Colectivos en la entidad ofrecen este tipo de experiencias que prometen contribuir al bienestar físico y emocional

Elecciones 2024

La Loma Xicohténcatl y Tepehitec apoyan a Luis Antonio Herrera

En estos recorridos los ciudadanos le manifestaron al candidato su preocupación

Elecciones 2024

Jorge Álvarez Máynez estará en Tlaxcala el próximo jueves 23 de mayo

Es el último candidato a la presidencia de México en visitar suelo tlaxcalteca