/ viernes 10 de enero de 2020

Artistas Oscuros | Beksiński, el artista que pintó el apocalipsis

El polaco basó su temática en la muerte y en paisajes tenebrosos

Zdzisław Beksiński fue un artista polaco que llevó a la pintura paisajes postapocalípticos de lo cual surgió un generó que él denominó como Realismo Fantástico, periodo que representa el más prolífico de su carrera, que transcurrió durante la década de los setenta y principios de los años ochenta.

Sus piezas detallan escenas de muerte repletas de cadáveres y desiertos en los que predomina la oscuridad y lo que parecen ser figuras humanas descarnadas, hasta convertirse en un universo fantástico extraído de una pesadilla.

Beksiński estudió arquitectura e incluso trabajó en el ámbito de la construcción en su natal Polonia; sin embargo, el arte siempre fue su vocación y, de manera autodidacta comenzó a explorar la fotografía, retratando muñecas mutiladas o personas con la cara envuelta en vendas, y posteriormente experimentó con la pintura abstracta hasta consolidar un estilo que se asemeja más al gótico y al barroco.

La muerte fue un tema recurrente en su obra, que abordó desde una atmósfera asfixiante, al plasmar escenas de cadáveres entre cielos grisáceos o rojizos, como si se tratase de un ambiente devastado por el uso de explosivos.

“Deseo pintar de la misma forma como si estuviese fotografiando los sueños”, es una de las frases más representativas de Beksiński y es quizá la clave para comprender el origen de su inspiración, pues tal vez la gran mayoría de sus piezas surgieron de algún sueño perturbador.

La tragedia marcó la vida del artista Polanco, pues en 1998 falleció su esposa y tan solo un año más tarde su hijo, y sería en el 2005 cuando el artista fue asesinado a puñaladas por un vecino a quien se negó a prestarle dinero, de acuerdo con la versión policial. Un año después de su muerte se inauguró un museo en su honor en la ciudad polaca de Częstochowa, que alberga alrededor de 170 piezas.

SUS INICIOS

  • De forma autodidacta comenzó a explorar la fotografía, retratando muñecas mutiladas; posteriormente experimentó con la pintura hasta consolidar un estilo.

La muerte

  • Es un tema recurrente en su obra, que abordó desde una atmósfera asfixiante, al plasmar escenas de cadáveres entre cielos grisáceos o rojizos.

Continúa leyendo:

Zdzisław Beksiński fue un artista polaco que llevó a la pintura paisajes postapocalípticos de lo cual surgió un generó que él denominó como Realismo Fantástico, periodo que representa el más prolífico de su carrera, que transcurrió durante la década de los setenta y principios de los años ochenta.

Sus piezas detallan escenas de muerte repletas de cadáveres y desiertos en los que predomina la oscuridad y lo que parecen ser figuras humanas descarnadas, hasta convertirse en un universo fantástico extraído de una pesadilla.

Beksiński estudió arquitectura e incluso trabajó en el ámbito de la construcción en su natal Polonia; sin embargo, el arte siempre fue su vocación y, de manera autodidacta comenzó a explorar la fotografía, retratando muñecas mutiladas o personas con la cara envuelta en vendas, y posteriormente experimentó con la pintura abstracta hasta consolidar un estilo que se asemeja más al gótico y al barroco.

La muerte fue un tema recurrente en su obra, que abordó desde una atmósfera asfixiante, al plasmar escenas de cadáveres entre cielos grisáceos o rojizos, como si se tratase de un ambiente devastado por el uso de explosivos.

“Deseo pintar de la misma forma como si estuviese fotografiando los sueños”, es una de las frases más representativas de Beksiński y es quizá la clave para comprender el origen de su inspiración, pues tal vez la gran mayoría de sus piezas surgieron de algún sueño perturbador.

La tragedia marcó la vida del artista Polanco, pues en 1998 falleció su esposa y tan solo un año más tarde su hijo, y sería en el 2005 cuando el artista fue asesinado a puñaladas por un vecino a quien se negó a prestarle dinero, de acuerdo con la versión policial. Un año después de su muerte se inauguró un museo en su honor en la ciudad polaca de Częstochowa, que alberga alrededor de 170 piezas.

SUS INICIOS

  • De forma autodidacta comenzó a explorar la fotografía, retratando muñecas mutiladas; posteriormente experimentó con la pintura hasta consolidar un estilo.

La muerte

  • Es un tema recurrente en su obra, que abordó desde una atmósfera asfixiante, al plasmar escenas de cadáveres entre cielos grisáceos o rojizos.

Continúa leyendo:

Local

Con vigor, superará Tlaxcala la pandemia: Beatriz Paredes

Refrenda exgobernadora del estado su compromiso para combatir las desigualdades sociales

Cultura

Incrementa participación de compañías tlaxcaltecas en el FIT más del 60 por ciento: ITC

Un total de 27 agrupaciones locales formarán parte del encuentro más importante del estado del arte titiritero

Política

Exgobernadores panistas crean movimiento “Unidos por México’’

El PAN es una institución de servicio a México y hay una lucha interna por el control político. Creemos que la prioridad es el interés público nacional: Ernesto Ruffo

Sociedad

México suma 730 mil 317 casos confirmados de Covid-19

La Secretaría de Salud informó la tarde de este domingo que ya son 76 mil 430 decesos en el país por coronavirus

Local

Invierte Sefoa más de 2.5 mdp en acciones de mitigación del cambio climático

Con la finalidad de promover prácticas sustentables agrícolas, pecuarias y acuícolas que sean amigables con el entorno

Celebridades

Daddy Yankee firma contrato histórico y multimillonario con Universal

El acuerdo es uno de los más caros en la historia de la música latina

Celebridades

Biden, la mejor opción: por primera vez "La Roca" revela por quién votará

Esta es la primera ocasión en que el actor hace público su apoyo por algún candidato

Mundo

Proponen a médicos cubanos para Premio Nobel de la Paz

El gobierno cubano resaltó el rol esencial que resulta la solidaridad internacional para el alivio de las personas más vulnerables ante esta emergencia sanitaria