/ miércoles 26 de junio de 2019

¿Qué hacer si envenenan a tu mascota?

La intoxicación de mascotas no sólo ocurre en los parques públicos o las calles,  también ocurre por negligencia o descuido de sus dueños

Existen sustancias tóxicas que resultan muy peligrosas para las mascotas, y por ende para las personas, entre ellas destacan el fosfuro de zinc y los cumarínicos o anticoagulantes, cuya utilización como raticidas es frecuente en las casas; pero también pueden ser letales los fungicidas, herbicidas e insecticidas, los anticongelantes para automóviles y los analgésicos y antiinflamatorios de uso humano.

Por ello, muchas de las intoxicaciones en animales no solo ocurren en los pasques públicos o calles, sino también por negligencia o descuido de sus dueños, aseguran expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del portal Gaceta.

Ylena Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia dice que la primera regla que debe seguir alguien que quiere auxiliar a una mascota envenenada es preservar su propia salud. Una sustancia tóxica pone en riesgo tanto a los animales como a las personas.

Explica que, cuando un perro o gato ingiere, por ejemplo, fosfuro de zinc, esta sustancia se mezcla con los jugos gástricos dentro de su estómago y así se produce gas fosfano (o fosfina). Es decir, l exhalar y eructar el gas fosfano, el animal lo inhala y entonces empieza a mostrar una signología neurológica e irritación de las vías respiratorias. Y lo mismo puede suceder con las personas que estén cerca de él.

Al respecto, la académica universitaria recomienda que antes de tratar de auxiliar a una mascota envenenada, hay que investigar qué sustancia ingirió y tomar las medidas de seguridad pertinentes. Si esto no es posible, lo mejor es alejarse y pedir ayuda especializada.

Por otra parte, Márquez menciona que a pesar de que en los envases de fungicidas, herbicidas o insecticidas se advierte que estas sustancias deben usarse con precaución, mucha gente las esparce en sus casas como si fueran aromatizantes.

“Si una mascota se intoxica con alguna de ellas, incluso su pelaje podrá estar lleno de partículas tóxicas, y si su dueño la toca o carga, y luego se lleva una mano a la cara o la boca, correrá el riesgo de intoxicarse también”, agregó.

Analgésicos y antiinflamatorios

Estos fármacos son los que más nos automedicamos los humanos y, también, los que más les damos a nuestras mascotas. Sin embargo, en ocasiones, los perros y gatos no pueden procesarlos como nosotros, debido a sus particulares características fisiológicas.

Sin embargo, si una mascota los ingiere y se intoxica con ellos, ninguna persona que la toque o cargue estará en peligro, indica la académica.

¿Qué hacer?

Un factor importante es el tiempo de exposición a esta sustancia: entre más pronto se atienda al animal intoxicado, habrá más posibilidades de que se salve.

Los siguientes pasos son cubrirse las manos con unos guantes, meter al animal en un automóvil y, con las ventanillas abiertas, trasladarlo a la clínica veterinaria.

En casa, la prevención es fundamental para evitar que un animal se envenene, e implica recurrir a métodos de control de plagas menos riesgosos, desechar los productos que contengan sustancias altamente tóxicas o, en su defecto, mantenerlos en un lugar apartado y bajo llave.

Te puede interesar:

Existen sustancias tóxicas que resultan muy peligrosas para las mascotas, y por ende para las personas, entre ellas destacan el fosfuro de zinc y los cumarínicos o anticoagulantes, cuya utilización como raticidas es frecuente en las casas; pero también pueden ser letales los fungicidas, herbicidas e insecticidas, los anticongelantes para automóviles y los analgésicos y antiinflamatorios de uso humano.

Por ello, muchas de las intoxicaciones en animales no solo ocurren en los pasques públicos o calles, sino también por negligencia o descuido de sus dueños, aseguran expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del portal Gaceta.

Ylena Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia dice que la primera regla que debe seguir alguien que quiere auxiliar a una mascota envenenada es preservar su propia salud. Una sustancia tóxica pone en riesgo tanto a los animales como a las personas.

Explica que, cuando un perro o gato ingiere, por ejemplo, fosfuro de zinc, esta sustancia se mezcla con los jugos gástricos dentro de su estómago y así se produce gas fosfano (o fosfina). Es decir, l exhalar y eructar el gas fosfano, el animal lo inhala y entonces empieza a mostrar una signología neurológica e irritación de las vías respiratorias. Y lo mismo puede suceder con las personas que estén cerca de él.

Al respecto, la académica universitaria recomienda que antes de tratar de auxiliar a una mascota envenenada, hay que investigar qué sustancia ingirió y tomar las medidas de seguridad pertinentes. Si esto no es posible, lo mejor es alejarse y pedir ayuda especializada.

Por otra parte, Márquez menciona que a pesar de que en los envases de fungicidas, herbicidas o insecticidas se advierte que estas sustancias deben usarse con precaución, mucha gente las esparce en sus casas como si fueran aromatizantes.

“Si una mascota se intoxica con alguna de ellas, incluso su pelaje podrá estar lleno de partículas tóxicas, y si su dueño la toca o carga, y luego se lleva una mano a la cara o la boca, correrá el riesgo de intoxicarse también”, agregó.

Analgésicos y antiinflamatorios

Estos fármacos son los que más nos automedicamos los humanos y, también, los que más les damos a nuestras mascotas. Sin embargo, en ocasiones, los perros y gatos no pueden procesarlos como nosotros, debido a sus particulares características fisiológicas.

Sin embargo, si una mascota los ingiere y se intoxica con ellos, ninguna persona que la toque o cargue estará en peligro, indica la académica.

¿Qué hacer?

Un factor importante es el tiempo de exposición a esta sustancia: entre más pronto se atienda al animal intoxicado, habrá más posibilidades de que se salve.

Los siguientes pasos son cubrirse las manos con unos guantes, meter al animal en un automóvil y, con las ventanillas abiertas, trasladarlo a la clínica veterinaria.

En casa, la prevención es fundamental para evitar que un animal se envenene, e implica recurrir a métodos de control de plagas menos riesgosos, desechar los productos que contengan sustancias altamente tóxicas o, en su defecto, mantenerlos en un lugar apartado y bajo llave.

Te puede interesar:

Policiaca

En Tlaltelulco, golpean a párroco por intento de abuso sexual

Fue rescatado en medio de un amplio operativo de policías municipales y del estado

Policiaca

PGJE encuentra a joven reportada como no localizada en Tlaxco

Salió de su casa por voluntad propia por diferencias con su familia

Local

Presentó Icatlax oferta educativa 2022 en Tepetitla

Los cursos están diseñados para diversas necesidades que tienen las empresas en Tlaxcala

Cultura

Histórico recinto para la lectura reabre sus puertas

La Biblioteca Nacional de Antropología e Historia Dr. Eusebio Dávalos Hurtado, se renueva para enriquecer el conocimiento de los mexicanos

Gossip

Cannes: Se muestra un desigual resultado en las cintas en competencia

Se presentaron la coproducción mexicana La civil, Benedetta, lo nuevo de Paul Verhoeven y La fractura, de Catherine Corsini 

Mundo

Cosecharán alimentos en la Luna

Muy pronto serán una realidad las granjas lunares, que proveerán de frutas y verduras con un sabor muy similar a las que se cosechan en la Tierra, afirmaron biólogos de la Universidad de Florida

Gossip

La agrupación colombiana Lika Nova se nutre de México

La agrupación colombiana visita por primera vez nuestro país, y se inspira en sus sonidos y la música tradicional

Sociedad

Alertan por nueva oleada migrante desde la frontera sur

México tendrá una nueva oleada de migrantes debido a las elecciones intermedias en Estados Unidos, la eliminación de restricciones a Cuba y la culminación del Título 42

Sociedad

La violencia en Acapulco está al alza

Tan sólo en los últimos tres días se registraron nueve asesinatos en colonias con bajo índice delictivo y en las zonas turísticas del puerto