/ miércoles 26 de junio de 2019

¿Qué hacer si envenenan a tu mascota?

La intoxicación de mascotas no sólo ocurre en los parques públicos o las calles,  también ocurre por negligencia o descuido de sus dueños

Existen sustancias tóxicas que resultan muy peligrosas para las mascotas, y por ende para las personas, entre ellas destacan el fosfuro de zinc y los cumarínicos o anticoagulantes, cuya utilización como raticidas es frecuente en las casas; pero también pueden ser letales los fungicidas, herbicidas e insecticidas, los anticongelantes para automóviles y los analgésicos y antiinflamatorios de uso humano.

Por ello, muchas de las intoxicaciones en animales no solo ocurren en los pasques públicos o calles, sino también por negligencia o descuido de sus dueños, aseguran expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del portal Gaceta.

Ylena Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia dice que la primera regla que debe seguir alguien que quiere auxiliar a una mascota envenenada es preservar su propia salud. Una sustancia tóxica pone en riesgo tanto a los animales como a las personas.

Explica que, cuando un perro o gato ingiere, por ejemplo, fosfuro de zinc, esta sustancia se mezcla con los jugos gástricos dentro de su estómago y así se produce gas fosfano (o fosfina). Es decir, l exhalar y eructar el gas fosfano, el animal lo inhala y entonces empieza a mostrar una signología neurológica e irritación de las vías respiratorias. Y lo mismo puede suceder con las personas que estén cerca de él.

Al respecto, la académica universitaria recomienda que antes de tratar de auxiliar a una mascota envenenada, hay que investigar qué sustancia ingirió y tomar las medidas de seguridad pertinentes. Si esto no es posible, lo mejor es alejarse y pedir ayuda especializada.

Por otra parte, Márquez menciona que a pesar de que en los envases de fungicidas, herbicidas o insecticidas se advierte que estas sustancias deben usarse con precaución, mucha gente las esparce en sus casas como si fueran aromatizantes.

“Si una mascota se intoxica con alguna de ellas, incluso su pelaje podrá estar lleno de partículas tóxicas, y si su dueño la toca o carga, y luego se lleva una mano a la cara o la boca, correrá el riesgo de intoxicarse también”, agregó.

Analgésicos y antiinflamatorios

Estos fármacos son los que más nos automedicamos los humanos y, también, los que más les damos a nuestras mascotas. Sin embargo, en ocasiones, los perros y gatos no pueden procesarlos como nosotros, debido a sus particulares características fisiológicas.

Sin embargo, si una mascota los ingiere y se intoxica con ellos, ninguna persona que la toque o cargue estará en peligro, indica la académica.

¿Qué hacer?

Un factor importante es el tiempo de exposición a esta sustancia: entre más pronto se atienda al animal intoxicado, habrá más posibilidades de que se salve.

Los siguientes pasos son cubrirse las manos con unos guantes, meter al animal en un automóvil y, con las ventanillas abiertas, trasladarlo a la clínica veterinaria.

En casa, la prevención es fundamental para evitar que un animal se envenene, e implica recurrir a métodos de control de plagas menos riesgosos, desechar los productos que contengan sustancias altamente tóxicas o, en su defecto, mantenerlos en un lugar apartado y bajo llave.

Te puede interesar:

Existen sustancias tóxicas que resultan muy peligrosas para las mascotas, y por ende para las personas, entre ellas destacan el fosfuro de zinc y los cumarínicos o anticoagulantes, cuya utilización como raticidas es frecuente en las casas; pero también pueden ser letales los fungicidas, herbicidas e insecticidas, los anticongelantes para automóviles y los analgésicos y antiinflamatorios de uso humano.

Por ello, muchas de las intoxicaciones en animales no solo ocurren en los pasques públicos o calles, sino también por negligencia o descuido de sus dueños, aseguran expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del portal Gaceta.

Ylena Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia dice que la primera regla que debe seguir alguien que quiere auxiliar a una mascota envenenada es preservar su propia salud. Una sustancia tóxica pone en riesgo tanto a los animales como a las personas.

Explica que, cuando un perro o gato ingiere, por ejemplo, fosfuro de zinc, esta sustancia se mezcla con los jugos gástricos dentro de su estómago y así se produce gas fosfano (o fosfina). Es decir, l exhalar y eructar el gas fosfano, el animal lo inhala y entonces empieza a mostrar una signología neurológica e irritación de las vías respiratorias. Y lo mismo puede suceder con las personas que estén cerca de él.

Al respecto, la académica universitaria recomienda que antes de tratar de auxiliar a una mascota envenenada, hay que investigar qué sustancia ingirió y tomar las medidas de seguridad pertinentes. Si esto no es posible, lo mejor es alejarse y pedir ayuda especializada.

Por otra parte, Márquez menciona que a pesar de que en los envases de fungicidas, herbicidas o insecticidas se advierte que estas sustancias deben usarse con precaución, mucha gente las esparce en sus casas como si fueran aromatizantes.

“Si una mascota se intoxica con alguna de ellas, incluso su pelaje podrá estar lleno de partículas tóxicas, y si su dueño la toca o carga, y luego se lleva una mano a la cara o la boca, correrá el riesgo de intoxicarse también”, agregó.

Analgésicos y antiinflamatorios

Estos fármacos son los que más nos automedicamos los humanos y, también, los que más les damos a nuestras mascotas. Sin embargo, en ocasiones, los perros y gatos no pueden procesarlos como nosotros, debido a sus particulares características fisiológicas.

Sin embargo, si una mascota los ingiere y se intoxica con ellos, ninguna persona que la toque o cargue estará en peligro, indica la académica.

¿Qué hacer?

Un factor importante es el tiempo de exposición a esta sustancia: entre más pronto se atienda al animal intoxicado, habrá más posibilidades de que se salve.

Los siguientes pasos son cubrirse las manos con unos guantes, meter al animal en un automóvil y, con las ventanillas abiertas, trasladarlo a la clínica veterinaria.

En casa, la prevención es fundamental para evitar que un animal se envenene, e implica recurrir a métodos de control de plagas menos riesgosos, desechar los productos que contengan sustancias altamente tóxicas o, en su defecto, mantenerlos en un lugar apartado y bajo llave.

Te puede interesar:

Local

Inician las clases en nivel medio superior, también a distancia 

La enseñanza abre opciones para aprender nuevas habilidades, afirma el titular del Cecyte, Teodardo Muñoz Torres

Local

Proyecta TSJE 33 % más de presupuesto, para el próximo año

Trabajarán en la creación de dos juzgados laborales, uno mercantil, tres casas de Justicia y dos juzgados familiares

Local

Tienen validez estudios superiores de la Universidad Benito Juárez: Lorena Cuéllar

Los estudiantes inscritos no deben preocuparse por el reconocimiento de sus estudios, pues el gobierno de México no lo permitirá

Municipios

Pandemia complica el cobro de impuestos, en la capital

La alcaldesa Anabell Ávalos Zempoalteca acepta que los ingresos han caído en este año

Local

Tienen validez estudios superiores de la Universidad Benito Juárez: Lorena Cuéllar

Los estudiantes inscritos no deben preocuparse por el reconocimiento de sus estudios, pues el gobierno de México no lo permitirá

Local

Proyecta TSJE 33 % más de presupuesto, para el próximo año

Trabajarán en la creación de dos juzgados laborales, uno mercantil, tres casas de Justicia y dos juzgados familiares

Local

Inician las clases en nivel medio superior, también a distancia 

La enseñanza abre opciones para aprender nuevas habilidades, afirma el titular del Cecyte, Teodardo Muñoz Torres

Local

Incorporará Sader a tres mil campesinos tlaxcaltecas

Desde 1993 no incluía a nuevos beneficiarios, menciona Lorena Cuéllar, delegada federal de los programas sociales

Celebridades

Muere Michael Chapman, director de fotografía de Taxi Driver

Michael Chapman fue encargado de la fotografía de grandes clásicos del director Martin Scorsese como Taxi Driver, Raging Bull y The Last Waltz