/ sábado 17 de abril de 2021

Destinó doña Tere cuatro horas para ser vacunada, en Xaltocan

La habitante de San Simón Tlatlahuquitepec recibió la segunda dosis del biológico Pfizer

Tuvieron que pasar casi 13 meses desde que fue declarada la emergencia sanitaria en Tlaxcala a causa de Covid-19 para que doña Tere, como es conocida por familiares y amigos, recibiera la vacuna contra esa enfermedad.

A inicios de este año se enteró que por su edad (60 años), después del personal que labora en el sector salud, ella sería parte del grupo que recibiría la vacuna, de los primeros en el país.

Fue el sábado 13 de marzo cuando la señora Teresa Hernández Hernández fue vacunada contra esa enfermedad y ayer, menos de un mes después, recibió la segunda dosis del Laboratorio Pfizer.

Aunque es oriunda de Martínez de la Torre, Veracruz, hace aproximadamente 30 años formó su familia en San Simón Tlatlahuquitepec, comunidad perteneciente al municipio de Xaltocan, en donde ya fue inmunizada.

Aunque no padece comorbilidad alguna que, en caso de contraer ese nuevo coronavirus sería un factor que agravara su salud, es dueña de una tienda y, por lo tanto, todos los días tiene contacto directo con muchas personas.

SE PREPARÓ UNA NOCHE ANTES

Doña Tere fue vacunada ayer, pero para esa ocasión calificada por ella como muy importante, preparó su documentación desde la noche del pasado martes.

Ayer por la mañana se levantó a eso de las 07:30 horas para bañarse y disponer el desayuno para ella y para su familia.

No sin antes alimentar también a sus animales de traspatio, pues sabía que para recibir la segunda dosis debía invertir varias horas del día, y sus “pollitos” no iban a esperarla tanto tiempo. Alrededor de las 09:00 horas, una sobrina suya pasó a recogerla a su casa para llevarla, junto con su cuñada y concuño, a recibir la segunda dosis de la vacuna.

Algunos minutos después ya estaban en el centro de San Simón Tlatlahuquitepec, uno de los dos puntos en Xaltocan donde fue aplicada la segunda dosis.

ESPERÓ CERCADE 4 HORAS

Doña Tere esperó aproximadamente cuatro horas para recibir la segunda dosis del biológico. Por casi una hora permaneció formada en el parque central de esa comunidad, en ocasiones bajo los rayos del sol que en ese momento todavía pegan, y otras se guareció en la sombra de un enorme y viejo árbol.

Poco a poco los adultos mayores pasaron al atrio de la iglesia de ese poblado y cerca de las 11:00 horas por fin le tocó su turno: fue sanitizada, le tomaron la temperatura, le aplicaron gel antibacterial y pasó a la mesa de recepción donde dio sus datos personales y entregó el comprobante de domicilio y la hoja de su registro.

Luego, aguardó por cerca de 20 minutos más hasta que el personal del sector salud le indicó pasar a la Célula 3, donde después de las 12:00 horas le fue aplicada la segunda dosis por el médico Eduardo Lima Vázquez. Tal como lo establece el protocolo de la Secretaría del Bienestar, doña Tere esperó ahí entre 20 y 30 minutos para descartar alguna reacción o efecto secundario, y después de confirmar que “todo estaba bien”, salió de atrio de la iglesia con dirección a su casa, feliz porque por lo menos ya estaba protegida un poco más contra esa enfermedad. En su hogar, su hija de 27 años y su nieto de seis esperan ser considerados para ser vacunados y, como doña Tere, estar protegidos.

NO HAY QUE CONFIARNOS

En la charla, doña Tere contó que el tener las dos dosis de la vacuna contra la Covid-19 la hace sentir más segura ante esa enfermedad, pero es consciente de que todavía debe seguir las medidas sanitarias para cuidarse y cuidar a las personas que la rodean.

“Sé que debo cuidarme, la vida es un don divino, hay que protegernos y por eso vine a vacunarme”, expresó.

En su caso, apuntó que no padece alguna enfermedad crónica, pero que al tener una tienda todos los días tiene contacto con mucha gente y eso representaba un inminente riesgo de contagio, a pesar de seguir las recomendaciones sanitarias.

Y es que, precisamente por tener un negocio en su casa, estuvo varias veces en riesgo de contraer el virus, pues desafortunadamente algunos de sus vecinos sí tuvieron la enfermedad, pero “gracias a Dios no pasó nada”.

  • Doña Tere hizo un llamado a los jóvenes para que se cuiden “porque –dijo- sienten que no están en riesgo, pero los informes (de las autoridades estatales y federales) revelan que también se pueden contagiar”


Vacunados, adultos mayores de Xaltocan

Ayer, en el municipio de Xaltocan fueron aplicadas las segundas dosis de la vacuna contra la Covid-19 en adultos mayores (mínimo de 60 años). En esa comuna la primera dosis llegó el 13 de marzo, cuando fueron destinadas alrededor de mil 415 del laboratorio Pfizer-BioNTech, el remanente de la jornada de vacunación llevada a cabo los días 11 y 12 de marzo en Chiautempan.

Ayer, la inoculación en personas de más de 60 años de Xaltocan culminó al ser aplicadas las segundas dosis, y los sitios destinados para ello fueron la Plaza de la Cultura, a un costado de la presidencia municipal y en el atrio de la iglesia de San Simón Tlatlahuquitepec.

Continúa leyendo:

Tuvieron que pasar casi 13 meses desde que fue declarada la emergencia sanitaria en Tlaxcala a causa de Covid-19 para que doña Tere, como es conocida por familiares y amigos, recibiera la vacuna contra esa enfermedad.

A inicios de este año se enteró que por su edad (60 años), después del personal que labora en el sector salud, ella sería parte del grupo que recibiría la vacuna, de los primeros en el país.

Fue el sábado 13 de marzo cuando la señora Teresa Hernández Hernández fue vacunada contra esa enfermedad y ayer, menos de un mes después, recibió la segunda dosis del Laboratorio Pfizer.

Aunque es oriunda de Martínez de la Torre, Veracruz, hace aproximadamente 30 años formó su familia en San Simón Tlatlahuquitepec, comunidad perteneciente al municipio de Xaltocan, en donde ya fue inmunizada.

Aunque no padece comorbilidad alguna que, en caso de contraer ese nuevo coronavirus sería un factor que agravara su salud, es dueña de una tienda y, por lo tanto, todos los días tiene contacto directo con muchas personas.

SE PREPARÓ UNA NOCHE ANTES

Doña Tere fue vacunada ayer, pero para esa ocasión calificada por ella como muy importante, preparó su documentación desde la noche del pasado martes.

Ayer por la mañana se levantó a eso de las 07:30 horas para bañarse y disponer el desayuno para ella y para su familia.

No sin antes alimentar también a sus animales de traspatio, pues sabía que para recibir la segunda dosis debía invertir varias horas del día, y sus “pollitos” no iban a esperarla tanto tiempo. Alrededor de las 09:00 horas, una sobrina suya pasó a recogerla a su casa para llevarla, junto con su cuñada y concuño, a recibir la segunda dosis de la vacuna.

Algunos minutos después ya estaban en el centro de San Simón Tlatlahuquitepec, uno de los dos puntos en Xaltocan donde fue aplicada la segunda dosis.

ESPERÓ CERCADE 4 HORAS

Doña Tere esperó aproximadamente cuatro horas para recibir la segunda dosis del biológico. Por casi una hora permaneció formada en el parque central de esa comunidad, en ocasiones bajo los rayos del sol que en ese momento todavía pegan, y otras se guareció en la sombra de un enorme y viejo árbol.

Poco a poco los adultos mayores pasaron al atrio de la iglesia de ese poblado y cerca de las 11:00 horas por fin le tocó su turno: fue sanitizada, le tomaron la temperatura, le aplicaron gel antibacterial y pasó a la mesa de recepción donde dio sus datos personales y entregó el comprobante de domicilio y la hoja de su registro.

Luego, aguardó por cerca de 20 minutos más hasta que el personal del sector salud le indicó pasar a la Célula 3, donde después de las 12:00 horas le fue aplicada la segunda dosis por el médico Eduardo Lima Vázquez. Tal como lo establece el protocolo de la Secretaría del Bienestar, doña Tere esperó ahí entre 20 y 30 minutos para descartar alguna reacción o efecto secundario, y después de confirmar que “todo estaba bien”, salió de atrio de la iglesia con dirección a su casa, feliz porque por lo menos ya estaba protegida un poco más contra esa enfermedad. En su hogar, su hija de 27 años y su nieto de seis esperan ser considerados para ser vacunados y, como doña Tere, estar protegidos.

NO HAY QUE CONFIARNOS

En la charla, doña Tere contó que el tener las dos dosis de la vacuna contra la Covid-19 la hace sentir más segura ante esa enfermedad, pero es consciente de que todavía debe seguir las medidas sanitarias para cuidarse y cuidar a las personas que la rodean.

“Sé que debo cuidarme, la vida es un don divino, hay que protegernos y por eso vine a vacunarme”, expresó.

En su caso, apuntó que no padece alguna enfermedad crónica, pero que al tener una tienda todos los días tiene contacto con mucha gente y eso representaba un inminente riesgo de contagio, a pesar de seguir las recomendaciones sanitarias.

Y es que, precisamente por tener un negocio en su casa, estuvo varias veces en riesgo de contraer el virus, pues desafortunadamente algunos de sus vecinos sí tuvieron la enfermedad, pero “gracias a Dios no pasó nada”.

  • Doña Tere hizo un llamado a los jóvenes para que se cuiden “porque –dijo- sienten que no están en riesgo, pero los informes (de las autoridades estatales y federales) revelan que también se pueden contagiar”


Vacunados, adultos mayores de Xaltocan

Ayer, en el municipio de Xaltocan fueron aplicadas las segundas dosis de la vacuna contra la Covid-19 en adultos mayores (mínimo de 60 años). En esa comuna la primera dosis llegó el 13 de marzo, cuando fueron destinadas alrededor de mil 415 del laboratorio Pfizer-BioNTech, el remanente de la jornada de vacunación llevada a cabo los días 11 y 12 de marzo en Chiautempan.

Ayer, la inoculación en personas de más de 60 años de Xaltocan culminó al ser aplicadas las segundas dosis, y los sitios destinados para ello fueron la Plaza de la Cultura, a un costado de la presidencia municipal y en el atrio de la iglesia de San Simón Tlatlahuquitepec.

Continúa leyendo:

Local

Permanente, campaña contra cáncer de mama: Sergio González

Con caminata, honraron a las mujeres que perdieron la vida a causa de esa enfermedad

Local

Quedó instalado el Consejo Municipal de Seguridad de Nanacamilpa

Recabará información en materia de seguridad pública y delincuencia

Local

Titubea Jorge Corichi sobre denuncias contra exalcaldesas de la capital

Alega que no será cómplice de nadie, pero no precisa fecha para proceder

Local

Piden presupuesto con perspectiva de género

Para generar condiciones de equidad entre hombres y mujeres

Local

Titubea Jorge Corichi sobre denuncias contra exalcaldesas de la capital

Alega que no será cómplice de nadie, pero no precisa fecha para proceder

Local

Evalúan programa de cirujano dentista de la UATx

Para seguir apuntalando la mejora continua en los procesos docentes

Local

Plantean que gobiernos inicien en septiembre

Para dar certeza jurídica al actuar de las autoridades, dice el diputado Ever Alejandro Campech

Local

Quedó instalado el Consejo Municipal de Seguridad de Nanacamilpa

Recabará información en materia de seguridad pública y delincuencia

Local

Permanente, campaña contra cáncer de mama: Sergio González

Con caminata, honraron a las mujeres que perdieron la vida a causa de esa enfermedad