/ lunes 18 de diciembre de 2023

Juventudes migrantes, una tendencia al alza; hoy es el Día Internacional del Migrante

La tlaxcalteca Anny Temoltzin resalta que, en la actualidad, ser migrante dejó de ser un tabú

“Migrar no es para todos. Algunos encuentran su hogar en el lugar de nacimiento, mientras que otros tenemos que salir a buscarlo”, expresó Anny Temoltzin, una emprendedora tlaxcalteca que desde hace 10 años emigró a Canadá en busca de su desarrollo personal.

A pesar de las adversidades a las que se enfrentó al salir de su lugar de residencia, en su natal Chiautempan, logró forjar un camino profesional y hoy día, a través de su agencia Travel Loever, ayuda a otros jóvenes a cumplir su objetivo de estudiar, trabajar y vivir fuera de México bajo la consigna de que “los sueños trascienden las fronteras”.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

SU HISTORIA

Al cursar los últimos meses de la licenciatura en Mercadotecnia, la chiautempense Anny Temoltzin se enfrentó con el mayor reto de su carrera: el idioma inglés.

A pesar de las clases y talleres extras que cursó para aprender la lengua, emplear un segundo idioma se convirtió en un impedimento para culminar sus estudios universitarios.

Te puede interesar: ➡️ Crean en Tlaxcala el Consejo Estatal de las Juventudes

“Yo sabía que el inglés no me gustaba, pero tenía que aprenderlo si quería titularme, así que tomé la decisión de ir a practicarlo a Canadá”, narró Anny en entrevista con El Sol de Tlaxcala a propósito de hoy 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante.

Con el apoyo de sus padres y la convicción de progreso, contrató una agencia que la ayudó con los trámites de viaje, estancia y estudios en el extranjero. A sus cortos 17 años, Anny llegó a un país del que no conocía absolutamente nada.

Yo lloraba porque no entendía ni siquiera el idioma. Fue muy difícil adaptarme a todo y desde los primeros días me quería regresar, pero algo dentro de mí me decía que debía ser valiente y así fue

Los detalles: ➡️ Entregó Lorena Cuéllar incentivos económicos a 11 organizaciones juveniles

Pintó casas, atendió mesas en un restaurante y atendió el teléfono de servicios en inglés. Todo por primera vez, pues estudiar y trabajar fueron las únicas actividades que hizo fuera; sin embargo, aprender el idioma inglés fue su más grande proeza. “A los dos meses yo ya estaba conversando con personas sin darme cuenta”, relató.

Al término de su estancia y de regreso en México, Anny descubrió que salir de casa no solo le había permitido culminar con honores su carrera, sino que había sido una suerte de premonición al momento de descubrir su vocación de servicio.

En Tlaxcala yo ya tenía un trabajo seguro para después de titularme, aquí está mi familia y toda mi vida, pero descubrí que mi hogar lo había dejado en Canadá”, apuntó.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sin dar marcha atrás, hizo de las visitas a la nación del norte parte de su cotidianidad, hasta que finalmente logró obtener su nacionalidad y migrar formalmente para hacer su vida fuera de Tlaxcala. No obstante, su intención fue más allá satisfacer la tendencia de los jóvenes a migrar, su compromiso a trabajar por el bienestar de las personas migrantes la trasladó a su propia agencia de viajes.

“TRAVEL LOVERS”

En 2018, Anny Temoltzin emprendió su proyecto más ambicioso: su propia agencia de viajes para jóvenes que desean estudiar y trabajar en el extranjero.

Continúa leyendo: ➡️ Sepe premió a estudiantes del concurso "La Juventud y la Mar"

A través de programas como campamentos de verano, diplomados y clases de inglés, más de 70 jóvenes, en su mayoría estudiantes tlaxcaltecas, han viajado con ella y el equipo que formó a lo largo de estos cinco años. Además, nuevos destinos se sumaron al mapa.

Hemos recibido a niños desde 12 hasta jóvenes de 30 años, porque viajar o, en su caso migrar, ya no es el tabú del que antes se hablaba, hoy es una realidad y una necesidad conocer el mundo. Tenemos niños que se han ido a Irlanda, a Australia… no hay límites”, señaló.

Como su objetivo lo indica, el deseo es una oportunidad para ampliar horizontes académicos y abrir a los jóvenes las puertas de un nuevo mundo, para conocer culturas, gastronomía, lenguajes y amigos en el mundo globalizado donde vivimos.

Te recomendamos: ➡️ Juventud, ávida de oportunidades: Lucero Morales

JUVENTUD Y MIGRACIÓN

Cuando se habla de migración internacional, a menudo se menciona la predominancia de individuos en edades productivas dentro del flujo México-Estados Unidos. Pero también a menudo se pasa por alto que una proporción nada despreciable de este flujo se compone de jóvenes cuyas experiencias migratorias están alejadas de la irregularidad y los empleos informales.


De acuerdo con la ONU, el flujo migratorio de personas menores de 30 años ha aumentado de forma progresiva en los últimos años, por lo que la cooperación internacional trabaja constantemente en brindar mejores oportunidades para los viajeros jóvenes y asegurar su bienestar y derecho de permanecer, circular, salir y regresar a su país.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Por lo anterior, Anny Temoltzin reflexiona que su historia se suma a la de muchos jóvenes embelesados con la idea de crecimiento, pues “migrar no es para todos, ya es parte de todos”.

  • De acuerdo con la ONU, el flujo migratorio de personas menores de 30 años ha aumentado de forma progresiva en los últimos años.


“Migrar no es para todos. Algunos encuentran su hogar en el lugar de nacimiento, mientras que otros tenemos que salir a buscarlo”, expresó Anny Temoltzin, una emprendedora tlaxcalteca que desde hace 10 años emigró a Canadá en busca de su desarrollo personal.

A pesar de las adversidades a las que se enfrentó al salir de su lugar de residencia, en su natal Chiautempan, logró forjar un camino profesional y hoy día, a través de su agencia Travel Loever, ayuda a otros jóvenes a cumplir su objetivo de estudiar, trabajar y vivir fuera de México bajo la consigna de que “los sueños trascienden las fronteras”.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

SU HISTORIA

Al cursar los últimos meses de la licenciatura en Mercadotecnia, la chiautempense Anny Temoltzin se enfrentó con el mayor reto de su carrera: el idioma inglés.

A pesar de las clases y talleres extras que cursó para aprender la lengua, emplear un segundo idioma se convirtió en un impedimento para culminar sus estudios universitarios.

Te puede interesar: ➡️ Crean en Tlaxcala el Consejo Estatal de las Juventudes

“Yo sabía que el inglés no me gustaba, pero tenía que aprenderlo si quería titularme, así que tomé la decisión de ir a practicarlo a Canadá”, narró Anny en entrevista con El Sol de Tlaxcala a propósito de hoy 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante.

Con el apoyo de sus padres y la convicción de progreso, contrató una agencia que la ayudó con los trámites de viaje, estancia y estudios en el extranjero. A sus cortos 17 años, Anny llegó a un país del que no conocía absolutamente nada.

Yo lloraba porque no entendía ni siquiera el idioma. Fue muy difícil adaptarme a todo y desde los primeros días me quería regresar, pero algo dentro de mí me decía que debía ser valiente y así fue

Los detalles: ➡️ Entregó Lorena Cuéllar incentivos económicos a 11 organizaciones juveniles

Pintó casas, atendió mesas en un restaurante y atendió el teléfono de servicios en inglés. Todo por primera vez, pues estudiar y trabajar fueron las únicas actividades que hizo fuera; sin embargo, aprender el idioma inglés fue su más grande proeza. “A los dos meses yo ya estaba conversando con personas sin darme cuenta”, relató.

Al término de su estancia y de regreso en México, Anny descubrió que salir de casa no solo le había permitido culminar con honores su carrera, sino que había sido una suerte de premonición al momento de descubrir su vocación de servicio.

En Tlaxcala yo ya tenía un trabajo seguro para después de titularme, aquí está mi familia y toda mi vida, pero descubrí que mi hogar lo había dejado en Canadá”, apuntó.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sin dar marcha atrás, hizo de las visitas a la nación del norte parte de su cotidianidad, hasta que finalmente logró obtener su nacionalidad y migrar formalmente para hacer su vida fuera de Tlaxcala. No obstante, su intención fue más allá satisfacer la tendencia de los jóvenes a migrar, su compromiso a trabajar por el bienestar de las personas migrantes la trasladó a su propia agencia de viajes.

“TRAVEL LOVERS”

En 2018, Anny Temoltzin emprendió su proyecto más ambicioso: su propia agencia de viajes para jóvenes que desean estudiar y trabajar en el extranjero.

Continúa leyendo: ➡️ Sepe premió a estudiantes del concurso "La Juventud y la Mar"

A través de programas como campamentos de verano, diplomados y clases de inglés, más de 70 jóvenes, en su mayoría estudiantes tlaxcaltecas, han viajado con ella y el equipo que formó a lo largo de estos cinco años. Además, nuevos destinos se sumaron al mapa.

Hemos recibido a niños desde 12 hasta jóvenes de 30 años, porque viajar o, en su caso migrar, ya no es el tabú del que antes se hablaba, hoy es una realidad y una necesidad conocer el mundo. Tenemos niños que se han ido a Irlanda, a Australia… no hay límites”, señaló.

Como su objetivo lo indica, el deseo es una oportunidad para ampliar horizontes académicos y abrir a los jóvenes las puertas de un nuevo mundo, para conocer culturas, gastronomía, lenguajes y amigos en el mundo globalizado donde vivimos.

Te recomendamos: ➡️ Juventud, ávida de oportunidades: Lucero Morales

JUVENTUD Y MIGRACIÓN

Cuando se habla de migración internacional, a menudo se menciona la predominancia de individuos en edades productivas dentro del flujo México-Estados Unidos. Pero también a menudo se pasa por alto que una proporción nada despreciable de este flujo se compone de jóvenes cuyas experiencias migratorias están alejadas de la irregularidad y los empleos informales.


De acuerdo con la ONU, el flujo migratorio de personas menores de 30 años ha aumentado de forma progresiva en los últimos años, por lo que la cooperación internacional trabaja constantemente en brindar mejores oportunidades para los viajeros jóvenes y asegurar su bienestar y derecho de permanecer, circular, salir y regresar a su país.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Por lo anterior, Anny Temoltzin reflexiona que su historia se suma a la de muchos jóvenes embelesados con la idea de crecimiento, pues “migrar no es para todos, ya es parte de todos”.

  • De acuerdo con la ONU, el flujo migratorio de personas menores de 30 años ha aumentado de forma progresiva en los últimos años.


Doble Vía

Comer con sentido: ¿qué es y por qué se considera una revolución en la relación con la comida?

Expertos en nutrición sugieren seguir estos consejos para mejorar el estilo de vida

Policiaca

Mujeres son violentadas por sus parejas sentimentales, en Acuamanala y Zacatelco

Las dos tuvieron que ser trasladadas a un hospital, luego de sufrir golpes en la cabeza

Cultura

Se presenta en el Teatro Xicohténcatl “Abiertamente Cursi”, arte con temática LGBT

Ali Hassan Arafatt y Baruc Juárez comparten su obra plástica en el marco de la Semana Cultural Tlaxcala Diversa

Policiaca

Roban con violencia la camioneta del alcalde de Chiautempan; fue recuperada horas después

La hurtaron en Texcacoac y fue recuperada en San Sebastián Atlahapa, municipio de Tlaxcala