/ martes 13 de agosto de 2019

Los huertos escolares, alternativa alimentaria

Durante el pasado ciclo lectivo diversas escuelas retomaron este programa, pero muy pocas lo mantuvieron

El programa de huertos escolares, que promueve la Secretaría de Educación Pública en el Estado en las escuelas de los diferentes niveles educativos y que en el ciclo escolar 2018-2019 solo continuó en 175 planteles de los 400 que lo iniciaron, podría ser una alternativa para enseñar a los niños a tener una mejor alimentación y prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2.

Además, estas actividades son excelentes para propiciar en los estudiantes el trabajo en equipo y desempeñar diferentes actividades, puesto que dentro de las actividades que realizan para su preservación se encuentran tres comisiones encargadas del abasto de insumos; respecto a plantas y el sistema de riego; el mantenimiento del cultivo y de ventas, porque la cosecha la distribuyen ya sea para el autoconsumo o para comercializar.

Sin embargo, debido al desinterés que existe por parte de algunos docentes, quienes no están obligados a realizar estas actividades, esta alternativa sana podría perderse pues, incluso, al momento la dirección de Educación Ecológica de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala se encuentra acéfala.

A pesar de eso, existen instituciones que, sin ser parte del programa estatal, de manera rudimentaria han trabajado sus huertos en espacios que no son los más idóneos, pero con ganas y trabajo los han hecho producir.

Es el caso de la escuela primaria indígena Maxixcatzin, ubicada en el Barrio de la Luz, en Contla, donde como parte de su modelo educativo y programa de estudios han improvisado en unas jardineras su huerto escolar, en el cual actualmente producen nopal, jitomate, acelgas, epazote, cilantro, cebolla, chile habanero y demás hortalizas, las cuales son utilizadas por las responsables del comedor para preparar los alimentos.

Al respecto, Maurilia Conde Reyes, quien en su momento estuvo como directora encargada, explicó que en primera instancia buscan que con esto los niños conozcan cómo producir los alimentos y su proceso, pues ello los vuelve responsables y aprenden a cuidar la naturaleza y, posteriormente, que estos los puedan consumir periódicamente para apoyar en su alimentación.

Asimismo, detalló que actualmente cuentan con nopales, pero también cosechan verduras pues, en el caso del nopal, es necesario que los niños conozcan sus beneficios y que lo pueden encontrar en una gran variedad de platillos.

Por otro lado, dijo que también cuentan con uno más de herbolaria y plantas medicinales como anís, orégano, ajenjo, carricillo, agave y sábila, entre otras plantas que son medicinales y que es importante que los niños conozcan para qué sirven, ya que incluso cuando a alguno le duele el estómago “nos dice que le preparamos un té con algo natural”.

Lo anterior, indicó, debido a que regularmente lo usan en su casa, de ahí el conocimiento y fomento del uso de este tipo de plantas medicinales.

Finalmente, Conde Reyes expresó que le gustaría que la escuela fuera beneficiada con el programa de huertos escolares, pues cuentan con un espacio suficiente para albergarlo y tienen pruebas de que funciona.

En las escuelas de los diferentes niveles educativos, el ciclo pasado hubo 175 clubes de hortalizas que atendieron a 47 mil alumnos y mil 600 docentes.

  • 2.05 Casos de diabetes tipo dos existen por cada 100 mil niños en México.

Lee también:

El programa de huertos escolares, que promueve la Secretaría de Educación Pública en el Estado en las escuelas de los diferentes niveles educativos y que en el ciclo escolar 2018-2019 solo continuó en 175 planteles de los 400 que lo iniciaron, podría ser una alternativa para enseñar a los niños a tener una mejor alimentación y prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2.

Además, estas actividades son excelentes para propiciar en los estudiantes el trabajo en equipo y desempeñar diferentes actividades, puesto que dentro de las actividades que realizan para su preservación se encuentran tres comisiones encargadas del abasto de insumos; respecto a plantas y el sistema de riego; el mantenimiento del cultivo y de ventas, porque la cosecha la distribuyen ya sea para el autoconsumo o para comercializar.

Sin embargo, debido al desinterés que existe por parte de algunos docentes, quienes no están obligados a realizar estas actividades, esta alternativa sana podría perderse pues, incluso, al momento la dirección de Educación Ecológica de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala se encuentra acéfala.

A pesar de eso, existen instituciones que, sin ser parte del programa estatal, de manera rudimentaria han trabajado sus huertos en espacios que no son los más idóneos, pero con ganas y trabajo los han hecho producir.

Es el caso de la escuela primaria indígena Maxixcatzin, ubicada en el Barrio de la Luz, en Contla, donde como parte de su modelo educativo y programa de estudios han improvisado en unas jardineras su huerto escolar, en el cual actualmente producen nopal, jitomate, acelgas, epazote, cilantro, cebolla, chile habanero y demás hortalizas, las cuales son utilizadas por las responsables del comedor para preparar los alimentos.

Al respecto, Maurilia Conde Reyes, quien en su momento estuvo como directora encargada, explicó que en primera instancia buscan que con esto los niños conozcan cómo producir los alimentos y su proceso, pues ello los vuelve responsables y aprenden a cuidar la naturaleza y, posteriormente, que estos los puedan consumir periódicamente para apoyar en su alimentación.

Asimismo, detalló que actualmente cuentan con nopales, pero también cosechan verduras pues, en el caso del nopal, es necesario que los niños conozcan sus beneficios y que lo pueden encontrar en una gran variedad de platillos.

Por otro lado, dijo que también cuentan con uno más de herbolaria y plantas medicinales como anís, orégano, ajenjo, carricillo, agave y sábila, entre otras plantas que son medicinales y que es importante que los niños conozcan para qué sirven, ya que incluso cuando a alguno le duele el estómago “nos dice que le preparamos un té con algo natural”.

Lo anterior, indicó, debido a que regularmente lo usan en su casa, de ahí el conocimiento y fomento del uso de este tipo de plantas medicinales.

Finalmente, Conde Reyes expresó que le gustaría que la escuela fuera beneficiada con el programa de huertos escolares, pues cuentan con un espacio suficiente para albergarlo y tienen pruebas de que funciona.

En las escuelas de los diferentes niveles educativos, el ciclo pasado hubo 175 clubes de hortalizas que atendieron a 47 mil alumnos y mil 600 docentes.

  • 2.05 Casos de diabetes tipo dos existen por cada 100 mil niños en México.

Lee también:

Local

Habrá justicia para población indígena, piden no ser olvidados

Se compromete la Gobernadora a garantizar el acceso a la salud y servicios básicos

Policiaca

Recupera policía de Apetatitlán motoneta con reporte de robo

La unidad y su tripulante fueron puestos a disposición del Ministerio Público para las investigaciones correspondientes

Local

Agotan conciliación en conflictos laborales

El ente responsable concretó convenios a favor de los trabajadores por 71 millones de pesos

Policiaca

Fallecida en accidente en "el trébol", tenía planes de boda

Es identificada como Danaly N., de 33 años de edad, originaria de la capital tlaxcalteca

Policiaca

Asaltan una joyería en pleno Centro Histórico

El monto de lo robado es incuantificable al momento

Finanzas

Es probable que AMLO sea doblegado en disputas del T-MEC: JP Morgan

La institución financiera analizó la situación concluyendo que habrá presión sobre el presidente por parte de EU y Canadá

Ecología

México es el país con mayor diversidad de serpientes

De las 439 especies de serpientes que hay en nuestro país, las de cascabel son las más comunes en Tlaxcala

Municipios

Piden a AMLO atender el problema limítrofe de San Pablo del Monte

Pidió al jefe del Ejecutivo Federal que ordene atención al conflicto

Municipios

Sin denuncia a presuntos ladrones en Huactzinco

La población sorprendió en flagrancia a un sujeto al momento de ingresar de forma ilegal a un domicilio