/ viernes 30 de octubre de 2020

Pegó Covid a panadería “Don Seve” de Zacatelco

Por los problemas económicos que se presentan en el país

La pandemia de la Covid-19 afectó a los artesanos del pan de municipios del sur del estado, que en esta última semana de octubre ven disminuida la elaboración de hojaldras, en comparación a años anteriores, esto por los problemas económicos que se presentan en el país.

A pesar de ello, existe el entusiasmo de seguir adelante y vender sus productos a la clientela de diferentes estados del país y municipios de Tlaxcala.

La panadería Don Seve de Zacatelco tiene más de 40 años de elaborar hojaldras en temporada de Día de Muertos/Francisco H. Reyes

La panadería “Don Seve” en Zacatelco con más de 40 años en esta actividad es conocida en la comuna y poblados circunvecinos.

Fue creada por Severo García Alegría e Ignacia Portillo Alvarez, quienes, día a día, ofrecen su pan y en esta temporada con prioridad a la venta de hojaldras, la tradición del Día de Muertos.

Panaderías del sur del estado encuentran un alza en sus ventas al elaborar hojaldras a particulares por la temporada del Día de Muertos.

Al respecto, Javier García Portillo, uno de los hijos de los creadores de la panadería “Don Seve” comentó que las preparan de forma especial para clientes de la ciudad de México, Puebla y de diferentes comunas tlaxcaltecas.

  • La panadería “Don Seve” en Zacatelco, en esta temporada, elabora cada día entre nueve a 10 arrobas, cada una con 160 piezas de pan

No dejes de leer:

La pandemia de la Covid-19 afectó a los artesanos del pan de municipios del sur del estado, que en esta última semana de octubre ven disminuida la elaboración de hojaldras, en comparación a años anteriores, esto por los problemas económicos que se presentan en el país.

A pesar de ello, existe el entusiasmo de seguir adelante y vender sus productos a la clientela de diferentes estados del país y municipios de Tlaxcala.

La panadería Don Seve de Zacatelco tiene más de 40 años de elaborar hojaldras en temporada de Día de Muertos/Francisco H. Reyes

La panadería “Don Seve” en Zacatelco con más de 40 años en esta actividad es conocida en la comuna y poblados circunvecinos.

Fue creada por Severo García Alegría e Ignacia Portillo Alvarez, quienes, día a día, ofrecen su pan y en esta temporada con prioridad a la venta de hojaldras, la tradición del Día de Muertos.

Panaderías del sur del estado encuentran un alza en sus ventas al elaborar hojaldras a particulares por la temporada del Día de Muertos.

Al respecto, Javier García Portillo, uno de los hijos de los creadores de la panadería “Don Seve” comentó que las preparan de forma especial para clientes de la ciudad de México, Puebla y de diferentes comunas tlaxcaltecas.

  • La panadería “Don Seve” en Zacatelco, en esta temporada, elabora cada día entre nueve a 10 arrobas, cada una con 160 piezas de pan

No dejes de leer:

Local

[Video] Refuerzan candidatos sus propuestas tras primer debate

En conferencia de prensa, los siete aspirantes se dijeron satisfechos con su participación

Policiaca

Tres integrantes de una familia salvan la vida al caer su vehículo de lo alto de un puente, en Teolocholco

Fueron trasladados por paramédicos a un nosocomio para su atención médica especializada

Local

Reconocen a una tlaxcalteca con doctorado Honoris Causa

Por su destacada trayectoria profesional en el combate al cáncer de mama

Local

Rumbo a la gubernatura | Coinciden en crear más infraestructura

Candidatas y candidato no aclaran la forma precisa de cómo financiarán sus proyectos

Policiaca

Ubican en una presa de Cuapiaxtla cadáver de un hombre

Familiares impidieron que el cuerpo fuera levantado por la Procuraduría General de Justicia del Estado

Policiaca

Recupera policía municipal de Tlaxcala camioneta robada

Había sido hurtada con lujo de violencia al interior de un domicilio particular

Policiaca

Conductor provoca un accidente en Apetatitlán

Dejó como saldo dos personas lesionadas y pérdidas materiales por cuantificar

Sociedad

Buscan pacto de candidatos con la infancia

Un colectivo de 450 organizaciones civiles quiere que los problemas de la niñez no se olviden en las campañas