/ domingo 11 de febrero de 2024

[Video] Rincones Sagrados | Pocito de Agua Santa, origen de la Virgen de Ocotlán

Desde ayer comenzaron los festejos por la aparición de la Virgen que, de acuerdo con los fieles católicos, ocurrió hace más de 400 años

Han transcurrido 483 años desde que el Pocito de Agua Santa se convirtió en uno de los más fuertes símbolos de la fe católica en tierras tlaxcaltecas, del cual sigue brotando agua milagrosa, como la consideran los fieles, quienes al paso de los siglos continúan visitando este rincón sagrado en búsqueda de la sanación física y cobijo divino.

Ni la majestuosidad de la basílica de Ocotlán, que se encuentra a unos metros del pequeño templo y que comenzó a ser construida hasta 1687, hace que este santuario pierda su relevancia, ya que en este sitio fue donde ocurrió el milagro de la aparición de la Virgen María en 1541 al indígena Juan Diego Bernardino, originario de Santa Isabel Xiloxoxtla, de acuerdo con los testimonios religiosos.

➡️ Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Las Misioneras de María Auxiliadora y San Juan Bosco se encargan del cuidado de este santuario. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

HISTORIA DE UNA APARICIÓN MILAGROSA

Para comprender el significado de el Pocito es necesario adentrarnos en la historia que dio origen a este sitio sagrado.

El Sol de Tlaxcala platicó con la hermana Vianey Jiménez Meléndez, integrante de las Misioneras de María Auxiliadora y San Juan Bosco, quienes se encargan del cuidado de este santuario, y esto fue lo que nos compartió:

Te recomendamos: ➡️ [Video] Rincones Sagrados | Reposa templo de La Candelaria Teotlalpan entre frondosos árboles centenarios

El 27 de febrero de 1541 Juan Diego Bernardino subía por el cerro donde se encontraba la ermita de San Lorenzo, cuando al tomar un descanso escuchó una voz que le dijo “Dios te salve hijo mío”, y al levantar la mirada se encontró con una bella señora que resplandecía. Ella le preguntó dónde iba y Juan Diego le contestó: “Llevo agua a mis enfermos”; la Señora le dijo: “Yo te daré otra agua con la que sanarán todos los que de ella beban, porque mi corazón sufre al ver tanta desdicha”, y al momento brotó un manantial; la Señora continuó: “Toma de esta agua la que quieras y da de beber a tus enfermos; una gota bastará para sanarlos”. Cabe mencionar que por aquellos años una fuerte epidemia de viruela azotaba a Tlaxcala.

Vista desde las alturas de la cúpula de azulejo. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

“Apenas despuntó la aurora, Juan Diego Bernardino fue presuroso al convento para relatar a los religiosos franciscanos cuanto había visto y oído. Los frailes no le creyeron, pero después de interrogarlo en repetidas ocasiones, resolvieron trasladarse al lugar del acontecimiento -ya era de noche- al llegar al lugar contemplaron que los árboles ardían, y admirados vieron que un ocote muy grande ardía con mayor intensidad. Ellos marcaron el árbol y por la mañana, acompañados de mucha gente, cortaron el árbol y dentro encontraron la bella imagen que fue llevada en procesión hasta la ermita de San Lorenzo”, relató la hermana Vianey Jiménez, quien incluso aseguró que las raíces de aquel ocote aún se encuentran en las profundidades del pozo.

LA CONFORMACIÓN DEL SANTUARIO

Los detalles: ➡️ Rincones Sagrados de Tlaxcala | Santísima Trinidad, un testimonio de fe

De acuerdo con el investigador y maestro en Historia, Armando Díaz de la Mora, luego de la aparición de la Virgen María, el pozo de agua comenzó a ser visitado de inmediato; sin embargo, el templo se construyó hasta 146 años después. “Así la gente, aún sin un edificio como lo conocemos actualmente, llegaba a tomar y a llevar el agua para sus casas, como hasta la fecha sucede con los creyentes católicos”, explicó Díaz de la Mora.

La capilla ochavada revestida de petatillo resguarda al pozo de agua santa. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

De hecho, la referencia más antigua sobre el Pocito la ofrece Diego Muñoz Camargo en su texto “Descripción de la Ciudad de Tlaxcala” (1584) donde indica que “junto al nacimiento de esta agua está una cruz con una peña de árboles silvestres que provoca muy grande devoción”.

En una charla con este Diario, Armando Díaz de la Mora también hizo referencia a la información del antropólogo Hugo Nutini, “que en 1963 dijo haber tenido a la vista un documento -lamentablemente desaparecido- que habla sobre la edificación de una pequeña ermita en el lugar de la aparición, en tanto se comenzaba la construcción del templo en la parte superior del cerro”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En tanto, la placa colocada a la entrada del templo menciona que, aunque los registros históricos señalan la existencia de una primera capilla en el siglo XVIII para proteger la fuente de agua bendita, se debe al obispo de Tlaxcala Luis Munive y Escobar la decisión de erigir, en 1973, la capilla ochavada revestida de petatillo y cúpula de azulejo tal y como conocemos la edificación actual que resguarda al pozo de agua santa.

Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

Sobre la construcción original existen varias dudas y versiones debido a la ausencia de registros al respecto.

Se señala que es del siglo XVIII, otros que del XIX, e incluso en algunos sitios se menciona que es una construcción del siglo XX, pero su inclusión en el mapa de Manuel López Bueno, fechado en octubre de 1825, nos permitiría acercarnos más al siglo XVIII; además de que es mencionado en 1874 por José María Velasco que, si bien no lo pinta, hace una obra de una barranquilla a la que señala que es de este Pocito; asimismo, en el Gran Cuadro de Larrea de 1886 ya se le marca claramente y el edificio prácticamente es el actual, señala Díaz de la Mora.

Más información: ➡️ Rincones Sagrados | Atestiguó parroquia de Santa Inés la simbiosis cultural

OBRAS DE ARTE EN EL INTERIOR DE EL POCITO

Las pinturas fueron elaboradas por los artistas Desiderio H. Xochitiotzin y Pedro Avelino. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

Al profundo misticismo que se experimenta en El Pocito, se suma la experiencia de la contemplación del arte que decora sus paredes, ya que las pinturas fueron elaboradas por dos importantes exponentes de la plástica tlaxcalteca: Pedro Avelino y el maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin.

El Sol de Tlaxcala se puso en contacto con el pintor Pedro Avelino Alcántara, originario de Hueyotlipan, quien nos compartió su experiencia al crear estas imágenes religiosas y decorativas, al lado de uno de los máximos representantes del arte de nuestro estado.

No dejes de leer: ➡️ Rincones Sagrados | Celebran franciscanos 500 años en Tlaxcala. Transformaron la vida cultural de América

Fue un honor y un privilegio el haber conocido y colaborado con el maestro Xochitiotzin, un personaje enorme; y luego haber participado aquí es un gran honor y un privilegio que muchos quisieran, expresó el artista.

Los fieles católicos aún visitan este rincón sagrado en búsqueda de la sanación física. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

El arte en el Pocito se conforma por siete pinturas en gran formato, de las cuales, dos de ellas narran episodios bíblicos donde el agua aparece como símbolo de sanación. Mientras que el resto hace referencia a la historia de la aparición de la Virgen María en este sitio.

Las imágenes narran diferentes episodios como la llegada de fray Julián Garcés a Tlaxcala, fraile franciscano quien fue pilar en el proceso de evangelización. También hay una pintura que detalla la aparición de la imagen de la Virgen María al interior de un tronco de ocote, y otra más sobre la procesión de indígenas y españoles quienes cargan a esta imagen.

➡️ Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

La creación de estas piezas que decoran la totalidad de las paredes del recinto les llevó seis años de trabajo a Xochitiotzin y Avelino, quienes comenzaron con esta labor el 9 de julio de 1987.

Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

Además de estas obras, hay otra que data de principios del siglo XX, autoría de Isauro G. Cervantes; esta pieza muestra el surgimiento del manantial como un regalo de la Virgen María a los fieles tlaxcaltecas.

APARICIONES DIVINAS SE FESTEJAN CADA 12 DE FEBRERO

Te puede interesar: ➡️ La arquitectura eclesiástica fusiona arte y devoción

  • Las fuentes religiosas marcan el 27 de febrero de 1541 como el día de la aparición de la Virgen al indígena Juan Diego Bernardino; sin embargo, las celebraciones por parte de la basílica de Ocotlán se llevan a cabo cada 12 de febrero.

Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

De tal manera, los festejos religiosos por el aniversario 483 de las Apariciones de Nuestra Señora de Ocotlán iniciaron este sábado 10 de febrero a las 20:00 horas.

El arte en el Pocito se conforma por siete pinturas en gran formato, de las cuales, dos de ellas narran episodios bíblicos donde el agua aparece como símbolo de sanación. Mientras que el resto hace referencia a la historia de la aparición de la Virgen María en este sitio.


Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala


Han transcurrido 483 años desde que el Pocito de Agua Santa se convirtió en uno de los más fuertes símbolos de la fe católica en tierras tlaxcaltecas, del cual sigue brotando agua milagrosa, como la consideran los fieles, quienes al paso de los siglos continúan visitando este rincón sagrado en búsqueda de la sanación física y cobijo divino.

Ni la majestuosidad de la basílica de Ocotlán, que se encuentra a unos metros del pequeño templo y que comenzó a ser construida hasta 1687, hace que este santuario pierda su relevancia, ya que en este sitio fue donde ocurrió el milagro de la aparición de la Virgen María en 1541 al indígena Juan Diego Bernardino, originario de Santa Isabel Xiloxoxtla, de acuerdo con los testimonios religiosos.

➡️ Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Las Misioneras de María Auxiliadora y San Juan Bosco se encargan del cuidado de este santuario. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

HISTORIA DE UNA APARICIÓN MILAGROSA

Para comprender el significado de el Pocito es necesario adentrarnos en la historia que dio origen a este sitio sagrado.

El Sol de Tlaxcala platicó con la hermana Vianey Jiménez Meléndez, integrante de las Misioneras de María Auxiliadora y San Juan Bosco, quienes se encargan del cuidado de este santuario, y esto fue lo que nos compartió:

Te recomendamos: ➡️ [Video] Rincones Sagrados | Reposa templo de La Candelaria Teotlalpan entre frondosos árboles centenarios

El 27 de febrero de 1541 Juan Diego Bernardino subía por el cerro donde se encontraba la ermita de San Lorenzo, cuando al tomar un descanso escuchó una voz que le dijo “Dios te salve hijo mío”, y al levantar la mirada se encontró con una bella señora que resplandecía. Ella le preguntó dónde iba y Juan Diego le contestó: “Llevo agua a mis enfermos”; la Señora le dijo: “Yo te daré otra agua con la que sanarán todos los que de ella beban, porque mi corazón sufre al ver tanta desdicha”, y al momento brotó un manantial; la Señora continuó: “Toma de esta agua la que quieras y da de beber a tus enfermos; una gota bastará para sanarlos”. Cabe mencionar que por aquellos años una fuerte epidemia de viruela azotaba a Tlaxcala.

Vista desde las alturas de la cúpula de azulejo. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

“Apenas despuntó la aurora, Juan Diego Bernardino fue presuroso al convento para relatar a los religiosos franciscanos cuanto había visto y oído. Los frailes no le creyeron, pero después de interrogarlo en repetidas ocasiones, resolvieron trasladarse al lugar del acontecimiento -ya era de noche- al llegar al lugar contemplaron que los árboles ardían, y admirados vieron que un ocote muy grande ardía con mayor intensidad. Ellos marcaron el árbol y por la mañana, acompañados de mucha gente, cortaron el árbol y dentro encontraron la bella imagen que fue llevada en procesión hasta la ermita de San Lorenzo”, relató la hermana Vianey Jiménez, quien incluso aseguró que las raíces de aquel ocote aún se encuentran en las profundidades del pozo.

LA CONFORMACIÓN DEL SANTUARIO

Los detalles: ➡️ Rincones Sagrados de Tlaxcala | Santísima Trinidad, un testimonio de fe

De acuerdo con el investigador y maestro en Historia, Armando Díaz de la Mora, luego de la aparición de la Virgen María, el pozo de agua comenzó a ser visitado de inmediato; sin embargo, el templo se construyó hasta 146 años después. “Así la gente, aún sin un edificio como lo conocemos actualmente, llegaba a tomar y a llevar el agua para sus casas, como hasta la fecha sucede con los creyentes católicos”, explicó Díaz de la Mora.

La capilla ochavada revestida de petatillo resguarda al pozo de agua santa. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

De hecho, la referencia más antigua sobre el Pocito la ofrece Diego Muñoz Camargo en su texto “Descripción de la Ciudad de Tlaxcala” (1584) donde indica que “junto al nacimiento de esta agua está una cruz con una peña de árboles silvestres que provoca muy grande devoción”.

En una charla con este Diario, Armando Díaz de la Mora también hizo referencia a la información del antropólogo Hugo Nutini, “que en 1963 dijo haber tenido a la vista un documento -lamentablemente desaparecido- que habla sobre la edificación de una pequeña ermita en el lugar de la aparición, en tanto se comenzaba la construcción del templo en la parte superior del cerro”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En tanto, la placa colocada a la entrada del templo menciona que, aunque los registros históricos señalan la existencia de una primera capilla en el siglo XVIII para proteger la fuente de agua bendita, se debe al obispo de Tlaxcala Luis Munive y Escobar la decisión de erigir, en 1973, la capilla ochavada revestida de petatillo y cúpula de azulejo tal y como conocemos la edificación actual que resguarda al pozo de agua santa.

Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

Sobre la construcción original existen varias dudas y versiones debido a la ausencia de registros al respecto.

Se señala que es del siglo XVIII, otros que del XIX, e incluso en algunos sitios se menciona que es una construcción del siglo XX, pero su inclusión en el mapa de Manuel López Bueno, fechado en octubre de 1825, nos permitiría acercarnos más al siglo XVIII; además de que es mencionado en 1874 por José María Velasco que, si bien no lo pinta, hace una obra de una barranquilla a la que señala que es de este Pocito; asimismo, en el Gran Cuadro de Larrea de 1886 ya se le marca claramente y el edificio prácticamente es el actual, señala Díaz de la Mora.

Más información: ➡️ Rincones Sagrados | Atestiguó parroquia de Santa Inés la simbiosis cultural

OBRAS DE ARTE EN EL INTERIOR DE EL POCITO

Las pinturas fueron elaboradas por los artistas Desiderio H. Xochitiotzin y Pedro Avelino. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

Al profundo misticismo que se experimenta en El Pocito, se suma la experiencia de la contemplación del arte que decora sus paredes, ya que las pinturas fueron elaboradas por dos importantes exponentes de la plástica tlaxcalteca: Pedro Avelino y el maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin.

El Sol de Tlaxcala se puso en contacto con el pintor Pedro Avelino Alcántara, originario de Hueyotlipan, quien nos compartió su experiencia al crear estas imágenes religiosas y decorativas, al lado de uno de los máximos representantes del arte de nuestro estado.

No dejes de leer: ➡️ Rincones Sagrados | Celebran franciscanos 500 años en Tlaxcala. Transformaron la vida cultural de América

Fue un honor y un privilegio el haber conocido y colaborado con el maestro Xochitiotzin, un personaje enorme; y luego haber participado aquí es un gran honor y un privilegio que muchos quisieran, expresó el artista.

Los fieles católicos aún visitan este rincón sagrado en búsqueda de la sanación física. Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

El arte en el Pocito se conforma por siete pinturas en gran formato, de las cuales, dos de ellas narran episodios bíblicos donde el agua aparece como símbolo de sanación. Mientras que el resto hace referencia a la historia de la aparición de la Virgen María en este sitio.

Las imágenes narran diferentes episodios como la llegada de fray Julián Garcés a Tlaxcala, fraile franciscano quien fue pilar en el proceso de evangelización. También hay una pintura que detalla la aparición de la imagen de la Virgen María al interior de un tronco de ocote, y otra más sobre la procesión de indígenas y españoles quienes cargan a esta imagen.

➡️ Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

La creación de estas piezas que decoran la totalidad de las paredes del recinto les llevó seis años de trabajo a Xochitiotzin y Avelino, quienes comenzaron con esta labor el 9 de julio de 1987.

Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

Además de estas obras, hay otra que data de principios del siglo XX, autoría de Isauro G. Cervantes; esta pieza muestra el surgimiento del manantial como un regalo de la Virgen María a los fieles tlaxcaltecas.

APARICIONES DIVINAS SE FESTEJAN CADA 12 DE FEBRERO

Te puede interesar: ➡️ La arquitectura eclesiástica fusiona arte y devoción

  • Las fuentes religiosas marcan el 27 de febrero de 1541 como el día de la aparición de la Virgen al indígena Juan Diego Bernardino; sin embargo, las celebraciones por parte de la basílica de Ocotlán se llevan a cabo cada 12 de febrero.

Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala

De tal manera, los festejos religiosos por el aniversario 483 de las Apariciones de Nuestra Señora de Ocotlán iniciaron este sábado 10 de febrero a las 20:00 horas.

El arte en el Pocito se conforma por siete pinturas en gran formato, de las cuales, dos de ellas narran episodios bíblicos donde el agua aparece como símbolo de sanación. Mientras que el resto hace referencia a la historia de la aparición de la Virgen María en este sitio.


Gibran Espinoza | El Sol de Tlaxcala


Local

IPN tendrá su propio edificio en Tlaxcala: Cuéllar

La gobernadora encabezó la entrega de laptops a 300 estudiantes universitarios con promedios destacados

Elecciones 2024

Morena, PT, PVEM, RSP, Nueva Alianza y Fuerza por México van juntos en diputaciones locales

Los partidos políticos suscribieron un convenio de candidaturas común en 11 de los 15 distritos de Tlaxcala

Cultura

Reconocen la trayectoria de productores de pan de Huactzinco y Totolac

Casa de las Artesanías de Tlaxcala llevó a cabo la premiación del “Segundo Concurso Artesanal Pan de Fiesta 2024”

Local

Con la entrega de becas dan respaldo a las primeras infancias de Tlaxcala

Su paso por los CAI's y Conafe es crucial en la formación de actividades y valores fundamentales, coinciden autoridades

Municipios

Inaugura Lorena Cuéllar el C2 de Calpulalpan; cámaras ayudarán a combatir el “huachicol”, asegura

En 2022 Calpulalpan registró 167 robos de transporte sin violencia y otros 77 con violencia

Local

Por caída de ceniza volcánica, especialistas exhortan a cuidar vías respiratorias y ojos

Las partículas pueden ocasionar los síntomas de cosquilleo en los ojos llorosos, nariz reseca y tos seca