/ viernes 14 de enero de 2022

El Espectador | La 4T de Mauricio Kuri en Querétaro

De manera intencional o fortuita, el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, logró finalmente que se instalara en su estado la Cuarta Transformación, pues las decisiones que el panista ha tomado en sus primeros tres meses de gobierno parecen seguir la línea del presidente Andrés Manuel López Obrador, tanto en la parte de movilidad, como en los programas sociales, y hasta en el tono directo para recaudar impuestos.

Entre los primeros proyectos que el mandatario queretano presentó a sus gobernados se encuentra el de un segundo piso vehicular en la Avenida 5 de Febrero, la más transitada de su ciudad capital. La idea rememora uno de los proyectos insignia de AMLO en el Ciudad de México, el cual sí se hizo posible sobre la vía de periférico poniente.

En cuanto a programas sociales, Kuri ha prometido brindar un apoyo de mil 500 pesos a las madres solteras, y se plantean también otros programas donde la constante es la distribución de dinero a las poblaciones vulnerables. Justo la premisa bajo las que se mueven los programas del Bienestar de López Obrador, con apoyos directos más que con inversiones en sistemas de desarrollo.

Para financiar seguramente estos programas, el gobierno de Querétaro decidió iniciar un programa de reemplacamiento en el estado, por el que los propietarios de vehículos tendrán que pagar un monto aproximado de dos mil pesos. Las protestas de la ciudadanía no se hicieron esperar, y el gobernador respondió con una frase de esas que se escuchan diariamente en la mañanera de Palacio Nacional: “A nadie le gustan los impuestos, porque se imponen”.

Más parecido aún, cuando diversos despachos de abogados anunciaron que tenían múltiples solicitudes de queretanos para promover amparos contra el pago del reemplacamiento, Kuri se apresuró a responder que tales recursos jurídicos no tenían validez, puesto que su gobierno no estaba haciendo algo ilegal.

Hasta en el manejo de la pandemia la administración de Mauricio Kuri sigue la línea del Palacio Nacional, en repetidas ocasiones el actual gobierno queretano ha intentando minimizar ante la población el impacto de la pandemia por Covid-19, incluso el mandatario estatal ha manifestado en estos días que, aún con la llegada de Ómicron, él se mantendrá tranquilo hasta que se perciba una “subida” importante en la ocupación hospitalaria.

Se aplaude que el gobierno de Mauricio Kuri quiera apegarse a políticas populista que, por lo menos en el centro del país, tienen como objetivo el lograr una transformación política y social, ayudar a los más pobres. Pero, al parecer, este estilo no es de todo el agrado de los queretanos que votaron por él. El tiempo dirá si esto repercute en la mejor calidad de vida de los que ahí viven y nacen, más allá de las encuestas y críticas que se lanzan al aire, tal como ocurre con la Cuarta Transformación del país.

De manera intencional o fortuita, el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, logró finalmente que se instalara en su estado la Cuarta Transformación, pues las decisiones que el panista ha tomado en sus primeros tres meses de gobierno parecen seguir la línea del presidente Andrés Manuel López Obrador, tanto en la parte de movilidad, como en los programas sociales, y hasta en el tono directo para recaudar impuestos.

Entre los primeros proyectos que el mandatario queretano presentó a sus gobernados se encuentra el de un segundo piso vehicular en la Avenida 5 de Febrero, la más transitada de su ciudad capital. La idea rememora uno de los proyectos insignia de AMLO en el Ciudad de México, el cual sí se hizo posible sobre la vía de periférico poniente.

En cuanto a programas sociales, Kuri ha prometido brindar un apoyo de mil 500 pesos a las madres solteras, y se plantean también otros programas donde la constante es la distribución de dinero a las poblaciones vulnerables. Justo la premisa bajo las que se mueven los programas del Bienestar de López Obrador, con apoyos directos más que con inversiones en sistemas de desarrollo.

Para financiar seguramente estos programas, el gobierno de Querétaro decidió iniciar un programa de reemplacamiento en el estado, por el que los propietarios de vehículos tendrán que pagar un monto aproximado de dos mil pesos. Las protestas de la ciudadanía no se hicieron esperar, y el gobernador respondió con una frase de esas que se escuchan diariamente en la mañanera de Palacio Nacional: “A nadie le gustan los impuestos, porque se imponen”.

Más parecido aún, cuando diversos despachos de abogados anunciaron que tenían múltiples solicitudes de queretanos para promover amparos contra el pago del reemplacamiento, Kuri se apresuró a responder que tales recursos jurídicos no tenían validez, puesto que su gobierno no estaba haciendo algo ilegal.

Hasta en el manejo de la pandemia la administración de Mauricio Kuri sigue la línea del Palacio Nacional, en repetidas ocasiones el actual gobierno queretano ha intentando minimizar ante la población el impacto de la pandemia por Covid-19, incluso el mandatario estatal ha manifestado en estos días que, aún con la llegada de Ómicron, él se mantendrá tranquilo hasta que se perciba una “subida” importante en la ocupación hospitalaria.

Se aplaude que el gobierno de Mauricio Kuri quiera apegarse a políticas populista que, por lo menos en el centro del país, tienen como objetivo el lograr una transformación política y social, ayudar a los más pobres. Pero, al parecer, este estilo no es de todo el agrado de los queretanos que votaron por él. El tiempo dirá si esto repercute en la mejor calidad de vida de los que ahí viven y nacen, más allá de las encuestas y críticas que se lanzan al aire, tal como ocurre con la Cuarta Transformación del país.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 11 de mayo de 2022

El espectador | Los espiritistas de Palacio Nacional

Para algunos iniciados, un diálogo llamó la atención durante la mañanera, un tema más allá de los escándalos del aeropuerto y los controladores aéreos y Claudia Sheinbaumy Marcelo Ebrard con la tragedia de la Línea 12 del Metro. Pero para los que entienden de estos temas, una confirmación de sospechas que tienen desde que algunos personajes ligados a estas artes han sido vistos cerca del círculo de íntimo de Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México. Esta semana, durante la sesión de preguntas y respuestas, apareció Wenceslao Vargas Márquez, quien se presentó como articulista e investigador sobre temas de educación, sindicalismo y masonería. “Y de lo que comentaba hace un instante de las circunstancias del presidente Madero y Victoriano Huerta, simplemente acoto y recuerdo que ambos eran masones: Madero grado 33 y el general Huerta grado 30, ambos del Rito Escocés, antiguo y aceptado”, le aclaró el hombre en la conferencia de prensa en Palacio Nacional. El Presidente de México, respondió: “Bueno, la primera precisión histórica amerita un buen debate, porque el presidente Madero era espirita; masón, no estoy seguro. El presidente Juárez sí. Y también aclarar, el presidente Juárez era anticlerical, no antirreligioso, que son cosas distintas. Bueno, pero eso...”. —Si me permite, como dice, debatir, puntualizo el dato, si gusta, por favor. Estuvo en Lealtad 15, en la Ciudad de México; estuvo en Logias de Coahuila, como Mariano Escobedo, 5, y recibió el grado 31, 32, 33 el 15 de octubre de 1911, justo cuando ganaba la segunda ronda de la elección presidencial—, le dijo Vargas Márquez. —Puede ser, puede ser que tengas razón tú, lo voy a revisar—, dijo el mandatario. —Le obsequio mi libro cuando haya la oportunidad... —Sí. —Gracias, presidente. —Lo que había en ese entonces era la corriente espirita entre todos ellos, Pino Suárez, incluso gente que después estuvo en el porfiriato. Los generales que se quedaron con Porfirio Díaz, algunos eran masones. No creo lo de Huerta, pero ya quedamos de que lo vamos a revisar. “Aun cuando también eso no es una limitante para que se cometan atropellos, abusos, aunque sean hermanos masones. “Una vez, cuando se levantó en armas en una ocasión con el Plan de la Noria, Porfirio Díaz, lo detuvieron un militar masón y lo liberó por ser hermano masón, y cuando Juárez le pidió una explicación, le dijo: ‘Es que es mi hermano’. Y Juárez le reprochó: ‘¿Y qué? ¿Yo no soy también? Y él se levanta en armas en contra mía’. “Y si es como tú lo sostienes: Huerta, masón; Madero, masón, ¿cómo un hermano masón va a ordenar el asesinato de un hermano masón como Madero? Además, de la manera más vil y cobarde. Entonces, eso no tiene ya mucho que ver en estos tiempos, pero bueno, es interesante”. En estos tiempos se habla de que los creyentes de la Filosofía Espiritualista están muy metidos con la 4T. Muchas ideas y comportamientos llevan a sospechar que los principios de la doctrina son seguidos entre los nuevos políticos en el poder, desde Banco de México, hasta la Secretaría de Hacienda y entre los cercanos al Presidente. Esta conversación generó inquietudes entre los que tienen puesta la mirada en estas ideas, como ha sucedido entre los políticos argentinos que actualmente se pelean por el control de esa nación. La referencia en América Latina es Allan Kardec, autor del Libro de los Espíritus. Aunque usted no lo crea.

Hiroshi Takahashi

Cargar Más