/ miércoles 30 de marzo de 2022

Confecciona tlaxcalteca osos de apego con ropa de personas fallecidas

Ayudan a la gente a recordar a sus seres queridos, especialmente a quienes no pudieron despedirse por las restricciones sanitarias durante la pandemia de Covid-19

Mary Fernández carga una bolsa casi tan grande como ella. Le pregunto si necesita ayuda y sonriente me dice que no pesa. Llegó muy puntual a una entrevista. Abre su enorme bolsa y comienza a colocar poco más de una docena de osos de tela sobre la mesita de centro. Son sus creaciones, el más reciente, un oso-vaca, como ella lo llama, es una pieza blanca con motitas negras y está listo para ser entregado.

Los demás osos son de colores, tamaños y texturas variadas. Algunos no tienen ojos ni nariz: son los osos de apego.

Mary comenzó a elaborarlos hace un año. El primero fue por simple gusto o capricho: quería un oso, no comprado sino hecho por ella. Eché a perder siete lienzos de tela”, recuerda. “Hasta que me quedó como yo quería y de ahí ya hice mis patrones.

Lee también:➡️De la Cruz convierte la naturaleza en arte

Cuando sus amigas vieron su oso, le pidieron que elaborara uno para ellas; lo mismo pasó con su familia, y Mary fue elaborando cada pedido. Hasta que un día su hija le sugirió publicar su trabajo en las redes sociales. Mary era renuente al principio, pero aceptó ante la insistencia de su hija.

Mary trabajando en su máquina de coser. Foto: Cortesía | Mary Fernández

En pocos días tenía varios pedidos, pero uno en especial: elaborar un oso con prendas de un hombre que recientemente había fallecido. Mary aceptó el reto. Cuenta que una de las hijas de ese hombre, no se pudo despedir de él ya que ella estaba en España y no pudo viajar debido a las restricciones por la pandemia de Covid-19. Tres meses después de la muerte de su papá, por fin pudo llegar a México y sus hermanas le tenían una sorpresa conmovedora: un pequeño oso hecho con partes de una camisa y un pantalón de su papá. Las reconoció al instante y se alegró de poder abrazar de forma simbólica a su difunto padre.

Te recomendamos:➡️Sastrerías activan su economía

SUS OSOS OFRECEN CONSUELO

Muchas familias más han encontrado un poco de consuelo ante la pérdida de un ser querido a través de los osos de apego de Mary Fernández. Incluso ella misma: hace medio año, su hija partió de este mundo, víctima del cáncer. Además de hermosos recuerdos con ella, Mary atesora un oso rojo, elaborado con una prenda suya.

Mary se ha dedicado a las manualidades desde hace 19 años, realiza bordado en listón, moldea plastilina, repujado, pinta sobre tela... pero últimamente dedica su tiempo a los osos de apego, ya que tiene varios encargos (ha hecho más de mil doscientos). La demanda es tanta, que dos de sus amigas le ayudan a cortar y coser las piezas.

No dejes de leer:➡️Promueve confección de lana en Atzompa

Dice estar sorprendida por la aceptación que ha tenido su trabajo entre la gente (sus osos han llegado a España y Holanda), sin embargo, afirma que no quiere lucrar con el dolor de las personas, por lo que mantiene costos económicos. Dependiendo del tamaño, un oso puede costar desde 130 a 400 pesos.

Sus creaciones han llegado a España y Holanda. Foto: Cortesía | Mary Fernández

Ante la interrogante de por qué algunos de sus osos no tienen ojos, responde que “El osito de apego no lleva ojos ni nariz, porque está plasmada la esencia de la persona en él”. Sin embargo, algunas personas piden que su oso sí lleve ojos y entonces los elabora al gusto del cliente.

Continúa leyendo:➡️Vestido y manto para Virgen de la Caridad, obras de arte sagrado en Huamantla, Tlaxcala

Afirma que el enfoque de osos de apego es para tener el recuerdo de un familiar que ha fallecido, y en lugar de tener la prenda guardada, plasmas esa idea en las prendas. De hecho, asegura que con algunas piezas ha sentido una conexión especial, a pesar de que le entregan la prenda lavada y desinfectada, siente algo que no puede explicar y le cuesta despedirse de esos osos, pero finalmente sabe que los debe entregar.

El trabajo más difícil y que más satisfacción le dio fue para una de sus amigas, quien le entregó un mantel tejido en punto de cruz, de hace unos 40 años; la tela estaba muy maltratada, sin embargo, su habilidad con la máquina de coser permitió que ese mantel sin uso se convirtiera en un hermoso oso.

Te puede interesar:➡️Celebran 10 años de crear historias de alta costura mexicana

Además, entre sus últimos pedidos también ha recibido peticiones para realizar osos en memoria de mascotas, ya sea con prendas de éstas o cobijitas.

Los osos de apego no llevan ojos ni nariz. Foto: Cortesía | Mary Fernández

Mary atribuye el éxito que ha tenido, al hecho de que realiza su trabajo con amor. Dice estar satisfecha por lo que ha logrado y está segura de que seguirá creciendo “la prueba es que estoy aquí en El Sol de Tlaxcala”, dice sonriente. “Gracias por invitarme”.

Entérate:➡️Con mejor salario, pretenden textileros de Aguascalientes atraer a nuevos trabajadores

CIFRA: 1,200 ositos ha realizado Mary Fernández; algunas de sus creaciones han llegado a España y Holanda.

DATO: Síguela en sus redes sociales para conocer sus creaciones: Facebook: Mary Fernández; Instagram: Mary Litografías; O contáctala en su celular: 2461030345.


LEE MÁS: ⬇️

Mary Fernández carga una bolsa casi tan grande como ella. Le pregunto si necesita ayuda y sonriente me dice que no pesa. Llegó muy puntual a una entrevista. Abre su enorme bolsa y comienza a colocar poco más de una docena de osos de tela sobre la mesita de centro. Son sus creaciones, el más reciente, un oso-vaca, como ella lo llama, es una pieza blanca con motitas negras y está listo para ser entregado.

Los demás osos son de colores, tamaños y texturas variadas. Algunos no tienen ojos ni nariz: son los osos de apego.

Mary comenzó a elaborarlos hace un año. El primero fue por simple gusto o capricho: quería un oso, no comprado sino hecho por ella. Eché a perder siete lienzos de tela”, recuerda. “Hasta que me quedó como yo quería y de ahí ya hice mis patrones.

Lee también:➡️De la Cruz convierte la naturaleza en arte

Cuando sus amigas vieron su oso, le pidieron que elaborara uno para ellas; lo mismo pasó con su familia, y Mary fue elaborando cada pedido. Hasta que un día su hija le sugirió publicar su trabajo en las redes sociales. Mary era renuente al principio, pero aceptó ante la insistencia de su hija.

Mary trabajando en su máquina de coser. Foto: Cortesía | Mary Fernández

En pocos días tenía varios pedidos, pero uno en especial: elaborar un oso con prendas de un hombre que recientemente había fallecido. Mary aceptó el reto. Cuenta que una de las hijas de ese hombre, no se pudo despedir de él ya que ella estaba en España y no pudo viajar debido a las restricciones por la pandemia de Covid-19. Tres meses después de la muerte de su papá, por fin pudo llegar a México y sus hermanas le tenían una sorpresa conmovedora: un pequeño oso hecho con partes de una camisa y un pantalón de su papá. Las reconoció al instante y se alegró de poder abrazar de forma simbólica a su difunto padre.

Te recomendamos:➡️Sastrerías activan su economía

SUS OSOS OFRECEN CONSUELO

Muchas familias más han encontrado un poco de consuelo ante la pérdida de un ser querido a través de los osos de apego de Mary Fernández. Incluso ella misma: hace medio año, su hija partió de este mundo, víctima del cáncer. Además de hermosos recuerdos con ella, Mary atesora un oso rojo, elaborado con una prenda suya.

Mary se ha dedicado a las manualidades desde hace 19 años, realiza bordado en listón, moldea plastilina, repujado, pinta sobre tela... pero últimamente dedica su tiempo a los osos de apego, ya que tiene varios encargos (ha hecho más de mil doscientos). La demanda es tanta, que dos de sus amigas le ayudan a cortar y coser las piezas.

No dejes de leer:➡️Promueve confección de lana en Atzompa

Dice estar sorprendida por la aceptación que ha tenido su trabajo entre la gente (sus osos han llegado a España y Holanda), sin embargo, afirma que no quiere lucrar con el dolor de las personas, por lo que mantiene costos económicos. Dependiendo del tamaño, un oso puede costar desde 130 a 400 pesos.

Sus creaciones han llegado a España y Holanda. Foto: Cortesía | Mary Fernández

Ante la interrogante de por qué algunos de sus osos no tienen ojos, responde que “El osito de apego no lleva ojos ni nariz, porque está plasmada la esencia de la persona en él”. Sin embargo, algunas personas piden que su oso sí lleve ojos y entonces los elabora al gusto del cliente.

Continúa leyendo:➡️Vestido y manto para Virgen de la Caridad, obras de arte sagrado en Huamantla, Tlaxcala

Afirma que el enfoque de osos de apego es para tener el recuerdo de un familiar que ha fallecido, y en lugar de tener la prenda guardada, plasmas esa idea en las prendas. De hecho, asegura que con algunas piezas ha sentido una conexión especial, a pesar de que le entregan la prenda lavada y desinfectada, siente algo que no puede explicar y le cuesta despedirse de esos osos, pero finalmente sabe que los debe entregar.

El trabajo más difícil y que más satisfacción le dio fue para una de sus amigas, quien le entregó un mantel tejido en punto de cruz, de hace unos 40 años; la tela estaba muy maltratada, sin embargo, su habilidad con la máquina de coser permitió que ese mantel sin uso se convirtiera en un hermoso oso.

Te puede interesar:➡️Celebran 10 años de crear historias de alta costura mexicana

Además, entre sus últimos pedidos también ha recibido peticiones para realizar osos en memoria de mascotas, ya sea con prendas de éstas o cobijitas.

Los osos de apego no llevan ojos ni nariz. Foto: Cortesía | Mary Fernández

Mary atribuye el éxito que ha tenido, al hecho de que realiza su trabajo con amor. Dice estar satisfecha por lo que ha logrado y está segura de que seguirá creciendo “la prueba es que estoy aquí en El Sol de Tlaxcala”, dice sonriente. “Gracias por invitarme”.

Entérate:➡️Con mejor salario, pretenden textileros de Aguascalientes atraer a nuevos trabajadores

CIFRA: 1,200 ositos ha realizado Mary Fernández; algunas de sus creaciones han llegado a España y Holanda.

DATO: Síguela en sus redes sociales para conocer sus creaciones: Facebook: Mary Fernández; Instagram: Mary Litografías; O contáctala en su celular: 2461030345.


LEE MÁS: ⬇️

Local

¡No te quedes fuera! La convocatoria de la SEP para cursar la prepa en línea está por cerrar

El próximo viernes será el último día de registro para estudiar a tu propio ritmo y tiempo

Local

Karin Sonomi, campeona japonesa del ábaco, se encuentra en Tlaxcala para impartir talleres a estudiantes

La Escuela Normal Rural de Panotla fue una de las beneficiadas, el pasado lunes recibieron a la ponente internacional en las instalaciones para reforzar el conocimiento matemático

Municipios

Logra Apetatitlán primer lugar en Transparencia, revela IAIP

Esta administración siempre tuvo el compromiso social de dar a conocer el uso, destino y beneficios de cada uno de los pesos que ejerció, sostiene Ángelo Gutiérrez

Municipios

Tlaxcala y Apizaco, los municipios más afectados por enfermedades diarreicas

El estado no reporta defunciones por golpe de calor, pero sí ha atendido a personas afectadas por agotamiento

Municipios

Ayuntamiento de Chiautempan y Draxlmaier invitan a participar en su bolsa de trabajo

Dicha empresa solicita como mínimo primaria terminada y sexo indistinto

Doble Vía

¿Caos de fin de ciclo? Conoce la técnica de estudio RRE para triunfar en los exámenes finales

La ciencia avala esta técnica para afrontar el estrés que genera el ámbito académico