/ viernes 11 de septiembre de 2020

Grave daño forestal por el gusano descortezador; destruye miles de árboles

El estiaje e incendios forestales propiciaron el descontrolado crecimiento de la plaga en la Malinche

El panorama es desolador. Por donde quiera que se vea, miles de árboles han sucumbido al ataque del gusano descortezador dejando un daño irreparable, al menos en el corto plazo, en el Parque Nacional Malinche.

Expertos explican que, de manera natural, en los bosques habitan insectos reguladores del ecosistema que, cuando detectan un árbol afectado por un rayo u otro problema, llegan, lo invaden y secan para que haya una regeneración natural.

Tal es el caso del gusano descortezador (Dendroctonus mexicanus) que, sin embargo, desde hace un par de años ha devastado alrededor de 700 hectáreas de bosque en la Malinche, parque nacional que, como no recuerda la memoria, ve disminuida su densidad forestal.

Nilo Espinoza Flores, biólogo y ambientalista preocupado por esta problemática, explicó a El Sol de Tlaxcala que el cambio climático ha ocasionado que las temperaturas aumenten y haya más sequía, los árboles se estresan y bajan sus defensas, lo que los condiciona a no poder contrarrestar al insecto que, por su parte, dispara su población.

Por ello, el estiaje y los incendios forestales propiciaron el clima perfecto para el crecimiento exponencial y desmedido de la plaga que, a la fecha, ha exterminado un estimado de 300 mil árboles de distintas variedades coníferas, como el pinus teocote, teofila y montezumae.

EL GUSANO

El experto relata que el gusano descortezador puede reproducir hasta seis generaciones por año y, dependiendo de la especie, en cada una de ellas engendra hasta 100 crías. Además, puede volar y eso duplica el problema, pues se extiende rápidamente a otros árboles.

Instancias privadas, estatales y federales han iniciado acciones de saneamiento, pero han resultado insuficientes /César Rodríguez

Al momento de asentarse en un ejemplar, comienza a comérselo de arriba hacia abajo “en cinturones, como si lo fuera ahorcando”, y ahí deposita sus huevecillos. De manera simultánea otros 10 o 15 hacen lo propio, por lo que al presentar más de 15 orificios por donde entraron, según la Norma Mexicana, debe cortarse el árbol.

Espinoza Flores advirtió que en cuanto la temporada de lluvias termine, el insecto tomará mayor fuerza y podrá abarcar más árboles, pues el agua le impide volar y eso les ayuda, pero al culminar será un problema mayor.

Ante este problema, diversas instancias estatales y federales han iniciado acciones de saneamiento, que han resultado insuficientes pues no ha podido controlarse eficazmente al insecto, el cual se alimenta de la madera y mata –en promedio- en un mes y medio al ejemplar.

Por ello, el experto lamentó que las diversas dependencias del ramo no hayan tomado a tiempo y en serio la presencia de esta plaga.

En entrevista, compartió que si algún propietario tiene en su predio un árbol afectado, debe esperar a que las instancias del ramo le otorguen el permiso para derribarlo, el cual tarda hasta dos meses. En ese tiempo de espera, el gusano ya afectó a los demás, de ahí el descontrol.

“Varios grupos de ambientalistas hemos convocado al Sistema Estatal Forestal, porque si no se suman todos los municipios va a ser difícil controlar esta plaga. Se requiere de todas las dependencias para poder detener la afectación, pues el problema es grave y crecerá, por eso urge el saneamiento o aplicar las inyecciones, pero lo más importante, la organización, que es lo más difícil”, sentenció.

Asimismo, reveló que hicieron llegar un escrito al gobierno estatal para que, de manera integral, puedan involucrarse los propietarios de los predios, quienes quieren sumarse a las propuestas, pues si cada uno trabaja por su lado no se avanzará.

Por otro lado, detalló que de manera particular han hecho un monitoreo de la plaga, pues saben lo difícil que es que un árbol alcance 30 o 40 años de edad, por lo que a través de imágenes satelitales –con datos de marzo- tenían detectadas unas 500 hectáreas afectadas, que en promedio tienen entre 300 y 400 árboles cada una.

LA VACUNA

Existe una vacuna que puede aplicarse al detectar los primeros brotes de este animal, con lo que se logra erradicarlo, pero debido a que cuesta unos 300 pesos, sería un gasto enorme para poder inyectarlos a todos y evitar que se extienda la afectación.

“La inyección puede controlar un poco y se puede prevenir, se pueden salvar y recuperar, o de lo contrario buscar los que puedan tener semilla y utilizarlos para reforestar. El efecto de la inyección es permanente, mata a estos insectos y no daña a los demás organismos que habitan el bosque”, aseveró.

El biólogo mostró a este Diario un predio donde han experimentado con la aplicación de la vacuna que ellos mismos fabrican a base de agroquímicos amigables con el ambiente, donde los árboles lucen sanos.

  • 14 mil hectáreas de bosque aproximadamente tiene la Malinche
  • 700 hectáreas de bosque ha devastado el gusano descortezador

MUNICIPIOS AFECTADOS

  • Cuaxomulco, PAPALOTLA, Teolocholco, Chiautempan, Tetlanohcan, San Pablo del Monte, Teacalco y Contla, entro otros, son los afectados por esta plaga

Continúa leyendo:

El panorama es desolador. Por donde quiera que se vea, miles de árboles han sucumbido al ataque del gusano descortezador dejando un daño irreparable, al menos en el corto plazo, en el Parque Nacional Malinche.

Expertos explican que, de manera natural, en los bosques habitan insectos reguladores del ecosistema que, cuando detectan un árbol afectado por un rayo u otro problema, llegan, lo invaden y secan para que haya una regeneración natural.

Tal es el caso del gusano descortezador (Dendroctonus mexicanus) que, sin embargo, desde hace un par de años ha devastado alrededor de 700 hectáreas de bosque en la Malinche, parque nacional que, como no recuerda la memoria, ve disminuida su densidad forestal.

Nilo Espinoza Flores, biólogo y ambientalista preocupado por esta problemática, explicó a El Sol de Tlaxcala que el cambio climático ha ocasionado que las temperaturas aumenten y haya más sequía, los árboles se estresan y bajan sus defensas, lo que los condiciona a no poder contrarrestar al insecto que, por su parte, dispara su población.

Por ello, el estiaje y los incendios forestales propiciaron el clima perfecto para el crecimiento exponencial y desmedido de la plaga que, a la fecha, ha exterminado un estimado de 300 mil árboles de distintas variedades coníferas, como el pinus teocote, teofila y montezumae.

EL GUSANO

El experto relata que el gusano descortezador puede reproducir hasta seis generaciones por año y, dependiendo de la especie, en cada una de ellas engendra hasta 100 crías. Además, puede volar y eso duplica el problema, pues se extiende rápidamente a otros árboles.

Instancias privadas, estatales y federales han iniciado acciones de saneamiento, pero han resultado insuficientes /César Rodríguez

Al momento de asentarse en un ejemplar, comienza a comérselo de arriba hacia abajo “en cinturones, como si lo fuera ahorcando”, y ahí deposita sus huevecillos. De manera simultánea otros 10 o 15 hacen lo propio, por lo que al presentar más de 15 orificios por donde entraron, según la Norma Mexicana, debe cortarse el árbol.

Espinoza Flores advirtió que en cuanto la temporada de lluvias termine, el insecto tomará mayor fuerza y podrá abarcar más árboles, pues el agua le impide volar y eso les ayuda, pero al culminar será un problema mayor.

Ante este problema, diversas instancias estatales y federales han iniciado acciones de saneamiento, que han resultado insuficientes pues no ha podido controlarse eficazmente al insecto, el cual se alimenta de la madera y mata –en promedio- en un mes y medio al ejemplar.

Por ello, el experto lamentó que las diversas dependencias del ramo no hayan tomado a tiempo y en serio la presencia de esta plaga.

En entrevista, compartió que si algún propietario tiene en su predio un árbol afectado, debe esperar a que las instancias del ramo le otorguen el permiso para derribarlo, el cual tarda hasta dos meses. En ese tiempo de espera, el gusano ya afectó a los demás, de ahí el descontrol.

“Varios grupos de ambientalistas hemos convocado al Sistema Estatal Forestal, porque si no se suman todos los municipios va a ser difícil controlar esta plaga. Se requiere de todas las dependencias para poder detener la afectación, pues el problema es grave y crecerá, por eso urge el saneamiento o aplicar las inyecciones, pero lo más importante, la organización, que es lo más difícil”, sentenció.

Asimismo, reveló que hicieron llegar un escrito al gobierno estatal para que, de manera integral, puedan involucrarse los propietarios de los predios, quienes quieren sumarse a las propuestas, pues si cada uno trabaja por su lado no se avanzará.

Por otro lado, detalló que de manera particular han hecho un monitoreo de la plaga, pues saben lo difícil que es que un árbol alcance 30 o 40 años de edad, por lo que a través de imágenes satelitales –con datos de marzo- tenían detectadas unas 500 hectáreas afectadas, que en promedio tienen entre 300 y 400 árboles cada una.

LA VACUNA

Existe una vacuna que puede aplicarse al detectar los primeros brotes de este animal, con lo que se logra erradicarlo, pero debido a que cuesta unos 300 pesos, sería un gasto enorme para poder inyectarlos a todos y evitar que se extienda la afectación.

“La inyección puede controlar un poco y se puede prevenir, se pueden salvar y recuperar, o de lo contrario buscar los que puedan tener semilla y utilizarlos para reforestar. El efecto de la inyección es permanente, mata a estos insectos y no daña a los demás organismos que habitan el bosque”, aseveró.

El biólogo mostró a este Diario un predio donde han experimentado con la aplicación de la vacuna que ellos mismos fabrican a base de agroquímicos amigables con el ambiente, donde los árboles lucen sanos.

  • 14 mil hectáreas de bosque aproximadamente tiene la Malinche
  • 700 hectáreas de bosque ha devastado el gusano descortezador

MUNICIPIOS AFECTADOS

  • Cuaxomulco, PAPALOTLA, Teolocholco, Chiautempan, Tetlanohcan, San Pablo del Monte, Teacalco y Contla, entro otros, son los afectados por esta plaga

Continúa leyendo:

Local

Define Claudia Pérez tres ejes fundamentales como plan de trabajo

También resalta diputada federal acciones para hacer frente a la pandemia

Local

Participa Sesa en Reunión Regional para reducción de riesgos asociados a la atención por Covid-19

El evento se desarrolló en Cuernavaca, Morelos y contó con la participación de los secretarios de Salud de diversos estados

Local

Define Claudia Pérez tres ejes fundamentales como plan de trabajo

También resalta diputada federal acciones para hacer frente a la pandemia

Local

Participa Sesa en Reunión Regional para reducción de riesgos asociados a la atención por Covid-19

El evento se desarrolló en Cuernavaca, Morelos y contó con la participación de los secretarios de Salud de diversos estados

Local

Atiende CEPC denuncia por una gasera irregular en Apizaquito

Era considerada por vecinos como una “bomba de tiempo”

Local

Pide Anabell Ávalos a mujeres no permitir ser violentadas

El Instituto Municipal de la Mujer de Tlaxcala efectuó una serie de talleres y conferencias

Local

Tlaxcala, estado con instituciones fuertes: Marco Mena

El Gobernador inauguró la nueva sede del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado