/ sábado 6 de abril de 2024

Se extinguen pinturas rupestres ubicadas en el acantilado del cerro Otongatépetl, de Amaxac

Quienes sí explotan la zona del acantilado del cerro Otongatépetl, son los deportistas extremos que practican rappel

Después de su hallazgo y registro el siete de agosto de 1972, las pinturas rupestres localizadas en el acantilado del cerro Otongatépetl, municipio de Amaxac de Guerrero, siguen sin ningún tipo de conservación y se extinguen con el paso del tiempo.

De las 21 unidades con 67 elementos de color rojo, solo quedan unas cuantas debido a los derrumbes, avisperos, la mano del hombre y la propia naturaleza.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Así, la riqueza del imperio olmeca-xicallanca en la tierra donde se bifurca el agua se acaba gradualmente.

Ricardo Martínez Fernández, cronista de Amaxac de Guerrero. Armando Pedroza / Colaboración especial

Sitio poco estudiado

Además, poco se ha estudiado de ese vestigio prehispánico que contiene pinturas de dos estilos: seminaturalista y simbólico.

Quedan pocos vestigios de las pinturas olmecas-xicallancas en Amaxac de Guerrero. Armando Pedroza / Colaboración especial

Lee más: ➡️ De Amaxac, territorio donde están las pinturas rupestres

Del lugar, solo se conocen dos investigaciones superficiales, una más reciente de alumnos de Centro Universitario México, del área de humanidades, y la otra de los años 70 del antropólogo y exdirector Centro Regional INAH Hidalgo, Raziel Mora López en su libro “Anales de la antropología”.

De las 21 pinturas rupestres con elementos de color rojo, quedan unas pocas. Armando Pedroza / Colaboración especial

Desconocen las personas valor histórico de la zona

A pesar de que el acceso está a unos 500 metros de la circulación vial, con entrada desde la privada conocida como pinturas rupestres, muchas personas desconocen el valor histórico que representa el lugar.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y es que para llegar a la zona donde también se encuentra la “Cueva del Diablo” existe un corredor que se construyó en la época del gobierno de Beatriz Paredes Rangel, donde además se habilitaron miradores para apreciar las cascadas de Atlihuetzía.

De las 21 pinturas rupestres con elementos de color rojo, quedan unas pocas. Armando Pedroza / Colaboración especial

Ese camino, de al menos un metro de ancho, está deteriorado: de los barandales de protección nada más quedan algunos soportes, que lo convierten en un riesgo para los peatones por lo resbaladizo del suelo, debido a las hojas secas de los árboles y maleza que lo cubren, aunado a la barranca que termina en el cauce del río Zahuapan.

UN GRAN LEGADO HISTÓRICO: CRONISTA

Lee más: ➡️ Defienden territorio de Amaxac

Ricardo Martínez Fernández, profesor jubilado y hoy cronista de Amaxac de Guerrero, informó a El Sol de Tlaxcala que se cree que los olmecas-xicallancas fueron los iniciadores de la población hace aproximadamente 10 mil años antes de Cristo.

Después, en la era común, la llegada de los españoles en 1521 marcó otra referencia histórica para Amaxac de Guerrero, donde los conquistadores permanecieron en lo que hoy se conoce como los barrios Metecatlán y Atotonilco, donde está localizado el cerro Otongatépetl.

“Hoy, la modernidad no ha traído muchos beneficios, pero también perjuicios, como un contaminado río Zahuapan que pasa cerca de la zona de las pinturas rupestres, en muchos lugares quisieran tener un lugar así como la ‘Cueva del Diablo’, nosotros la tenemos, pero con agua contaminada”, dijo Ricardo Martínez.

Más información: ➡️ Perdura la leyenda en la "cueva del diablo"

Indicó que son pocos los lugares que cuentan con ese tipo de vestigios prehispánicos a nivel nacional, y detalló: “afortunadamente Tlaxcala lo tiene y en especial Amaxac de Guerrero, pero lamentablemente no se ha podido avanzar en cuanto a convertirlo en un lugar plenamente turístico”.

EXHIBEN ALUMNOS NULO APOYO

En el estudio realizado por los estudiantes del Centro Universitario México, refieren en su metodología que visitaron las pinturas rupestres, la biblioteca local y el Palacio de Gobierno, “pedimos una cita con el presidente municipal, Ing. Oswaldo Pérez Cruz –periodo 2005-2008-, pero nunca atendió nuestra petición”, dice el documento, cuya copia posee este Diario.

No dejes de leer: ➡️ Se olvida el INAH de las pinturas rupestres de Atlihuetzia

En ese tiempo, los alumnos mencionan en su trabajo: “nos hemos dado cuenta de que el municipio de Amaxac, no explota la zona arqueológica [sic] para el desarrollo económico adecuado, se observó deterioro que hay en ellas –pinturas rupestres- por las acciones naturales como los deslaves, la lluvia, el sol (rayos ultravioleta) y la proliferación de avisperos que han decolorado esas pinturas”.

Aunque en las investigaciones de los alumnos como la del antropólogo tienen algunas imprecisiones como mencionar que el paraje está en Atlihuetzía, lo cierto es que las pinturas rupestres de Amaxac de Guerrero no han contado con trabajos de conservación desde su hallazgo hasta la fecha.

Para saber

Entérate: ➡️ En el olvido, pinturas rupestres en Amaxac, predominan grafitis en la zona

Se cree que los olmecas-xicallancas fueron los iniciadores de la población hace aproximadamente 10 mil años antes de Cristo, según Ricardo Martínez Fernández, cronista de Amaxac de Guerrero.

Después de su hallazgo y registro el siete de agosto de 1972, las pinturas rupestres localizadas en el acantilado del cerro Otongatépetl, municipio de Amaxac de Guerrero, siguen sin ningún tipo de conservación y se extinguen con el paso del tiempo.

De las 21 unidades con 67 elementos de color rojo, solo quedan unas cuantas debido a los derrumbes, avisperos, la mano del hombre y la propia naturaleza.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Así, la riqueza del imperio olmeca-xicallanca en la tierra donde se bifurca el agua se acaba gradualmente.

Ricardo Martínez Fernández, cronista de Amaxac de Guerrero. Armando Pedroza / Colaboración especial

Sitio poco estudiado

Además, poco se ha estudiado de ese vestigio prehispánico que contiene pinturas de dos estilos: seminaturalista y simbólico.

Quedan pocos vestigios de las pinturas olmecas-xicallancas en Amaxac de Guerrero. Armando Pedroza / Colaboración especial

Lee más: ➡️ De Amaxac, territorio donde están las pinturas rupestres

Del lugar, solo se conocen dos investigaciones superficiales, una más reciente de alumnos de Centro Universitario México, del área de humanidades, y la otra de los años 70 del antropólogo y exdirector Centro Regional INAH Hidalgo, Raziel Mora López en su libro “Anales de la antropología”.

De las 21 pinturas rupestres con elementos de color rojo, quedan unas pocas. Armando Pedroza / Colaboración especial

Desconocen las personas valor histórico de la zona

A pesar de que el acceso está a unos 500 metros de la circulación vial, con entrada desde la privada conocida como pinturas rupestres, muchas personas desconocen el valor histórico que representa el lugar.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y es que para llegar a la zona donde también se encuentra la “Cueva del Diablo” existe un corredor que se construyó en la época del gobierno de Beatriz Paredes Rangel, donde además se habilitaron miradores para apreciar las cascadas de Atlihuetzía.

De las 21 pinturas rupestres con elementos de color rojo, quedan unas pocas. Armando Pedroza / Colaboración especial

Ese camino, de al menos un metro de ancho, está deteriorado: de los barandales de protección nada más quedan algunos soportes, que lo convierten en un riesgo para los peatones por lo resbaladizo del suelo, debido a las hojas secas de los árboles y maleza que lo cubren, aunado a la barranca que termina en el cauce del río Zahuapan.

UN GRAN LEGADO HISTÓRICO: CRONISTA

Lee más: ➡️ Defienden territorio de Amaxac

Ricardo Martínez Fernández, profesor jubilado y hoy cronista de Amaxac de Guerrero, informó a El Sol de Tlaxcala que se cree que los olmecas-xicallancas fueron los iniciadores de la población hace aproximadamente 10 mil años antes de Cristo.

Después, en la era común, la llegada de los españoles en 1521 marcó otra referencia histórica para Amaxac de Guerrero, donde los conquistadores permanecieron en lo que hoy se conoce como los barrios Metecatlán y Atotonilco, donde está localizado el cerro Otongatépetl.

“Hoy, la modernidad no ha traído muchos beneficios, pero también perjuicios, como un contaminado río Zahuapan que pasa cerca de la zona de las pinturas rupestres, en muchos lugares quisieran tener un lugar así como la ‘Cueva del Diablo’, nosotros la tenemos, pero con agua contaminada”, dijo Ricardo Martínez.

Más información: ➡️ Perdura la leyenda en la "cueva del diablo"

Indicó que son pocos los lugares que cuentan con ese tipo de vestigios prehispánicos a nivel nacional, y detalló: “afortunadamente Tlaxcala lo tiene y en especial Amaxac de Guerrero, pero lamentablemente no se ha podido avanzar en cuanto a convertirlo en un lugar plenamente turístico”.

EXHIBEN ALUMNOS NULO APOYO

En el estudio realizado por los estudiantes del Centro Universitario México, refieren en su metodología que visitaron las pinturas rupestres, la biblioteca local y el Palacio de Gobierno, “pedimos una cita con el presidente municipal, Ing. Oswaldo Pérez Cruz –periodo 2005-2008-, pero nunca atendió nuestra petición”, dice el documento, cuya copia posee este Diario.

No dejes de leer: ➡️ Se olvida el INAH de las pinturas rupestres de Atlihuetzia

En ese tiempo, los alumnos mencionan en su trabajo: “nos hemos dado cuenta de que el municipio de Amaxac, no explota la zona arqueológica [sic] para el desarrollo económico adecuado, se observó deterioro que hay en ellas –pinturas rupestres- por las acciones naturales como los deslaves, la lluvia, el sol (rayos ultravioleta) y la proliferación de avisperos que han decolorado esas pinturas”.

Aunque en las investigaciones de los alumnos como la del antropólogo tienen algunas imprecisiones como mencionar que el paraje está en Atlihuetzía, lo cierto es que las pinturas rupestres de Amaxac de Guerrero no han contado con trabajos de conservación desde su hallazgo hasta la fecha.

Para saber

Entérate: ➡️ En el olvido, pinturas rupestres en Amaxac, predominan grafitis en la zona

Se cree que los olmecas-xicallancas fueron los iniciadores de la población hace aproximadamente 10 mil años antes de Cristo, según Ricardo Martínez Fernández, cronista de Amaxac de Guerrero.

Doble Vía

Comer con sentido: ¿qué es y por qué se considera una revolución en la relación con la comida?

Expertos en nutrición sugieren seguir estos consejos para mejorar el estilo de vida

Policiaca

Mujeres son violentadas por sus parejas sentimentales, en Acuamanala y Zacatelco

Las dos tuvieron que ser trasladadas a un hospital, luego de sufrir golpes en la cabeza

Cultura

Se presenta en el Teatro Xicohténcatl “Abiertamente Cursi”, arte con temática LGBT

Ali Hassan Arafatt y Baruc Juárez comparten su obra plástica en el marco de la Semana Cultural Tlaxcala Diversa

Policiaca

Roban con violencia la camioneta del alcalde de Chiautempan; fue recuperada horas después

La hurtaron en Texcacoac y fue recuperada en San Sebastián Atlahapa, municipio de Tlaxcala