/ lunes 15 de agosto de 2022

La fe se teje con gancho: artesanos ofrendan su trabajo a la Iglesia

Una bisutera y un tejedor de sombreros nos hablan de cómo viven su religiosidad mientras elaboran sus artesanías en Huamantla

Este 14 de agosto, durante la celebración eucarística del mediodía, el padre Raymundo Muñoz, párroco de la Basílica de la Caridad, dijo que sin fe “no estaríamos aquí”, pues la unión de las oraciones del pueblo es la que ha permitido “reencontrarnos en ese momento”. Estas palabras resuenan en los habitantes de Huamantla, en su pensamiento, en sus palabras diarias y en sus tejidos anuales.

Dentro y fuera de la iglesia, los artesanos fortalecen su fe cristiana mientras bordan blusas, insertan pedrería en listones y moldean sombreros de palma. Todo en el marco de la celebración de la Virgen.

Te recomendamos:➡️El carro que transporta a la Virgen de la Caridad es una representación de la parroquia de la Sagrada Familia de la Ciudad de México

Para algunos productores, la feria del pueblo mágico es un importante punto de ingreso para su economía familiar; para otros, como el caso de Viridiana, es una oportunidad de retribución eclesiástica.

Viridiana y su esposo mandaron a imprimir en la Ciudad de México pequeñas cuentas de cristal con la imagen de la Virgen de la Caridad. Cada impresión les costó dos pesos. Sumaron a los gastos de producción algunos centavos por los sesenta centímetros de cordón “cola de rata” para insertar el dije que encierran con un nudo especial en los extremos para evitar su movimiento. Cada collar lo vendieron en diez pesos y fue un obsequio que quisieron otorgarle a la Virgen, pues sus ganancias fueron donadas directamente a la parroquia. Hace un año, cuando mi esposo se puso mal de Covid, le hicimos varias promesas a la Virgen para que lo salvara. Nuestra madre lo ayudó y ahora estamos aquí cumpliéndole, compartió Viridiana para este medio.

Continúa leyendo:➡️Derrochan artesanos talento en arte efímero

Las promesas, derivadas de la petición, son mitad del arraigo religioso de este pueblo. Para Artemio, la confianza y disposición para aceptar el mandato de Dios, la Virgen y los Santos, es una verdadera muestra de devoción.


Artemio es un hombre de ochenta años originario del municipio de Lázaro Cárdenas. Vende sombreros de palma en los atrios de los templos religiosos, en los mercados, en las calles y en las plazas de Huamantla porque considera que hay más clientes potenciales y porque le gusta “ir a saludar a la Virgencita”. Su abuelito le enseñó a trenzar las hojas de palma y, luego de quedar desempleado por su edad, decidió vivir de esos tejidos. Cada sombrero lo vende en promedio en ochenta pesos, aunque prefiere que las personas le den “lo que sea su voluntad”. Artemio confía en la buena fe de las personas y en que “Dios da a todos y bendice por igual”. Aunque hay días en los que no vende ningún sombrero, el artesano considera que vale la pena viajar a Huamantla para, aunque sea, “darse una persignada”.

No te pierdas:➡️¡Aserrín para todos! En Huamantla regalan un pedacito del tapete más largo del mundo

Esta edición 2022 de La Noche que Nadie Duerme también se demuestra que hay empedernidos artesanos que vitalizan a la imagen de la Virgen de la Caridad y exponen la fuerza de la creencia. Bordadoras de los vestidos, tejedoras de su cabellera, carpinteros y pintores del carruaje que la transporta, entre tantos más. Historias como la de Artemio, la de Viridiana y su esposo y la de tantos artesanos más son muestras de que una oración no siempre está compuesta de palabras.

LEE MÁS: ⬇️

Este 14 de agosto, durante la celebración eucarística del mediodía, el padre Raymundo Muñoz, párroco de la Basílica de la Caridad, dijo que sin fe “no estaríamos aquí”, pues la unión de las oraciones del pueblo es la que ha permitido “reencontrarnos en ese momento”. Estas palabras resuenan en los habitantes de Huamantla, en su pensamiento, en sus palabras diarias y en sus tejidos anuales.

Dentro y fuera de la iglesia, los artesanos fortalecen su fe cristiana mientras bordan blusas, insertan pedrería en listones y moldean sombreros de palma. Todo en el marco de la celebración de la Virgen.

Te recomendamos:➡️El carro que transporta a la Virgen de la Caridad es una representación de la parroquia de la Sagrada Familia de la Ciudad de México

Para algunos productores, la feria del pueblo mágico es un importante punto de ingreso para su economía familiar; para otros, como el caso de Viridiana, es una oportunidad de retribución eclesiástica.

Viridiana y su esposo mandaron a imprimir en la Ciudad de México pequeñas cuentas de cristal con la imagen de la Virgen de la Caridad. Cada impresión les costó dos pesos. Sumaron a los gastos de producción algunos centavos por los sesenta centímetros de cordón “cola de rata” para insertar el dije que encierran con un nudo especial en los extremos para evitar su movimiento. Cada collar lo vendieron en diez pesos y fue un obsequio que quisieron otorgarle a la Virgen, pues sus ganancias fueron donadas directamente a la parroquia. Hace un año, cuando mi esposo se puso mal de Covid, le hicimos varias promesas a la Virgen para que lo salvara. Nuestra madre lo ayudó y ahora estamos aquí cumpliéndole, compartió Viridiana para este medio.

Continúa leyendo:➡️Derrochan artesanos talento en arte efímero

Las promesas, derivadas de la petición, son mitad del arraigo religioso de este pueblo. Para Artemio, la confianza y disposición para aceptar el mandato de Dios, la Virgen y los Santos, es una verdadera muestra de devoción.


Artemio es un hombre de ochenta años originario del municipio de Lázaro Cárdenas. Vende sombreros de palma en los atrios de los templos religiosos, en los mercados, en las calles y en las plazas de Huamantla porque considera que hay más clientes potenciales y porque le gusta “ir a saludar a la Virgencita”. Su abuelito le enseñó a trenzar las hojas de palma y, luego de quedar desempleado por su edad, decidió vivir de esos tejidos. Cada sombrero lo vende en promedio en ochenta pesos, aunque prefiere que las personas le den “lo que sea su voluntad”. Artemio confía en la buena fe de las personas y en que “Dios da a todos y bendice por igual”. Aunque hay días en los que no vende ningún sombrero, el artesano considera que vale la pena viajar a Huamantla para, aunque sea, “darse una persignada”.

No te pierdas:➡️¡Aserrín para todos! En Huamantla regalan un pedacito del tapete más largo del mundo

Esta edición 2022 de La Noche que Nadie Duerme también se demuestra que hay empedernidos artesanos que vitalizan a la imagen de la Virgen de la Caridad y exponen la fuerza de la creencia. Bordadoras de los vestidos, tejedoras de su cabellera, carpinteros y pintores del carruaje que la transporta, entre tantos más. Historias como la de Artemio, la de Viridiana y su esposo y la de tantos artesanos más son muestras de que una oración no siempre está compuesta de palabras.

LEE MÁS: ⬇️

Doble Vía

Alimentos vemos, sodio no sabemos; ¿cuánta sal se debería consumir diariamente?

Cuando se consume en exceso, la sal puede ser perjudicial para la salud

Municipios

¡Qué coraje! Evidencian brutal caso de maltrato animal en Calpulalpan, hombre golpeó a un perro hasta quitarle la vida

El agresor fue detenido y existe una denuncia penal ante la PGJE; pobladores y refugios de animales buscan que no quede impune el caso

Local

Favorecen remesas a familias tlaxcaltecas; en el primer trimestre del año llegaron 85.2 millones de dólares

Los tlaxcaltecas pueden cobrar los billetes americanos en supermercados, farmacias autorizadas, bancos y tiendas departamentales

Círculos

Las muñecas de trapo, una alternativa nostálgica y tangible a los juguetes digitales

Estas piezas artesanales son mucho más que un juguete: son evocadoras de la infancia

Local

Registran combustibles contraste en sus precios durante este mes

El gas doméstico tiene tendencia estable y la gasolina al alza; Profeco pide denunciar los abusos

Elecciones 2024

[VIDEO] “Seré un legislador crítico y constructivo”, sostiene David Martínez del Razo, abanderado para el Distrito local 8

El alcalde con licencia de Santa Cruz Tlaxcala dijo que será un diputado de “puertas abiertas” y cercano a la gente