/ viernes 14 de octubre de 2022

Razones para seguir usando metates y molcajetes 

Estas dos herramientas de molienda son testigos de la domesticación del maíz y resisten en las cocinas mexicanas por su indiscutible utilidad y evidentes beneficios 

La palabra metate proviene del náhuatl metlatl que significa “muela”, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Se trata de una superficie rectangular tallada en roca volcánica por lo regular con soportes de piedra; el cual es complementado con un metlapil, una piedra alargada con la que se frota la base.

El metate fue un importante instrumento de molienda que surgió a finales del Protoneolítico (5000 - 2500 a. C.), momento histórico en el que la agricultura inició su espléndido proceso de sedentarismo a partir de la domesticación de plantas.

Lee también: ➡️Huitlacoche, un manjar en la gastronomía tlaxcalteca

Las investigaciones alrededor de la herramienta permiten deducir que su uso promovió el incremento del consumo de semillas entre los grupos que antes se consideraban solo recolectores. De hecho, el tamaño de los metates se incrementó de manera paralela al aumento en el tamaño de la mazorca de maíz.

El metate ha persistido con el paso de los años por su capacidad de moler casi cualquier cosa a la que se enfrente. Sin embargo, cuando se trataba de triturar alimentos con alto contenido de agua, surgió la necesidad de crear un recipiente cóncavo que la conservara. Es así como nació el molcajete.

Más información: ➡️¡No los mates! Los azotadores se convertirán en mariposas

Según el INAH, el término molcajete procede de las palabras náhuatl: mollicaxtli y temolcaxitl, que significa cajete para la salsa o cajete de piedra para el mole. A diferencia del metate, este instrumento se utiliza para martajar alimentos con la ayuda de un temolote (piedra que sirve como martillo para triturar los alimentos en el hueco del molcajete).

¿Por qué seguirlos utilizando?

1.- Porque la piedra volcánica, como su nombre lo anuncia, es el resultado del enfriamiento de la lava de los volcanes. Al considerarse un material primario, tiene la ventaja de no desprender ningún tipo de sustancia cuando se utiliza. Por esa razón, mantiene intacto el sabor de los alimentos con los que tiene contacto.

El metate fue un importante instrumento de molienda que surgió a finales del Protoneolítico. Cortesía | Pexels

No es arbitrario que las salsas de molcajete sean más ricas, se trata más bien de un sabor completamente natural.

Te puede interesar: ➡️ Desastres naturales: ¿Podemos influir en ellos?

2.- Porque a diferencia de una licuadora o un procesador de alimentos, los molcajetes y metates no se descompondrá, a menos que los rompas.

Se estima que la vida útil de una licuadora va de cinco a diez años, mientras que los instrumentos de molienda prehispánicos podrían durar más de tres generaciones familiares como nuevos.

3.- Porque la basura electrónica de los nuevos sistemas de molienda es responsable de graves impactos al medio ambiente y de poner en riesgo la salud humana. Por otro lado, todo tipo de electrodomésticos contribuye considerablemente al aumento del calentamiento global. Al tratarse de un material nativo, la piedra volcánica no contamina de ninguna manera, es 100% “ecofriendly”. Además, te permite ahorrar en tu pago de luz.

No dejes de leer: ➡️ Recibe oso de peluche con la voz de su esposa fallecida y su reacción se hace viral [Video]

4.- Porque con su uso, conservas y fomentas la tradición gastronómica de México de forma real, ya que el molcajete y metate permiten obtener comidas artesanales que conservan su sabor y temperatura. Incluso resulta útil para presentar platillos como moles o mermeladas, ¡sin mencionar el ejercicio de brazo y muñeca que implica!

En Tlaxcala, estos dos utensilios se pueden encontrar fácilmente en los mercados municipales, en ferias y casas de artesanías. No afecta el lugar donde se consigan, lo importante es utilizarlos.

No dejes de leer ⬇️


La palabra metate proviene del náhuatl metlatl que significa “muela”, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Se trata de una superficie rectangular tallada en roca volcánica por lo regular con soportes de piedra; el cual es complementado con un metlapil, una piedra alargada con la que se frota la base.

El metate fue un importante instrumento de molienda que surgió a finales del Protoneolítico (5000 - 2500 a. C.), momento histórico en el que la agricultura inició su espléndido proceso de sedentarismo a partir de la domesticación de plantas.

Lee también: ➡️Huitlacoche, un manjar en la gastronomía tlaxcalteca

Las investigaciones alrededor de la herramienta permiten deducir que su uso promovió el incremento del consumo de semillas entre los grupos que antes se consideraban solo recolectores. De hecho, el tamaño de los metates se incrementó de manera paralela al aumento en el tamaño de la mazorca de maíz.

El metate ha persistido con el paso de los años por su capacidad de moler casi cualquier cosa a la que se enfrente. Sin embargo, cuando se trataba de triturar alimentos con alto contenido de agua, surgió la necesidad de crear un recipiente cóncavo que la conservara. Es así como nació el molcajete.

Más información: ➡️¡No los mates! Los azotadores se convertirán en mariposas

Según el INAH, el término molcajete procede de las palabras náhuatl: mollicaxtli y temolcaxitl, que significa cajete para la salsa o cajete de piedra para el mole. A diferencia del metate, este instrumento se utiliza para martajar alimentos con la ayuda de un temolote (piedra que sirve como martillo para triturar los alimentos en el hueco del molcajete).

¿Por qué seguirlos utilizando?

1.- Porque la piedra volcánica, como su nombre lo anuncia, es el resultado del enfriamiento de la lava de los volcanes. Al considerarse un material primario, tiene la ventaja de no desprender ningún tipo de sustancia cuando se utiliza. Por esa razón, mantiene intacto el sabor de los alimentos con los que tiene contacto.

El metate fue un importante instrumento de molienda que surgió a finales del Protoneolítico. Cortesía | Pexels

No es arbitrario que las salsas de molcajete sean más ricas, se trata más bien de un sabor completamente natural.

Te puede interesar: ➡️ Desastres naturales: ¿Podemos influir en ellos?

2.- Porque a diferencia de una licuadora o un procesador de alimentos, los molcajetes y metates no se descompondrá, a menos que los rompas.

Se estima que la vida útil de una licuadora va de cinco a diez años, mientras que los instrumentos de molienda prehispánicos podrían durar más de tres generaciones familiares como nuevos.

3.- Porque la basura electrónica de los nuevos sistemas de molienda es responsable de graves impactos al medio ambiente y de poner en riesgo la salud humana. Por otro lado, todo tipo de electrodomésticos contribuye considerablemente al aumento del calentamiento global. Al tratarse de un material nativo, la piedra volcánica no contamina de ninguna manera, es 100% “ecofriendly”. Además, te permite ahorrar en tu pago de luz.

No dejes de leer: ➡️ Recibe oso de peluche con la voz de su esposa fallecida y su reacción se hace viral [Video]

4.- Porque con su uso, conservas y fomentas la tradición gastronómica de México de forma real, ya que el molcajete y metate permiten obtener comidas artesanales que conservan su sabor y temperatura. Incluso resulta útil para presentar platillos como moles o mermeladas, ¡sin mencionar el ejercicio de brazo y muñeca que implica!

En Tlaxcala, estos dos utensilios se pueden encontrar fácilmente en los mercados municipales, en ferias y casas de artesanías. No afecta el lugar donde se consigan, lo importante es utilizarlos.

No dejes de leer ⬇️


Municipios

Reciben más de 30 mil productores asistencia técnica por parte de la Secretaría de Impulso Agropecuario

Rafael de la Peña Bernal sostuvo que los apoyos al sector primario han sido mayores, “como nunca antes en la historia”

Local

Tras resultados en elecciones, será una prioridad reconstruir al PAN: delegado estatal

Hacer una limpia de “activos” después de los comicios del 2 de junio beneficiará al partido, asegura delegado estatal

Municipios

Seguridad, “talón de Aquiles” del municipio de Tlaxcala: en tres años van nueve directores

A tres meses de que concluya la administración, la Dirección de Seguridad Ciudadana y Movilidad registró un nuevo cambio

Local

[Actualización] Refrenda IPN compromiso con educación de Tlaxcala, asegura gobernadora durante develación de letras doradas en el Congreso local

El director general del Instituto destacó el apoyo del Estado para tener presencia en la entidad; develan letras doradas del Politécnico en el Congreso

Local

Realiza hospital de Tzompantepec el quinto trasplante renal de 2024

Mamá dona riñón a su hijo de 27 años mediante el Programa Hospitalario de Trasplante Renal, Donación de Órganos y Tejidos