/ martes 2 de abril de 2024

Duelen las llagas pero es mayor la fe, dice intérprete de Jesús en Viacrucis de Chiautempan

Dimas y Gestas también reflejan en su cuerpo los azotes que resistieron

A unos días de haber representado el Viacrucis de Jesús, el rostro de Ángel Vázquez de la O aún luce cansado y aunque a simple vista pareciera en buena condición física, su cuerpo refleja las huellas después del martirio.

Lee más:➡️Por su realismo cautiva viacrucis de Chiautempan

En entrevista para este Diario, Ángel comentó que su recuperación es favorable, las heridas de su cuerpo fueron limpiadas por su propia familia, la mayoría en la espalda y, al momento, no ha registrado ninguna infección.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Acompañado de quienes representaron los papeles de Dimas (Félix Bello) y Gestas (Miguel Rosas), los golpes que llevan bajo la ropa son evidentes, los moretones e inflamación en la piel con los días se van acentuando más; sin embargo, consideran que su fe los ayudó a aguantar los azotes.

LA CURACIÓN ES MÁS DOLOROSA

Durante el trayecto de un promedio de seis kilómetros que recorren como parte del Viacrucis de Chiautempan, Ángel, Miguel y Félix tratan de soportar lo más que pueden el dolor, pues para recibir los azotes no reciben ningún tipo de anestesia y los golpes no son mesurados.


Lee más:➡️Escenifica “Proyección Juvenil” pasajes bíblicos en minas de tiza de Panotla

Al concluir la actuación para ellos el dolor no termina, pues la curación hecha por sus familiares no es nada sencilla, primero reciben un baño ya sea con agua caliente o fría (según lo prefieran), después les lavan la espalda con agua oxigenada y gasas, para garantizar que no haya infección la limpieza es más profunda con un cepillo de dientes que es pasado por las heridas abiertas para retirar residuos de las fibras de los látigos o tierra y pequeñas piedras que pudieran impregnarse en la piel.

Posteriormente, les colocan algunas pomadas para acelerar la recuperación, disminuir el dolor y la inflación que se pudiera generar.

Los integrantes de Grupo Experimental Proyección Juvenil que son los que más dolor padecen en la representación, coinciden que, si el camino no es fácil la recuperación tampoco, pero su fe los lleva a aguantar eso y más.

Te recomendamos:➡️Sin definir, la procesión de las “Tres Caídas” en Chiautempan

Además de las heridas visibles, Ángel refiere que tiene dolor lumbar y de espalda por cargar la cruz de amplias magnitudes y un peso promedio de 140 a 150 kilos. En tanto, Miguel y Félix también registran dolor en los brazos, debido a que su papel implica que durante la mayor parte del trayecto carguen pesados troncos que van a de los 50 a los más de 60 kilogramos.

Pese a que cuentan con una preparación de meses, el dolor y las flagelaciones siempre serán dolorosas para los actores del municipio; no obstante, rechazan ser trasladados a una clínica o unidad hospitalaria si no es necesario.

LA FE, SU PRINCIPAL MOTIVACIÓN

No dejes de leer: ➡️Siete datos sobre el vía crucis que probablemente no conocías

Ángel Vázquez, el joven de 21 años de edad, muestra sentimientos encontrados al hablar de su experiencia, decidió descansar un par de días después de la representación, pero narró a El Sol de Tlaxcala que su fe le permitió llevar a término su papel. Cada año que va pasando es algo diferente, a pesar de que es la misma escenificación viví cosas diferentes a las del año pasado, sigue siendo un mar de sentimientos encontrados, muchos sentimientos a flor de piel, demasiado cansancio, dolor en la espalda, ardor en la piel, pero sigue siendo algo muy hermoso.

Para Miguel Rosas las cosas pasan por algo: durante todos los ensayos lo hizo para verdugo, pero antes de la escenificación sus compañeros le informaron que quien haría el papel de Gestas no podría asistir y le pidieron representarlo.

Entérate:➡️Todo listo para Semana Santa en Chiautempan

Aunque anteriormente ya lo habla representado no estaba seguro de hacerlo por el dolor que iba a vivir, pero decidió hacerlo y a pesar de las heridas y el dolor físico se siente satisfecho.

Félix Bello nos cuenta que esta experiencia para él fue reveladora, en un momento en el que recibió un latigazo bastante fuerte que lo tiró por el dolor encontró un guante de bebé, él recogió la prenda y la trajo consigo durante todo el trayecto, pues significó que su hermana fallecida lo acompañaba en el camino.

A unos días de haber representado el Viacrucis de Jesús, el rostro de Ángel Vázquez de la O aún luce cansado y aunque a simple vista pareciera en buena condición física, su cuerpo refleja las huellas después del martirio.

Lee más:➡️Por su realismo cautiva viacrucis de Chiautempan

En entrevista para este Diario, Ángel comentó que su recuperación es favorable, las heridas de su cuerpo fueron limpiadas por su propia familia, la mayoría en la espalda y, al momento, no ha registrado ninguna infección.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Acompañado de quienes representaron los papeles de Dimas (Félix Bello) y Gestas (Miguel Rosas), los golpes que llevan bajo la ropa son evidentes, los moretones e inflamación en la piel con los días se van acentuando más; sin embargo, consideran que su fe los ayudó a aguantar los azotes.

LA CURACIÓN ES MÁS DOLOROSA

Durante el trayecto de un promedio de seis kilómetros que recorren como parte del Viacrucis de Chiautempan, Ángel, Miguel y Félix tratan de soportar lo más que pueden el dolor, pues para recibir los azotes no reciben ningún tipo de anestesia y los golpes no son mesurados.


Lee más:➡️Escenifica “Proyección Juvenil” pasajes bíblicos en minas de tiza de Panotla

Al concluir la actuación para ellos el dolor no termina, pues la curación hecha por sus familiares no es nada sencilla, primero reciben un baño ya sea con agua caliente o fría (según lo prefieran), después les lavan la espalda con agua oxigenada y gasas, para garantizar que no haya infección la limpieza es más profunda con un cepillo de dientes que es pasado por las heridas abiertas para retirar residuos de las fibras de los látigos o tierra y pequeñas piedras que pudieran impregnarse en la piel.

Posteriormente, les colocan algunas pomadas para acelerar la recuperación, disminuir el dolor y la inflación que se pudiera generar.

Los integrantes de Grupo Experimental Proyección Juvenil que son los que más dolor padecen en la representación, coinciden que, si el camino no es fácil la recuperación tampoco, pero su fe los lleva a aguantar eso y más.

Te recomendamos:➡️Sin definir, la procesión de las “Tres Caídas” en Chiautempan

Además de las heridas visibles, Ángel refiere que tiene dolor lumbar y de espalda por cargar la cruz de amplias magnitudes y un peso promedio de 140 a 150 kilos. En tanto, Miguel y Félix también registran dolor en los brazos, debido a que su papel implica que durante la mayor parte del trayecto carguen pesados troncos que van a de los 50 a los más de 60 kilogramos.

Pese a que cuentan con una preparación de meses, el dolor y las flagelaciones siempre serán dolorosas para los actores del municipio; no obstante, rechazan ser trasladados a una clínica o unidad hospitalaria si no es necesario.

LA FE, SU PRINCIPAL MOTIVACIÓN

No dejes de leer: ➡️Siete datos sobre el vía crucis que probablemente no conocías

Ángel Vázquez, el joven de 21 años de edad, muestra sentimientos encontrados al hablar de su experiencia, decidió descansar un par de días después de la representación, pero narró a El Sol de Tlaxcala que su fe le permitió llevar a término su papel. Cada año que va pasando es algo diferente, a pesar de que es la misma escenificación viví cosas diferentes a las del año pasado, sigue siendo un mar de sentimientos encontrados, muchos sentimientos a flor de piel, demasiado cansancio, dolor en la espalda, ardor en la piel, pero sigue siendo algo muy hermoso.

Para Miguel Rosas las cosas pasan por algo: durante todos los ensayos lo hizo para verdugo, pero antes de la escenificación sus compañeros le informaron que quien haría el papel de Gestas no podría asistir y le pidieron representarlo.

Entérate:➡️Todo listo para Semana Santa en Chiautempan

Aunque anteriormente ya lo habla representado no estaba seguro de hacerlo por el dolor que iba a vivir, pero decidió hacerlo y a pesar de las heridas y el dolor físico se siente satisfecho.

Félix Bello nos cuenta que esta experiencia para él fue reveladora, en un momento en el que recibió un latigazo bastante fuerte que lo tiró por el dolor encontró un guante de bebé, él recogió la prenda y la trajo consigo durante todo el trayecto, pues significó que su hermana fallecida lo acompañaba en el camino.

Policiaca

[Actualización] Tras 12 días hospitalizado, muere segundo policía agredido en Zacatelco

Aunque evolucionó satisfactoriamente tras ser sometido a una cirugía, su cuerpo registró una deficiencia masiva

Local

En Tlaxcala frenaron el paso de mil 80 migrantes de enero a abril de 2024

El mayor operativo rescató a 726 personas en Cuaxomulco, además han localizado a indocumentados en al menos siete municipios

Local

Encontraron 11 infantes nuevo hogar con adopción a través del SEDIF

Privilegia SEDIF interés superior de la niñez en su sistema de adopción de menores

Deportes

Interrumpe granizo segunda jornada del nacional juvenil de tiro con arco

La jornada de este sábado fue interrumpida por la lluvia; competencias se reanudan hoy

Municipios

Observó OFS a extesorera capitalina en cuenta 2022, principalmente por gastos sin comprobar

Más de 13.3 millones de pesos fueron observados durante la administración financiera de Yolanda Cervantes Zamora