/ martes 7 de abril de 2020

Pega crisis a "quesadilleras" de Nopalucan, por Covid-19

Con las restricciones sanitarias, algunas han tenido que cerrar temporalmente sus negocios

La crisis económica que ha provocado la pandemia del Covid-19 (Coronavirus) afecta principalmente a los pequeños comerciantes, coincidieron mujeres de Nopalucan que se dedican a la elaboración y venta de quesadillas, así como a hombres de Xiloxochitla que venden tacos de canasta.

Ambos grupos de comerciantes son conscientes de que deben respetar las recomendaciones sanitarias que los gobiernos estatal y federal han hecho para evitar la propagación del virus, pero defienden que su trabajo implica tener que salir a las calles y si no venden “no tienen para comer”.

Decenas de mujeres que venden quesadillas se han visto afectadas por la emergencia sanitaria por Covid-19 /EVERARDO NAVA

Actualmente se enfrentan a las bajas ventas porque muchas empresas han descansado a sus empleados y porque las personas, en acato a las recomendaciones de las autoridades de aislarse, salen de sus casas para comprar lo básico... y la comida que se vende en la calle no es una prioridad.

Pero también porque sus horarios y días de trabajo han sido recortados y porque los precios algunos de los insumos que usan, como el frijol, el queso, la papa, el chicharrón y la flor de calabaza, han aumentado sin motivo aparente.

RECORTAN DÍAS PARA VENDER QUESADILLAS

Ese es un panorama que viven mujeres de Santa Ana Nopalucan, quienes desde 1952 se dedican a la elaboración y venta de quesadillas en distintos mercados y delegaciones de la Ciudad de México (CDMX).

Con la venta de ese tradicional platillo mexicano, unas 500 familias generan ingresos que les permiten salir adelante; de hecho se ha convertido en un negocio muy rentable que la mayoría conjuga con sus profesiones.

Verónica Calderón mostró preocupación al no viajar a la CDMX a vender sus quesadillas /EVERARDO NAVA

Desde hace 17 años, Verónica Calderón Nava se dedica a la venta de quesadillas en la CDMX. Normalmente lo hace los lunes, miércoles y sábado, pero la semana pasada le informaron que –por tiempo indefinido- ya solo podrá ofrecer su platillo un día a la semana.

Eso significa una baja en sus ventas de hasta el 80 % y, aunque no hay ganancias, Calderón Nava señala que acuden a vender para no perder su lugar en el tianguis, que le costó muchos años conseguir.

“Es muy poca la venta, la gente ya no sale y además ya no nos permiten que (los clientes) consuman en el establecimiento, ya solo es para llevar y si no hacemos caso a esas recomendaciones nos van a multar”, comparte.

“NO HAY GANANCIAS”

La señora Alejandra Méndez decidió poner una pausa a sus ventas.

Por más de tres décadas ha acudido a vender quesadillas en el tianguis de San Martín Texmelucan, Puebla, pero esta ocasión además de no tener ganancias, podría arriesgarse a tener pérdidas.

Los insumos que usa para elaborar sus productos no pueden guardarse, perecen casi el mismo día y no vender nada significa una gran pérdida, por eso pensó que lo mejor es ya no acudir.

Con ello, una joven que le ayuda a vender se quedó sin trabajo.

“No sé cómo vamos a sobrevivir porque de ahí comemos, ese es nuestro ramo”, comenta.

ALGUNOS VENDEN CON CUIDADOS SANITARIOS

Algunas personas todavía acuden a vender; no tienen ganancias, pero tampoco pérdidas, es decir, sale lo de la inversión de su materia prima y para pagar, aunque menos, a sus trabajadoras.

Ese es el caso de la señora Janet Pérez Pérez quien, junto con su marido, desde hace 16 años vende (miércoles y domingo) en un tianguis de Los Reyes La Paz, Estado de México.

Hasta el momento ha podido sortear las complicaciones económicas que ha acarreado el Coronavirus.

En uno de los tianguis donde labora ya le pidieron no acudir; en el otro todavía vende pero está obligada a atender prevenciones de cuidado como dar gel antibacterial a los clientes, usar cubrebocas y guantes.

Ahí, su horario ha sido recortado, por lo que sus ventas han bajado y una de las decisiones que ha tomado es vender menos quesadillas, eso también afecta a sus proveedores a quienes les compra menos.

En entrevista, la señora Janet cuenta que antes de la emergencia sanitaria vendía hasta 500 quesadillas al día y. ahora, desde que fueron implementadas las medidas por el Coronavirus, vende unas 200.

Al momento no ha tenido que despedir a sus dos trabajadoras y dijo que mientras pueda seguirá así, pero si se pone más difícil (la situación) tendrá que descansar a una de ellas.

  • 18 pesos en promedio es lo que cuesta una quesadilla.
  • 25 camionetas trasladan a las personas a la CDMX.
  • 200 pesos les cobran por el viaje que hacen habitantes de esa comunidad.

LOS RELLENOS

Tinga, chicharrón, chicharrón en salsa, quintoniles, flor de calabaza, champiñones y huitlacoche (todas con queso) son los rellenos de las quesadillas.

A las 02:00 horas empieza su jornada laboral, pues tiene que moler el maíz para convertirla en masa, embolsar los ingredientes y preparar las salsas

Esperemos que las autoridades le echen ganas para regresar a la normalidad

Janet Pérez

Continúa leyendo:

La crisis económica que ha provocado la pandemia del Covid-19 (Coronavirus) afecta principalmente a los pequeños comerciantes, coincidieron mujeres de Nopalucan que se dedican a la elaboración y venta de quesadillas, así como a hombres de Xiloxochitla que venden tacos de canasta.

Ambos grupos de comerciantes son conscientes de que deben respetar las recomendaciones sanitarias que los gobiernos estatal y federal han hecho para evitar la propagación del virus, pero defienden que su trabajo implica tener que salir a las calles y si no venden “no tienen para comer”.

Decenas de mujeres que venden quesadillas se han visto afectadas por la emergencia sanitaria por Covid-19 /EVERARDO NAVA

Actualmente se enfrentan a las bajas ventas porque muchas empresas han descansado a sus empleados y porque las personas, en acato a las recomendaciones de las autoridades de aislarse, salen de sus casas para comprar lo básico... y la comida que se vende en la calle no es una prioridad.

Pero también porque sus horarios y días de trabajo han sido recortados y porque los precios algunos de los insumos que usan, como el frijol, el queso, la papa, el chicharrón y la flor de calabaza, han aumentado sin motivo aparente.

RECORTAN DÍAS PARA VENDER QUESADILLAS

Ese es un panorama que viven mujeres de Santa Ana Nopalucan, quienes desde 1952 se dedican a la elaboración y venta de quesadillas en distintos mercados y delegaciones de la Ciudad de México (CDMX).

Con la venta de ese tradicional platillo mexicano, unas 500 familias generan ingresos que les permiten salir adelante; de hecho se ha convertido en un negocio muy rentable que la mayoría conjuga con sus profesiones.

Verónica Calderón mostró preocupación al no viajar a la CDMX a vender sus quesadillas /EVERARDO NAVA

Desde hace 17 años, Verónica Calderón Nava se dedica a la venta de quesadillas en la CDMX. Normalmente lo hace los lunes, miércoles y sábado, pero la semana pasada le informaron que –por tiempo indefinido- ya solo podrá ofrecer su platillo un día a la semana.

Eso significa una baja en sus ventas de hasta el 80 % y, aunque no hay ganancias, Calderón Nava señala que acuden a vender para no perder su lugar en el tianguis, que le costó muchos años conseguir.

“Es muy poca la venta, la gente ya no sale y además ya no nos permiten que (los clientes) consuman en el establecimiento, ya solo es para llevar y si no hacemos caso a esas recomendaciones nos van a multar”, comparte.

“NO HAY GANANCIAS”

La señora Alejandra Méndez decidió poner una pausa a sus ventas.

Por más de tres décadas ha acudido a vender quesadillas en el tianguis de San Martín Texmelucan, Puebla, pero esta ocasión además de no tener ganancias, podría arriesgarse a tener pérdidas.

Los insumos que usa para elaborar sus productos no pueden guardarse, perecen casi el mismo día y no vender nada significa una gran pérdida, por eso pensó que lo mejor es ya no acudir.

Con ello, una joven que le ayuda a vender se quedó sin trabajo.

“No sé cómo vamos a sobrevivir porque de ahí comemos, ese es nuestro ramo”, comenta.

ALGUNOS VENDEN CON CUIDADOS SANITARIOS

Algunas personas todavía acuden a vender; no tienen ganancias, pero tampoco pérdidas, es decir, sale lo de la inversión de su materia prima y para pagar, aunque menos, a sus trabajadoras.

Ese es el caso de la señora Janet Pérez Pérez quien, junto con su marido, desde hace 16 años vende (miércoles y domingo) en un tianguis de Los Reyes La Paz, Estado de México.

Hasta el momento ha podido sortear las complicaciones económicas que ha acarreado el Coronavirus.

En uno de los tianguis donde labora ya le pidieron no acudir; en el otro todavía vende pero está obligada a atender prevenciones de cuidado como dar gel antibacterial a los clientes, usar cubrebocas y guantes.

Ahí, su horario ha sido recortado, por lo que sus ventas han bajado y una de las decisiones que ha tomado es vender menos quesadillas, eso también afecta a sus proveedores a quienes les compra menos.

En entrevista, la señora Janet cuenta que antes de la emergencia sanitaria vendía hasta 500 quesadillas al día y. ahora, desde que fueron implementadas las medidas por el Coronavirus, vende unas 200.

Al momento no ha tenido que despedir a sus dos trabajadoras y dijo que mientras pueda seguirá así, pero si se pone más difícil (la situación) tendrá que descansar a una de ellas.

  • 18 pesos en promedio es lo que cuesta una quesadilla.
  • 25 camionetas trasladan a las personas a la CDMX.
  • 200 pesos les cobran por el viaje que hacen habitantes de esa comunidad.

LOS RELLENOS

Tinga, chicharrón, chicharrón en salsa, quintoniles, flor de calabaza, champiñones y huitlacoche (todas con queso) son los rellenos de las quesadillas.

A las 02:00 horas empieza su jornada laboral, pues tiene que moler el maíz para convertirla en masa, embolsar los ingredientes y preparar las salsas

Esperemos que las autoridades le echen ganas para regresar a la normalidad

Janet Pérez

Continúa leyendo:

Policiaca

Capturan a elemento de la Policía Estatal por robo y secuestro exprés

A bordo de una patrulla se apoderó de un tráiler con mercancía; fue enviado a un penal federal ubicado en Veracruz

Local

Vigila CEPC presas del estado; descarta riesgos a la población

La dependencia trabaja de manera coordinada con la Conagua y los municipios para monitorear los cuerpos de agua

Local

Da Lorena Cuéllar banderazo de salida a Unidades de Pruebas Covid-19 gratis

Serán 10 módulos fijos y unidades móviles que realizarán pruebas PCR e hisopado

Gossip

Johnny Depp recibe Premio Donostia en medio de polémica

El actor agradeció su apoyo al Festival de San Sebastián y ofreció una disculpa por los problemas que pudo haber causado

Gossip

Mentiras esta de vuelta en sus tres versiones: musical, concierto y teatro

 El escritor José Manuel López Velarde, y los productores Alejandro Gou y Oscar Carnicero fundan Mentiras Group 

Cultura

Pandemia reduce participación de niños en los semilleros creativos

Circunstancias familiares llevó al cierre de 60 centros en diferentes estados

Cultura

Subastarán autorretrato de Frida Kahlo

Autorretrato se venderá en un estimado de más de 30 millones de dólares en una subasta en Nueva York, dijo Sotheby's

Literatura

A Fuego Lento, la nueva novela de Paula Hawkins, autora de La Chica del Tren

A la gente le gustan las vidas comunes con giros oscuros, dice en la presentación de su nuevo libro, A fuego lento

Cultura

Mario Vargas Llosa critica "ataques" de AMLO a la prensa

El narrador peruano ha criticado en diversas ocasiones el mandato de López Obrador calificándolo de populista