/ miércoles 20 de septiembre de 2023

¿Apizateca o apizaquense? Historiador responde cuál es el gentilicio adecuado de Apizaco

De acuerdo con el historiador Antonio Arellano, “apizateca” es la forma adecuada de llamar a las personas oriundas de Apizaco, debido al topónimo náhuatl de la ciudad

Si bien hemos llamado tradicionalmente ‘apizaquenses’ a las personas oriundas de Apizaco, el Diccionario histórico, geográfico, estadístico y biográfico publicado en 1982 por Ángel Villaverde, demuestra que hemos cometido un error, pues etimológica y razonablemente a este municipio le corresponde el gentilicio ‘apizateca’.

Entérate:➡️¿Sabías que en Huamantla hay una Escuela de Salterios?

Para abundar en el tema, el historiador Antonio de Jesús Arellano Ordóñez propone identificar el origen de ambos términos y asimilar que cada uno responde a diferentes épocas y necesidades.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

APIZAQUENSE

El experto explica que el término ‘apizaquense’ nos habla de un proceso histórico de la ciudad: Apizaco fue una ciudad más de migrantes que de nativos porque los ingleses fueron los primeros trabajadores del ferrocarril y, por lo tanto, los que se quedaron a poblar el municipio.


Sigue leyendo:➡️¿Cuál es tu favorito? Estos fueron los antojitos más solicitados en la verbena popular de la capital tlaxcalteca

Ante la necesidad de darle identidad a sus familias, esos primeros vecinos de la naciente ciudad adoptaron la estructura lingüística occidental para nombrar a las personas pertenecientes del lugar.

En español, la forma más común de asentar un gentilicio es utilizar la raíz etimológica del lugar más una variedad de sufijos como -a, -eño, -ense, -ol o -esco. Por ejemplo, es ‘español’ la persona que nació en España y ‘londinense’ aquel perteneciente a la ciudad de Londres. De esta forma, los europeos radicados en Apizaco se comenzaron a autonombrar ‘apizaquenses’, término empleado hasta la actualidad de manera convencional.


APIZATECA

Te puede interesar:➡️¿Conoces el mole rosa? El exquisito platillo ha sido adoptado en Huamantla

¿Por qué se pretende aplicar una regla del idioma castellano a una palabra náhuatl? Se preguntó Villaverde al escribir su Diccionario.

El topónimo de Apizaco se le impuso a la estación del tren que dio origen a la actual ciudad rielera; sin embargo, ese nombre perteneció originalmente a la actual comunidad de San Luis Apizaquito, por donde pasa un río muy angosto que lo caracteriza.

El término náhuatl ‘Apizaco’ se integra con la raíz «atl», que quiere decir “agua”, «ptzacalli», cuyo significado es delgado, y la final locativa «co».

Ahora, para formar un gentilicio en el idioma náhuatl, debe considerarse la raíz etimológica del topónimo y agregar el sufijo -teca, que es «el habitante de», por lo tanto, lo correcto es decir: apizateca como «el habitante de Apizaco».


Más detalles:➡️¿Cuál es tu favorita? Estas son las frutas de temporada recomendadas por Profeco

A propósito del tema, cabe recordar que en los gentilicios de otros pueblos nahuas como los ‘huejotzincas’, oriundos de Huexotzinco; los ‘cholultecas’, pertenecientes a Cholula; o los mismos tlaxcaltecas, originarios de Tlaxcala, sí fue aplicada correctamente esta regla.

¿Debemos empezar a cambiar el término?

De acuerdo con Arellano Ordóñez, no está mal haber utilizado ‘apizaquense’ por tantos años, en virtud de la enseñanza recibida, pero este descuido de la lengua sí debería comenzar a enmendarse poco a poco.

No dejes de leer:➡️¿Alguien recuerda cuando el río Zahuapan iba ‘claro y manso’?

La inquietud por el conocimiento y el perfeccionamiento de nuestra lengua y nuestra historia es algo a lo que debemos aspirar. En lo personal y profesional, seguiré compartiendo que el gentilicio correcto de nuestro municipio es ‘apizateca’, de manera integrativa, concluyó.

Si bien hemos llamado tradicionalmente ‘apizaquenses’ a las personas oriundas de Apizaco, el Diccionario histórico, geográfico, estadístico y biográfico publicado en 1982 por Ángel Villaverde, demuestra que hemos cometido un error, pues etimológica y razonablemente a este municipio le corresponde el gentilicio ‘apizateca’.

Entérate:➡️¿Sabías que en Huamantla hay una Escuela de Salterios?

Para abundar en el tema, el historiador Antonio de Jesús Arellano Ordóñez propone identificar el origen de ambos términos y asimilar que cada uno responde a diferentes épocas y necesidades.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

APIZAQUENSE

El experto explica que el término ‘apizaquense’ nos habla de un proceso histórico de la ciudad: Apizaco fue una ciudad más de migrantes que de nativos porque los ingleses fueron los primeros trabajadores del ferrocarril y, por lo tanto, los que se quedaron a poblar el municipio.


Sigue leyendo:➡️¿Cuál es tu favorito? Estos fueron los antojitos más solicitados en la verbena popular de la capital tlaxcalteca

Ante la necesidad de darle identidad a sus familias, esos primeros vecinos de la naciente ciudad adoptaron la estructura lingüística occidental para nombrar a las personas pertenecientes del lugar.

En español, la forma más común de asentar un gentilicio es utilizar la raíz etimológica del lugar más una variedad de sufijos como -a, -eño, -ense, -ol o -esco. Por ejemplo, es ‘español’ la persona que nació en España y ‘londinense’ aquel perteneciente a la ciudad de Londres. De esta forma, los europeos radicados en Apizaco se comenzaron a autonombrar ‘apizaquenses’, término empleado hasta la actualidad de manera convencional.


APIZATECA

Te puede interesar:➡️¿Conoces el mole rosa? El exquisito platillo ha sido adoptado en Huamantla

¿Por qué se pretende aplicar una regla del idioma castellano a una palabra náhuatl? Se preguntó Villaverde al escribir su Diccionario.

El topónimo de Apizaco se le impuso a la estación del tren que dio origen a la actual ciudad rielera; sin embargo, ese nombre perteneció originalmente a la actual comunidad de San Luis Apizaquito, por donde pasa un río muy angosto que lo caracteriza.

El término náhuatl ‘Apizaco’ se integra con la raíz «atl», que quiere decir “agua”, «ptzacalli», cuyo significado es delgado, y la final locativa «co».

Ahora, para formar un gentilicio en el idioma náhuatl, debe considerarse la raíz etimológica del topónimo y agregar el sufijo -teca, que es «el habitante de», por lo tanto, lo correcto es decir: apizateca como «el habitante de Apizaco».


Más detalles:➡️¿Cuál es tu favorita? Estas son las frutas de temporada recomendadas por Profeco

A propósito del tema, cabe recordar que en los gentilicios de otros pueblos nahuas como los ‘huejotzincas’, oriundos de Huexotzinco; los ‘cholultecas’, pertenecientes a Cholula; o los mismos tlaxcaltecas, originarios de Tlaxcala, sí fue aplicada correctamente esta regla.

¿Debemos empezar a cambiar el término?

De acuerdo con Arellano Ordóñez, no está mal haber utilizado ‘apizaquense’ por tantos años, en virtud de la enseñanza recibida, pero este descuido de la lengua sí debería comenzar a enmendarse poco a poco.

No dejes de leer:➡️¿Alguien recuerda cuando el río Zahuapan iba ‘claro y manso’?

La inquietud por el conocimiento y el perfeccionamiento de nuestra lengua y nuestra historia es algo a lo que debemos aspirar. En lo personal y profesional, seguiré compartiendo que el gentilicio correcto de nuestro municipio es ‘apizateca’, de manera integrativa, concluyó.

Municipios

Tendrá comedor el EMSAD de Ignacio Zaragoza

Los alumnos expresaron la necesidad de un comedor escolar en su institución

Local

Frenarán por veda electoral los programas sociales, adelanta delegado del Bienestar

En los siguientes meses la Delegación del Bienestar solo brindará información a la ciudadanía que lo requiera, aseguró Carlos Luna

Círculos

¿Sabías que la actriz Verónica Jaspeado representó a Tlaxcala en Miss Universo?

"Lo que la vida me robó", "Mis XV", "40 y 20" y "Mujeres asesinas" forman parte de la trayectoria de la poblana

Local

[Actualización] Programa Sembrando Vida dignifica al campo tlaxcalteca, revelan en Foro de Resultados

La estrategia tiene cinco años en la entidad, beneficia a más de cuatro mil sembradores de 24 municipios y reforestaron 11 mil hectáreas